¿Quitar el pañal? Cómo y cuándo decirle adiós

Con la llegada del buen tiempo parece que llega la obligación de quitar el pañal a todos los bebés del mundo.

Decenas de opinólogos paseantes sacan sus mejores habilidades de investigación para escudriñar esos lindos culetes y echar en cara a las madres que aún no se los hayan quitado. Así como muchas guarderías (ya cada vez menos, también hay que decirlo) se lanzan a la desenfrenada operación pañal de cada primavera. ¡Ay de ti, amiga, como descubran que tu hijo habla y sigue llevando pañales!

El enfoque de la crianza respetuosa

Como mamá que defiende la crianza consciente te imaginarás que no estoy de acuerdo con este enfoque.

¿Qué es eso de que al llegar el verano hay que quitarle el pañal a los niños por narices?

La expresión «quitar el pañal» no me gusta nada.

Me molesta profundamente ver la angustia que muchos padres tienen por la presión del entorno. La frustración, la sensación de no estar haciendo bien las cosas. Y esos niños presionados muchas veces al límite del buen-trato, cuando están haciendo todo lo que pueden…

Porque no se trata de averiguar «cómo quitar el pañal a un niño» sino de estar seguros de que el niño está preparado para controlar sus esfínteres y, por tanto, ya no lo necesita.

Puede parecer lo mismo pero hay un matiz importante:

  • En la primera expresión estamos poniendo el énfasis en su esfuerzo que el adulto tiene que hacer para quitarle al niño una cosa que no sabemos si necesita o no, entablando una lucha que a menudo produce mucho desgaste tanto al bebé como a sus padres.
  • En la segunda expresión estamos prestando toda la atención a nuestro hijo y estamos siendo conscientes de cuáles son las señales que nos indican si podemos llevar a cabo ese hito o no. Sin prisas, sin presiones, simplemente acompañando.

¿Cómo quitar el pañal en 3 días?

Ahora que me encamino hacia este hito con mi Tercera hija, compruebo con estupor que han seguido proliferando mensajes realmente dañinos, como si esto fuera una carrera, una lucha que es mejor pasar cuanto antes.

¿Quieres quitar el pañal a tu hijo en 10 días? ¿En 3? Mira, tengo una oferta aún mejor: puedes hacerlo en 1 sólo día.

¿La clave? Que tu hijo esté preparado. No hay más.

¿Cuándo le quito el pañal a mi hijo?

Si le quitas el pañal el día que tu hija o hijo tenga control sobre sus esfínteres, nunca más tendrás que pensar en este tema. Sin lágrimas, participando activamente, reforzando el vínculo, sin apenas un escape.

Ahora bien, como todo en la crianza consciente, este no es el camino rápido. Porque una gran mayoría de los bebés estarán preparados para dejar el pañal más cerca de los 3 años que de los 2. ¿Podrás aguantar la presión?

No nos lo ponen fácil, la verdad. La entrada en el colegio, sobre todo en los niños nacidos a finales de año, es un problema. A veces muy gordo. Tampoco los opinólogos, que muchas veces los tenemos incluso dentro de nuestras familias o amigos.

Pero es así.

Y lo sé porque lo he vivido con mis hijos mayores y con los hijos de muchas mamás que conozco.

Es más, dejar el pañal a la fuerza, antes de que tu hijo esté preparado, no sólo te va a producir un desgaste muy grande sino que te puede causar problemas.

Recuerda que esto no es un pulso que estás echando con tu hijo: tu peque no puede controlar el pis ni la caca si no está preparado para ello te pongas como te pongas o se pongan como se pongan en el cole.

Y lo mismo da si en verano tiene dos años o dos años y medio o tres. Si no está preparado, no lo está. Del mismo modo, si tu hija o hijo está preparado en mitad del invierno ¡no pasa nada! porque si controla no habrá escapes y, por tanto, ¿qué más da si hace frío o llevamos más ropa?

Trucos eficaces para quitar el pañal en poco tiempo

Francamente, no creo que la crianza sea cuestión de trucos.

No estamos amaestrando un perro y tampoco estamos engañando a nuestro bebé. Se supone que le estamos acompañando en un proceso que requiere madurez física y neurológica.

Ponerle un orinal chulísimo no servirá de nada si no está preparado.

Tampoco comprarle unas bragas pesiosas.

Ni unas pegatinas para pegar en una tabla de recompensas.

Así que más que trucos lo que tenemos que buscar son hitos del desarrollo, que nos den pistas de si estamos ya en ese momento o no.

