La llegada de la niña a nuestras vidas ha traído muchas cosas consigo. Una de ellas es hacerme de nuevo un master en pañales, comparativa que disfruto muchísimo porque me encanta bichear, probar y sacar mis propias conclusiones. ¡Y contarlo aquí, por supuesto!

Con los niños probé muchas marcas de pañales, sobre todo con el Peque, que fue con quien perdí el miedo a las marcas blancas. De hecho, de aquella época recuerdo como muy buenos los pañales de Carrefour y muy majos también los de Día y Mercadona.

Pero ya ha llovido bastante desde entonces. No olvidemos que estamos hablando de niños que llevaron pañales desde 2009 hasta 2014 aproximadamente. Las marcas han ido innovando y yo tengo muchas ganas de ponerme al día.

Durante su primer mes y medio de vida la niña ha estado usando pañales talla 0 de Dodot, los únicos que se adaptaban a su cuerpito diminuto.

Cuando superó los 3.5 kg me planteé pasar a la talla 1. Confieso que no tanto porque los de talla 0 se los viera ya pequeños sino porque estar comprando todo el día paquetes de pañales tan pequeños era una auténtico rollo y, además, son los más caros del mercado.

No sé si os acordáis que os conté que tenía preparados pañales de la marca Pingo. Son talla 1 y talla 2. Tengo muchas ganas de estrenarlos porque todo el mundo me dice que son estupendos. Pero cuando fui a ponerle los de talla 1 de Pingo me di cuenta de que eran realmente enormes. En teoría son para bebés de 2 a 5 kg pero ya os digo yo que no.

Aún así, le puse uno para probar, lo más apretado posible, y al rato me encontré que se le habían escurrido completamente, fue un milagro que no se le hubiera salido todo. Así que ahí los tengo, guardados, esperando a que pese al menos unos 5 kg, que será cuando yo creo que le pueda empezar a poner la talla 1. En fin, no hay prisa por estrenarlos, ya los usaremos.

De modo que en estas últimas semanas hemos estado usando los pañales talla 1 de Huggies, que en Amazon están muy bien de precio y con la suscripción mensual salen aún más económicos. Si tengo tiempo os hablaré de ellos porque no están nada mal. Ya los conocía de los niños y siguen siendo una muy buena opción, que ya sabéis que yo no soy muy fan de Dodot.

 

Cómo llegué a probar los pañales Lupilu de Lidl

Todo este rollo anterior para contaros que aunque en las últimas semanas nuestros pañales de cabecera son los Huggies de talla 1, un buen día me di cuenta de que apenas nos quedaban 3 pañales para pasar el día, por lo que me vi obligada a salir a comprar otro paquete mientras llegaba al día siguiente un nuevo cargamento de Amazon.

Ahí fue cuando se me iluminó la bombillita y pensé en probar los pañales de Lidl. ¿Por qué? Pues porque no los llegué a probar con los niños, más que nada porque en aquel entonces Lidl nos pillaba súper lejos. Ahora sí que tenemos una tienda a una distancia razonable así que ese día me di un paseito para comprar un par de paquetes.

Por cierto, que los pañales de Lidl ahora se llaman Lupilu. Antes se llamaban Tourjous. No sé si han hecho modificaciones en su calidad o diseño desde entonces, más allá de cambiar de nombre, porque, como os decía antes, nosotros no los llegamos a probar.

 

Cómo son los pañales Lupilu de talla 1

Tallaje

Los de talla 1 van de 2 a 5 kg de peso y vienen en paquetes de 24 pañales. Ellos los consideran sus pañales de recién nacido, es decir, no los fabrican más pequeños. Tampoco fabrican formatos más grandes, algo que considero un fallo porque los bebés pequeños gastan muchísimos pañales diariamente. No estaría mal una “caja mensual” con 100 pañales, por ejemplo, mucho más cómoda de llevar que un montón de paquetes pequeños y en la que podrían aplicar algún descuento adicional. Ahí se lo dejo como sugerencia 😉

 

Precio

En cuanto a su precio, el paquete de 24 pañales me costó 3.79 euros. Desconozco que si vez en cuando hacen ofertas, me imagino que sí. Al precio normal salen a 15 céntimos el pañal.

