Bebé cumple 6 meses

Hace casi 10 días que Bebé cumplió 6 meses, una fecha que siempre es señalada no sólo porque marca el meridiano del primer y emocionante primer año de vida, sino porque en torno a los 5-6 meses los bebitos dan un cambio espectacular, porque se suele iniciar la alimentación complementaria, porque empiezan a interactuar de otra forma… Me pareció un gran momento con el Mayor y me lo parece ahora, igual que creo que con 9-10 meses dan también un salto muy importante y luego a los 14-15 meses.

En realidad, lo más destacable es que en la revisión pertinente la enfermera demostró, como yo ya esperaba, que todas esas historias que se cuentan sobre consejos nefastos sobre lactancia materna y alimentación complementaria no son bulos o historias para no dormir, sino que efectivamente se dan pésimos consejos en las mismas consultas pediátricas, a los que innumerables familias lamentablemente terminan picando.

Me dijo, así, con toda su buena intención – porque la mujer es amable y cariñosa -, y sin pestañear, que la leche materna había que irla retirando porque ya no alimentaba, que no queríamos que el niño adelgazara y bajara de percentil, que lo que alimenta es la alimentación complementaria, que lo que de verdad tenía alimento era la fruta y la verdura – por eso las dietas de adelgazamiento son de frutitas y ensalada, porque todos sabemos que tienen mucho alimento y engordan una barbaridad-.

Que para hacerlo bien, en torno a una hora o dos antes de las comidas no le diera el pecho, porque si no le llenaba y ya no iba a querer comer. Porque, claro, la teta la cogen con mucha ansia porque les encanta, pero que lo que tenía que hacer el niño era empezar a comer de verdad – porque debe ser que seis meses mamando en exclusiva no es comer de verdad -.

También me dijo que si no le había dado ningún complemento de leche artificial, que si estaba segura de que tenía leche suficiente. Como no sólo le dije que tenía leche para alimentar a medio vecindario sino que lo acompañé de un ejemplo práctico, pues la leche me salió disparada cuando le di el pecho a Bebé para consolarle del disgusto de las vacunas, me dijo el consabido pues qué suerte tienes, porque no todas tienen leche y a muchas se les acaba antes de los seis meses.

En fin, que todos los típicos tópicos reunidos en 5 minutos, que me desanimaron bastante pensando en tantas y tantas madres que se crean estas cosas porque vienen de una persona supuestamente profesional, cuando yo misma, tras una lactancia fallida y otra exitosa, puedo dar fe de lo perjudiciales que son estas afirmaciones.

Bebé anda por los 7.150 kg y los 64.5 cm, es decir, siguiendo su percentil correctamente como meses anteriores. Y, sí, es un percentil bajo, pero tan normal como estar en el percentil más alto de la tabla. Que, la verdad, en la calle pueden adorar a los bebés-bola, pero que en una consulta médica ya con 4 meses te anden insistiendo en que metas cereales para ver si sube de percentil, como si esto fuera una carrera porque todos llegaran a lo alto de la tabla, francamente no lo entiendo. Más aún cuando Bebé tiene sus buenas rosquillas, su buena tripa y unas patorras que jamás tuvo su hermano mayor, vamos, que delgado no está.

Me quedé con ganas de preguntarle a la pediatra si estaba al tanto de los consejos que da su enfermera, pero ya me dió apuro por lo mucho que nos estábamos enrollando con otros temas y viendo su entusiasmo por la lactancia materna, el porteo, y el respeto a los ritmos de cada niño, creo que no tiene ni idea de lo que se aconseja en la consulta de al lado.

Por su parte, Bebé, ajeno a todo esto, entró en pánico cuando la doctora empezó a reconocerle, mucho más que con las vacunas, tanto que la colita prácticamente le desapareció y los huevecillos se le subieron tanto que la pediatra ni se los encontraba. ¡Qué disgusto!

De la hernia umbilical está mucho mejor, ya tiene el ombligo casi en su sitio.

