¿Me das el perrito?

Al nene le encanta sacar de paseo a nuestra perrita. Le gusta llevarla de la correa, indicarle por dónde tiene que ir, que se suba a la acera, que no se meta por tal sitio, que vaya despacio, que se quede quieta… y le encanta dejarla suelta cuando se puede y verla correr con sus amiguitos perrunos. La llegada del buen tiempo y de las tardes más largas nos está permitiendo disfrutar mucho más de esta actividad, así que es habitual verles por el barrio de esa guisa.

Es bonito verles así. Comprendo que a la gente le llame la atención que un pequeño mico pasee a su perra, poco más bajita que él, y además lo haga con esa felicidad y sonrisa de oreja a oreja. Me parece natural que hagan comentarios. Sin embargo, no falla que nos encontremos, tarde tras tarde, quien cree que un comentario amable es decirle al niño:

¿Me das el perrito? ¿me lo llevo a mi casa?

El primer día me quedé de piedra. Y el segundo, y el tercero… Todavía no he entendido de qué va este comentario, más allá de aquello que ya dije en su día, que muy enferma tiene que estar una sociedad para considerar estos comentarios como amables y normales y corrientes. No me gusta nada ser borde y soy increíblemente tímida en estos momentos, pero confieso que me encantaría tener más morro para contestar algo ocurrente al mismo tiempo que igual de desagradable.

Mi hijo pone cara de no entender nada, me mira a ver si averigua algo por mi expresión facial y dice que no… Probablemente responde que no porque va tan feliz llevando a la perra y en ese momento no le apetece compartir la actividad, pero el día menos pensado le veo pasándole la correa al desconocido de turno, porque desde luego no creo que capte que el amable del día lo que le propone es otra cosa.

Qué forma tan curiosa tiene la gente de ser simpática con los niños…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

49 comentarios sobre “¿Me das el perrito?

  • el 29/03/2012 a las 18:55
    Permalink

    Totalmente de acuerdo contigo!
    ¿Y no te has encontrado con nadie que de pronto le suelte a tu hijo tendiéndole la mano: “¿te vienes conmigo?”. Porque de esas yo también me he encontrado unas cuantas y la cara de gilipollas que se me queda es para enmarcar

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:45
      Permalink

      Pues de esas no me he encontrado, no, pero todo se andará…

      Respuesta
    • el 05/04/2012 a las 18:51
      Permalink

      oh, sí, tiene algo de malo malísimo, es terrible, y no has llamado a la policía o mejor, no has denunciado por acoso? sois una panda de exageradas de mucho cuidado. De toda la vida he escuchado esa frase y la de los perros y de los juguetes y soy sana, normal, he crecido feliz. Teneís una cantidad de nidos de pájaros en la cabeza que no es normal. de verdad. Alucino. Sois raras de narices

      Respuesta
      • el 05/04/2012 a las 20:51
        Permalink

        Juana, lamento tomar esta decisión, pero este es el último comentario que te voy a permitir en mi blog. Me he cansado ya de admitir que nos insultes y nos desprecies cada dos por tres. Entiendo que no te gusten mis ideas ni las de otras personas y admito que lo expreses, pero no entiendo que vengas aquí vez tras vez a tratarnos con tan poquito respeto. Lo siento, pero gente así no es bienvenida por aquí.

        Respuesta
  • el 29/03/2012 a las 21:01
    Permalink

    Espera a que llegue el hermanito, ya verás como le van a decir: me das el hermanito? me lo das para llevar a mi casa?… Luego si no dejan que mires a su hermanito, se quejan.

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:46
      Permalink

      ¡Horror! Pues no ando yo preparada para esa nueva impertinencia, ¡gracias por avisar!.

      Respuesta
  • el 29/03/2012 a las 22:07
    Permalink

    jajajaj ¡me parto contigo! prometo que si te encuentro paseando al perro te diré a ti “me das al niñito” para ser simpática contigo jajajaja

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:46
      Permalink

      Jajajaja, pues no sé qué frase me gusta menos! jajaja

      Respuesta
  • el 29/03/2012 a las 22:09
    Permalink

    Pues te iba a decir lo mismo que ricinhos, al mío le preguntan si se llevan al hermanito… alucino.

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:47
      Permalink

      ¿Cómo puede ser eso? ¿Y tú qué dices? ¿Qué cara pone tu hijo? Es que no sé qué se contesta a eso, ¿hay que sonreir y hacer como si nada?.

