Baby Gourmet

Estoy teniendo una semana chunga en lo que achaques se refiere. Desde el lunes estoy con jaqueca, el martes me estuvo doliendo la garganta y hoy he añadido tensión baja (con sus consiguientes mareos), dolor de cervicales, ligera molestia en los oídos y unas decimillas esta tarde-noche. De ahí que haya tenido muy poquitas ganas de ordenador y me haya pasado bastante poco por otros blogs y menos por el mío.
No lo digo a modo de excusa total, pero algo ha tenido que ver con el hecho de que a mediodía se me ha caído el tarro de la comida de mi bebito al suelo y se me ha roto. Hemos tenido que comer fuera y me he llevado, como suelo hacer, su puré casero metido en un tarrito de cristal de 250 gramos, tarritos que reciclo de los potitos de fruta que a veces le doy. No es que me gustara demasiado el sistema porque no suelen cerrar demasiado bien las tapas y porque ya me había planteado que al ser de cristal se me podían romper pero por pereza no me he comprado un papillero decente. 
Ver estrellada su comida en el suelo me ha dado una rabia tremenda, me he sentido fatal conmigo misma, sobre todo porque si no se me caen 5 cosas al suelo diariamente es que no se me cae ninguna. ¡Lo mío es de traca!. Encima era tarde y el bebito andaba ya algo impaciente (porque estas cosas nunca pasan en casa, donde puedes volver a hacer un puré, o cuando todavía es pronto y puedes permitirte pensar más alternativas).
Así que mi marido ha tenido que coger el coche y dirigirse al supermercado más cercano a comprar algún potito industrial con el que salir del paso. En vez de comprar uno ha comprado tres: arroz con merluza, arroz con pollo y ternera con zanahorias. Para que tuviera yo donde elegir (y así minimizaba el riesgo de traer algo que a mi no me gustara, ¡que lo se yo!).
Abro el tarro de arroz con merluza. Aquello era una plasta tremenda. Lo caliento en el micro, lo remuevo… Puff, seguía pareciendo engrudo y además olía bastante fuerte. Mi niño nada más verlo puso cara rara y no quería abrir la boca. Una cucharada y cara de asco total, incluso arcadas. Y a continuación boca cerrada, para que no entren purés asquerosos.
Bueno, pues vamos a abrir otro. Mejor el de ternera con zanahorias, que al no llevar arroz se supone que será menos espeso. Efectivamente, tenía mejor pinta, más suave de textura, pero igualmente olorosillo. El bebito nada más ver el plato pone cara de “me traes lo mismo pero con otro color, tonto no soy, esto te lo vas a comer tu“. Giros de cabeza en todas direcciones, arcadas varias. Mi marido decide ayudarme sujetándole las manos y haciéndole reir, para que aproveche que abre la boca para meterle una cucharada. A la tercera cucharada y tras varias arcadas, empieza a empujar la comida con la lengua. Ahí decidimos dejarlo, no somos partidarios de obligar a un niño a comer a la fuerza y menos si es algo que por sabor o textura no le gusta.
Pero, claro, tampoco era plan de que se quedara sin comer porque era evidente que tenía hambre y estaba lloriqueando. Descartados los potitos industriales, sólo quedaba darle a baby gourmet un buen mendrugo de pan, que no falla. Y, efectivamente, el pan sí, un buen par de trozos, despacito, para dentro.
Después de comer nos volvimos a casa rápidamente para darle una merienda en condiciones y se zampó en 5 minutitos un puré de una pera, una manzana, un plátano, una naranja, tres galletas maría y dos cacitos de cereales. ¡Rebosaba el plato!.
Para que luego algunos se crean que porque son bebés son tontos. Anda que no distingue mi hijo entre el rico puré casero y el puré de bote, que ha preferido quedarse casi sin comer antes que comérselo. ¡Hoy hemos confirmado que tenemos un pequeño gourmet en casa!.
PD. Definitivamente voy a comprarme un termo papillero, un cacharro de acero inoxidable que conserve el calor y sea irrompible y no se salga. Esto de llevar botes de cristal estaba claro que no era buena idea. Así que sería estupendo si teneis sugerencias de marcas y/o modelos, he visto unos muy chulos en la tienda online de kukuxumusu pero no sé qué tal.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

14 comentarios sobre “Baby Gourmet

  • el 15/08/2010 a las 8:23
    Permalink

    Joo, qué mal rato!!!