Las frutas las ha acogido con muchas ganas, aunque desde que las está comiendo hace las cacas mucho más espesas y los primeros días estuvo quejicoso con gases. El agua no sabe para qué sirve y los cereales sin gluten que le doy por la noche parece que le gustan más con agua sola que con leche materna. Ha empezado a chuperretear algún trocito de pan, para ir probando un poquito de gluten durante al menos un mes, antes de introducirlo definitivamente. Y sigue mamando a demanda, lo que significa que mama muchísimas veces al día y, sobre todo, muchísimas veces durante la noche.

Las noches siguen más o menos igual. Las noches buenas duerme en intervalos de 2 horas más o menos. Las noches malas despierta cada 30-60 minutos y a veces ya no vale sólo con la teta, le tengo que pasear por toda la habitación. Por norma, todas las noches, sean buenas o no, se despierta muchas veces durante las primeras horas y va alargando los intervalos conforme nos acercamos a las 3 ó las 4 de la mañana.

La única novedad respecto al sueño, y creo que es muy esperanzadora, es que ha conseguido, de forma puntual, quedarse dormido por sí solo. Sin brazos, sin pecho, sin ser porteado. Simplemente estando tumbado, cerrar los ojos y quedarse dormido. Seis meses y cinco días tenía el día que le dejé en la cama para darle el pecho y no me dió tiempo ni a subirme la camiseta porque ya se había dormido. Incluso alguna vez ha conseguido dormirse sólo en uno de esos micro-despertares que tiene.

Así que creo que hay luz al final del túnel. Soy consciente de que Bebé tiene pinta de ser de esos niños que con 2-3 años se siguen despertando varias veces durante la noche, pero observo que va evolucionando a su ritmo y espero que en algún momento esos intervalos vayan alargándose. Lo que está claro es que, entre otras razones, Bebé disfruta y necesita la lactancia materna y su naturaleza le indica lo que tiene hacer: mamar en abundancia durante toda la noche para garantizar la producción del día siguiente. Así que tengo el convencimiento de que hace lo correcto y de que, tristemente, este periodo pasará como pasan todos. Parece una tontería, pero me anima pensarlo, porque sé que el día que esto me falte, lo voy a echar muchísimo de menos.

Por lo demás, Bebé está mucho más espabilado de lo que estaba su hermano con la misma edad. Todo el día de pie, no hay quien le siente, le queda poco para gatear, se pone de pie o de rodillas si encuentra algún apoyo, incluso da algún pasito si le agarramos, estando boca abajo se ha sentado varias veces por si solo… Y ya quiere jugar, sobre todo con su hermano, al que adora, al que sonríe más que nadie y con el que se parte de la risa – ¡nos está dejando unos vídeos caseros bárbaros!-.

¡Cómo pasa el tiempo!…

 

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

37 comentarios sobre “Bebé cumple 6 meses

  • el 03/11/2012 a las 15:56
    Permalink

    ¡Cómo me alegro que ya se asome la luz al final del túnel! Sé que se hace duro, y eso que mi experiencia no fue tan exigente como la tuya por las noches. Así que espero que pronto el túnel tenga luz completa. Por ahora, bien que haya mejorado!! Yo también creo que los segundos, con la estimulación del hermano mayor, espabilan mucho antes y crecen más deprisa. Un beso y feliz sábado!

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:26
      Permalink

      Un beso grande.

      Respuesta
  • el 03/11/2012 a las 17:02
    Permalink

    El mio tampoco admitía muy bien los cereales ni con leche materna ni con agua, así que terminé recurriendo a poner arroz y maíz de verdad en las papillas y a batirle de vez en cuando los sin gluten con fruta o con fruta y yogur, y así fueron pasando. Los cansinos de la lactancia se van haciendo legión a medida que el niño crece, yo sigo a los tres años y he oído tonteorias de todos los colores, así que paciencia.

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:26
      Permalink

      Con tres años de lactancia lo que no habrás oído!!