 

Estética

En la siguiente foto podéis ver cómo son estéticamente. Tiene una pequeña banda de color en la que se indica la marca y la talla, banda que es ligeramente diferente según cual cojas, a lo mejor vienen 4 ó 5 modelos diferentes en cada paquete. El resto del pañal es liso por completo, algo que a mi personalmente me encanta. Llamadme rara pero no me van los pañales muy estampados, y eso que a mi los estampados me suelen encantar en cosas como ropa, sábanas, etc… pero para pañales me gustan más completamente lisos, entre otras cosas porque así no se transparentan con la ropa.

 

Pañal Lupilu Lidl talla 1

Las cintas de velcro son de color verde.

Incorporan una banda a lo largo de todo el pañal para que sepas cuál es el nivel de humedad. No recuerdo que los pañales que yo conocía tuvieran esta banda. Modernidades que hay ahora que me parecen fenomenal.

Cuando el pañal está seco podéis ver en la foto que ese indicador del nivel de humedad es un color amarillo muy muy clarito, casi imperceptible. Cuando está mojado, la línea se pone de color azul, pero tampoco es súper intensa, algo de nuevo que me gusta porque no se transparenta en exceso con la ropa.

 

Tacto

Si os acordáis de mis manías respecto a pañales, recuerdo años atrás haber comentado que no me gustan nada los pañales con tacto sintético, artificial.

En este sentido me gustan mucho los pañales Lupilu porque son muy suaves, flexibles y agradables, conservando un tacto e impresión de fibra natural, de celulosa. Como a mi me gustan, vayan.

Pañal Lupilu Lidl talla 1 abierto

Como podéis ver en la foto, los pañales por dentro también son lisos por completo. Esa estructura de poros que véis es igualmente muy suavecita y agradable al tacto.

 

Ajuste

Uno de los puntos más importantes de un pañal, como es obvio, es el ajuste. Porque un mal ajuste hace que sean complicados de poner y, sobre todo, porque si al bebé no le quedan bien ajustados es muy probable que tenga escapes.

Debo decir que en este aspecto estoy realmente encantadísima porque en sus escasos dos meses de vida puedo decir que los pañales Lupilu son los que mejor se ajustan a la niña. Cuando se los probé por primera vez pensé: ¡por fin unos pañales que se ajustan bien a su cuerpecito!

Pañal Lupilu Lidl talla 1 ajuste

Como podéis apreciar en la foto, es una niña finita. Siguiendo la estela de sus hermanos, tiene toda la pinta de ser muy estrecha de cuerpo, pero las piernas y los brazos los tiene más rellenitos.

Me gusta mucho lo bien que le abrazan la cintura. Un ajuste fantástico.

Os enseño también cómo son por detrás. Esa zona fruncida a ella le queda estupenda, es que ¡parece que están hechos a su medida!

Pañal Lupilu Lidl talla 1 trasera

 

Absorción y protección

En el tiempo en que los hemos estado usando no hemos tenido ningún problema de escapes. Aguantan muy bien tanto pises como cacas abundantes sin escaparse ni por los lados ni por arriba.

La niña tiene tendencia a que se le escueza mucho el culete y no he notado que estos pañales le empeoren en ese aspecto. Los he tocado cuando sólo tenían pis y he podido apreciar que la superficie en contacto con la piel está completamente seca.

Muy buena valoración en este apartado.

 

Olor

Otra de mis manías… Ya sabéis que a mi los pañales de Dodot siempre me han olido muy mal. Es como si sus componentes interaccionaran con el pis y levantaran un olor que a mi me parece muy apreciable y nada agradable. Como a producto químico revenido.

No sucede con estos. No huelen a nada. Hay que arrimar la nariz al pañal para apreciar si la niña ha hecho caca, y aún así no se percibe demasiado (como por otra parte es normal en un recién nacido).

 

Mi valoración global de los pañales Lupilu de Lidl talla 1

Si habéis llegado hasta aquí, ya sabréis que les voy a poner muy buena nota.

Me han encantado estos pañales de Lidl.

No sólo pienso que no tienen nada que envidiar a los pañales de marca, sino que me han parecido incluso mejores.

Para mi, el único inconveniente que tienen es que tendría que ir por ellos a la tienda y aunque no me pilla lejísimos, tampoco la tengo a la vuelta de la esquina y Lidl no ofrece compra online. Si tuviera un Lidl más cerca los compraría con frecuencia y, sin duda alguna, cuando vaya allí a comprar cogeré unos cuantos paquetes.

 

Si os parece, más adelante os hablaré de otras marcas y también de mis impresiones sobre estos mismos Lupilu pero de otras tallas más grandes.

¿Vosotr@ habéis probado los pañales de Lidl? ¿Os han parecido tan buenos cómo a mi?