Por fin, ¡mamitis!

Es curioso como son de distintos los niños desde que son bebés, desde el mismo momento en que nacen diría yo, y como influye eso en nuestra experiencia como madres… 
Muchas veces he oído hablar de niños que tienen mamitis y de lo agobiante que puede llegar a ser. Reconozco que siempre que lo leo o me lo cuentan o lo veo he sentido cierta envidia, cierto escozor. Porque mi niño tan pronto tuvo un mínimo de movilidad, pongamos a partir de los 3-4 meses, dejó bien claro que él quería espacio para hacer la croqueta, espanzurrarse en la cuna, reptar y, en definitiva, explorar el mundo. Mi hijo, desde que nació, ha sido un explorador nato: con los ojos bien abiertos, durmiendo poquísimo, mirándolo todo y, en cuanto tuvo ocasión, moviéndose, tocando, metiéndose las cosas a la boca… Vamos, que tan pronto dejó de ser un recién nacido perdió todo el interés por mi (por las personas, en general) y se centró en descubrir el mundo.
Yo lo he llevado con filosofía, no queda otra, ¡a los hijos se los quiere como son!. En todos estos meses me he tenido que privar con mucha pena del placer de tener a mi hijo en brazos porque a los 20 segundos empezaba a hacer la culebra, incluso dándose cabezazos contra mi, para que le soltara y le dejara en el suelo. Cero mimos y una frustración a veces dolorosa. 
En el fondo de mi corazón yo sabía que llegaría un momento donde volvería a mi. Tengo claro que mi hijo es más que probable que no sea un niño empalagoso, pero no he visto ningún niño que no de besitos y abrazos a su madre, era cuestión de tiempo.
Así llegaron sus 11 meses y en cuestión de días empezó a prestarme más atención, a sostenerme la mirada mucho más tiempo, a concentrarse en mis tonterías, a sonreír con las cosas que le digo. Me di cuenta que empezaba a pedirme que le cogiera en brazos y se quedaba allí tan contento. A veces le sentaba en el sofá conmigo y se iba pegando a mi hasta que acaba sentado encima, tan feliz. Si estaba de pie, se levantaba y me tiraba de los pantalones para que le aupara y le achuchara. Le cogía en brazos y se acurrucaba en mi pecho, ¡por fin!. ¡Hasta algún besito baboso me ha dado!. Ya me imagino que para muchos que me lean no les parecerá nada del otro mundo, pero es que nosotros no habíamos tenido esa experiencia aún y es maravillosa.
Desde que el día 4 empezó con la fiebre alta y lo malito que ha estado, estamos inmersos en una mamitis total. ¡Qué felicidad!. Hemos tenido días, los que más malito ha estado, que no le he soltado ni un sólo minuto, horas y horas con él en brazos, o sentado encima, o acurrucado contra mí, o durmiendo en mis brazos por primera vez en meses. Decir que estoy encantada es poco, siento un segundo enamoramiento, como si acabáramos de descubrirnos como madre e hijo. 
A día de hoy, que ya está mucho mejor, sigue igual de mimoso así que espero que ya se quede así para siempre o vaya a más porque estoy pletórica, si él tiene mamitis ¡yo tengo hijitis!. Ay, hijo, ¡cuánto nos vamos a achuchar si tu quieres!…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

32 comentarios sobre “Por fin, ¡mamitis!

  • el 14/10/2010 a las 9:21
    Permalink

    ay, qué bonitos son esos achuchones, besos y abrazos… Disfrútalos mientras duren!!! Un beso y me alegro un montón de que tu hijo ya esté mejor.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 9:44
    Permalink

    jaja, pues achuchalo bien mientras te deje, pero creo que volverá a las andadas cuando esté recuperado 😉

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:04
    Permalink

    Qué bonito!!! Me alegro un montón que puedas por fin vivir esa experiencia. Yo no me canso de tenerla en brazos y de achucharla y de darla muchos besitos, pero es que mi bichito ha salido igual de cariñosa que yo y eso es genial.

    Disfruta de ello y espero que dure siempre!!!

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:09
    Permalink

    Qué te puedo decir Mamá cc, yo también tengo hijitis, pero como todo en esta vida, el exceso cansa.
    Yo estoy toooodo el día pegadita a mi hijo, el problema es cuando no puedes hacer NADA sin tenerle pegado a tus faldas, o llora si te alejas, en fin, eso se hace duro.
    Pero reconozco que yo soy muy ñoña, y ando siempre dándole abrazos, achuchones y mimos, y no sé que haría si no pudiera dárselos.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:28
    Permalink

    Cuánto me alegro!!! Estaba claro que era cuestión de tiempo, así que a disfrutar de esta fase, que seguro que es chulísima!