      Respuesta
      • el 30/03/2012 a las 16:39
        Permalink

        Pues la primera vez me quedé parada… fue mi hijo el que dijo un no rotundo, jeje. Ahora él ya pasa, se debe haber acostumbrado (y eso que el peque sólo tiene 2 meses, imagínate cuántas veces nos lo han dicho ya!!) Lo peor es que muchas veces te lo dice gente muy cercana, mi madre, mis suegros, y sabe mal contestar mal porque los quieres y no es más que una broma… así que pongo mi mejor sonrisa y les digo que ni hablar, que el bebé es nuestro. A según quién sí que le he contestado, también en tono de broma, que si quiere un bebé que se haga uno…

        Respuesta
        • el 03/04/2012 a las 19:08
          Permalink

          Totalmente de acuerdo con lo que has comentado, ¡gracias!.

          Respuesta
  • el 29/03/2012 a las 23:10
    Permalink

    Yo creo que no hay que buscarles tres pies al gato…son frases hechas como hablar del tiempo…

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:49
      Permalink

      Pues ¡prefiero hablar del tiempo!. Entiendo que son cosas que se dicen por decir, sin mala intención, lo que no entiendo es cómo se han podido llegar a generalizar cosas así… Yo no me puedo conformar con eso de que es una frase hecha y, ale, hay que aguantarse. No me parece correcto, me parece bastante impertinente, de hecho… y no quiero formar parte de esa rueda que continúa permitiendo que se digan estas cosas como si nada… Aisss, soy demasiado Quijote, quizá!…

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 0:37
    Permalink

    Como ya te han dicho, este comentario es de o más corriente con el hermanito. yo siempre callo y espero a q Miss conteste; menos mal q ella dice q no, pero aun así insisten. No me gusta, la verdad, pero soy consciente de que son cosas de la calle, dichos de siempre.

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:50
      Permalink

      Pues joer con los dichos de siempre!!!. Como le he dicho a Ricinhos, no estoy preparada para que le digan a mi hijo que si se pueden llevar a su hermanito… de hecho, creo que mi cara con lo del perro es bastante neutra, pero no sé si voy a ser capaz de conservarla como me menten a mi bebé… ¡No lo comprendo!.

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 9:53
    Permalink

    a mi hijo le han cogido muchas veces de la mano y le han dicho lo de te vienes conmigo? y mi hijo se va tan tranquilo, bueno a alguna tb le ha contestado que no jajajajja.
    Yo creo que la gente lo hace para comprobar lo generoso que es el niño o si sabe decir que no o si es extrovertido, ahora el porque necesitan saberlo? pues no tengo ni idea.

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:51
      Permalink

      No me lo había planteado… Pero, si así fuera, ¿qué comprobación es esa? Primero, que a un desconocido que leches le importa si el niño es extrovertido o no. Y, lo segundo, qué sentido tiene confundir al niño con chorradas… Eso si es pequeño. Porque si es algo mayor y manda al desconocido a la mierda (que, francamente, es lo que habría que hacer) entonces qué, ¿es un antipático?. ¡Anda ya!.

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 10:15
    Permalink

    Hay cada “chiposo” por la vida…pero vamos, eso es porque tu perrita es chiquitina, mis padres tienen un perro q es cruce de partor belga con rottweiller (o como se escriba) y cuando mi hijo van con ellos y con el perro, te garantizo q nadie le ha dicho q se lleva al animalito a casa 😉

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:53
      Permalink

      Jajajajajajajaja ¡qué bueno!. Estaba pensando que quizá estas cosas provengan y se vean más normales entre quienes no tienen perro. Creo que cuando tienes una mascota la sientes como parte de tu familia, sabes que es un ser vivo, que tiene sentimientos, y que no querría irse con otra persona, quizá por eso molesta más, porque “cosifiquen” a un ser vivo y encima pretendan confundir al niño con cosas absurdas…

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 10:45
    Permalink

    Yo no tengo hijos pero he visto infinidad de veces a la gente preguntarle a un niño: “¿me das?” cuando está comiendo algo bueno. El niño a veces responde que sí y ¿qué hacen? Decirle que no, que “para ti, guapo”. Y a veces gracias, si acaso. Me parecería una cochinada que comieran de lo que come el niño y también me parece totalmente absurdo que le pidas algo para luego decirle que no. El niño se queda descolocado. Estoy de acuerdo en que es una forma de comprobar si el niño es amable y comparte, pero ¿qué necesidad hay?

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:54
      Permalink

      Te digo como a Mis Chicos y Yo, la verdad es que no me hubiera planteado nunca que fuera para comprobar cómo es el niño. Pero te contesto como a ella, ¿qué sentido tiene?. ¿Si el niño comparte es que es majo y si no comparte es que es antipático? Pues conmigo van a pinchar en hueso porque yo no voy a alentar ese tipo de comportamientos en mi hijo así que… seremos antipáticos los dos, ¡qué le vamos a hacer!.

