Los recién nacidos no distinguen entre el día y la noche

Algo que creo que le conviene saber a cualquiera que vaya a tener un bebé es que los recién nacidos no distinguen entre la día y la noche hasta pasados unos cuantos meses. Está bien conocerlo porque así evitará que nos tiremos de los pelos cuando al nene le de por dormir de día y permanecer buena parte de la noche despierto reclamando atención y estímulos. Bueno, quizá nos tiremos de los pelos igual pero al menos sabremos que no es culpa de nadie, que es la naturaleza la que nos ha hecho así y seguramente tendría sus buenas razones para ello. El bebé de este modo se garantiza una atención continuada las 24 horas del día, que no sólo incluye la alimentación, algo que hoy día es fundamental pero antaño, cuando vivíamos en cavernas, debió serlo muchísimo más.

¿Podemos hacer algo al respecto?. Lo primero, dejar pasar el tiempo y no agobiarse innecesariamente. Entiendo que cualquiera que ha decidido tener un bebé conocía de antemano que los primeros meses se duerme poco y mal y, más adelante, según la suerte que se tenga, todo mejora. Pero sí que hay algo que se puede hacer para que poco a poco el bebé vaya encontrando el día cada vez más interesante: tener la casa bien iluminada, hablar en voz alta, tener música puesta o la televisión, hablarle y estimularle siempre que se pueda… Y, por el contrario, mantener la casa a oscuras por la noche, hablar más bajito y dulcemente, muchos arrumacos, en fin, un ambiente que invite al sueño y no a la juerga.

Tampoco es que esto nos garantice que el niño coja nuestro ritmo más rápidamente, la evolución de los ciclos del sueño es la que es y un bebé necesita dormir siestas cortas cada poquito rato. Además, no hay que pasarse con la estimulación y el jolgorio, que resulta extremadamente agobiante para los bebés y produce el efecto contrario. Pero seguro que esto, aplicado con sentido común, algo hace.

Mi hijo empezó a permanecer despierto casi todo el día y a concentrar las horas de sueño por la noche casi nada más nacer, y eso que en la tripa era claramente nocturno. Eso sí, dormía poquísimo, 9-10 horas de cada 24, así que realmente dormir, dormíamos poquísimo. Pero con dos meses sí que dormía unas 5-6 horas del tirón por la noche y de ahí fue en aumento. Desde luego, tuvimos suerte y nos fue bien manteniendo unas ciertas rutinas en el sueño.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia?.

(Más historias sobre el sueño infantil en El Club de los Pequeños Soñadores, de Ecus Kids).

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

21 comentarios sobre “Los recién nacidos no distinguen entre el día y la noche

  • el 22/11/2011 a las 12:58
    Permalink

    Mi experiencia ha sido fantástica, pues mis dos peques han sido de una crianza sumamente fácil, sobre todo al principio. Iván estaba siempre con nosotros, durante el día en el salón en su moisés, con la actividad normal de la casa, es decir, persianas levantadas, tv puesta, tono de voz normal, a excepción de la hora de la siesta en la que atenuamos todo porque yo sin siesta no soy persona. Se habituó a ese ritmo desde el primer día, y tanto es así que aún con 3 años y medio sigue con ese ritmo, es decir, la siesta es sagrada y la duerme, sí o sí. Él se despertaba para ocmer un par de veces durante la noche, pero en general era muy dormilón y nada llorón ni quejicoso. Lo que si cambié fue que al principio, cuando se despertaba por la noche yo ecendía la luz, me incorporaba, le cambiaba el pañal y le daba el pecho, con lo que nos desvelábamos los dos, además de que yo me partía la espalda. A la semana decidí no cambiarle el pañal por la noche, y si se despertaba lo pasaba a mi cama y le daba el pecho acostada, sin encender la luz, para no espabilarnos ambos, y fue lo mejor que pude hacer.
    Con Antía seguimos los mismos ritmos, solo que con la diferencia de que ella duerme toda la noche desde que nació, rara vez se despierta y casi ni me entero.
    Que sí, que soy una afortunada, lo se…

    Respuesta
    • el 22/11/2011 a las 22:20
      Permalink

      ¡Qué maravilla!.

      Respuesta
  • el 22/11/2011 a las 13:54
    Permalink

    Pues el mio debe ser la excepcion que confirma la regla, cuando era bebe no nos dio ni una mala noche, creo que antes del primer mes ya dormia 6 horas seguidas o más, yo estaba encantada, eso si, siempre ha sido un trasnochador, eso de dormirse pronto no va con el, cuando era muy bebe podia estar hasta la una aunque luego dormia del tiron. A partir de los diez u once meses es cuando ha empezado a dormir peor, se despierta muchas veces por la noche y es ahora cuando nosotros sabemos lo que es una mala noche.

