Google+

¿Cuándo puedo hacerme un test de embarazo?

Test de embarazo positivo

Sin lugar a dudas, la consulta que recibo más a menudo sobre fertilidad es ¿cuándo puedo hacerme un test de embarazo? Y es que cuántas vueltas podemos llegar a dar cuando estamos esperando encontrarnos con esas dos rayitas rosas…

Normalmente no puedo contestar en una sola línea esas consultas porque depende mucho del seguimiento que haya hecho esa mujer de su ciclo. Así que a menudo escribo unos mails larguísimos en los que explico las diferentes posibilidades, a veces casi empezando desde el comienzo, es decir, explicando cómo funciona el ciclo menstrual, ya que los falsos mitos sobre el mismo nos llevan muy a menudo a ver posibilidades de embarazo donde no las hay (o al contrario). Creo que dedicaré un post sobre ese tema más adelante.

Os cuento cuándo considero que un test de embarazo puede ser fiable:

- Si estás realizando el método sintotérmico estás de suerte. Si lo estás haciendo bien y tienes una  gráfica medianamente clara, tendrás bastante claro cuándo habrás ovulado. Esto es crucial porque detectar la ovulación te permite “empezar a contar” en firme, es decir, te permite conocer tu fase lútea, aquella que va desde la ovulación hasta que te viene la regla (o, en este caso, hasta que tenemos la certeza de que la regla no va a venir porque hay embarazo).

Un test de embarazo de alta sensibilidad podría dar positivo a partir del décimo día de tu fase lútea, o lo que es lo mismo, diez días después desde la ovulación. Este fue mi caso en mi segundo embarazo y sois muchas las mamás que después me habéis escrito para confirmármelo.

Tenéis que tener en cuenta que los test de embarazo que se venden tanto en las farmacias como en Internet normalmente son de sensibilidad 25 mUI/mL, una sensibilidad “media”. En muchos centros médicos (por ejemplo, en mi centro de salud) la sensibilidad que usan es de 50 mUI/mL. Normalmente, un test de embarazo de sensibilidad 25 podría dar positivo el primer día de la falta de la menstruación, mientras que uno de sensibilidad 50 podría tardar varios días, incluso más de una semana.

Cuando hablo de test de embarazo de alta sensibilidad me estoy refiriendo a aquellos que detectan la hormona gonadotropina coriónica (hCG), la hormona del embarazo, desde 10 mUI/mL. Yo estos test los compraba a través de Internet, por ejemplo en Amazon.

Si os hacéis un examen en sangre también podría detectarse el embarazo en una fase muy muy temprana ya que estas pruebas detectan niveles de la hormona tan pequeños como 1 mIU/mL. No sé si te puedes hacer un examen en sangre “por libre”, que yo sepa te lo tiene que prescribir un médico pero no sé si en el ámbito privado habrá laboratorios que realicen esta prueba a quien lo solicite (si es así y alguien lo ha hecho, contádmelo por favor y así aprendemos todas).

- Si no estás realizando el sintotérmico pero sí estás haciéndote test de ovulación, probablemente hayas podido calcular bastante bien el momento de la ovulación.

En este post tienes una guía completa sobre cómo usar los test de ovulación. Recordemos que el positivo implica que ambas rayitas tengan la misma intensidad y que el positivo indica que vas a ovular en una ventana aproximada de 24-48 horas.

Una vez detectada la ovulación, estamos en el mismo caso de antes. Empiezas a contar tu fase lútea y cuando estés en el décimo día ya sabes que con un test de embarazo de alta sensibilidad podrías tener ya un positivo en caso de hubiera embarazo.

- Si no estás realizando el sintotérmico ni estás utilizando test de ovulación pero eres regular el tema se complica pero podemos echar cuentas más o menos fiables.

Si no estás empleando ningún método que te permita conocer el momento de la ovulación, calcular cuál sería el primer día en el que tendrías posibilidades de obtener un positivo en un test de embarazo se complica. Obviamente, si todos tus ciclos son regulares es tan sencillo como que esperes al primer día de retraso para hacerte un test. La cuestión es que no quieras esperar, claro.