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 13:04
    Permalink

    Con entradas como estas me haces reflexionar sobre este tipo de comentarios que aparentemente son inofensivos pero que pueden dejar a un niño muy descolocado. Creo que le das muchas vueltas a la cabeza, pero casi siempre atinas.

    Respuesta
    • el 30/03/2012 a las 13:55
      Permalink

      Hay muchos comentarios que se hacen diariamente que parecen inofensivos pero no lo son. Por ejemplo, las referencias al alzehimer, al autismo, a ser subnormal… eso es el pan nuestro de cada día y a mi me espanta. Si encima metemos por medio a un niño, me parece peor todavía. En fin, creo que la cosa no anda muy bien, es mi percepción…

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 15:32
    Permalink

    A mí estas cosas no me afectan mucho, la verdad es que para preguntas extrañas ya estoy yo ahí para contestar por ella lo que a mí me dé la gana, así la libero ya que no sabe qué decir. Pero es como cuando llegamos al parque y hay niños que no la respetan o que son muy brutos…, yo la ayudo o le doy la vuelta a la situación. El mundo tal cual es no me gusta, pero hago lo posible por cambiar lo que puedo. El otro día en el parque, mi nena es muy tranquila y se estaba columpiando en un trasto de esos con forma de caballo. Vino un niño de su edad aproximadamente y empezó a zarandearla, yo enseguida sujeté el columpio y le dije a mi niña: mira, el nene te quiere ayudar a columpiarte. El crío se quedó encantado de que pensáramos eso, y empezó a columpiarla con cuidado con una gran sonrisa en su cara… Para la próxima puedes contestar tú: no te damos al perro porque lo queremos mucho, por ejemplo.

    Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:08
      Permalink

      Me parece muy buena la frase que me sugieres, me la voy a apropiar!

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 20:25
    Permalink

    Reconozco que algunas veces no estoy de acuerdo con tus opiniones pero en esta no podriamos coincidir más. Si hay algo que me saca de mis casillas es la gente que invade mi espacio personal o el de mi hija. Escribí hace poco una entrada precisamente hablando de como una señora a la que no conocía de nada le había quitado el chupete de la boca a la niña para decir fracesitas por el estilo. Hay gente a la que no le molestan esos comentarios o actitudes pero otras a las que si ( me incluyo) y eso debería ser motivo suficiente para que nadie se tome la libertad de decidir si está bien hacer/decir esas cosas. Si además hablas de niños+perros mi indignación es doble, que manía la gente con no respetar el espacio de los animales. Saludos!

    Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:10
      Permalink

      Creo que la gente que no tiene animales no tiene la misma percepción que quienes sí los tenemos, al menos en general. Además, vivimos en un país donde la cultura que hay en torno a ellos es de maltrato. Yo siento que cosifican a mi perra, pero no sólo por esto que cuento en esta entrada, sino en general. Es como cuándo te preguntan que qué vas a hacer con tus animales al quedarte embarazada…

      Eché un vistazo a tu blog, me gustó mucho, además la estética es genial. Anímate a escribir un día sobre la crianza natural, me gustará leerlo. Besos.

      Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:10
      Permalink

      Pues vaya entretenimiento…

      Respuesta
  • el 30/03/2012 a las 22:22
    Permalink

    Definitivamente, los adultos hemos inventado maneras muy extrañas de acercarnos a los niños. Nunca le he dicho eso a un niño, pero no me extraña la preguntita… Es una broma típica que, se supone, debiera alegrar a tu hijo. ¡Qué tontera!

    Pero a mí de todo, lo que más me molesta (me molestaba cuando eran más pequeños porque ya no ocurre casi nunca) era que los tocaran, que les hicieran cosquillitas, que los acariciaran en la cabeza… ¡Personas descaonocidas! ¿Qué es eso? ¿Acaso yo todo a las personas por la calle porque sí?

    La sociedad es rara, muy rara!

    Cariños!

    Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:11
      Permalink

      Sí, ese tema fue uno de los que primero toqué en mi blog, a mi tampoco me gusta que toquen… ¡hay que respetar el espacio vital! jaja Besos.

