Mi amigo ha vuelto

Mi amigo ha vuelto a mi cama y a acompañarme todas las noches. Sabía que, aunque le hubiera abandonado una vez que dejó de ser necesario, volvería a apoyarme cuando me hiciera falta.

No me quita los calambres, ni el insomnio, ni el ardor de estómago. Tampoco consigue que me levante menos veces a hacer pis en mitad de la noche o que tenga menos pesadillas el poco rato que consigo cerrar los ojos. Pero me ayuda a respirar mejor, a no agobiarme con el tamaño del bombo y está tan fresquito que es ideal para los sofocos nocturnos.

A mi hijo no le ha gustado tanto la idea, creo que le da rabia que haya metido a otro en la cama, y lleva unas cuantas noches achuchándome como un pequeño koala, con el mismo frenesí con que yo abrazo al intruso.

Gracias, amigo, ¡qué bueno ha sido conocerte!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

21 comentarios sobre “Mi amigo ha vuelto

  • el 03/03/2012 a las 1:50
    Permalink

    Madre mia…pues como ocupe tanto como en la foto…vais listos lo que te queda de embarazo jaja.
    Espero que te sea leve y puedas descansar, por fin.

    Respuesta
    • el 03/03/2012 a las 1:52
      Permalink

      No ocupa tanto, es una almohada de 90, pero la de la foto tiene una pinta increíble! jajajaja

      Bueno, dentro de nada voy a dormir menos aún así que…

      Respuesta
  • el 03/03/2012 a las 8:25
    Permalink

    Yo estuve tentada a tener un amigo de esos pero me amenazaron con el divorcio jajaja asi que cada noche de los 270 días en mi insomnio pensé las mejores maneras de hacerle un agujero a la cama para meter la tripa y dormir boca abajo—a lo que resolví yendo al sofá y quitando uno de los cojines, el de en medio, para levitar pero poder meter la panza boca abajo. Muuu recomendable aunque uste no lo crea!!! Que te sea leve y saludos al amigo 🙂

    Respuesta
    • el 05/03/2012 a las 8:41
      Permalink

      Uy, qué buena idea!!!

      Respuesta
    • el 05/03/2012 a las 8:40
      Permalink

      Jajaja, es normal, ocupa mucho espacio y si estoy hacia su lado nos sirve de barrera!

      Respuesta
  • el 03/03/2012 a las 15:47
    Permalink

    Pues mi amigo sigue conmigo despues de 1año de q naciera claudia.mi marido quiere tirarlo por la ventana todas las noches pro vamos q yo se lo impido.es q ya me he acostumbrado a el jeje

    Respuesta
    • el 05/03/2012 a las 8:40
      Permalink

      Es que es tan agradable… no me extraña que te hayas acostumbrado!

      Respuesta
    • el 05/03/2012 a las 8:40
      Permalink

      ¿Verdad que sí?

      Respuesta
  • el 04/03/2012 a las 11:31
    Permalink

    el amigo, jajaja! desde luego! mi amor también le llama “l’amic” y tiene nombre y todo “Joan” ajajaja!
    Merece un post, yo no sé qué haría sin él! aunque yo llevo más tiempo con el intruso en la cama. Besotess!

    Respuesta
    • el 05/03/2012 a las 8:39
      Permalink

      Se merecen un post y cualquier homenaje que les hagamos!!!

      Respuesta
  • el 05/03/2012 a las 0:45
    Permalink

    Oooohhh, yo usaba uno cuando estaba embarazada! Era genial! Mi marido le llamaba “el hombre de la cama” porque decia que él habia quedado sustituido por un cojín… jajaja!

    Respuesta
    • el 05/03/2012 a las 8:39
      Permalink

      Jajaja, ¡no me extraña, son tan achuchables!

      Respuesta
  • el 11/03/2012 a las 8:59
    Permalink

    Yo vendo a esos amigos en mi tienda porque se lo necesarios y comodos que son!pero claro…normal que tu peque tenga celitos de no ser el receptor de tus achuchones!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com