Aquí entran en juego muchos mitos, como pensar que todos los ciclos deben ser de 28 días ovulando el día 14. O pensar que todos los manchados son la regla, cuando se puede manchar antes de ovular o incluso se puede manchar con la implantación del embrión. Muchas parejas, entre las que yo me encontraba, han malgastado ciclos y ciclos y sufrido mucho ateniéndose a un calendario que en absoluto se ajustaba a la realidad de sus ciclos.

Es importante romper con el mito de que la regla se atrasa o se adelanta. La fase lútea es igual en cada mujer; lo que se puede adelantar, atrasar o no llegar a suceder es la ovulación y eso es lo que hace que los ciclos varíen.

Vamos a suponer que tienes ciclos regulares, por ejemplo, de 30 días. También sabemos que la fase lútea normal está entre 10 y 16 días y que en una persona sana permanece invariable en todos sus ciclos. Unas mujeres tendrán una fase post ovulatoria de 11 días, otras de 13, otras de 15…

Si tus ciclos son de 30 días, podemos suponer que restando esa horquilla de la fase lútea normal, que desconocemos porque no te tomas la temperatura basal ni usas test de embarazo, tendremos la fecha aproximada en que has ovulado. Es decir, tu ovulación podría haber tenido lugar entre el día 14 (con una fase lútea de 16 días) y el día 20 de tu ciclo (con un fase lútea de 10 días).

A partir de ahí puedes echar cuentas. Tanto para tener una ventana más o menos fiable de días fértiles como para calcular cualquier retraso que puedas tener.

- Si no llevas un seguimiento de tus ciclos o tus ciclos son irregulares. Este es el caso más habitual, por el que más me preguntáis, porque no sabéis en qué momento del ciclo estáis y no tenéis referentes bien porque los ciclos no son regulares o porque no lleváis ningún control sobre ellos.

En este caso sobre todo lo que intento es romperos algunos de los mitos más habituales para que podáis averiguar algo más sobre vuestro ciclo menstrual. Algunas de las cosas que os comento a menudo son:

- Es posible que estés esperando la regla (o el positivo de embarazo) pero aún no hayas ovulado o que acabes de ovular. Yo he tenido muchos ciclos muy largos, de más de 30 y de más de 35 días incluso. En esos ciclos he llegado a ovular el día 22, el día 23 del ciclo, incluso más tarde.

- Hay manchados que se pueden confundir perfectamente con una regla corta y poco abundante. De hecho, de algunos de estos manchados confundidos con la regla nacen niños todos los años. Eso de “me quedé embarazada teniendo la regla” parece poco probable. O tuviste un ciclo tan corto que ovulaste muy pocos días después de que terminaras de manchar y todavía había espermatozoides vivos de esa relación que tuviste mientras sangrabas o bien ese manchado era pre-ovulatorio y acertasteis de pleno sin pensarlo.

En cualquier caso, si llevas mucho tiempo sin tener la menstruación pero te has hecho un test de embarazo que te ha dado negativo, acude a tu médico. Hacer cábalas está muy bien pero quien mejor puede ayudarte es tu médico.

 

Desde mi punto de vista, tener un buen control del ciclo aporta mucha seguridad. Considero que es algo que todas las mujeres deberían manejar porque, con independencia de que quieras o no tener hijos, tener la certeza de que esa parte de tu salud funciona te da mucha tranquilidad. Y, desde luego, si estás en época fértil y vives mes tras mes con la angustia de si estarás embarazada o no, tener algo fiable a lo que atenerte, siendo además algo tan sencillo, es estupendo. Por eso siempre que me comentáis que no lleváis ningún control, que ni siquiera recordáis cuál es la fecha de vuestra última regla, os invito a que os acerquéis al método sintotérmico y alucinéis con la magia de nuestro cuerpo.

 

Espero que este post os haya sido de utilidad ¡y mucho mucho ánimo a todas las que estáis en la búsqueda, que tan dura puede llegar a ser!