Hitos del desarrollo del niño para dejar el pañal

Hay varios aspectos que debemos tener el cuenta:

  • Maduración psicomotora:
    • El niño es capaz de subir alternando sus piernas, sin ayuda.
    • Puede bajar escalones.
    • Cuando duerme la siesta se despierta seco.
    • Pasa tiempo con los pañales secos.
    • Hace grandes meadas en contraposición de los pequeños chorrillos que hacen antes de estar preparados.
    • Es capaz de saltar con los dos pies.
  • Maduración neurológica:
    • Entiende las indicaciones básicas necesarias: delante, atrás, arriba, abajo, etc.
    • Es capaz de subirse y bajarse los pantalones (aunque necesite algo de ayuda)
    • Conoce y utiliza correctamente las palabras relacionadas con el control de esfínteres: pis, caca, váter, orinal, pañal, limpiarse, calzoncillos, braguitas…
    • Entiende el proceso de hacer pis en el orinal o en el WC, que haciéndolo ahí estará seco y, por tanto, no tendrá que usar pañal.
    • Es capaz de anticipar las señales de que tiene ganas de hacer pis o caca, aunque no siempre lo exprese en voz alta.
    • Cuando tiene ganas de hacer pis y/o caca podemos saberlo por sus señales no verbales.
  • Maduración emocional:
    • Entiende que dejar el pañal es cosa de mayores.
    • Tiene ganas de hacerse mayor.
    • Quiere imitar a sus padres y hermanos.
    • No quiere usar el pañal.

La «operación pañal» de mis dos hijos mayores

Es curioso cómo recuerdo con tanto detalle este momento de mis hijos mayores, a pesar de haber pasado ya mucho tiempo de ambas «operación pañal».

Fueron, además, dos experiencias muy distintas:

  • Mi hijo mayor entraba en el colegio sin tener los 3 años y no estaba preparado para dejar los pañales. Hice un primer intento a principios de verano y lo tuve que dejar inmediatamente porque no era su momento. Muy angustiada por el inicio de curso, pensando que no le iban a dejar estar allí si no era capaz de llevarle con calzoncillos, le quité los pañales 15 días antes de que entrara al colegio por primera vez. Este segundo intento sí fue bien pero tuvo retención de heces, no sé si lo recordarás, pero fue espantoso.
  • Mi Mediano, el bebé que nunca quiso ser bebé, dejó los pañales muy pronto, por su propia voluntad al muy poco de cumplir dos años. No tuvo nunca un escape, quizá alguna gota un par de veces contadas. Pero también tuvimos kakadrama.

Quitar el pañal a mi Mediano fue muy fácil porque, en realidad, se lo quitó él. Lo de la caca fue otro tema, sin duda, pero el pis fue coser y cantar.

Precisamente el haber tenido dos experiencias tan distintas me hace reafirmarme en la necesidad de respetar los tiempos de cada niño, que son muy distintos entre ellos. Y eso no quiere decir que sea mejor o peor.

Cuentos para dejar el pañal

Soy una apasionada de los libros infantiles.

Y hay libros maravillosos para dejar el pañal.

Son lecturas que, si a tu peque le apetece, pueden ayudarle a entender cómo funciona todo esto y, sobre todo, a verlo con naturalidad.

Pero nada más. Son sólo una pequeña compañía.

Te aconsejo el recopilatorio de Pekeleke de más de 10 cuentos para dejar el pañal.

¿Cómo voy a «quitarle el pañal» a mi hija?

Si has llegado hasta aquí leyendo ya sabrás que no le voy a quitar el pañal a mi hija.

Esperaré a que sea ella la que muestre interés y, cuando vea que está preparada, le facilitaré la tarea.

Hace ya más de seis meses que lleva pañales tipo braguita, que me parecen súper cómodos y para el control de esfínteres van genial.

Ahora mismo la Tercera tiene 25 meses y cumple algunos hitos pero no todos:

  • Empieza a mostrarse molesta por el hecho de llevar pañales y le encanta quitárselos y andar en pelotas por casa.
  • Alguna vez ha hecho pis en el wc, pero la mayoría de las veces no sale nada.
  • No es capaz de avisar antes de hacer pis ni caca.
  • Avisa cuando ha hecho caca.
  • Avisa cuando ha hecho pis porque, además, ha empezado a mostrarse molesta por estar mojada. Me avisa para que le limpie el culito y le ponga un pañal seco porque la sensación de humedad cada vez le disgusta más.
  • No sube escalones alternando las dos piernas.
  • Sí baja escaleras y sí salta con las dos piernas.
  • Algunas veces se despierta por la mañana con muy poco pis en el pañal pero, en general, no pasa mucho tiempo con el pañal seco. Sigue haciendo pises muy breves y de poca cantidad pero muy frecuentes.
  • No tiene especial interés en dejar el pañal y, de hecho, una tarde que quiso llevar braguitas se disgustó mucho al ver el charco en el suelo y las piernas mojadas por su primer escape.

Ahora mismo no es el momento de mi hija.

Esto no quiere decir que no lo sea dentro de un mes, quién sabe. Es un proceso que puede sobrevenir en cualquier momento.

Si sucede este verano, pues genial, sería cómodo hacerlo en época de calor. Pero si tiene que ser durante el invierno, pues será así.

Lo que sí haré a partir de ahora es comprar menos cantidad de pañales porque puede ser que lo dejemos de un día para otro y así me evito que nos sobren muchos paquetes.

Espero que mi post sobre cómo quitar el pañal te haya resultado de utilidad.

En definitiva, la única fórmula mágica es que el niño esté preparado.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo!Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada.Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com