      Respuesta
  • el 03/11/2012 a las 17:16
    Permalink

    Súper identificada contigo , mi bebé tiene dos meses y le pasa como al tuyo en el tema de dormir, parece q estabas hablando de mi bebé.yo tb le doy sólo pecho y a demanda , e igual q hice con sus dos hermanos hasta los 6 m no tomará nada más q mi leche. Y q casualidad q a mí hace unos días me ocurrió un cal similar al tuyo con un pediatra, al cual ya no pienso volver. También lo publiqué en mi blog, se titula bebés y mamàs y mi blog es chicaventurera.fullblog.com.ar, por sí te apetece leerlo. Cuanta casualidad junta. Ah! Y enhorabuena por tu blog. Un saludo

    Respuesta
  • el 03/11/2012 a las 18:32
    Permalink

    Me sorprende q las enfermeras sigan creyendo q la LA les hara engordar. Mis hijos tomaron LA ambos y mas flacos no han podido ser. Estaban los 2 x debajo del percentil. Y estoy viendo muchos niños de LN rollizos, no, lo siguiente. Creo q el percentil depende de la constitucion de cada uno. Parece mentira q sigan alimentando mitos.
    Me alegro q vaya durmiendo ratitos mas largos g tu puedas descansar un poquitin mas.
    Efectivamente los segundos son unos cracks. Por un lado por q reciben un estimulo mas, q es el del hermano y por otro porque se tienen q sacar un poco mas las casta?as del fuego ya q nuestro tiempo y atrnciones ahora esta dividido entre los dos.
    Besos.

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:25
      Permalink

      Los tuyos es que son muy cracks, yo los admiro mucho, me encanta que nos cuentes tus cosas 🙂

      Respuesta
  • el 03/11/2012 a las 20:08
    Permalink

    Mi pediatra me dio el mismo tipo de consejos con Peque. No le hice mucho caso, pero está claro que no le habrá facilitado la LM precisamente a muchas mujeres…
    Sobre lo del sueño, mi hijo sigue necesitándome para dormir. Y se despierta alguna vez, pero sólo buscando el chupete.
    Medio año ya…Un besote a tu cumplemesero!

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:25
      Permalink

      Medio año ya, bueno, ya seis meses y medio, increíble, qué penilla da!

      Respuesta
  • el 03/11/2012 a las 23:54
    Permalink

    Tocada grande de huevos esas afirmaciones sobre la lactancia! Es que mi pediatra (alias «la borracha, como se la conoce en mi casa) es igual. Lo que me parece increible es que te diga no que no va a aumentar de peso si sigue con la teta SINO QUE LO VA A PERDER. Pa fliparlo

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:24
      Permalink

      Sí, sí, que lo va a perder!!! pa fliparlo como tu dices.

      Respuesta
  • el 04/11/2012 a las 9:18
    Permalink

    Es increíble que sigan dando esos consejos, y más si me dices que la médico de al lado tiene una política totalmente diferente. Pero es así, en la consulta de mi médico también pasaba así. Menos mal que íbamos primero a la enfermera, y cuando acabábamos pasábamos con la médico que nos decía que no la hiciéramos caso, y que siguiéramos con la LM y el baby-led weaning que era lo mejor.

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:23
      Permalink

      Yo todavía no acabo de entenderlo, me parece súper triste. Pero triste incluso ya lo de esa mujer como profesional, no saber que estás dando unos consejos erróneos, currárselo tan poco, no reciclarse, no leer… no lo comprendo.

      Respuesta
  • el 04/11/2012 a las 11:51
    Permalink

    Buenos días, guapa!
    Muchas felicidades para ese pequeño Bebé que comienza ya a ser El Pequeño 😉
    Sigo pensando que eres una madre coraje con tantas horas de sueño perdidas por el camino, con lo insoportable que me pongo yo cuando no consigo dormir bien. Pero está claro que por los peques no nos “importa” demasiado.
    Las frutas sí que dicen que producen más gases, a mi pequeña le di una vez fruta por la noche, y pasó una de las peores noches que recuerdo. Desde entonces, la fruta sólo en la comida o en la merienda.

    ¡Muchos besos!

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:23
      Permalink

      Parece que ahora ya está mejor, creo que su aparato digestivo ya se ha acostumbrado al cambio de alimentación. Muchos besos.

      PD. De madre coraje nada, lo que soy es madre zombie jajajjaa

      Respuesta
  • el 04/11/2012 a las 11:57
    Permalink

    ¿Cómo es posible que con tanta información se sigan dando esos consejos prehistóricos? Qúe fuerte me parece. Enhorabuena por esos seis meses de felicidad.
    Un besito a los cuatro.