Foto | TipsTimesAdmin en Flickr CC

Mi (positiva) experiencia en Kenay Home

Logo Kenay Home

Antes de Navidad reformamos el dormitorio y la mini-entrada de la casa. En el dormitorio tenía pintura de color, que tan de moda estuvo hace una década, y muebles oscuros. Tenía claro que iba a dar un cambio radical y de hecho meses atrás había estado inspirándome sobre estilo nórdico. Uno de los perfiles de Instagram que más me enamoraban era precisamente el de Kenay Home.

Kenay Home.com es una tienda online de decoración y muebles predominantemente de estilo escandinavo, es decir, que sobre todo tienen diseños limpios y colores claros. Está en un nivel de precios asumible. No son gangas como Ikea (que yo cada vez lo veo menos barato, no sé si sólo me pasa a mi) pero tampoco está a un nivel de precios que sea intocable. Desde que los sigo, no sé si son impresiones mías, pero creo que han ampliado el catálogo muchísimo. Tienen desde accesorios monísmos de cocina como tazas o paños hasta muebles de salón grandes, sofás, mesas, etc. Ahora mismo tienen surtido para decorar prácticamente la casa entera.

Son dos cosas las que compré en su tienda:

- La estantería escalera “Nussa”, en color blanco.

Estanteria Nussa Kenay Home

Cuando empiezas a empaparte de este estilo de decoración te encuentras con estas escalera-estanterías en todas partes. Lo que me gustó especialmente de ésta es que los peldaños con pequeñas baldas, de modo que se puede colocar alguna cosilla.

En la habitación queda muy bonita y es perfecta para el espacio que teníamos, es decir, un espacio muy pequeño. Me sirve para dejar la ropa por la noche y colocar alguna cosita de poco peso y al mismo tiempo queda mona.

- Un zapatero con muy muy poquito fondo para la entrada.

Esto fue un auténtico milagro porque habíamos mirado decenas de tiendas y era imposible encontrar lo que estábamos buscando para la entrada. Como es una zona minúscula la que teníamos, necesitábamos un mueble lo suficientemente alto como para poder hacer de aparador y dejar encima las llaves y colocar un espejo encima pero casi sin fondo porque si no se salía completamente del hueco en el que iba a ir colocado.

Cuando lo vi en la web me sorprendió que tuviera tan poco fondo, más o menos dos palmos, así que les escribí para confirmarlo. Me contestaron enseguida diciéndome que así era, así que lo compré.

No lo he encontrado en la página, seguramente ya no lo tengan. En otra ocasión es pondré foto de cómo hemos dejado la entrada, que creo que nos ha quedado genial para ser un espacio tan pequeñísimo.

 

Os resumo mi experiencia de compra:

- Servicio de atención al cliente. Muy bien. Les escribí varias veces para preguntarles por la estantería, por el zapatero, luego para preguntarles como iba el pedido, etc. Respondieron rápido y amablemente.

- Diseño de la página y variedad de productos. Me gusta mucho su web, la veo muy clara y que no resta protagonismo a las cosas tan bonitas que tienen. Sí que es cierto que algunos productos tardan mucho tiempo en reponerlos, yo con algunos terminé tirando la toalla, pero bueno, probablemente no dependa de ellos.

- Plazo de entrega. Esta es la peor parte porque lo que yo pedí tardó un mes y por lo que vi en la página éste es el plazo de entrega normal. Quizá es que trabajan sin stock, no lo sé, pero el plazo de espera es larguísimo. En mi caso cumplieron, de hecho la estantería me llegó un poco antes, pero es verdad que se hace largo. No es para unas prisas.

- Calidad. El zapatero es metálico aunque no lo parece. Desde mi punto de vista el acabado es bueno y a pesar de estar en una zona de paso y tener trote diario ha resistido bien los embites de los niños con la moto, el patinete, etc. La estantería debo reconocer que me gusta menos. Apenas son dos maderas unidas con grapas, se ve endeble y de hecho como la roces se descoloca porque no pesa nada. El acabado de la madera es áspero, casi diría que corta; no entiendo nada de carpintería pero da la impresión de que está sin lijar. Debo reconocer que no me gusta el acabado, esperaba algo mejor. Simplemente va apoyada en la pared así que es inestable, se puede poner alguna cosa pero con cuidado. Es más un adorno que un mueble auxiliar.

