¡Por fin le crecen los pies!

Lejos quedaron esos meses en que yo pensaba, ¿pero a este niño no le va a crecer nunca el pie?. ¡Anda que no he pasado dificultades para encontrar calzado adecuado para su talla!.

Pues poco a poco ha ido poniéndose al día y este verano ha experimentado un crecimiento increíble: dos tallas en apenas ¿tres meses?. ¡Verlo para creerlo!.

Empezamos el veranito con una talla 20, que le duró, más o menos, hasta principios de julio. Llevaba con esa talla todo el invierno, muchos meses. Pero a partir de ahí, comencé a notar que el dedo se le iba saliendo poco a poco de las sandalias hasta que en agosto era tan evidente que tuve que dejar de ponérselas y pasar a unas zapatillas de lona talla 21. Bueno, pues esa talla ha durado… ni un mes. Cuando en septiembre le hemos comprado varios zapatos ya de cara al otoño nos hemos encontrado con que su talla es ya un 22. Visto y no visto.

Así que… un problema menos. Esta talla sí se encuentra fácilmente y en variedad de modelos. Eso sí, sus pies siguen siendo gorditos gorditos, de auténtico bebé, pero ya empiezan a tener un tamaño razonable, que andaba yo preguntándome cómo podía sostenerse con unos piececillos tan chiquitines.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

26 comentarios sobre “¡Por fin le crecen los pies!

  • el 15/10/2011 a las 13:16
    Permalink

    A mí me pasa al contrario que con tu hijo, el mío tiene el pie muy delgado pero largo, si me está usando un 25-26, que puede dormir de pie y todo jajaja. Me alegro de que al menos le puedas encontrar calzado con facilidad. besotes

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:39
      Permalink

      Jajajajaja! Besos.

      Respuesta
  • el 15/10/2011 a las 13:36
    Permalink

    A mi también me pasa al contrario, mi hijo tiene unos pies muy largos, finos en el empeine pero anchos en la zona de los dedos vamos que tiene el ancho de un 24 y el largo de un 27 con lo que encontrar zapatos que le queden bien es complicado y bueno ahora en invierno las deportivas se ajustan bastante bien pero en verano ha sido un suplicio.

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:39
      Permalink

      Pues es un problema, desde luego, debería haber más opciones, ¿no te parece?.

      Respuesta
  • el 15/10/2011 a las 13:46
    Permalink

    Llevo esperando a que a princesita le crezca el pie desde que nació 10 meses… no hay zapato que le valga y si le valen tarda cinco segundos en quitarlo, mi opción este verano fué llevarla descalza, encontrándome gente pesada que me decía que si no tenía dinero para calzar a los dos (no es broma), en cambio a repollete le crece el pie por segundos (¿será un bigfoot?)

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:38
      Permalink

      ¡Cómo es la gente!. Yo a mi hijo le llevé casi siempre descalzo o con calcetines hasta que empezó a andar. Nuestro problema es que cuando empezó a dar pasitos tenía el pie tan pequeño que era muy difícil encontrar un zapato que no le quedara grande y que tuviera suela. Bueno, tu no te preocupes, ya ves que al final les crece!

      Respuesta
  • el 15/10/2011 a las 13:53
    Permalink

    Es de pie chiquitín. Hay temporadas que se estancan y otras que tienes que cambiar de talla de zapatos enseguida y es una faena!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:37
      Permalink

      Sí, la verdad es que cuando te pilla de improviso es un problema, sobre todo cuando en el mes de agosto se le quedan pequeñas las sandalias porque ya sólo encuentras zapatos de invierno en este mundo de locossss!!

      Respuesta
  • el 15/10/2011 a las 17:00
    Permalink

    Jeje, nosotras nos hemos saltado la talla 20, no hay quien entienda esto!!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:37
      Permalink

      Pues es un salto que me parece notable porque el 19 es un pie muy pequeñito y el 21 a mi ya me parece un pie más o menos grandecito, ¿no? Aiss, qué ricos los pies de bebé!

      Respuesta
  • el 15/10/2011 a las 18:10
    Permalink

    Pues a nosotros nos ha pasado lo mismo. Nos hemos tirado casi un año con el 21.
    Y por fin, después de este verano, hemos pasado al 22-23, dependiendo del fabricante…

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:36
      Permalink

      Pues los fabricantes de calzado estarán contentos con este otoño donde hemos comprado tantos zapatitos!!!