    Respuesta
    • el 22/11/2011 a las 22:20
      Permalink

      Mi hijo también empezó a dormir algo peor con esa edad y con algo más de un año empezó a dormir con nosotros, ya ves!

      Respuesta
  • el 22/11/2011 a las 15:10
    Permalink

    Que suerte tenéis, el mío no empezó a dormir 6 horas del tirón hasta practicamente el año, de bebé ya fuera de noche o de día lloraba muchísimo para reclamar mi atención y no dormía nada, me decía el pediatra los bebes duermen unas 16 horas diarias, que??? el mío no llegaba a 11 ni sumando todas las siestas, a partir del año todo ha mejorado, no llora tanto y duerme mejor desde que lo metemos con nosotros en la cama. Mi solución ha sido el colecho, para poder descansar, ya que después de 12 meses sin dormir ni 7 horas seguidas, parecía mamá panda, por mis ojeras, la verdad que ha sido un año muy duro, pero mi gordo lo ha compensado. besos.

    Respuesta
    • el 22/11/2011 a las 22:19
      Permalink

      Ya, lo de las 16 horas es un poco de risa, yo creo que alguno dormía horas de más, de las que no dormían los nuestros jajajajaja.

      ¡Mamá panda! ¡buenísimo! jajaja

      Besos!.

      Respuesta
  • el 22/11/2011 a las 17:50
    Permalink

    MI experiencia ha sido fantástica… nada más traer a los mellizos del hospital intenté fomentar una diferencia entre día y noche… asique por la noche cuando los acostaba intentaba que la luz fuera muy tenue (lámpara de lava incluso para cambiarles pañal), les hablaba muy bajito o evitaba hablarles…. los tres primeros meses se despertaban cada 3 horas a tomar el bibe… princesita a partir del cuarto mes dormía 7 horas del tirón… repollete tardó algo más… pero el quinto més dormían 9 y 10 horas del tirón… más sus siestas respectivas.
    Ahora con 11 meses los acuesto a las 8.30 y los levanto a las 7.30 y no se despiertan para nada (salvo que hayan estado malitos)… duermen siesta pequeña de 10 a 11 y luego una larga de 1 a 3…
    A la niña es hecharla en la cama y cae frita, eso si debo cerrarle la puerta para que no vea luz ni oiga ruido o se me despista… y al niño hemos descubierto que todo lo contrario necesita una luz tenue y puerta abierta para sentirnos, además el niño necesita un libro que tiene que canta canciones, se duerme pasando hojas…
    PUedo decir que en 11 meses no me han dado ni una noche mala, exceptuando el niño cuando le salían los dientes.

    Respuesta
    • el 22/11/2011 a las 22:19
      Permalink

      Pues ojalá sigan así!!! Yo no tengo queja del primer año pero a partir de ahí… ay, la cosa se complicó un poquito! Pero vamos, mi hijo también es de buen dormir, sólo que ahora acompañado 🙂 Besos!.

      Respuesta
  • el 22/11/2011 a las 17:50
    Permalink

    A mi el colecho me ha salvado la vida, porque Peque, si bien de muy recién nacido dormía bastante, a las pocas semanas comenzó a despertarse mucho por la noche, y así hemos seguido durante bastante tiempo. Pero colechando ha sido muy llevadero…

    Respuesta
    • el 22/11/2011 a las 22:18
      Permalink

      Pues estupendamente entonces!.

      Respuesta
  • el 22/11/2011 a las 19:32
    Permalink

    Con el tsunami que se me vino encima cuando nació el peque, no sé si yo distinguía menos que él la noche del día, jajaja! Ahora en serio, mi bebé a los 40 días ya dormía 6 horitas del tirón, y antes de eso se despertaba solo para las tomas, cada tres horas, yo seguí los consejos que me dieron para que aprenda a diferenciar lo antes posible, y creo que funcionó porque en poquitos días estaba bastante regulado.

    Respuesta
    • el 22/11/2011 a las 22:17
      Permalink

      Me ha encantado lo del tsunami jaja

      Respuesta
  • el 22/11/2011 a las 23:20
    Permalink

    Con Alex tuve suerte porque de recién nacido tardo poco tiempo, unos dos meses, en dormir 6 horitas seguidas. Así q no puedo quejarme!