      Respuesta
  • el 31/03/2012 a las 13:16
    Permalink

    Mira que an no tengo hijos propios, pues esa frase, la del hermanito y, sobre todo, la de aquello que estan comiendo (“me das… no, guapo, para ti”… Y el nio con cara de no entender nada) las habr oo decenas de veces con mis primos y allegados. En casa, en el parque, la familia lejana… Parece mentira pero es as
    Ms que humor o frases hechas, a mme suena a que es como si pusieran a los nios a prueba, para ver como de generosos son o como se reaccionan… Mi suegro es de esos, de los “simpticos”, y ha llegado a hacer llorar a mi hijastra con tonters como esa y peores en ms de una ocasinnn (como quitarle algo de las manos con lo que estaba jugando tan tranquilamente y decirle “es m!” solo para provocar a la nia, o decirle chorradas que asustarn a cualquiera como “pues nos vamos a ir y te vamos a dejar aqu… O_O). La verdad es que me cuesta mucho trabajo no contestar y tomrmelo con filosof, porque me pone de los nervios. He llegado a la conclusinnn de que son personas que no saben como tratar a los nios. Y lo peor es que muchas son padres! Me dan un poco de pena, porque esas personas piensan que eso es “divertido” y que asVecesse debe “jugar con los ni os”, despus el nio no para de hablar del otro abuelo o de la t que de verdad juega con ellos y con los que se lo pasan bien y se ponen verdes de envidia… En fin.

    Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:11
      Permalink

      Sí, son personas que no saben tratar a los niños, eso está claro… ¡pero son muchas, eh!.

      Respuesta
  • el 31/03/2012 a las 21:15
    Permalink

    Hola!!

    No he leido los comentarios anteriores por si alguien ya lo conto. Pero en mi caso le han hecho ese mismo comentario… con su hermanita!! Que tiene de gracioso!!
    Tanto se lo han hecho, que la primera vez que deje a la bebe para que me la cuidara una amiga y yo pudiese ir a natacinnn con el, se puso a llorar como un loco diciendo que no quer que la dejara ah que quer a su hermanita. Yo ya le hab explicado que esos comentarios lo hacn para hacerse los graciosos pero que no eran verdad. Pero tarde un par de minutos tratando de calmarlo y dicindole que NO la amos a regalar!

    Y yo no paraba de pensar, Que gente infeliz!

    Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:12
      Permalink

      Qué pena Irene, ver cómo un niño puede verse afectado por este tipo de comentarios, para que luego crean que son inofensivos…

      Respuesta
  • el 02/04/2012 a las 1:16
    Permalink

    Es verdad qeu a veces tenemos que aguntar comentarios poco afortunados de personas que no piensan mucho…
    Pero lo mejor(si no se te ocuure una fresca) es dejarlo correr…hayq eu tener en cuenta que la mayoría, cuanod dice algo como eso, ni siquiera le ven el lado malo…

    Son preguntas de herencia…vienen de años y años atrás…como algo que hay que decir cuando te pones delante de un bébé o un niñoo, como si fuera un argumento, no hay más, mejor no darle muchas vueltas.

    Un besazo

    Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:12
      Permalink

      Está claro que es mejor dejarlo correr, pero es que al final una lo deja todo correr y algunos días vuelvo a casa sintiéndome gilipollas por recibir tantos comentarios inoportunos y no hacer más que poner buena cara… de todo se cansa una!!

      Respuesta
  • el 02/04/2012 a las 10:03
    Permalink

    Yo es que creo que a la gente le encanta chinchar y hacer rabiar a los niños así que en una situación como la tuya, lo tienen bien fácil, ¿que el niño disfruta con el perro? pues entonces me lo tienes que dar… no sé, como no vaya por ahí la verdad es que no lo entiendo. Mi hija ayer estaba empachosa cuando nos íbamos del parque, normal, estamos de mudanza, la pobre no entiende nada, todo es un caos, etc y una señora, ni corta ni perezosa se gira y le dice a mi hija, “niña, no se llora” ¡¡¡pero si tiene 15 meses!!! es obvio que me lo estas diciendo a mí porque mi niña no te entiende y menos en ese estado de enajenación en el que entra cuando le da la rabieta.
    El caso es que tampoco lo entiendo, señora, si no le gustan los niños, no venga al parque por favor.
    Un besazo!

    Respuesta
    • el 03/04/2012 a las 19:13
      Permalink

      Me has recordado lo mucho que le gusta a la gente decirle cosas a los padres a través de sus hijos, como en el ejemplo que acabas de poner. ¡Madre mía cómo está el patio!.

      Respuesta
  • el 09/04/2012 a las 9:51
    Permalink

    Pues yo voy a ser la nota discordante. Yo no encuentro nada de malo en que alguien le diga eso a un niño, es una forma de hablar, de jugar, no tiene nada malo en ello. ¿qué le dices entonces? ¿qué te parece la crisis? Preguntarle a un niño si te presta su juguete es una forma de interrelacionarse con ellos, para ver si podéis jugar. Ellos mismos se lo preguntan entre ellos. En cuanto a lo de ¿te vienes conmigo? pues tampoco veo nada malo, vería malo que se fuesen. Es más, ese ejemplo es bárbaro para enseñarles que nunca deben irse con desconocidos. Yo creo que cuando tengas más de un hijo y sobre todo de dos te relajarás un poco. La vida no es tan “terrible” como la pintas. Te lo dice una mamá de seis.