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:33
    Permalink

    La verdad es que es genial cuando se dejan achuchar, pero claro como dice Belen, cuando estan todo el día encima de ti y no te dejan alejarte un segundo ni para ir al baño y mucho menos hacer algo también cansa. El mío tuvo unos días que tenía hasta que jugar encima mío se traía los juguetes más grandes que tenía y los ponía encima de mí, no se ni como podia con ellos porque pesan.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:38
    Permalink

    JAJAJAJAJA, Mis chicos y yo, mi hijo hace cosas similares. Y si no me pone los juguetes encima, se pone él directamente. Y claro con 17 kilazos del ala, te podrás imaginar.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:46
    Permalink

    el mio ayer tenia una noche rarita y no se dormia solito y se durmio encima mio.. cuanto tiempo¡¡ como lo echaba de menos.. disfrutalo mientras dure

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:47
    Permalink

    jejeje, bueno por lo menos has sacado algo positivo de lo malito que ha estado! jejeje

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 10:53
    Permalink

    Qué bonito. Ya ha llegado el momento que tanto esperabas. Me alegro mucho.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 11:36
    Permalink

    Me alegro mucho, la mamitis es tan buena para las mamas!! si tiene demasiada agobia, pero recompensa tantas cosas

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 11:36
    Permalink

    Muchas felicidades, todo llega mujer!!

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 13:08
    Permalink

    Te entiendo a la perfección, y aunque prefiero que Criatura sea tan independiente como es, en las escasas ocasiones en que demuestra un poco de mamitis… me chifla!

    Eso sí… lo de los besos… sigue sin gustarle!

    Pero de todas formas, hay que respetar el carácter de cada niño. La mía es independiente, intrépida, terca, con mucha fuerza de voluntad y muy inteligente! Y si es así… pues también veo cosas positivas, no?

    De todas formas, cuando se ponen malitos… nadie mejor que mami. Es normal, yo también soy despegadilla y cuando no estoy bien la que mejor me calma es mi madre!

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 13:24
    Permalink

    A que mola?
    Yo al mío le tengo frito!!!!, pero es verdad que cuando les da la mamitis fuerte es que no puedes ni mear sola!

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 13:54
    Permalink

    mi queridísima madraza: sigue disfrutando día a día de tu maternidad, de las más conscientes que he encontrado en mi vida. Y nosostros disfrutando contigo. Aún ahora con su edad (19, 18 y 12) lo que más valoro en mis hijos es el achuchón o el beso no pedidos de cada día.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 14:43
    Permalink

    jajajajaj… Me alegro mucho!!! De que haya pasado y de no haberme equivocado cuando lo vaticiné! 😉 Ahora, como el mío es un mes más mayor (y por eso me atreví a jugar a la pitonisa Lola con este tema)… no querrás saber lo siguiente, no? 😉

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 15:05
    Permalink

    Ains!

    Todo llega, todo llega; aprovechate y dale un achuchón de mi parte.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 15:37
    Permalink

    bydiplodoc, a disfrutarlos, si!

    Cartafol, hombre, ahora que está más recuperado está menos mimoso pero ha cambiado bastante, espero que se mantenga así!

    Suu, yo cuando cuentas cosas de tu nena me doy cuenta de que no se parece al mío en nada! jajaja cómo son!!

    Belén, mi hijo nunca ha querido que me alejara, ni perderme de vista para ir al baño, pero siempre desde la distancia, ¡qué gusto da ahora que se deje mimar!.

    Gem, siiii!

    Mis chicos y yo jajaja qué bueno!!

    Brujilla, eso, hay que disfrutarlo mucho!.

    Patri, no sé si habrá sido por estar malito, quizá haya sido simplemente por el paso de los meses, por hacerse mayor.

    Nuria, gracias!!

    Lamamadeunabruja, claro que no!!

    Estanjana, es bueniiiiiisima!!

    Arual, menos mal! jaja

    MadreYMas, yo creo que Criatura se parece bastante a mi hijo, desde luego. Yo soy despegadilla pero depende con quien, con mi marido soy una lapa.

    La teta reina, mola mucho!!!!

    Alba Arroyo jajajajaja

    Pilar T, muchas gracias, yo he sido muy muy poco cariñosa con mis padres, aunque también es cierto que ellos nunca lo fomentaron, espero que a nosotros no nos ocurra lo mismo!

    Mamaenalemania, cierto, cierto, me he acordado mucho de tu predicción!!! Ahora qué viene, quiero saberlo!!!!

    Leia Organa, eso, de tu parte también!!