 

¿Volvería a comprar? Creo que sí. Tienen cosas muy bonitas y no está mal de precio. Es fácil encontrar en su tienda los “objetos de moda” (como la escalera que me compré yo, por ejemplo) y como complemento a una casa que básicamente tiene muebles de Ikea me parece una buena opción. No compraría sofás o muebles grandes sin ver la calidad porque los precios no son económicos y menos después de la experiencia de la escalera pero sí cualquier otra cosa. Por cierto que ahora han abierto tienda en Madrid, en el barrio de Salamanca. Yo no he estado pero por lo que me han contado está muy chula.

Poco después de haber hecho mi pedido me enteré de que Sara Carbonero había comprado también en esta tienda. Yo desconocía que fuera tan conocida pero, como os digo, no me extraña mucho, creo que tienen cosas muy bonitas y desde lo poco que yo se de decoración, originales.

¿Conocéis esta tienda, habéis comprado alguna vez?

3 razones por las que la lactancia materna prolongada cambia el mundo

Lactancia materna prolongada

La lactancia materna tiene muchos beneficios. Para el bebé, para la madre, físicos y emocionales. Eso lo sabemos todos pero yo creo que va más allá. Creo que la lactancia y, en concreto la lactancia materna prolongada, es una forma de cambiar el mundo ¡a uno mejor! ¿Por qué?:

Primero, porque la lactancia materna prolongada normaliza la lactancia en si misma.

No sé si solo me pasa a mi, pero me cuesta  mucho encontrarme con mamás dando el pecho. No sé si es porque hay muchas lactancias en el armario o porque verdaderamente poca gente lo da, pero ahora por ejemplo que estamos ya de lleno en temporada-parques y con el típico boom de nacimientos de la primavera no paro de ver biberones en todos los bancos y prácticamente a ningún niño al pecho. Obviamente si las lactancias que tenemos en España apenas duran un par de meses las posibilidades de verlo en directo, de que te lo comenten en la puerta del colegio o en la frutería, de que sea algo normal en las revisiones pediátricas disminuyen drásticamente.

En cambio, cuando das el pecho durante meses, durante años, las posibilidades de que lo comentes con naturalidad, de que te vean dándolo, incluso de que tu hijo lo verbalice, se elevan considerablemente. La lactancia forma una parte más de tu vida y de alguna manera también de todos los que te rodean.

 

Segundo, porque la lactancia materna prolongada muestra a la sociedad que es posible salirse de lo establecido sin que se acabe el mundo.

Creo que la lactancia materna prolongada despierta a mucha gente de su letargo, les ayuda a perder el miedo, demostrando que no tenemos por qué ser robots siguiendo el caminito para el que nos han programado. De una manera normal se le muestra a la sociedad que se puede ser libre y decidir seguir un camino distinto al del resto sin que pase absolutamente nada.

Por mi experiencia puedo decir que, por norma general, la gente se sorprende muchísimo cuando descubren que Bebé toma teta. Desde luego, algunas veces esa sorpresa roza lo ofensivo por la manera en que la muestran pero soy consciente de que en un 99% de los casos es una sorpresa positiva. Es decir, no se sorprenden porque les parezca espantoso, todo lo contrario, les despierta ternura y les parece loable, simplemente es que encuentran tremendamente chocante que eso sea posible. Porque en nuestra sociedad parece que hay que hacer un esfuerzo sobrehumano para mantener la lactancia más allá de los primerísimos meses cuando, realmente, ni Bebé ni yo hemos hecho gran cosa para llegar aquí, simplemente hemos dejado la lactancia fluir.

