Hoy quiero dedicar este post a contaros mi experiencia con el sacaleches Medela Swing Maxi, un sacaleches fantástico con el que me ha ido muy muy bien.

 

¿POR QUÉ NECESITABA EL SACALECHES MEDELA SWING MAXI?

Con Bebé abriendo la boca al paso de la comida para su hermano y poniendo ojitos a todo lo que pasa por nuestra mesa, tras haber meditado mucho sobre cómo plantear la alimentación complementaria para no estropear la lactancia materna, decidí empezar con los cereales sin gluten por la noche. Y para prepararlos, necesitaba sacarme leche, porque la idea del agua o el caldo no me conquistaba y la de comprar leche artificial menos aún.

Así que empecé usando un sacaleches manual (del que si saco tiempo también escribiré una opinión) una vez al día. La experiencia no fue mala en absoluto pero tardaba demasiado tiempo. No podía dedicar una hora diaria a darle a la manivela para muchas veces no conseguir cantidad suficiente para una pequeña papilla.

Era el momento de sacar mi Medela Mini Electric, del que no tenía un gran recuerdo, pero al menos esperaba que la extracción fuera más rápida, que es lo que yo necesitaba.

Como ya sabéis los tuiteros, tan bien tan bien guardé el sacaleches cuando lo dejé de usar al fracasar la lactancia con el Mayor que no fui capaz de encontrarlo. Lo busqué durante horas, rebusqué en todos los rincones… y ¡después me tiré de los pelos por haberlo perdido! Pero de todas las cosas malas puede surgir algo bueno y en este caso así fue: unas cuantas #mamastuiteras se apiadaron de mi pérdida y comentaron con Medela lo estupendo que sería que yo pudiera tener un sacaleches eléctrico y de su marca de nuevo en mis manos y escribir sobre mi experiencia en este blog.

Dicho y hecho. Desde Medela, con una atención al cliente de las que ya no se estilan, se pusieron en contacto conmigo y tras escuchar mis necesidades, me enviaron el modelo Swing Maxi, que acaba de salir hace bien poquito al mercado.

Medela Swing Maxi

 

¿QUÉ TIENE DE ESPECIAL EL MEDELA SWING MAXI?

Lo primero que me sorprendió del Swing Maxi es que es un sacaleches doble. Nunca me había planteado qué tal sería usar uno que permitiera la extracción de los dos pechos al mismo tiempo y probablemente nunca me hubiera decidido por uno de estas características en una tienda, ¡qué equivocada estaba!. La extracción doble es muy cómoda y evidentemente se obtiene más leche en menos tiempo, que es justo lo que yo necesitaba.

Es eléctrico, lo que significa que no hay que terminar con agujetas en la mano, pero además de la comodidad, hace que la extracción sea más rápida que con uno manual (o al menos así ha sido en mi caso).

No es un armatoste, algo que para mi es importante. El motor es pequeño y no pesa nada, además de que funciona tanto con pilas como conectado al enchufe, por lo que podemos extraernos en casi cualquier sitio. Se desmonta muy fácilmente, se lava bien, no está compuesto de un montón de piezas imposibles luego de ensamblar, su montaje y uso es muy intuitivo.

 

PRINCIPALES VENTAJAS DEL SACALECHES MEDELA SWING ELECTRIC 

Algo muy importante, pues era uno de los grandes defectos que le encontré al Mini Electric: no es nada ruidoso. No puedo decir que no se escuche nada, porque evidentemente se escucha el bombeo, pero es un sonido con un volumen normal, que no te hace que te tengas que esconder en la casa para no molestar, que no te obliga a subir el tono de la voz si estás conversando o el de la televisión si la estás viendo y que te permite, desde luego, extraerte leche mientras todos duermen.

Aunque sea doble, el sacaleches Medela Swing Maxi se puede usar en sólo pecho, por ejemplo si estamos dando el otro al bebé mientras tanto, un uso que he probado y que me parece que da mucho juego.

En cuanto a su eficacia, que es una de las cuestiones más importantes a valorar en un sacaleches, no tengo ninguna queja, todo lo contrario. En unos 10 minutos puedo vaciarme ambos pechos, obteniendo un volumen de leche que aunque no alcance esos valores de 150 ml que obtienen algunas mujeres, me permite obtener unos 70-100 ml en un momento, por lo que me sobra leche para la papilla del día siguiente (pues empleo unos 60-70 ml).

Estoy convencida de que el uso frecuente del sacaleches Medela Swing Maxi permitiría aumentar la producción, algo que con el Mini Electric nunca conseguí. En mi caso, el hecho de que Bebé mame con mucha frecuencia (más o menos cada dos horas) no me permite emplearlo más que una vez al día y tampoco me permite acumular en los pechos, pero estoy segura de que si mamara con más distancia, podría obtener más leche en una sola extracción, pues un día que así fue saqué 115 ml sin esfuerzo ninguno.

En la caja se acompaña de una tetina Calma, que no he probado, pero que me alegra tener en mis manos por si algún día surge la necesidad. No entra en mis planes darle al niño un biberón pero nunca se sabe y lo cierto es que la tetina es muy peculiar y me gustaría ver en directo cómo funciona. La tetina puede adaptarse a cualquier biberón de Medela y estos, a su vez, se adaptan perfectamente al sacaleches, así que son unos botecitos estupendos para extraer, conservar o incluso dar la leche al bebé.