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 16:04
    Permalink

    Que bien¡¡¡da una satisfaccion que pa que, verdad????
    Aprovecha, aprovecha que yo auqnue a veces me agobie siempre pienso en lo que me estoy llevando y que algun dia echare de menos.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 16:06
    Permalink

    Qué bonito! Entiendo que fuese frustrante la forma de ser de tu pequeñín porque el mío siempre ha sido muy mimosón y cariñosón y yo estoy encantada de que sea así (y cruzando los dedos para que la nena también lo sea!). La mamitis puede ser agobiante, por supuesto, pero también te hacen tanta ilusión los besitos, abrazos, los "mami te quiero" y todas esas cosas, que lo llevas mejor. A ver si a partir de ahora es siempre así.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 16:33
    Permalink

    Al final todos tienen mamitis.A lo mejor dentro de unos meses nos estás contando que no te deja ni a sol ni a sombra. Mi hijo de más bebe era como el tuyo, iba a lo suyo, con 9 meses más o menos empezó la mamitis y hasta hoy que hay días que no me lo despego ni con agua caliente, pero me encanta je,je,je.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 17:09
    Permalink

    Que bien!!!

    Que gustito da cuando se ponen mimosetes, eh???

    David besitos no me dá, pero le encanta que lo cola y me dá nos abrazos que no veas!! para mi suerte ha resultado ser super cariñoso…espero que no cambie!!

    A disfrutar de la mamitis!!!

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 17:36
    Permalink

    Qué bueno, mamá cc! Ya te habíamos dicho por aquí que podía tratarse de una etapa lo de ser poco mimosón. Ahora podrás disfrutar y emborracharte de hijitis, jajaja. Te cuento mi peque está mejorando, hoy me dijeron que es solo un constipado y que en un par de días tendría que estar curado. Besos.

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 19:06
    Permalink

    Yo soy de las q mi hija tiene mamitis desde q nació y ufff si q agobia eh.Mas q nada porq siempre kiere estar pegada a ti y a nadie mas.En el fondo me encanta pero tb me gustaria q se fuera con su padre.
    Aprovechateeee

    Respuesta
  • el 14/10/2010 a las 22:43
    Permalink

    Mamadejulio, es genial!!

    Laky, eso, a ver si ya no cambia! jaja

    Treintañera con hijo, yo creo que todos, al menos en algún momento, tienen algún ataque de mamitis. El mío ya estaba tardando! jaja

    Ana, a disfrutar, sí!

    Adry, me alegro de que tu niño esté mejor y no sea nada importante, con estos cambios de tiempo anda que no hay que tener cuidado!!

    Patry, mi hijo ha sido muy demandante pero solamente de tenerme a la vista, nada de contacto físico, menos mal que ahora estamos mejorando!.

    Respuesta
  • el 15/10/2010 a las 15:53
    Permalink

    Qué bonitooooo!me he imaginado ese momento de abrazos y mimos y es realmente precioso.El momento que describes del sofá me ha hecho mucha gracia jaja.Ah!la mia tiene ahora 2 meses y también repta!cuando he leido lo de reptar me he sentido identificada,la mia repta,pero para llegar desde mi hombro a mi teta! jajaja es buenisima! espero que te dure la mamitis,la verdad que es una maravilla cuando son tan pequeñajos y te achuchan eh…

    Respuesta
  • el 15/10/2010 a las 17:07
    Permalink

    Es algo muy maravilloso ser mamá, cuando eres lo maximo en la vida de alguién. Lo que te pasa ahora con tu hijo es muy bonito.

    Respuesta
  • el 15/10/2010 a las 21:58
    Permalink

    Paris, son para comérselos, te derritesssss!!

    Esmeralda, es precioso, es un sentimiento tan grande!!!

    Respuesta
  • el 16/10/2010 a las 9:10
    Permalink

    Estando como estoy absolutamente enamorada y embelesada con mi Nena, me resultaría muy doloroso que fuera despegada como ha sido tu bebito. Menos mal que el amor por su mamá ha sido más fuerte que su independencia nata jejeje

    Yo estoy deseando que la mía me dé besos y abrazos!! 😉

    Respuesta
  • el 01/04/2014 a las 12:06
    Permalink

    me he sentido muy identificada… A mi nena le pasa lo mismo, desde los 3-4 meses mas o menos empezó su independencia y hasta hoy, con 8 meses, me busca cuando me necesita por hambre, sueño, y poco más… A veces me siento como tu dices y me da pelusilla cuando leo sobre mamis que sus hijos tienen mamitis, pero otras estoy feliz de tener una bebé tan viva y espavilada…
    En fin.. espero que tarde o temprano vuelva a mi!
    Besos!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com