Yo solito

Cada día que pasa el nene va cobrando independencia y reclamándola.

No es raro el día que se niega a que le de de comer porque prefiero hacerlo él mismo con su cubierto, aunque tarde un siglo y medio y se pierda la mitad de la comida por el camino. Solo cuando se cansa y el hambre aprieta me pide que le ayude.

Uno de sus entretenimientos favoritos es dirigir la silla de paseo como si fuera un coche fantasma. Se coloca detrás y va empujando mientras mira por la ventanilla que tiene la MacLaren. No permite que toquemos la silla para dirigirle ni para ayudarle a subir un escalón o pasar un obstáculo. Y menos mal que ya la controla muy bien porque al principio parecía que el juego consistía en ir atropellando gente por la calle.

También le encanta llevar de la correa a la perra, incluso ya intenta dirigirla, aunque ella tenga mucha más fuerza que él y acabe teniendo que soltarla para no acabar en el suelo. Ni en broma nos deja ya ayudarle a llevar la correa entre los dos, tiene que ser él solito.

Es bonito verle crecer y convertirse en una personita cada día más capaz y más autónoma… aunque algunos días sea agotador tener un mini adolescente en casa.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

38 comentarios sobre “Yo solito

  • el 24/08/2011 a las 22:11
    Permalink

    Ay… como me suena tu entrada… a mí me gustaría que fueran pequeñitos durante mucho tiempo, pero lo que no se puede evitar simplemente no se evita, y eso es que ellos crecen, se van haciendo autosuficientes y no nos queda más remedio que verles ir cumpliendo sus metas…
    Un beso muy fuerte para ti y tu peque…

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:40
      Permalink

      Así es!!! Un beso.

      Respuesta
  • el 24/08/2011 a las 22:18
    Permalink

    Estoy viviendo lo mismo con mi pequeña (me parece que tiene la misma edad que el tuyo, casi 22 meses) y es una etapa genial. Ya la viví con el mayor y están simpatiquísimos cuando repiten tropocientas veces, yo, mama, yo, yo, yo, mama, yo. Y aunque es cierto que agotan, es importantísimo dejarles hacer (siempre que no sea peligroso, claro está). La cara de satisfacción que ponen cuando consiguen algo por sí mismos no tiene precio.
    A seguir creciendo

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:40
      Permalink

      Bueno, mi nene no dice eso, habla mucho menos que la tuya, pero con el NO a secas nos lo deja bien clarito!!! jaja Son monísimos.

      Respuesta
  • el 24/08/2011 a las 22:40
    Permalink

    Me encanta momento “yo solito, yo solito…” jajaja la gordi cuando la intentas ayudar ya dice no!!! Jajajajaja menudo carácter manejan estos muchachos… Un besazo

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:39
      Permalink

      Menudo carácter, sí!

      Respuesta
  • el 24/08/2011 a las 23:22
    Permalink

    jejeje, es super chulo verles hacerse mayores. NOsotros ahora estamos en la fase del Yo y de la negación…ahora todo es No quiero!!!

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:39
      Permalink

      Uy, nosotros estamos en la etapa del NO desde que aprendió la palabra!!! jaja

      Respuesta
  • el 24/08/2011 a las 23:32
    Permalink

    Me repito esa etapa y las q están x venir son geniales. X muy agotadoras q sean son geniales!

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:39
      Permalink

      Sí, sí que lo son, yo la estoy disfrutando mucho.

      Respuesta
  • el 24/08/2011 a las 23:33
    Permalink

    Jo y tanto q me repito…
    Cambiamos geniales por son fantásticas!

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:38
      Permalink

      Jajajaja desde luego!

      Respuesta
  • el 25/08/2011 a las 5:23
    Permalink

    Son tan cómicos estos enanos! Yo ya lo vivo con la mía y recien tiene un año! No me deja que le de de comer, quiere ir caminando por la calle…TREMENDA! viene aceleradisima la pioja. Y ni hablar del caracter!jeje! 🙂

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:38
      Permalink

      Jajajaja, son de armas tomar, eh?!

      Respuesta
  • el 25/08/2011 a las 9:32
    Permalink

    Pues por la experiencia con mi sobrino, ahora lo único que puedes hacer es seguirle y evitar que se haga daño, porque si no les dejas hacerlo como quieren se pillan unos cabreos monumentales. Suerte.