 

FUNCIONAMIENTO DEL SACALECHES MEDELA SWING MAXI

Realmente muy sencillo. Conectar los dos extractores a los tubitos cortos y a su vez el extremo largo al motor. Si el motor tiene pilas, nada más; si no, enchufar a la luz. Colocar uno de los embudos, encender y colocar el otro. ¡Más fácil imposible!

Sacaleches Medela Swing Maxi

Como se puede ver en la foto, el sacaleches Medela Swing Maxi tiene sólo cuatro botones (por cierto, de esos suavecitos que dan gusto tocar):

– El de encendido,

– Los dos de subir y bajar la intensidad y

– El botón de las gotitas, que es el que hace que elijas el tipo de succión.

 

¿QUÉ ES LA TECNOLOGÍA 2-PHASE EXPRESION?

El sacaleches emplea lo que llaman tecnología 2-Phase Expression, que signfica que el sacaleches succiona en base al ritmo natural de succión del bebé: primero succiones cortas, que son las que estimulan el flujo de leche y luego succiones más largas, que son las que sacan más cantidad de leche y más rápido.

Os dejo un vídeo (en inglés) que explica la tecnología 2-Phase Expression de una forma muy clara:

La rápida salida de la leche una vez que se inicia la fase de succión no nutritiva (la de los movimientos cortos) y pasar después a la succión nutrititva, es decir, al flujo máximo, reducen significativamente el tiempo de extracción.

Doy fe de que esto no son sólo explicaciones farragosas, realmente es digno de observar cómo el sacaleches comienza estimulando los pezones con succiones cortitas, que apenas se notan, y apenas un minuto después comienza a salir la leche. Entonces o bien pasamos nosotros manualmente pulsando el botón de las gotitas o bien el propio sacaleches pasado unos pocos minutos pasa a la fase de extracción. Los movimientos cambian, el pezón se estira dentro del embudo y sale leche a chorro. De verdad que nunca pensé que pudiera salir tanta leche ni tan rápido.

 

USO DEL SACALECHES MEDELA SWING MAXI

Es un pelín incómodo estar sosteniendo un embudo en cada mano. Incómodo porque te quedas sin poder hacer nada, claro.

Para evitarlo venden una especie de top-sujetador que llaman “extracción fácil”, que permite extraerse en modo manos libres porque sujeta ambos extractores.

Top-sujetador extracción fácil Medela

Top-sujetador extracción fácil Medela

Pero, bueno, yo tengo ya cogido el tranquillo: me siento en el ordenador, cruzo una pierna, apoyo ahí uno de los embudos, el otro lo sujeto con la mano izquierda y me queda la otra libre para ir repasando mi TL de Twitter.

 

¿HACE DAÑO EL SACALECHES MEDELA SWING MAXI?

Con mi primer hijo padecí unos dolores espantosos durante los dos meses de lactancia mixta que pude mantener. El uso del Mini Electric me aliviaba algo pero igualmente me dolía. Me quedé con la duda de saber si me hubiera dolido si yo hubiera tenido los pezones en condiciones y no en carne viva.

El Swing Maxi no me hace daño. Nada. Cero. Evidentemente la sensación que produce es distinta a la que tengo cuando es Bebé el que succiona en persona, pero no es una sensación molesta.

Además, al poder controlar la intensidad, puedo ajustarlo de forma que no me desagrade. Si en algún momento siento que es un pelín desagradable por ir demasiado rápido/fuerte, bajo un poco y listo.

 

¿ALGUNA PEGA?

Pegas no puedo sacarle ninguna porque el sacaleches me encanta.

Cuesta unos 170 euros en Amazon y me parece que vale cada euro que pagas por él.

 

¿RECOMIENDO EL SACALECHES MEDELA SWING MAXI?

Si te vas a extraer leche de forma diaria y necesitas un extractor eficaz y rápido, por supuestísimo que lo recomiendo porque por caro que sea al final compensa con creces.

Yo antes escatimaba mucho en casi todo pero con el tiempo me he dado cuenta de que hay cosas que aunque sean muy caras, si realmente las vamos a usar mucho, se amortizan enseguida pues además nos aportan más eficacia, más rapidez o más calidad. Y este es uno de esos casos, al menos con el uso que yo le estoy dando.

Si necesitas aumentar tu producción de leche, creo que con el sacaleches Medela Swing Maxi sí que se puede conseguir porque lo puedes usar varias veces diarias muy poquito rato y doy fe de que estimula, en el segundo día ya noté que producía más y se ha mantenido día tras día y eso que normalmente sólo extraigo una vez.

Ahora bien, si no te vas a sacar leche a diario sino en momentos puntuales, si no sabes si vas a sacarte leche durante mucho tiempo, si sólo quieres probar, yo te diría que optaras por un extractor más barato, quizá incluso por uno manual.

Aunque si te lo puedes permitir, vete de cabeza a por este sacaleches Medela Swing Maxi porque mientras que otros pueden decepcionarte, dudo mucho que con este te vaya a ir mal.