Hoy os quiero hablar de un juego que nos encanta y que estamos utilizando muchísimo. Se llama Castle Logix y es de la marca Smart Games.

Mayor siempre ha tenido predilección por los puzzles. Y diría que quizá también una habilidad especial. Por ese motivo en casa tenemos bastantes, adaptados a cada etapa por las que ha ido pasando, aunque algunos han resistido mal el paso por Bebé, cuyo entusiasmo por encajar piezas es nulo, y han quedado para el arrastre. De hecho, el escaso interés de Bebé por los puzzles y su acentuada afición por revolver las piezas y fastidiar a su hermano había desembocado en que durante un tiempo los dejáramos casi aparcados.

Castle Logix de Smart Games

Hasta que supe de la existencia de Castle Logix, un juego de puzzles en 3D con piezas de madera, que me encantó nada más verlo. Me pareció que reunía varios puntos fuertes como para entusiasmar a Mayor: construir, pensar y encajar.

La dinámica del juego es muy sencilla. Tenemos cuatro bloques-castillo y tres torres. Cogemos el librito que viene con el juego y seleccionamos el reto que vamos a construir. Lo que tiene que hacer el niño es reproducir la imagen, construyendo el castillo combinando piezas.

Castle Logix Demo (English) from Smart on Vimeo.

El librito incluye 48 desafíos en varios niveles: starter, junior, expert y master. Mayor llegó enseguida hasta el tercer puzzle del nivel experto. Y ahí ya se atascó. Los primeros 27 retos los hizo sin ayuda pero para el número 28 ya tuvimos que echarle una mano. Debo decir que el nivel master es bastante complicado, tanto mi marido como yo hicimos los últimos desafíos del librito y tardamos varios minutos y todo ello tras probar varias combinaciones.

Según la caja está pensado para niños de 3 a 8 años. Yo para 3 años no lo veo. Quizá alguno de los primeros desafíos y con ayuda, puede ser, pero lo divertido del juego es que el niño sea capaz de hacer los retos el solito, ¡menudo subidón!. La limitación de edad no puedo opinar pero ya digo que el nivel master es bastante complicado.

Las piezas, de madera, tienen un aspecto muy bueno. Son suaves, pesan lo que tienen que pesar, y aguantan los porrazos de Bebé como nuevas. Además hay algo que me encanta: que vienen en una caja para guardar lo suficientemente grande y cómoda como para poder recoger sin calentarse la cabeza, que ¡no sé qué manía hay últimamente en los fabricantes de juguetes de hacer cajas diminutas en las que es imposible volver a guardar el juego una vez que has terminado sin tener que hacer cálculos matemáticos sobre cómo encajar las piezas para que cierre!

A pesar de que ya se ha hecho los desafíos que puede hacer solito un montón de veces, desde que lo compramos (en febrero si no recuerdo mal) se ha convertido en uno de sus juegos preferidos, lo cual es mucho decir en un niño que pasa olímpicamente de cualquier juguete. De vez en cuando prueba con algún reto de los más difíciles y, si se cansa, inventa sus propios retos, ya que las piezas se prestan mucho a construir.

Para mi el único inconveniente del juego, por decir algo, es que podía incluir más retos del nivel junior, que es el que puede hacer Mayor pensando un poquito pero sin quedarse atascado.

Gracias a Castle Logix he conocido la marca Smart Games. Tienen juegos chulísimos, algunos de ellos ya los tenemos fichados para comprarlos también próximamente.

 

Como siempre, compramos el juego de Castle Logix en Amazon. Era el mejor precio y como tenemos Amazon Premium, sin gastos de envío ni nada.