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:22
      Permalink

      Yo me pregunto cómo es posible que una madre tenga más información, y más actualizada, que un profesional que tiene que dar consejos en esa materia. Qué lástima!

      Respuesta
  • el 04/11/2012 a las 14:51
    Permalink

    ! La verdad que es de traca lo que cuentas de esa enfermera. Muy bien por mantenerte fuerte y no dejarte embaucar….. Claro así pasa, que llegar a tantos meses de LM hoy en día es un hito! Cuándo debería ser al revés. Un fuerte saludo y me alegro por tu bebe. Lo que estoy aprendiendo con tu blog! Gracias

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:22
      Permalink

      Es un hito, sí, si casi me hace la ola la pediatra y la enfermera como que alucina, como si no se lo creyera del todo! Y desde luego que debería ser al revés, si es lo más normal del mundo… Aissss…

      Muchas gracias por tus palabras, un beso.

      Respuesta
  • el 04/11/2012 a las 20:06
    Permalink

    Hola! Qué típicos comentarios de los 6 meses, y qué pena que así sea! La enfermera de mirubio cuando tuvimos la revisión de los 6 meses, me preguntó cómo íbamos, le dije que LME y me dijo que bien pero que fuésemos empezando con la fruta y verdura, no me dijo más, pero me dio una hoja con las “pautas” (a su parecer) para iniciar la AC. Pero tremendas, en plan “a mediodía papilla de verduras con media patata, nosecuantosgramos de judías, media cebolla…” que eso no te lo comes ni tú! Por qué se lo tiene que comer un bebé de seis meses sí o sí? Ains… Y ya lo más gracioso, por decir algo, fue que me preguntó que qué tal pasábamos las noches (que ya ves tú lo que le importará a la pediatra ese dato, es como si tu médico de cabecera te lo pregunta a ti) y le dije que se despertaba para tomar pero que comía y se volvía a dormir, y va y me dice que no le de! Que cuando se despierte y pida, le ponga el chupete y ya está, que las tomas de la noche hay que eliminarlas! Pues a ver, señora, ya me gustaría a mi eliminarlas y dormir del tirón, pero si él pide es porq tiene hambre y le hace falta!
    En fin… Lo que tú dices, típicos tópicos, que por desgracia no hacen más que entorpecer lactancias prolongadas! Yo llevo 9 meses y medio, y hasta el año no nos vuelve a tocar revisión, supongo que aún estaremos lactando porq a mirubio no se le ve con idea de dejar mi teta, ya veremos si ponen el grito en el cielo o qué! 😉

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:21
      Permalink

      Yo creo que con consejos como estos es un milagro que la gente de el pecho. De hecho, que yo en la consulta dijera que llevábamos seis meses de lactancia materna ha sido ya… ¡como para hacerme la ola!. Por las reacciones que vi, es algo muy muy poco frecuente en esa consulta. Y no lo entiendo. Bueno, si lo entiendo, porque insisto, con esos consejos, no hay lactancia que pueda durar. Qué lástima…

      Respuesta
  • el 05/11/2012 a las 12:45
    Permalink

    Hola! Nosotros hemos empezado conla alimentación complementaria hace unos diez días. Me da mucha pena, porque bebechuza no tiene los 6 meses, pero toca trabajar, yo no condigo sacar leche con el sacaleches y no quiere leche en polvo… Así que algo teníamos que hacer y parece que la fruta le encanta y los cereales tambien. Sólo come cuando yo estoy en el trabajo, le resto del día mama a demanda y por la noche, como tu, se despierta muchísimo, pero al reves. Duerme 2 o tres horas al principio y a aprtir de las 4 se despierta más a menudo… Supongo que poco a poco irán durmiendo más. Un beso muy fuerte!

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:19
      Permalink

      No sé si leíste mi entrada del sacaleches de Medela. Es una maravilla el sacaleches, yo con otros no había tenido éxito pero vaya la diferencia!!!. Es una pasta pero si lo puedes comprar seguro que con ese no tenías problemas! Un beso fuerte, gracias por todo.