Por eso creo que hablar de lactancia materna prolongada es bueno para todos, incluso para quienes no dan el pecho ni lo van a dar nunca, incluso para quienes ya tienen hijos mayores o no piensan tener hijos, incluso para quienes la lactancia se la trae al pairo. La lactancia materna prolongada es una forma de cambiar el mundo porque encontrarse con alguien que hace algo tan poco habitual y tan poco respaldado te hace pensar que en tu propia vida puedes tomar otros caminos distintos de los esperados por todos. Y así es como se mueve el mundo, como se progresa y como se cambian las cosas.

 

Tercero, porque la lactancia materna prolongada puede beneficiar incluso a quien no la ha tomado.

La lactancia materna fracasada con Mayor desembocó en una lactancia artificial exclusiva desde los dos meses de vida que yo disfruté bastante y de la que nunca he renegado. En privado he comentado con algunas mamás cómo podría encajar esto con la lactancia materna prolongada de su hermano. A continuación os lo explico.

Mayor obviamente no tiene recuerdos de esa época y cree firmemente que él también tomo tetita. De hecho, aunque cada vez que lo ha comentado yo le he explicado que él prácticamente no lactó nada y los motivos por los que esto fue así, en su mente sólo concibe la lactancia materna como alimento normal de los bebés. Si a Mayor le preguntaran ahora mismo qué comen los bebés, diría tetita. ¿Qué dirían el resto de niños?

Hay que tener en cuenta que en casa nunca ha visto un biberón con su hermano y las botellas de agua con pitorro o boquilla adaptada Bebé las aceptó hace no mucho y solamente para la noche o para ir al parque ya siempre ha detestado todo lo plasticoso y cuando empezó a beber agua lo hizo de vaso normal.

El año pasado, en la fiesta de fin de curso del colegio, Bebé me pidió teta y me puse a darle. En un instante se formó un corrillo de niños  de primaria a nuestro alrededor flipando en colores y no muy positivamente que digamos. No habían visto en su vida a un bebé de dos años escasos tomando pecho. Les parecía una cosa de otro planeta. Medio entrever una teta (porque yo nunca he enseñado nada y como muchas tengo una técnica depuradísima para dar el pecho sin que se vea nada) para ellos parecía un escándalo. Me puso triste, para qué negarlo.

Hace unos días, la típica señora de ¿por qué no me das al perrito? insistía en llevarse a Bebé a su casa. Y Mayor le contestó: no te lo puedes llevar primero porque es mi hermano y le queremos mucho y además ¿quién le va a dar tetita? Bebé tiene que estar con mamá, no te dejo que te lo lleves. Obviamente la señora miró a Bebé, me miró a mi para ver si lo de la tetita era una invención del niño y ante mi movimiento afirmativo con la cabeza puso los ojos en blanco. Cambiando el mundo con 5 años y sin ser consciente de nada, ¡ole ahí!

Con sus 5 años y medio ya está generando sus propios recuerdos. Cuando Mayor algún día sea padre (si es que llega a serlo) no se recordará a si mismo tomando biberones pero si recordará que su madre le daba el pecho a su hermano y que en su casa era lo más normal. Mayor tendrá la suerte de ser verdaderamente libre de elegir con su mujer y sus hijos lo que ellos quieran y le resbalará lo que diga la gente, si es que por entonces siguen dando la murga, porque sabrá que nada de lo que dicen tiene fundamento.

Tengo el convencimiento de que la lactancia materna prolongada de su hermano también le ha beneficiado a él. No hay manera de transmitirle los beneficios nutricionales y afectivos que se perdió de la lactancia, pero sin hacer ningún esfuerzo, simplemente por estarlo viviendo día a día, su forma de ver el mundo está siendo abierta y sin prejuicios y eso creo que tiene un gran valor.

 

Como ya he dicho alguna vez, nosotros lactamos porque es lo normal, lo que la naturaleza nos tenía previsto. Aunque no tuviera unos beneficios extraordinarios lo haríamos igualmente. Pero debo reconocer que, más allá de lo que la evidencia científica nos pueda decir al respecto, a mi me gusta esta parte de la lactancia materna. Porque siempre he sido un poco Quijote y siento que humildemente estamos aportando algo de nosotros para hacer de este mundo un sitio un poquito mejor.

Foto | Mothering Touch en Flickr CC