Efectos positivos de las hormonas del embarazo

Aunque mi embarazo no fue bueno tengo que reconocer que las hormonas fueron bastante benévolas conmigo y noté, al menos, 10 efectos fantásticos:
1. Nada de ansiedad. A pesar de la preocupación y de la comedura de coco constante que yo tenía, en ningún momento sentí ni el más mínimo amago de ansiedad. Se que si me hubiera sometido a la misma presión sin estar embarazada me hubiera dado más de un ataque.
2. Adiós a la alergia. Aunque del asma empeoré muchísimo, la alergia desapareció como por arte de magia. Así que no eché de menos a los antihistamínicos. 

3. Ni me acordé de la astenia primaveral

4. A partir de la semana 20, una mejoría expectacular de la piel y el pelo. Mucha menos grasa, piel más fina, ni un grano, poros más pequeños…

5. A pesar de las dificultades para respirar, notaba una gran energía y vitalidad.

6. Una pachorra impropia de mi. Estaba desconocida.  


7. Piernas y brazos más delgados. Quitando el bombo, una línea más estilizada. 

8. Un desarrollo del olfato que ya lo quisiera un sabueso.  


9. Facilidad para comer alimentos saludables que antes ni probaba, sobre todo, algo de fruta y mucha agua (normalmente bebo muy poco líquido y la fruta ni la pruebo).

10. Y, el mejor efecto de todos: mi bebito

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

9 comentarios sobre “Efectos positivos de las hormonas del embarazo

  • el 05/04/2010 a las 14:37
    Permalink

    Pues yo de mis efectos secundarios de mi embarazo puedo destacar, el olfato q se me desarrollo inmensamente, en mi caso para mal, pq en el curro en pleno verano me tiraba todos los dias oliendo la falta de higiene de mi compañera de atras q me ponia de una mala leche impresionante durante las 8 horas q me tiraba alli. Al principio del embarazo las ganas descomunales de comer dulces, cuando yo siempre he sido mas de salado, la llorera por cualquier cosa y evidentemente mi bebito como bien dices.

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 14:48
    Permalink

    Lo del olfato es general a todas las embarazadas. En mi caso lo mejor fue que me desapareció la psoriasis por completo pero claro sabía que después iba a venir multiplicada por dos como así ha sido.

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 14:49
    Permalink

    En mi caso las hormonas favorecieron también mi alergia, mi asma. Tenía una energía desorbitada y una fuerza tremenda. Durante los tres meses que pasé en una cama temiendo por mi bebé daba yo energía y fuerza a todo el mundo, increíble!! Y cuando por fin salí de ella con un tripón que me desequilibraba iba y venía dando paseos a diestro y siniestro, preparando la habitación de mi peque y cien mil cosas más.
    El olfato fue increíble. Lo he tenido siempre fino, pero durante el embarazo fue la releche.
    Las piernas y el culete se me quedaron estupendos y de hecho los tengo mejor ahora que antes de quedarme embarazada, curioso.
    Y lo malo fue el hambre atroz que tenía a todas horas, me daba igual dulce, salado que mezclado…. me lo comía todo. 18 kilos fue la consecuencia. Pero igual que vinieron se fueron y tan ricamente.

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 15:28
    Permalink

    A ver cuento mi teoría, puede que las hormonas no te ayudaran con la ansiedad, si el hecho, de que un estado ansioso podría perjudicar al bebé.

    Probablemente, así como el cuerpo reacciona ante ciertas situaciones con ansiedad de forma inconsciente, reaccionase contrarrestandola por el bien de los dos y sobre todo del peque.

    Así que, para intentar controlarla ahora, como los niños, son como esponjas que lo absorven todo, puedes pensar, que si tú estás ansiosa, el peque, acabará reaccionando de esa forma ante situaciones potencialmente estresantes. De forma consciente ahora, puedes intentar, controlar, esos niveles de ansiedad, pensando en el peque.

    Esta es una teoría que he desarrollado con los primeros pasos de mi sobrina, muy atrevida ella, se ponía a andar, o pensaba que sería capaz de dar bien un paso, se caía, lloraba ella, lloraba yo, por lo que ella lloraba más aún, y hasta que yo no paraba de llorar ella tampoco.

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 17:25
    Permalink

    Yo estaba tambien perfecta,tuve un embarazo bastante bueno.. ni nauseas, ni granos, nada! Mi pelo estaba como nunca, me crecia el pelo y las uñas a pasos agigantados, mi piel perfecta, me cayó el vello horroroso que siempre tengo en la cara, vamos.. que si no fuera por los kilos de mas.. estaria siempre embarazada. Pero los dos ultimos meses me ocurrio algo raro.. que ya otras embarazadas me lo tienen comentado.. INSOMNIO! No podia dormir porque pensaba que me ahogaria.. era un terror el dormir.. me quedaba dormida sentada porque me daba la sensacion que me moriria ahogada si me tumbaba. Incluso tengo obligado a mi marido a mirarme mientras me dormia..por si me ocurria algo.. Unas paranoias tremendas..

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 19:43
    Permalink

    Sí, sí. Todo muy bonito y perfecto. Ahora haced una prueba. Preguntad a vuestras parejas por aquel periodo. Los que sean extremadamente sinceros (y valientes) dirán que, en general, habíais enloquecido. Eso sí, como os querían, aguantaron a pie firme, como hombres. 🙂 (lease la palabra "hombres" con voz gutural, por favor).

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 19:49
    Permalink

    Pues vale, estoy de acuerdo en que una está más guapa, el pelo genial, el cutis divino, peeeeero de mejora de la alergia nanai. No solo me chupé una alergia de aupa, a pelo, sin casi medicación si no que al final del embarazo me apareció una cosa llamada prurito gestacional, vamos un sarpullido por todo el cuerpo producto de la alergia a mi propio embarazo, manda huevos. Así que me daba una media de 7 duchas diarias para calmar el picor porque además como me tocó en plena ola de calor ni os cuento. Jamás he estado más limpita que en aquella época XDDDDD

    Por cierto lo del insomnio igual, también me pasó, pero yo dormia sentada los últimos meses del embarazo por culpa de los dichosos ardores, porque era tumbarme y subirme todo el ácido, que horror, es acordarme y ponerseme los pelos de punta.
    —-
    http://lallavedelbaul.wordpress.com/

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 20:28
    Permalink

    Está claro que cada una tiene unos "efectos". Para otro día dejo los efectos negativos, que fueron unos cuantos xDDD

    Por cierto, enestadodeguerra, mi marido estaba hasta el moño de mi, llevas toda la razón.

    Respuesta
  • el 05/04/2010 a las 20:29
    Permalink

    Por cierto, rincinhos, yo también creo que tu teoría va bien encaminada.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com