      Respuesta
  • el 05/11/2012 a las 21:07
    Permalink

    Disfruto un montón leyéndote. Me alegro de q poco a poco vaya aprendiendo a dormir soliti, todo llega y por desgracia cuando llega nos parece q todo ha pasadp demasiado deprisa. Y es que con dos el tiempo vuela. Hoy mi mayor ha escrito su primera palabra, sí su primera palabra y parece q fue ayer cuando la tuve en brazos por primera vez. Bss

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:18
      Permalink

      Uff, qué gran emoción, ya te lo dije por twitter, esos momentos son únicos!

      Respuesta
  • el 05/11/2012 a las 21:24
    Permalink

    Menos mal que tú sí que tienes criterio… Mencía era una niña pequeña. No escandalosamente pequeña, pero sí pequeña. Lo que, dicho sea de paso, me venía de maravillas para portearla. Comía como una lima, tetaba a mansalva y a todas horas y apenas ha estado enferma. De repente pasó de un percentil 10 a un percentil 97. Su curva no fue curva, fue una escalada. Y a mí me pareció igual de bien que cuando era pequeña. Porque hay niños pequeños, los hay grandes y los hay medianos. No hay más. Y como dices tú, todo es normal.

    Y es que en esta vida hay de todo, gente con una constitución y con otra. Mi sobrina es un esqueje, pero es que sus padres son delgadísimos los dos. Y mi hija mayor para su desgracia tiene mi constitución física y le engorda el aire. ¡Es lo que hay!

    Así que pasa de chorradas, como gracias a dios estás haciendo 🙂

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:18
      Permalink

      ¡Es lo que hay! No podrías haberlo dicho mejor 🙂

      Respuesta
  • el 05/11/2012 a las 22:54
    Permalink

    La etapa de la lactancia es una de las más bonitas. A veces (por las noches sobre todo) cuesta, pero luego cuando se acaba, se echa de menos un montón.
    Un abrazo

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:17
      Permalink

      Totalmente cierto!

      Respuesta
  • el 06/11/2012 a las 18:45
    Permalink

    felicidades por ese medio año! que mania tienennn por dios con el complemento, me pone de mala leche.
    A peluchin creo recordar que le empecé a dar fruta a los 5 meses pro lo mismo pero éste como el trabajo y la teta me lo permitan no al verá minimo hasta los 6 meses…que les den …los que tenian que apoyarnos e informarnos son los que nos desvian del buen camino…
    bicos

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:17
      Permalink

      Llevas toda la razón, los que deberían informarnos son los que más desinforman, ¡es triste saber más que la enfermera de pediatría!.

      Respuesta
  • el 07/11/2012 a las 11:07
    Permalink

    cómo crecen! joo! es tremendo el cambio de los 5 a 6 meses!
    en fin, espero que vayas mejor! a mi hoy me toca pediatra, a ver qué nos dice!
    besotees!

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:16
      Permalink

      Ya leí lo vuestro, ¡está enorme! Besos.

      Respuesta
  • el 12/11/2012 a las 13:53
    Permalink

    Yo creo que cada madre debe hacer lo que le parezca más correcto o mejor para el bebé. Dar el pecho es algo mágico y muy beneficioso, pero hay casos en los que no se puede y considero que se debería estar agradecida a la gran variedad de productos que encontramos en el mercado y que nos ayudan a alimentar a nuestros hijos. Yo le he dado biberón y no puede estar más guapa y feliz. Al fin y al cabo eso es lo importante.

    Alejandra

    Respuesta
    • el 12/11/2012 a las 14:16
      Permalink

      Hola Alejandra, me he permitido editar tu nick y url para quitarle la publicidad a cierto laboratorio de leche artificial que me parecía fuera de lugar.

      Como seguro habrás leído en mi blog, mi primer hijo se alimentó con lactancia artificial. De hecho, seguro que has leído que yo también considero que tenemos que estar contentos de que hoy día existan leches adaptadas que cumplen bien su función, teniendo claro que nada es equiparable a la lactancia materna y que no todas podemos dar el pecho, incluso después de un primer fracaso como el mío.

      Respuesta
  • el 10/08/2015 a las 14:37
    Permalink

    A estas edades todo son cambios, en cuanto te acostumbras a una rutina, resulta que hay que cambiar algo. Lo mejor es seguir las recomendaciones de los profesionales. Un saludo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com