    Yo siempre le hago su puré y lo tengo congelado en tuppers de plástico del mercadona y cuando voy a algún sitio, lo saco y lo llevo en una neverita con hielo.

    Suelo siempre llevar algún potito de comida por si me ocurre alguna desgracia, pero la vez que se me cayó el puré, se me había olvidado coger uno. Por suerte tenía de fruta y le abrí un poco y luego le di yoguar y teta. Así que lo arreglé bastante bien.

    A mi bichito al principio le pasaba con los de fruta cuando salíamos fuera, que no había manera, la daban arcadas. Pero al final se fue acostumbrando.

    Espero que la próxima vez lo tolere mejor o prueba a comprar esos tarritos ecológicos, que me han dicho que están mejor de sabor.

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 9:55
    Permalink

    Yo tenia uno de acero inoxidable y muy bien ,lo compré en dulce bebé,una tienda de aquí y me costó 20 € más o menos y de maravilla.
    Y te olvidas de desparrames inesperados,roturas e.t.c…

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 10:03
    Permalink

    Qué rabia te tuvo que dar!!!!! me lo imagino.

    La verdad que a mi no me gustan nada los potitos, su olor es asquerosillo. Pero para un apuro el que mejor toleran, al menos mi hijo lo toleraba es el de pollo a la jardinera, o el de pollo con verduras. Y la marca para mi más pasable Nutribén. Por diversas circunstancias durante un par de meses tuve que recurrir a ellos y a mi peque era el que le gustaba.

    Con respecto a tuppers, termos y demás. De cristal, como bien dices, nada de nada, los riesgos son considerables. De plástico tampoco porque a la mínima la comida coge olor. De hecho yo ni congelo los purés (los que hago para nosotros los adultos) en plástico. Os recomiendo siempre el cristal para congelar. Cogen olor, lo tengo comprobado. O bien congelarlo en los tarros herméticos que hay para bebés. Esos sí que son buenos.

    Y para transportar sin duda alguna termo. Yo no me gastaría mucho, cualquier termo te vendrá bien. Yo compré uno mediano en Carrefour que me hizo un servicio estupendo, mantenía la comida caliente, nada de olores, era cómodo de transportar, y lo tienes en varios tamaños y formas. Eso sí, no es tan mono con el de kukuxumusu :))
    Mira este de Jane:
    http://www.1000bebes.com/tienda.php?mod=producto&iu=424

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 10:06
    Permalink

    Ninguno de mis hijos ha pasado de la primera cucharada de los potitos de verduras. Y es verdad que no están nada logrados. En cambio los de frutas sí les han gustado a los cuatro. Así que cuando nos hemos visto en una situación como la vuestra, he recurrido a un trozo de pan y a uno de fruta al mediodía también. Yo siempre he usado botes de cristal (de los de tomate frito, mermelada o comprados vacíos en la ferretería), para casa y para fuera. Los uso para meter en la nevera, para congelar y, envueltos en una servilleta de papel y metidos en una bolsa de plástico, para llevar. Que te mejores pronto, mamacontracorriente.

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 10:31
    Permalink

    Pues sí, Suu, no sabes qué mal rato!!!. Los de fruta se los come muy bien, están mucho más logrados, los de "comida" están bastante malos, creo yo.

    Kithy, me suena mucho dulce bebé…. me suena haber visto una tienda llamada así en Toledo, no estoy segura.

    Belén, el olor es asqueroso. Yo también creo que tus indicaciones son muy buenas, a mi los tupper de plástico no me gustan mucho precisamente por lo que comentas. El cristal es mucho mejor para todo, menos para llevarlo fuera de casa, que luego pasa lo que pasa. El termo de Jané lo había visto ya precisamente ahí en 1000bebes pero me tiran para atrás los gastos de envío, buscaré a ver si encuentro algo baratito en una tienda física, que es verdad que el de kukuxumusu es muy chulo pero también muy caro.

    Naia, estoy totalmente de acuerdo contigo. Mi nene con los tarritos de fruta no tiene ningún problema, creo que están muy muy bien logrados, pero los otros son bastante malos. Yo también hago eso de envolver el tarro de cristal con una servilleta de papel y luego en una bolsa de plástico, el problema es que ayer se me cayó al suelo al ir a calentarlo, no sabes la que lié. Gracias por los ánimos!.