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:38
      Permalink

      Uy, cómo lo sabes!

      Respuesta
  • el 25/08/2011 a las 10:49
    Permalink

    Creo que esta etapa dura bastante, tanto que creo que ya no terminará nunca, jajaja. a mi hija también le gusta llevar la MacLaren y también mira por la ventanilla.

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:37
      Permalink

      Yo creo que dura ya hasta la etapa adulta! jaja

      Respuesta
  • el 25/08/2011 a las 13:55
    Permalink

    Es una etapa preciosa…, aunque tardes el doble que antes en hacer las cosas

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:37
      Permalink

      Sí, es que cuesta creerlo…

      Respuesta
  • el 25/08/2011 a las 16:04
    Permalink

    Que independientes se vuelven y ya no quieren que la mami les ayude a nada porque son muy graaandes, mi muñequito es principlamente con la comida no quiere que nadie le ayude… a veces siento que mi paciencia se agota, sobre todo cuando quiere bajar las escaleras sólo porque duramos 15 minutos bajando 3 pisos porque ni manito ni alzadito ni nada de nada…

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:37
      Permalink

      Jajaja! Sí, a veces pueden con nuestra paciencia pero de verdad que me lo paso pipa viendo sus progresos, me parece increíble!

      Respuesta
  • el 25/08/2011 a las 20:04
    Permalink

    Me pasa con Sara y eso que solo tiene un año. por su puesto no dice “yo solita” aún pero me suelta la mano, no quiere que la agarre, quiere correr sola como pony desbocado, en fin… así son: se crecen y quieren ser libres e independiente. Así son, y cada día que pasa lo serán aun más

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:36
      Permalink

      Bueno, mi nene tampoco dice “yo solito” pero lo deja súper claro! jajaja Un beso.

      Respuesta
  • el 26/08/2011 a las 12:52
    Permalink

    Mi hijo es igual, tiene que hacer todo el solito.

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:36
      Permalink

      Cómo son!!! jaja

      Respuesta
  • el 26/08/2011 a las 14:17
    Permalink

    Qué emoción ver qué van creciendo tanto. Mi hijo tiene 14 meses. Todavía acepta que yo le de de comer pero tiene que tener sí o sí otra cuchara para intentar él. Por supuesto que al segundo intento le divierte más tirarlo al suelo y ver cómo la levanto. Es bueno saber que habrá un momento en que quiera hacer todo solito, jajajjaja! Felicitaciones por los avances!!! Saludos!

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:36
      Permalink

      Muchas gracias Ceci, es muy divertido verle crecer y sentirse satisfecho por sus pequeños logros.

      Respuesta
  • el 27/08/2011 a las 10:00
    Permalink

    Qué mayor está ya y qué independiente. Me ha recordado a Pequico en lo de la obsesión por empujar a la silla, aunque él todavía necesita ayuda, je, je. Un abrazo

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:35
      Permalink

      Es increíble cómo pasa el tiempo…

      Respuesta
  • el 27/08/2011 a las 18:00
    Permalink

    Jajajaja! Eso es el síntoma principal de los “terribles 2”. El mío también está en esa fase, a veces más aguda y a veces más llevadera pero es lo que toca 😉

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:35
      Permalink

      Es lo que toca, sí!

      Respuesta
  • el 28/08/2011 a las 21:38
    Permalink

    Pues en mi caso es totalmente lo contrario. Mi hijo acaba de cumplir dos años, y de independiente nada. No quiere comer solo, estoy intentando quitarle el pañal y no hay manera, no quiere jugar solo… en fin que va a su ritmo.

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 9:35
      Permalink

      Cada uno a su ritmo, está claro!

      Respuesta
  • el 29/08/2011 a las 16:31
    Permalink

    lo que cuentas también lo he vivido, ains bendita paciencia. Luego pasan directamente el NO. basta que quieras que ahga algo para que te diga, NO, NO, Y NO. Más paciencia…

    Respuesta
    • el 29/08/2011 a las 20:22
      Permalink

      Uy, si con el NO llevamos desde que lo aprendió!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com