El rey de la piscina

La experiencia con la matronatación está siendo un éxito. 
Tanto que me estoy dando de cabezazos con la pared por no haberme decidido antes. He estado dudando muchos meses. Vivimos en un barrio de Madrid donde este tipo de actividades para bebés simplemente no existen, imagino que porque no hay demanda por parte de la población. Pregunté en los dos polideportivos municipales más cercanos y en uno directamente no existía la actividad y en otro sí, pero a partir de 18 meses. En Internet localicé varios centros privados en otros barrios pero me tiraba para atrás que estaban lejos de casa, pensando sobre todo en el tráfico y en la dificultad de aparcamiento, y en parte también el precio. Finalmente, a principios de mes me decidí a solicitar información en el que más me había gustado de todos, un centro que se dedica única y exclusivamente a actividades para bebés y que, aún estando en otra localidad, me pilla a 15 minutos en coche. La información que me dieron me convenció y después de la clase de prueba gratuita, mi marido fue el que más animó para que le apuntara.
En este sitio, las primeras 20 clases se contemplan como un programa intensivo. Te recomiendan ir todos los días de la semana o al menos tres, de forma que el bebé pueda ir adquiriendo unas destrezas básicas en el agua y fuera de ella. A partir de ahí, las clases son una o dos veces a la semana, como uno quiera.
Con la de ayer, llevamos 5 clases. No sé si está bien o mal que yo lo diga, pero mi hijo está hecho el rey de la piscina. Como me decía ayer un padre, “no creo que haya otro niño aquí que disfrute y aproveche las clases como el tuyo“. Así es, desde que entra hasta que sale no para de chapotear, reirse, intentar nadar, tocar a otros niños, coger cosas. Es tan alucinante que sólo se explica viéndolo.
Las clases duran media hora. Para mi hijo es una duración adecuada. Probablemente él estaría más rato (el lunes lloró cuando se terminó la clase porque quería más) pero terminaría muy cansado (de hecho, casi todos los días se está quedando frito a la vuelta en el coche). Sin embargo, para otros bebés más pequeños, media hora es demasiado por lo que algunos padres terminan saliéndose antes.
En estas poquitas clases hemos visto ya muchos avances. No es que mi hijo tuviera miedo al agua, más bien todo lo contrario, pero por ejemplo ahora ya sabe cómo se realizan los buceos e incluso pone cara de concentración y se prepara cerrando los ojos antes de la inmersión. Es muy divertido. Lo mismo cuando le sientas en el borde de la piscina y tiras su patito, que busca nuestras manos antes de tirarse al agua. Graciosísimo.
La piscina está a 32ºC y el ambiente exterior está muy caldeado. Está pensando así especialmente para los bebés, algo que tengo muy en cuenta, al igual que otros factores que me han conquistado de este sitio como la limpieza, el cuidado del agua, lo cuidadas que están las instalaciones (al ser un sitio sólo para bebés, los vestuarios se ve que están preparados, con cunas de viaje para que puedas dejar al niño mientras te cambias y otros detalles de este estilo). 
El monitor también me gusta mucho, se le ve con experiencia y muy animoso. Me gusta el mimo que le pone a su trabajo y los recursos que tiene para que mi hijo le preste un mínimo de atención, que no es fácil.
Las clases también sirven para que yo me ponga un poquito en forma. Manejar a mi hijo dentro del agua no es nada fácil con lo mucho que se mueve así que algo de deporte estoy haciendo. 
Y, por otro lado, estoy observando a otros bebés, algo que no hago habitualmente por no tener ninguno cerca. Es increíble ver como ya tan pequeños cada uno es de su padre y de su madre, cada uno con su carácter y sus manías. De nuevo, sin ánimo de ser yo madre en plan “mi hijo más”, lo cierto es que mi bebito destaca por encima de todos. Y no sólo porque su blanco nuclear deslumbra en la piscina, sino porque mientras los demás bebés se dejan llevar, apenas se ríen y tengo dudas sobre si disfrutan o no, mi hijo palmotea, chapotea, se sumerge, llora de la risa, intenta tocar a otros niños, quitarles su pato, salir nadando sin el churro, tirarse a la piscina antes de que le toque su turno, arrastrarse en la colchoneta cuando toca estar sentado… Como dije hace poco, ya ha conquistado a algunos padres con los que coincido y no me extraña, si yo estoy sorprendida con sus hijos tan tranquilos, ellos deben estar sorprendidos con el carácter alegre, risueño y afable del mío.
Tengo que reconocer que el verle tan feliz haciendo actividades que le resultan divertidas y con otros niños me relaja un poco de cara a la guardería. Al margen de que yo siga pensando lo que pienso, veo que mi hijo no va a sufrir demasiado, se lo va a pasar bien con otros bebés y haciendo actividades más divertidas que estar en el parque mientras yo trato de recoger la casa. Y viendo lo tranquilo que se marcha con su monitor, no tengo ninguna duda de que con la educadora hará lo mismo.
 
