El mes de febrero ha supuesto un cambio espectacular en mi hijo. Hoy cumple cinco meses y quiero hacer un resumen de todas las cositas que ha empezado a hacer en el último mes:
  • Boca abajo consigue hacer el avión y cada vez le cuesta menos ponerse boca arriba.
  • Boca arriba se pone de lado y de vez en cuando consigue ponerse boca abajo.
  • Estando de lado ha empezado a tocarse los pies.
  • Tiene un gran interés por todo lo que comemos.
  • Ha acariciado conscientemente a la perra y a uno de los gatos. Cuando mi perra se pone cerca, intenta moverse hacia ella para tocarla.
  • Hace pedorretas.
  • Se lleva las manos a lo alto de la cabeza, despegando los brazos del cuerpo completamente.
  • Parece que empieza a echar los brazos para que le cojamos mi marido y yo.
  • Estando boca arriba, flexiona las piernas y con las manos se toca las rodillas. Arquea la espalda, hinca la cabeza…toda su obsesión es moverse, hacer la croqueta y no parar quieto.
  • Está todo el rato queriendo incorporarse y estar sentado.
  • Se asusta de gestos y ruidos que antes no le importaban y llora desconsoladamente.
  • Sentado en la hamaca, aporrea y tira de las cositas que cuelgan del arco de actividades.
  • En el cambiador, intenta coger un juguetito que cuelga del borde de una balda que tenemos justo encima. 

    Este mes ha sido un mes muy especial. El viernes tenemos revisión con la pediatra, veremos si empezamos ya con las papillas o no. ¡El mes de marzo, su sexto mes, promete!.