El colecho con niño lapa

Desde hace tiempo dormimos con nuestro bebé en la cama. Esto que llaman colecho y que tiene muchas ventajas para todos, ya sabéis.

Ahora bien, ¿qué tal es el colecho con niño lapa? ¿Se duerme algo realmente?

Mi hijo Mayor va siendo cada vez más cariñoso. Por alguna razón sus gestos de cariño se los guarda principalmente para la noche. Personalmente creo que esto del colecho es exactamente lo que necesitaba y que por eso durante la noche se expresa con tanto amor. Nada como dormir al lado de mami.

 

¿Cómo es dormir con un niño lapa?

Es habitual que mientras mi niño se está quedando dormido se incorpore varias veces para abrazarme, apoyar su cabeza en mi pecho o en mi cara y estar así un ratito. ¡A veces le oigo que suspira de felicidad!

Aunque suele dormir en el centro de la cama, entre su padre y yo, algunas noches le hemos puesto en un lateral (con la barrera de la cama de ese lado) para poder estar juntos nosotros. Pues bien, desde hace ya un par de semanas al rato de colocarle ahí eso se despierta, se incorpora en la cama, se da cuenta de que está cerca de su padre y que yo estoy lejos y entonces se lanza en plancha sobre él para deslizarse de nuevo entre ambos y volver a estar cerca de mi.

Lo último es el dormir más que conmigo, subido encima de mi. Muchas noches me coge la cara con ambas manos, intentando darme besos, chuperretearme la nariz, abrazarme ¡y todo eso medio dormido!

Algunas noches, cuando ya me duelen los mofletes de tanto amor, decido darme la vuelta pero, ¡qué mala idea! Porque entonces se agarra a mi pelo con tanta fuerza que a veces me levanto con dolor en las raíces, como si hubiera dormido con una coleta súper tirantes.

También podríamos hablar de las noches en la que me encuentro que mi bebé y yo hemos dormido con las caras juntas, sudando de ese lado de la cara, y con las marcas propias del uno en el otro.

 

En fin, que como podéis ver, esto del colecho es muy divertido, y si el niño está en modo lapa, más aún.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

27 comentarios sobre “El colecho con niño lapa

  • el 28/03/2011 a las 14:47
    Permalink

    Ay chica qué preciosidad… qué bebé tan cariñoso y qué bonito sentir tanto amor en forma de abrazos y chuperretones… el mío cuando se me arrima un poco buscando mimos me vuelvo loca de alegría, pero no es así por lo general..sniff…

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 14:58
    Permalink

    Qué envidia me da lo que cuentas. Yo me derrito con menos. Disfrútalo!

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 14:59
    Permalink

    Qué bonito! A mis hijos también les entra la vena sentimental que digo yo justo a la hora de dormir. Supongo que debe ser un instinto de supervivencia el querer estar a nuestro lado cuando se sienten más vulnerables

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 15:24
    Permalink

    Jajajaj que lindos jajaja… Lo que nos gusta que nos baben nuestros enanos ehhh… Me ha encantado imaginaros, el dando todo su amor y tu con la cara empapada y los pelos alborotados Jejeje. Me alegro que estéis disfrutando tanto del pequeñín.

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 15:31
    Permalink

    Pues yo creo que es muy cariñoso, pero también muy independiente y claro… no da tantos besitos y achuchones como querría su mamá.A mi también me da un poco de penita que se guarden los besitos y achuchones “para más tarde” pero bueno, por la noche los tienes todos concentrados ¿no?.

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 15:38
    Permalink

    Ooooh que cariñoso, jejeje el mío la verdad es que por la noche es cuando se vuelve más cariñoso también, por el día no hay forma de que te de un beso.

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 15:46
    Permalink

    Primero gusta estos signos de amor, pero luego te das cuenta que lo hacen simplemente para no dormirse, ellos son muy pillos. Que yo sé de una que lo hace.

    Quizás no sea tu caso y entonces disfruta del momento

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 15:54
    Permalink

    Pero que gustooooo!!!!! A mi peque tambien le encanta bastante estar apretadito a mi día y noche. Y hace muchas de las cosas que dices que hace tu bebito, como incorporarse para pegar su carita a la mía, etc.

    Aprovecha estos momentos, aunque suponen dormir un poquito menos, son maravillosos, verdad??

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 16:01
    Permalink

    Qué bien! Te está dando todos los mimitos que "te debía" concentrados, je, je. Disfrutalos y si toca dormir un poco peor, qué se le va a hacer. Yo creo que compensa… Por fin Bebito demuestra lo enamorado ? que está de su mamá, ahora y antes.

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 16:07
    Permalink

    Qué dulzura!!!!!!!!!!!
    A mí me encanta cuando mi niña se me queda dormidita en el pecho… No la movería nunca…

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 17:36
    Permalink

    jajaja! Me iamgino el dolor por los tirones de pelo. Mi hija ahora duerme con una mano debajo de mi cabeza, como se de cuenta de que la aparto vuelve a insistir empujando poco a poco hasta que lo consigue. Qué gusto da tanto cariño pero el descanso no es el mismo…

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 17:41
    Permalink

    a mi me encantan esos achuchones nocturnos y calentitos!!