Además, las tardes están siendo mucho más divertidas. Las mañanas en casa las pasamos bastante bien, pero las tardes se estaban convirtiendo en una sucesión de quejas y lloriqueos, supongo que de aburrimiento, pero el calor tampoco permite otra cosa. Ahora al menos empleamos la tarde en algo mucho más entretenido, haciendo ejercicio los dos juntos.
Si alguien está dudando sobre si hacer matronatación o no, yo por lo menos probaría. Desde mi punto de vista, es mejor esperar a que el bebé se siente por si mismo sin problemas, antes me parece demasiado pronto para que disfruten. Hay algunos bebés de 5 ó 6 meses y los veo demasiado pequeños, de hecho muchas veces lloran y parecen estar a disgusto. Creo que la edad ideal empezaría sobre los 7/8 meses.
Se nota que estoy encantada, ¿no?.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

23 comentarios sobre “El rey de la piscina

  • el 11/08/2010 a las 10:50
    Permalink

    Sí, se nota muchísimo que estás encantada!!!

    Yo estaba pensando en cambiar, porque el profesor que tenemos no me gusta un pelo y además el agua está a 27º, que me parece muy poco.

    Me alegro un montón!!!

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 10:52
    Permalink

    Qué bueno que todo vaya tan bien!! Es que parece que todo estuviera pensado para niños activos como él! Cómo se llama el sitio donde lo llevas? Para tomar nota para el mío, aunque ya tendrá que ser para el año que viene.
    Se ve que al final lo de tu bebé es la actividad a pleno; ya verás que en la guardería se lo pasa pipas!!!

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 10:55
    Permalink

    Me alegro que os vaya tan bien la matronatación,y que tu niño se desenvuelva como pez en el agua.
    Mis dos hijos tienen un miedo al agua…es horrible,así que cuando dices que el tuyo se tira y que sumerge la cabeza con lo pequeño que es;me quedo alucinada y te envidio.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 11:14
    Permalink

    Se ve que ha sido un gran acierto. Parece que tu hijo necesita mucha actividad física porque es un niño muy activo. Me alegro de que todo vaya bien y que el peque disfrute tanto.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 11:21
    Permalink

    Me alegro que lo de la macronatacion haya sido un acierto. Yo cuando lleve a julito tambien me arrepenti de no haberlo hecho antes.
    Con lo que me he quedado flipada, tu peque bucea? es q julito se mete debajo del agua pero despacito y con cierto respeto…Va a ser q me tengo que replantear llevarle a esa pisci, jejeje.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 13:01
    Permalink

    Qué maravilla que vaya todo tan bien! Yo no llevé al mío porque, que yo sepa, por aquí sólo se daba matronatación en piscinas normales, públicas, con la temperatura estandar para todo el mundo: es decir, más bien frías y los bebés que iba siempre salían con otitis, catarros y tal…

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 13:01
    Permalink

    Pues la verdad es que sí, se te nota muy satisfecha y contenta, y sobre todo orgullosa de tu niño. Si es que es una maravilla, cuando hay sitios así, especializados, seguramente no tienen nada que ver con piscinas normales… y desde luego acostumbrarlo a nadar y a ¡bucear! de tan pequeño es un acierto.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 13:01
    Permalink

    HOLA HOLA !! soy nueva por aqui, pero de verdad como no vas a estar encantada si en su carita resplandece la emocion por el agua, yo tengo dos chicos y con el mayor tuve las mismas sensaciones que tu, pero el siguiente no le hace mucha gracia y me da penita que se le convierta en una tortura, que bien me algera mucho veros tan encantados a juntos !! un abrazo !!