    Respuesta
    • el 09/04/2012 a las 10:19
      Permalink

      Está claro que hay notas discordantes en este tema porque este tipo de frases son muy habituales. Lo respeto aunque, evidentemente, no lo comparto.

      Creo que no podemos escudarnos en que son formas de hablar, hay muchas cosas que se dicen con ese pretexto que realmente son inapropiadas, incluso impertinentes; no se justifica, ya somos adultos como para valorar lo que decimos. Por otra parte, creo que si la gente sólo sabe relacionarse con los niños (o con otros adultos con otras frases fuera de lugar) de esta forma es que realmente tienen unos recursos bastante pobres…

      Sobre la vida… cada uno la interpreta como quiere y puede, pienso yo. A mi me parece que la sociedad anda muy mal, no voy a cambiar de opinión porque tenga más o menos hijos.

      Gracias por compartir tu opinión, un abrazo.

      Respuesta
  • el 11/04/2012 a las 12:38
    Permalink

    Yo, cuando algún desconocido se acerca a mi niño y le dice el famoso ¿Te vienes conmigo a mi casa?, siempre reacciono de la misma manera. Les digo que sí, que se lo pueden llevar, que paso a buscarlo en un par de horas, recojo las bolsas/carrito y hago ademán de marcharme. Merece la pena ver las caras de pánico que ponen todos cuando me ven dar los primeros pasos alejándome. Todos sin excepción reaccionan diciendo que es una broma pero estoy seguro que el susto que se llevan les deja mal cuerpo por un buen rato

    Respuesta
    • el 11/04/2012 a las 13:32
      Permalink

      Tu idea me parece genial, me encantaría ver esas caras! jaja Bravo por ti!!

      Respuesta
  • Pingback:Blogs de papas y mamas CXII

  • el 10/04/2015 a las 12:37
    Permalink

    Es un hilo antiguo pero lo acabo de leer y ¡te entiendo, te entiendo, te entiendo!
    Me pasa exactamente igual. Mi hijo mayor (6 años) es bastante literal, nunca ha entendido las ironías ni los dobles sentidos así que cuando un adulto le dice “uy qué bici más bonita, me la llevo a casa” Él escucha exactamente eso.
    Al principio yo le decía “está bromeando, cariño, no lo dice en serio” Pero el niño no se quedaba convencido ¿broma? Pues no hace ninguna gracia.
    Así que ahora directamente, ante esas situaciones y cosas tan “graciosas” como “Uy, que hermanito tan guapo tienes, me lo voy a llevar a mi casa” que hasta a mí me ponen los pelos de punta, le digo ” Te está mintiendo, cariño, lo que dice es mentira” y hay que ver qué miradas recibo de los adultos.
    ¿Qué? ¿No es mentira? ¿Acaso te quieres llevar de verdad el juguete, la bici, el bebé? Pues si es mentira es mentira y punto me mires como me mires.
    Por ahí arriba dicen que cómo si no te relacionas con un niño que no conoces. Pues oye, para decirles eso mejor callarse y punto.

    Respuesta
    • el 15/04/2015 a las 15:38
      Permalink

      Pues bien dicho Raquel. Luego, además del perrito, es que si les das al hermanito, que tiene tela…

      Respuesta
  • el 17/06/2015 a las 19:21
    Permalink

    A los niños no hay que confundirlos, y menos aterrorizarlos, me parece demasiado ingenuo por parte de un adulto no imaginarse el sofocón que un crío puede llevarse si alguien. le sugiere llevarse a su perro o a su hermano, a su familia. Y qué cosas se les dice a los niños?? Pues mira, preguntarles por la crisis no, pero qué tal todo esto:
    – qué tal el cole? es divertido?
    – cómo se llama tu perrita? la quieres mucho?
    – te gusta pasear con. la perrita?
    – cuál es tu comida favorita? prefieres chuches o pizza?
    – cómo se llama tu mejor amigo? a qué le gusta jugar?

    Sigo?? Creo que madredeseis tiene poquitos recursos para charlar con. un crío, y no debería faltarle experiencia.

    Respuesta
    • el 26/06/2015 a las 18:27
      Permalink

      Estamos de acuerdo tu y yo Vanna 🙂

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com