    Respuesta
  • el 23/11/2011 a las 10:21
    Permalink

    Que suerte que teneis chicas! que envidia!
    Mi peque se ha estado despertando hasta los 13 meses un minimo de 3 veces todas las noches, no se duerme hasta las 10 y a las 7:30 ya está en orbita, ahora llevamos tres semanas que solo se despierta una vez cada noche y no veais que alivio.

    Respuesta
    • el 23/11/2011 a las 16:44
      Permalink

      Jajajaja! Bueno, paciencia, todo puede mejorar, ¡ya lo verás!.

      Respuesta
  • el 23/11/2011 a las 11:31
    Permalink

    ¡Qué envidia! Está bien ver que realmente hay niños que duermen, me da esperanzas para cuando venga el segundo… porque la mía ha empezado a “dormir” al año y medio, hasta entonces se despertaba como mínimo cada tres horas. Sí, como mínimo. Y ni colecho ni nada. Ha empezado a dormir mejor, y a despertarse 1 o 2 veces cada noche a los 20 meses o así. Ahora, con 23 meses, se despierta una vez, con suerte, si no tiene mocos o tos… En fin, que tengo más sueño retrasado que yo que sé.

    Respuesta
    • el 23/11/2011 a las 16:43
      Permalink

      Bueno, mi hijo se despierta varias veces cada noche, creo que lo conté, pero ahora que dormimos juntos mira a su alrededor, da un trago de agua, me achucha… y sigue durmiendo. Si tuviera que ir y venir por el pasillo cada vez que se despertara yo también tendría sueño acumulado, que yo me desvelo muy fácilmente. Ánimo!!!.

      Respuesta
  • el 23/11/2011 a las 13:01
    Permalink

    Mi experiencia es buenísima.
    Criatura empezó a dormir del tirón al mes y medio. Y así ha seguido… hasta ahora que está a punto de cumplir 3 años.

    De bebé no dormía mucho durante el día, pero no era llorona ni reclamaba nuestra atención.

    Es verdad que desde que prescindimos del chupete, acostarla es más complicado, nunca quiere irse a dormir (también se nos hace mayor y se da cuenta de que si duerme, se pierde cosas y eso no le gusta!!!!).

    Eso sí, no es una niña dormilona. Duerme del tirón, pero nunca más de 9 horas, 9 horas y media.

    Los fines de semana empieza a llamarnos a partir de las 7 de la mañana, independientemente de que se haya acostado algo más tarde (porque haya habido, por ejemplo, alguna celebración). El día que más tarde se ha despertado ha sido a las 8 y media de la mañana. Es tempranera (como su madre!!!).

    Soy consciente de la suerte que hemos tenido, y de que no es lo habitual. Sólo recuerdo tres malas noches (contadas, 3) y todas fueron porque estaba malita!

    Nunca hemos practicado colecho, salvo alguna siesta ocasional, y a ella tampoco le vuelve loca ceder parte de su espacio…

    Ya sabes que la contrapartida es el tema de la comida… si por ella fuera… nunca comería!

    Respuesta
    • el 23/11/2011 a las 16:42
      Permalink

      Fíjate que el otro día comentaba con una amiga que hasta el verano mi hijo se levantaba todos los santos días a las 7 o antes… y para mi era horrible. Pero llegó el verano, se empezó a acostar más tarde y, bueno, ahora de media se levanta a las 08.30, que es una hora más razonable. Eso sí, se acuesta súper tarde, que no sé qué es peor. No sé cómo puedes ser tempranera, yo es que soy terriblemente nocturna, por la noche no tengo sueño pero por las mañanas, si pudiera, dormiría hasta mediodía! jajajaja

      Y lo de comer… hemos tenido mucha suerte en ese aspecto, esa es la verdad.

      Respuesta
  • el 23/11/2011 a las 16:07
    Permalink

    ¡Has descrito la misma situación que mi hijo!
    Mi peque solía dormir unas 9 horas más o menos de 24 que tenía el día, y por supuesto de manera ininterrumpida. La pediatra flipaba porque nos decía que debía estar durmiendo en torno a las 18. Decía que su “falta de sueño” se debía a sus ansias de no perder de vista nada de lo que ocurría a su alrededor.

    Cuando cumplió los 2 meses empezó a enlazar 6 horas seguidas por la noche y fue una auténtica bendición. Ya no dormía durante el día y sí por la noche. Poco tiempo después ya fueron 8 horas seguidas y a día de hoy unas 10, no más!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com