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 14:25
    Permalink

    Donde yo vivo no hay de esas cosas… inconvenientes de vivir alejada de todo… pero, tengo un par de amigas que llevaron a sus hijas desde muy pequeñas y cuentan maravillas.

    Ya nos irás contando.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 14:28
    Permalink

    con qué higienizan el agua, con cloro o con ozono?

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 14:56
    Permalink

    Se nota que estás encantada y me parece fantástico. Es un gusto que el peque disfrute tanto y se lo pase tan bien. El agua es un medio maravilloso para los niños, estimula de un modo increíble al niño, se trabaja mucho la psicomotricidad, la respiración, el manejo en otro entorno distinto al habitual. Desde mi punto de vista todo son ventajas.

    Pero claro que te puedo decir yo si mi hijo lleva en la piscina desde sus 7 meses 🙂

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 16:30
    Permalink

    Yo estoy deseando apuntarnos pero por aquí tienen que ser más mayores. Me alegro mucho por vosotros!!

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 17:38
    Permalink

    Suu, 27ºC, para estar mucho rato, es un poco fresca, sí. Ya me contarás.

    Adry, ¿te lo cuento por mail?. La matronatación se puede hacer durante todo el año, eso sí, lo mismo te da un poco de pereza. A mi hijo le gusta la marcha, no lo sabes tu bien!.

    Kithy, yo estoy encantada porque mi hijo se lo pasa pipa. Si viera que no le gustara no le llevaría, me parece una tontería pasar un mal rato, siempre se puede intentar más adelante. Esta semana ya hemos visto como va debajo del agua con los ojos abiertos, es graciosísimo!!. Metiste a tus nenes en el agua de pequeñitos o ya algo mayores? porque dicen que eso influye, aunque mi hijo lo del agua parece que lo lleva en las venas.

    Nuria, un gran acierto, sí. Ya iré contando más anécdotas.

    Mamadejulio, el primer día ya se sumergió y ahora bucea un poquito, con los ojos abiertos y todo jajajaja. Ya me dirás.

    Laky, lo de la temperatura de la piscina y del entorno es de las cosas que más me preocupaban por eso que dices tu. De hecho, aun cuando ya pueda llevarle al polideportivo público más cercano no sé si lo haré o no precisamente por ese tema. Aquí está muy cuidado, es un invernadero pero además tiene sistema de ventilación, así que en invierno saldrá calefacción.

    Sonix, en este sitio se nota que se dedican a eso, además de la natación tienen otras actividades para bebés.

    Evelyn Jeab, muchas gracias!

    Leia Organa, ya te iré contando, sí.

    Penelope, déjame que lo pregunte, a ver si me acuerdo.

    Belén, creo que se aprenden muchas cosas, sí, fíjate que en estas pocas clases ya he notado algunas cosillas.

    Lamamadeunabruja, cuando te apuntes ya me contarás qué tal.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 19:06
    Permalink

    Sí, se nota que estás encantada!!!! No me extraña!!!! Ver disfrutar tanto a tu hijo con una actividad que además de divertida, es educativa, debe de ser una maravilla! Mis amigas que han tenido hijos recientemente también tienen pensado empezar con la matronatación dentro de nada, después del verano para ser más exactos, así que les voy a pasar tu post de hoy para que lo cojan incluso con más ganas!!!

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 20:42
    Permalink

    Yo he probado en varios sitios y, al final, me he quedado con el que tengo más cerca de casa y del cual soy socia. La pega es que no hay una piscina especial para bebes y las clases se hacen en la piscina grande, pero tampoco aceptan bebes de menos de 6 meses. La pena es que nosotras ya no podremos seguir el año que viene… porque a partir de los 2 años van solos…pero iremos igualmente nosotros por la mañana, y si hay hueco, la profe nos dijo que por ella no había problema porque hiciéramos el cursillo con los bebes.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 22:44
    Permalink

    Vale, mamá cc, si tienes tiempo, si no, no te preocupes. Besitos.

