Algun@s recordaréis que hace dos años comenté que iba a empezar a hacerme la depilación láser. Comparto hoy mi mi experiencia y opinión tras varias sesiones en diferentes zonas.

Como siempre hago, me gusta probar las cosas a fondo para poder emitir un juicio en condiciones. Dos años puede parecer mucho, pero teniendo en cuenta que me hago una sesión cada 3 meses, en realidad no han sido tantas sesiones.

Os cuento:

 

Por qué me decidí por la depilación láser 

Mi historia personal con la depilación

Empezando casi por la conclusión de este artículo, debo decir que no puedo estar más contenta de mi decisión y si puedo tener alguna queja es la rabia que me da no haberme decidido a empezar antes.

A mi el tema de los pelos me ha obsesionado siempre, desde muy pequeña. Recuerdo que empecé a depilarme a escondidas, sin decírselo a mis padres, porque ellos pensaban que era pronto para empezar. No sé qué edad tendría, quizá 13 años, cuando empecé tímidamente por las cejas y luego seguí por el resto del cuerpo. La cuestión es que recuerdo muy bien esa sensación de no gustarme nada el vello corporal y querer quitármelos a toda costa.

Creo que ni estando enferma he descuidado el tema de la depilación. Supongo que cada uno tenemos nuestras manías. Para mi el tema de la depilación ha sido siempre importante, no me ha gustado nunca ir con pelos y a lo loco. Así que os podéis imaginar la de tiempo y dinero que he invertido en todos estos años. Sobre todo tiempo, porque para estar perfecta hay que estar encima prácticamente a diario.

Hay por ahí una leyenda urbana, o la había en la época en la que yo empecé a depilarme, que decía que las rubias no tenemos vello. Quizá se refieran a las suecas, porque las poquísimas rubias naturales a las que yo he conocido en mi vida, hemos sido todas bastante velludas. Obviamente no tenemos un vello fuerte, ni súper oscuro, es un tipo de pelo diferente al de una chica morena. Pero está ahí, puede ser abundante como el de una chica de pelo oscuro, y desde luego se ve igualmente. En mi época se llevaban mucho lo de la decoloración… ¿En serio alguien pensaba que la pelusa rubia no se veía? Pocas cosas me han gustado menos de mi cuerpo que mis brazos con el vello decolorado. Un horror.

 

Depilarse con cuchilla

Así que ante la necesidad de verme sin un pelo yo terminé optando por la cuchilla como sistema habitual de depilación. Con la cera o la maquinilla eléctrica siempre tenía pelos que no podía depilar porque estaban cortos o porque salían de manera irregular. Además eran métodos dolorosos, que me quitaban mucho tiempo, y con los que nunca tenía la piel suave. La cuchilla era un método rápido, sin dolor, barato, y que me dejaba la piel muy bien. Ahora bien, era un método que te obliga a repasar constantemente, varias veces por semana.

Cuando tuve a Mayor aparqué todos los demás métodos que no fueran la cuchilla. Perder el tiempo todas las semanas con la depiladora eléctrica para encima no estar nunca bien, no me compensaba. Pero la cuchilla, como os digo, por rápida que fuera, me obligaba a estar todo el rato pendiente de pasarla en la ducha, haciéndome perder unos minutos diarios que, francamente, tampoco me sobraban.

 

La depilación láser como regalo de cumpleaños

Así fue como, ya con dos hijos, llegó mi cumpleaños de 2015 y entre mi madre y yo se nos ocurrió que qué mejor regalo que unas sesiones de depilación láser.

Lo cierto es que las sesiones de láser han ido bajando mucho de precio con el paso de los años. Ha dejado de ser un servicio súper caro, sólo al alcance de unos pocos. Me pareció (y me sigue pareciendo) un gran regalo.

Como siempre he sido escéptica, y tampoco quería gastar mucho, en aquel momento optamos por un bono pequeño, para las zonas más clásicas: axilas e inglés. Ya después, al ver el éxito en estas zonas, decidí comprar un bono para el resto del cuerpo.

 

Mi evolución con la depilación láser

Con mi bono recién comprado, me hice mi primera sesión de axilas y láser en agosto de 2015.

Decir que mis impresiones fueron fantásticas se queda muy corto.

La primera sesión de láser fue espectacular por dos razones:

  • La primera, que no me dolió nada. Yo estaba bastante aterrorizada, porque había leído testimonios en Internet realmente espeluznantes, pero debo decir que yo de la primera sesión no me enteré.
  • La segunda, y más importante, es que se me cayó muchísimo pelo de las inglés. Cuando digo muchísimo, es muchísimo.

Tan tan taaaaaaaan bien me fue la primera sesión, que cuando tuve que volver a por la segunda (a los 3 meses), cogí un bono para el resto del cuerpo. Así que he estado estos dos años haciéndome sesiones trimestrales de prácticamente todas las zonas que os podáis imaginar.

