Cuatro meses

Mi bebé hoy cumple cuatro meses. ¿Cómo está? ¿Hace cositas nuevas?:

  • Según mis cálculos caseros, pesa 6.300 kg y mide unos 64 centímetros (¡veremos si el viernes la pediatra coincide con mis medidas!). 

  • Desde hace unos días, estando tumbado bocabajo consigue coger alguna cosita de poco peso e incluso llevársela a la boca.
  • Hace amagos de reirse a carcajadas cuando está contento, sin tener que hacerle cosquillas, pero todavía no ha arrancado.
  • Tiene mucha más cara de niño, la fase de recién nacido ya ha quedado atrás claramente.
  • Está sufriendo mucho con la boca. Le he comprado en la farmacia una crema que se llama “nani predental” pero las pocas veces que se la he untado en la encía no he notado que le haga nada. Se le notan claramente los dientecitos (los dos de abajo), la encía está blanquita y tiene un punto de sangre. Como no tengo experiencia en estas cosas no me atrevo a asegurar nada, pero apostaría a que le van a salir los dos al mismo tiempo y probablemente antes de que cumpla los cinco meses.
  • Definitivamente le he pasado a la silla y salvo que la pediatra me eche la bronca, voy a guardar definitivamente el capazo.

Y, ¿cómo estoy yo?:

  • Estoy a un kilo o kilo y medio de mi peso antes del embarazo, es decir, muy cerca. De hecho, he recuperado un pantalón. La mala noticia es que ahora que veo que me queda tan poquito para volver a mi peso, soy consciente de que la tripa no se irá y muchos pantalones seguirán sin valerme. Hoy me he probado un pantalón de estos hiper-bajos de tiro, que se abrocha a la altura de la cadera, al que tengo muchísimo cariño, y me faltan unos 3 dedos para abrochármelo. Creo que lo doy por perdido porque estoy confirmando esta teoría que corre por ahí, cual leyenda urbana, acerca de que con cada embarazo la cadera se ensancha mínimo 1 cm y ya nunca vuelve a su sitio el hueso. Habrá que asumirlo.
  • La cicatriz de la cesárea está empezando a estar menos roja y algo más rosita. La impresión de tener dos tripas, una por encima y otra por debajo, casi ha desaparecido. Está menos hundida.
  • Aunque no me molesta en ninguna actividad, cuando me aplico crema en la zona de la cicatriz sí que noto molestia. Donde más me duele es a un palmo por debajo del ombligo, es decir, encima de la cicatriz.
  • No tengo ningún “resplandor” de madre reciente y he vuelto al rollo del pelo y el cutis graso, qué le vamos a hacer.
  • A pesar de todo, tengo una cierta nostalgia del embarazo…¡Quién me lo iba a decir!.

Resumiendo: ¡estamos estupendamente!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

10 comentarios sobre “Cuatro meses

  • el 02/02/2010 a las 17:13
    Permalink

    No estoy de acuerdo, yo creo que estás estupenda!

    Respuesta
  • el 02/02/2010 a las 19:24
    Permalink

    Lo de los dientes lo mejor es que tenga algo para morder, hay mil tipos de mordedores, suelen recomendarse mucho los que van rellenos de líquido y se meten al congelador para que el frío les alivie. Las cremas con anestesicos tópicos como la que comentas, pues bueno, yo creo que no tienen mcucho efecto, puesto que se las chupan que da gusto. Si lo ves muy molesto, lo que es mano de santo es el apiretal ( paracetamol), o sea, analgésico y punto, que lo pasan muy mal los pobres.

    Respuesta
  • el 02/02/2010 a las 22:00
    Permalink

    Para los dientes lo mejor son los mordedores o si le duelen mucho pues apiretal como dice Pilar. Yo nunca le he dado cremas de esas porque le pregunte a la pediatra y me dijo que eso les calmaba un poco de primeras pero que luego era peor porque le ponia las encias mas dura, yo por si acaso no probe pero a lo mejor esa es distinta.

    Respuesta
  • el 02/02/2010 a las 22:10
    Permalink

    El problema de los mordedores es que todavía no sujeta cosas de mucho peso y no atina bien a metérselos en la boca. Así que de momento hacen poco apaño…

    Respuesta
  • el 02/02/2010 a las 22:14
    Permalink

    Felicidades por esos 4 meses!! El tiempo pasa volando, sin dudas. Besos.

    Respuesta
  • el 02/02/2010 a las 22:32
    Permalink

    ¡Felicidades! ^^ Lo que más me gusta de los niños es que crecen rápido, y es como una forma de constatar de manera más que clara que, efectivamente, son una vidita más sobre esta Tierra ^^

    Y a la mamá, no te deprimas por lo de la cintura, después de todo, ¿me dirás que no vale la pena? 😛 Pantalones hay a tutiplén en las tiendas, y además, ¡seguro que estás guapísima! 😛

    Hablando de peso… -_- Tengo que perder -_- Parece que cuando empiezo a hacer algo por bajar, engordo más… Misterios de la vida XD

    Respuesta
  • el 03/02/2010 a las 9:15
    Permalink

    Felicidades al pequeño por su "cumplemés" y a su estupenda madre también. ¿Por qué no pruebas a ayudarle a sujetar el mordedor a ratos? Lo de la cadera es definitivamente leyenda urbana y de la tripa, ya verás como para el verano ni rastro.

    Respuesta
  • el 03/02/2010 a las 20:00
    Permalink

    Yo siempre he oído que te recuperas más tarde de las césareas que de los partos vaginales, no sé si será leyenda urbana o que… tu paciencia que seguro que para el veranito te vemos luciendo tipín en la playa del manzanares :P.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com