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 18:29
    Permalink

    q ricooooooooooooooo, a disfrutar de esos mimos nocturnos

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 19:17
    Permalink

    Que tierno! Mi hijo tambien es un mimoso, me encanta cuando dice te quiero

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 20:08
    Permalink

    El mío es una lapa todo el día. La verdad es que no puedo quejarme, siempre ha sido extra cariñoso, me encaanta llegar del trabajo y que se lanze a mi cuello gritando "mamiiiiiiiii". Y por la noche es lo que tú dices, pegado a mí, como un apéndice! a veces me cuesta dormir porque me ronca en la oreja jajaja pero es delicioso sentir que soy su consuelo.
    De la teta no hablamos, hace un año que no teta pero en cuanto me decuido tiene la mano dentro jajaja

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 20:43
    Permalink

    Uf, qué feo sonó lo mío de tiempo perdido, mejor sería decir, disfruta todo de golpe ahora mismo!! Besos.

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 21:02
    Permalink

    jajajaja, qué lindo mi pequeño ahí agarradito de los pelos de su madre, pobre!!! Te voy a confesar una cosa, me encanta estar al lado de mi niño, oirle respirar, tenerle cerquita, notar su olor, su calor. Confieso que cuando más tranquila duermo es cuando le tengo a mi lado. Pero cuando dormíamos todos juntos llegó un punto en el que no podía más, los tirones de pelos, los sudores, el no moverme mucho, uf!!! acababa con mi ya escasa (o nula) paciencia. Dormir con ellos es maravilloso, pero a veces también es un palizón,…..

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 22:23
    Permalink

    Los mimos suena fenomenal, lo de los tirones de pelo y el no poder moverte "agobia" un poco… con lo poco de duermo ultimamente una sesión de estas sería mi punto y final

    Respuesta
  • el 28/03/2011 a las 23:20
    Permalink

    jajaja, no querías un niño cariñoso???, pues toma, 2 tazas… jajajaja

    Me encanta y lo de los morreos y chupetones de nariz me han enamorado.
    Si es que es para comerselo enterito!!!!!, que ricura. Eso sí, lo siento por tu pelo…

    Respuesta
  • el 29/03/2011 a las 2:45
    Permalink

    jaja noo que dulce! Mi hija también duerme con nosotros, ella persigue un poco mas a su papá y el con todo gusto la aprisiona sobre su pecho, pero durante la mañana me busca a mí, no solo por la toma de teta sino que se recuesta encima mío y comienza a tocarme los ojos para que me despierte! jaja eso es lo unico cansador del colecho que practicamos es eso, que ella despierta antes de la hora en que nosotros pensabamos levantarnos (cuando nos mudamos nos avivamos de cambiar la cama de dos plazas por una de 2 plazas y media) 🙂 Me encanta tu blog!

    Respuesta
  • el 29/03/2011 a las 5:30
    Permalink

    que rico, no hay nada mejor que los cariños de los hijos, el mio cuando se esta quedando dormido, me tira el pelo haciendo cariño, pero como lo tengo crespo enreda su mano en el y ya se ha quedado con varios mechones mios en sus manitos, jejeje cuando se despierta en la noche y lo traigo a mi cama, tambien termina durmiendo como lapa encima mio, jajaja

    Respuesta
  • el 29/03/2011 a las 9:14
    Permalink

    Ja, ja, ja, es precioso!
    Me pasa lo mismo! A la hora de dormir me dice Mamá cuaaanto te quiero y me abraza por el cuello hasta casi ahogarme. Y pretende que durmamos así!
    O se sienta encima de mi cabeza para hacerme caricias…
    Tanto amor asfixia! Ja, ja!

    Respuesta
  • el 29/03/2011 a las 11:16
    Permalink

    Eso es amor y lo demás tonterías, maravilloso!!!

    Respuesta
  • el 29/03/2011 a las 13:02
    Permalink

    muy bonito mamacc, a mi ranita también me babosea cuando la estoy durmiendo y me levanta la parte de arriba del pijama para hacerme pedorretas en la tripa, se lo pasa pipa!!!

    Respuesta
  • el 29/03/2011 a las 22:28
    Permalink

    Jajaja, qué "bonito" lo que cuentas!
    Yo, además de todo lo que cuentas, tengo que añadir las incursiones tetiles de mi peque de 21 meses: "tetiiiii, tetiiii…", por lo que me da a mi que de momento el objeto de su amor nocturno no soy yo en mi totalidad, sino un par de razones que tengo aquí delante 😀
    Con la mayor no había teti, pero sí unos tremendos abrazos acompañados después por sendas patadas en costillamen, lumbares, orejas y demás partes del cuerpo, repartidas entre mamá y papá, por eso de la igualdad supongo…
    nada, a disfrutar, que luego lo vas a echar en falta.

    Acabo de descubrir tu blog, me gusta mucho y me voy a dar una vueltecilla por él.
    saludos!

    Respuesta
  • el 30/03/2011 a las 18:52
    Permalink

    La verdad es que mi hijo lleva unos días que parece otro. Está muy muy cariñoso, es increíble. Es como si de pronto las neuronas del amor se le hubieran conectado! jaja

    Ya os contaré, este mes hemos tenido cambios importantes, sobre todo en los últimos días, estoy muy contenta.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com