Ahora mismo, haciendo una media global de todas las zonas, calculo que tendré tan solo un 25% del vello corporal que tenía antes de empezar.

 

Cómo, cuándo y cuánto pelo se cae tras cada sesión

Cuando vas a la sesión de láser, vas depilada con cuchilla de tu casa.

Te haces la sesión y paulatinamente esos pelos vuelven a salir. Eso sí, tardan mucho más en salir. Si normalmente con cuchilla a los 3 días ya los tendrías ostensiblemente fuera, tras una sesión de láser a mi me tardan en asomar 7-10 días como mínimo.

Algunos ya no los vuelves a ver porque al poco de asomar se caen. Otros seguirán creciendo… y cuando ya tengan un largo más que evidente, se caerán.

Es realmente alucinante como de una zona que podemos alcanzar tan fácilmente como las inglés podías pasar la mano y se iban cayendo los pelitos. Realmente alucinas cuando coges un pelo, que parece bien agarrado, y largo porque ya puedes cogerlo con pinzas, y sin hacer el más mínimo esfuerzo o tirón, sale solo.

La piel se queda como si nunca jamás hubieras tenido un pelo. Como un bebé. Adiós poros, adiós piel rugosa, adiós foliculitis.

En mi caso, el punto álgido de la caída de vello es en torno a las 4-6 semanas tras la sesión. Es decir, hay que tener paciencia. Tu ves que el pelo nace y va creciendo pero no te tienes que poner nerviosa. A las pocas semanas se caerá todo el que se tenga que caer. Y los que no, pues para la siguiente sesión se debilitarán aún más.

Ya os digo que los resultados en las inglés fueron tan alucinantes que no dudé en contratar un bono para el resto del cuerpo.

 

Resultados de la depilación láser por zonas

En mi caso, y me imagino que en el de la mayoría, no todas las zonas han tenido el mismo éxito.

Dicen que la mejor combinación para que la depilación láser sea efectiva es el de la piel muy blanca y el pelo muy oscuro. Supongo que por eso me funcionó tan bien en las inglés, ya que es la zona donde reunía mejor estas características. De hecho, en las zonas donde peor me está yendo es en los brazos y en los muslos, donde tengo el vello castaño claro, con muchos pelitos rubios.

Tras seis sesiones de depilación láser en todas las zonas:

  • Los resultados en las inglés son espectaculares. Desde la primera sesión casi no me he tenido que volver a depilar porque se cayó casi todo el vello y nunca más volvió a nacer. ¿Os imagináis un verano entero sin depilar esa zona?
  • Las axilas me han costado algo más pero ahora mismo me queda en torno un 20% del vello que tenía y os aseguro que tenía bastante cantidad y además muy duro. Es todo un triunfo verme como me veo ahora. Tengo que seguir pero veo que estoy cerca de conseguir la eliminación total.
  • En las piernas se me ha caído mucho pero todavía tengo que seguir. Me nace mucho más lento, tengo zonas ya sin ningún pelo y totalmente lisas, sin poros, pero me tengo que seguir pasando la cuchilla en verano una vez cada 7-10 días para estar perfecta. En general tengo el vello mucho más suave y la piel tiene un aspecto increíble. Las piernas me daban mucha guerra antes, las tenía con los poros muy feos, no conseguía tenerlas suaves… Ahora da gusto ver cómo están, visiblemente más lisas y con el tono más uniforme, sin poros dilatados ni vellos metidos hacia dentro. Aunque tengo que seguir, estoy muy contenta con los resultados.
  • Las zonas que peor se me han dado son los brazos y los muslos. Por lo que os decía antes, aunque tengo la piel muy blanca en todo el cuerpo, esas dos zonas el vello es bastante claro. Aún así, en los brazos he perdido mucha densidad y estoy contentísima porque ahora, aunque no me pase la cuchilla, el resultado es súper natural y apenas se me ven pelos. Yo tenía muchísimo complejo de vello en los brazos y ya no lo tengo, con eso os lo digo todo.

 

¿Los resultados de la depilación láser son definitivos o no?

No puedo opinar aún sobre si son definitivos o no, porque cada 3 meses me hago una sesión. Es ahora en que he terminado los bonos en que tendré que decidir si sigo o no.

Lo que sí os puedo decir es que en las inglés el vello que se me cayó en la primera sesión, que fue muchísimo, no ha vuelto a salir. Lo mismo en las piernas o en las axilas, donde tengo muchas zonas como el culito de un bebé.

Es cierto que normalmente en esos tres meses notas que se cae muchos pelitos pero cuando estás cerca de tener que volver, algunos vuelven a nacer.

Dicen que una vez que obtienes los resultados que deseas, debes hacerte una sesión de repaso al menos una vez al año. No he llegado a esa fase así que no puedo opinar.

Si yo ahora mismo tuviera que firmar quedarme como estoy, lo firmaba sin dudarlo. Prácticamente me he olvidado de la depilación, no es algo que ahora ya me preocupe ni que me robe tiempo, la piel la tengo mejor que nunca y me he quitado muchos complejos.