    Respuesta
  • el 11/08/2010 a las 23:03
    Permalink

    Qué bien que hayas hablado sobre la matronatación. Mi bebita todavía tiene 3 meses y no sabía cuándo era el momento idóneo para empezar, así que seguiré tus consejos.
    Me alegro un montón de que tu peque se lo pase así de estupendo. Debe de ser un medio en el que se ve relajado y poco frustrado, sin barreras, "como pez en el agua", jeje.

    Respuesta
  • el 12/08/2010 a las 9:50
    Permalink

    Desde luego disfrutar no sólo disfruta el peque, eh? Que la madre se lo pasa también en grande… 😀

    Me alegro de que lo paséis tan bien y de que tu nano aprenda tan rápido. Además la natación es un ejercicio de lo más completito.

    Un besote.

    Respuesta
  • el 12/08/2010 a las 11:23
    Permalink

    Yo si los metí un poquito mas mayores ,igual por eso tambien el miedo.
    Pero es que estos tienen miedo hasta cuando los bañas en casa y les vas a aclarar el pelo,ya se ponen a gritar y a llorar.

    Respuesta
  • el 12/08/2010 a las 22:40
    Permalink

    Que bien nena!!! me parecen genial las clases acuaticas esas, de siempre me lo han parecido, entre otras cosas porque los niños se habituan al agua, y si encima tu hijo disfruta, pues qué mas quieres!!!!
    Sigue disfrutando con tu pececillo.

    Besos guapa!!!

    Respuesta
  • el 13/08/2010 a las 8:49
    Permalink

    Nosotros estuvimos yendo a matronatacion cuando Adrian tenia más o menos la edad del tu peke. Disfrutabamos un montón los dos ya que era un momento muy divertido y para nosotros. Disfrutalo mucho
    Un beso

    Respuesta
  • el 14/08/2010 a las 22:19
    Permalink

    Nosotros vamos desde que Aran tiene 6 meses ( ahora tiene 14)y esta encantadisimo. Le pasa como al tuyo que es todo pilas y de las duracel. Le relaja y luego duerme un poquito la siesta( media hora)
    La verdad que tanta agua para chapotear, recoger pelotas de colores, caballito de mar para el solo….
    Y lo mejor, deporte para la mama.
    En invierno no tuve ningun problema, ni se constipo, ni tuvo otitis ni na de na

    Respuesta
  • el 14/08/2010 a las 22:48
    Permalink

    Perdón por haber tardado tantísimo en responder los últimos comentarios, llevo unos días con mucha migraña y no tengo ganas de ordenador.

    Gem, no me extraña que la gente esté encantada con la matronatación porque es una pasada, recomiéndaselo a tus amigas, seguro que se lo pasan genial.

    LadyA, aquí las clases son en piscinas medianamente grandes. En algunas zonas yo no hago pie, eso no me gusta demasiado, aunque si te soy sincera, me sirve para moverme un poco, que no sabes lo mal que me muevo y la forma física tan pésima que tengo.

    Adry, ¿me mandas un correo? Es que no encuentro tu dirección.

    Silvia, si tienes más dudas mándame un correo, yo encantada de contarte detalles, aunque me imagino que algunas cosas variarán de un sitio a otro. Yo creo que mi hijo en el agua se siente mucho más libre, con más facilidad para moverse que en tierra firme.

    Susana, yo me lo paso muy muy bien y ciertamente hacemos ejercicio los dos!.

    Kithy, pues puede influir la edad aunque yo viendo a otros niños tengo claro que a algunos el agua no les va y a otros les encanta. Si es que desde pequeños tienen muy claras sus preferencias!.

    Mo, gracias, nos lo pasamos pipa!

    Yasmin, gracias!!!

    Eva, seguro que ahora con 14 meses está hecho un fiera en al agua, ¿no?. A ver si en invierno seguimos igual, de momento no se ha puesto nunca malo, parece muy fuerte.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com