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 10:34
    Permalink

    Mamá cc, si vas a algún Toysurus tienes mucho de menaje para bebé (jeje, menaje, siempre me hizo tanta gracia esa palabra). Es posible que encuentres el de Jané. Hay uno de Chicco que también está muy muy bien. Y los precios de Toy son aceptables.

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 15:08
    Permalink

    Nosotros para salir fuera siempre le he llevado potitos para mi es mas comodo y julito nunca le ha hecho ascos. Nosotros siempre le hemos dado los de hero son los que me recomendo el pediatra y a los q nos hemos acostumbrado ambos.
    Asi q de tuppers no te puedo ayudar, yo solo use el termo de babe due para mantener el agua caliente cuando le daba biberon. Esa misma marca tiene tuppers de diferentes tamaños para pures, supongo q no sera mala, pero creo recordar q era bastante cara.
    Animo¡¡hay dias q es q se tuerce todo a la vez…

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 19:12
    Permalink

    Pues claro que son listos!!! donde esté un plato de comida casero, que se quiten todos los platos industriales! jeje!
    Me ha encantado lo de baby gourmet, un término genial!

    Respuesta
  • el 15/08/2010 a las 23:01
    Permalink

    Son bebes,
    pero si algo saben es de comer, beber, dormir y cagar, tienen un master y no se andan con chiquitas.
    Un dia movidito peor con final feliz con esa suculenta merienda.
    Yo ya tg las niñas grandes para recomendarte, pero con la variedad que hay en el mercado, cualquier cosa mejor que un frasquito de cristal.
    un saludo y mucha salud para tu bebito

    Respuesta
  • el 16/08/2010 a las 10:47
    Permalink

    puessi es un mal rato de verdad !! yo hago pures y los congelo en los potitos de ikea, la verdad a mis hijos no les gustaban los que vienen echos, por suerte ya los cuatro comemos en un restaurante, pero cuando tuve mis dos niños pequeñlos al tiempo….fue increiblemente muy dificil !! un saludo muy grande desde tenerife !!

    Respuesta
  • el 16/08/2010 a las 11:37
    Permalink

    Mi hijo también era un poco baby gourmet. Los potitos de fruta sí le gustaban pero los otros no hubo forma. Probé diferentes marcas y sabores y ninguno le gustó.
    Hoy sigue siendo un kid gourmet: no le pongas una hamburguesa si hay un buen solomillo delante!

    Respuesta
  • el 16/08/2010 a las 13:13
    Permalink

    A mi hijo sólo le gustan los de Naturnes. Creo que ya lo he dicho alguna vez. son los únicos que he encontrado que no llevan nada a parte de verdura, carna y pescado ( nada de harinas ni almidones ni cosas asi)

    Respuesta
  • el 16/08/2010 a las 15:32
    Permalink

    Belén, me pasará por el Toys's'Us, que además tengo otras cosillas que mirar.

    Mamadejulio, pues justo los que compró mi marido eran los Hero Baby y, puff, no tenían muy buen aspecto!.

    Gem, ya ves!!

    Pury de CB, muchas gracias por tu comentario!.

    Evelyn JEab, otro saludo para ti, muchas gracias por comentar!.

    Laky, así que kid gourmet! jajaja. Pues muy bien, la verdad, yo espero que mi hijo sea de los que disfrute el día de mañana con la buena comida, igual que sus papis!!. Aunque, todo sea dicho, una buena hamburguesa también apetece de vez en cuando!.

    Mamareciente, no estoy segura de si alguna vez ha probado los Naturness o no porque apenas le habré dado potitos de comida un par de veces. Me suena que si, y que no le disgustaron tanto como estos y que tenían mejor pinta. Parecen más naturales, desde luego.

    Respuesta
  • el 17/08/2010 a las 9:54
    Permalink

    Pero vamos a ver…. ¿Qué preferís vosotras, un buen plato de comida casera o uno de esos "prefabricados"? Pues los nanos son nanos pero no tontos, y si prefieren la comida de mamá por algo será! 🙂

    Mi hermana pequeña no comió apenas potitos por lo mismo que estáis contando (y sólo se le ofrecían en caso de extrema necesidad), y eso que era muy buena comedora. Cerraba la boca a cal y canto y no había manera de meterle ni una cucharada.

    Besos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com