Que voy a seguir porque quiero llegar al 100% de eliminación, sin duda, pero si me quedara así también me quedaría contenta.

 

Algunas preguntas frecuentes sobre la depilación láser

¿Cuanto cuesta?

Hoy en día hay muchísimas ofertas e infinidad de sitios que ofrecen depilación láser.

Yo no me compliqué mucho la vida, quería un centro que estuviera cercano a mi domicilio para que fuera fácil dejarle a alguien a los niños durante ese rato.

Así que elegí una franquicia, de la que por cierto hay malas opiniones en Internet. En mi caso me ha ido genial y no tengo nada malo que decir.

Normalmente hay muchas ofertas de bonos. Mi consejo es esperar a que salga una oferta que te encaje. Normalmente en invierno hay mejores ofertas que en verano, eso lo he comprado en estos dos años yendo cada tres meses.

Si coges una buena oferta, puedes conseguir sesiones por menos de 20 euros por zona.

 

¿Cómo te depilas entre sesiones?

Con cuchilla. No puedes utilizar métodos que arranquen el vello de raíz.

 

¿Qué tipo de láser es el mejor?

Se que hay láser diodo, alejandrita, soprano… Normalmente me hago un máster antes de decirme por cualquier cosa, pero en este caso no fue así. Ahora mismo no sabría decir cuál es el mejor láser de depilación, pero sospecho que dependerá muchísimo de las características de cada persona.

En Internet hay muchísima información basada sobre depilación láser en experiencias personales, que a mi realmente no me sirvió para decidirme ya que mi tipo de piel y vello no es el más común en España. Además, yo necesitaba que el centro estuviera cercano a mi domicilio.

 

¿Qué pasa con los lunares?

Yo tengo muchísimos. Me los tapan con un lápiz blanco y procuran no pasar por encima.

Algunos se ponen más oscuros tras la sesión pero luego vuelven a la normalidad.

Antes de hacerme el láser consulté con mi dermatóloga. Me dijo que no les suele gustar mucho porque a veces cambian de color de manera temporal pero que el láser no es malo para la piel.

 

¿Y si estoy dando el pecho?

Depilación láser y lactancia materna sí son compatibles.

 

¿La depilación láser duele?

Duele. Y duele bastante.

Es cierto que la primera sesión no me dolió nada, ni me enteré. Os podéis imaginar lo contenta que estaba: muchísimo vello fuera en una sola sesión y además sin ningún dolor.

Pero las siguientes sesiones de depilación láser sí que han sido dolorosas. Llevaderas, porque al final es un rato que pasa rápido, pero un rato no muy bueno.

Cuando van subiendo la potencia, el pinchazo-quemazón que se produce con cada disparo va en aumento. Donde más duele, como es lógico, es donde hay pelo. Por eso, al menos en mi caso, la segunda y tercera sesión han sido las más dolorosas. A partir de ahí, como en muchas zonas ya no tengo vello, se nota mucho que ahí no duele.

Yo no he usado la crema anestésica de la que se habla mucho en Internet. Creo que tengo una buena resistencia al dolor y me parecía más complicación que otra cosa. En cualquier caso, si veis que os duele mucho mucho, preguntadlo.

 

Depilación láser y el sol

Ahora mismo existen ya algunos tipos de láser que permiten depilar pieles bronceadas. Pero hasta donde yo sé, lo ideal para que el pelo se caiga es tener la piel muy blanca y el pelo muy oscuro.

En el centro donde yo voy te indican que es imprescindible no haber tomado el sol desde una semana antes de la sesión. Y tampoco tomarlo hasta una semana después.

 

Depiladoras láser en casa

Es una opción tentadora que estuvimos barajando mi madre y yo.

El problema es que la mayoría de las depiladoras caseras no son de láser sino de luz pulsada. Yo tenía echado el ojo a la Tría, que sí es láser. Pero el cabezal me parecía diminuto para hacer grandes zonas.

Os enseño las depiladoras de luz pulsada que tuvimos seleccionadas:

Finalmente decidí ir a un centro de depilación láser por una cuestión de tiempo. Pensé que en casa con los niños no iba a sacar tiempo para ser constante. Además de que con cabezales pequeños iba a tardar demasiado. Y que siempre es mejor contar con un equipo de profesionales que utilice aparatos de más potencia. Fueron varias las razones, como veis.

Pero no me parecen mala opción en absoluto y no descarto para nada algún día comprarme una para hacerme el mantenimiento anual. O para probar qué tal va en la cara.

 

Si estabais buscando opiniones sobre la depilación láser, espero que mi experiencia y opinión os hayan servido. Si os lo estabais pensando, yo sin duda alguna os animo. Si os preocupa el vello y buscáis un método de depilación definitiva, yo os lo recomiendo muchísimo. Os aseguro que, aunque parezca una tontería, es la clase de cosa que os aseguro que me ha mejorado la calidad de vida.