      Respuesta
  • el 15/10/2011 a las 18:24
    Permalink

    Algún médico me explicó alguna vez que el crecimiento físico de los niños no es lineal… Se dan un “salto”, luego una meseta y luego otro “salto”.

    Y lo mismo ocurre con el desarrollo intelectual y emocional, tampoco es lineal.

    Así es que es completamente normal lo que te ha ocurrido. Lástima por las zapatillas de lona, que quedaron casi nuevas 😉

    Cariños.

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:36
      Permalink

      Pues no te creas, yo creo que al ser de lona, aunque las usó poco, se nota que están bien usadas jajajaja Pero sí, las amortizó bien poquito!!.

      Respuesta
  • el 16/10/2011 a las 0:46
    Permalink

    Ohh, pues sí que tenía el pie chiquitín, que mono, así tan regordete. Pues oye, no deberías quejarte porque de esa manera no gastas tanto en calzado, le dura toda la temporada y más, pero ahora vas a ver, si dices que ha aumentado dos numeros en verano te vas a dejra el sueldo en calzado para tu niño. Justo yo he comprado hoy calzado nuevo a mi Princesita Fiera y le he cogido el 20, pero en realidad el suyo es el 19, solo que en este modelo le hacía falta un número más.

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:35
      Permalink

      Hay modelos que dan más o menos talla, sí, empieza el lío igual que en adultos!!!!

      Respuesta
  • el 16/10/2011 a las 2:04
    Permalink

    Hace poco una mami amiga me dijo que en verano a los niños le crece el pie mas grande. Yo la tomé por refranera chiflada…. y por lo menos en mi caso tiene razón!!! y por lo que veo en el tuyo también…. nos acordaremos el próximo otoño de comparar los datos de nuevo?

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:34
      Permalink

      Pues no lo había pensado… yo creo que ha sido este verano cuando más le ha crecido el pie pero, oye, todo puede ser, ¿será porque hay más luz y crecen como las plantas? jaja Besos.

      Respuesta
  • el 16/10/2011 a las 11:48
    Permalink

    El mío también es de pies chiquitines. Recién ahora tiene un 21, con casi 19 meses, y me parece todo un logro porque estuvo con la talla 19-20 bastante tiempo. De todas formas me parece que conviene ir comprándole calzado de a poco, no sea que pegue el estirón y luego no le sirva lo que ya tiene. A mí me gusta así, con pies chiquititos de bebé!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:34
      Permalink

      A mi es que los pies pequeños me chiflan!!! Pero yo tengo un 35-36 y, por bonitos que sean, es un problema encontrar zapatos. Es mejor tener una talla más estándar.

      Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:33
      Permalink

      De momento vamos surtidos para los próximos meses, vamos a ver si le aguantan todo el invierno!.

      Respuesta
  • el 16/10/2011 a las 19:53
    Permalink

    Yo ya no sé que número calzan!! me pierdo! jajaja, me alegra de que tengas mejor número para buscar calzado, es un coñazo no encontrar zapatos apropiados de su numero

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:33
      Permalink

      Lo de los zapatos ha sido muy rollo, cuando tocaba comprarle, la de zapaterías que tocaba visitar!!! Mucho más fácil será ahora!

      Respuesta
  • el 16/10/2011 a las 19:56
    Permalink

    Pues a mi hija Laura también le ha crecido el pie en cuestión de meses en Mayo usaba un 21 pero en Julio ya gastaba un 22 y ahora a mediados de Septiembre ya le he tenido que comprar un 23…qué barbaridad pensé…con qué rapidez le ha crecido el pie…y se lo comenté a mi pediatra y me dijo que eso es normal que a veces pegan un estirón en unos meses y luego se estabilizan y hasta dentro de unos meses no vuelven a crecer.
    Besitos, Marta

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 9:32
      Permalink

      Claro, debe ser normal… mi hijo se debe estar poniendo al día, me imagino que dentro de poco irá teniendo un pie con una talla más habitual, como los demás niños, aunque supongo también que si en la familia somos de pie pequeño tampoco le va a crecer demasiado…

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com