¿Cómo arropar a los niños durante el sueño?

Algo me dice que la preocupación por mantener calentitos a nuestros hijos mientras duermen es algo que viene de muy atrás, que siempre ha preocupado a las madres. Recuerdo perfectamente que mis padres compraron una especie de pinzas que servían para sujetar firmemente la ropa de cama y, de paso, evitar que pudiera caerme. Así estuve durmiendo durante muchísimos años aunque todo tenía su truco, pues por muy tirante que quedaran las mantas, siempre terminaba sacando las piernas fuera con el paso de las horas.

Y es que yo, como mi hijo, y como muchos otros niños (y adultos, claro) he sido siempre muy calurosa, quizá aún más a la hora de dormir. A mi me sobra la ropa de abrigo cuando me voy a la cama, debo generar calor más que suficiente como para taparme en exceso, y a mi hijo le pasa lo mismo. Por eso, la combinación calor del bebé más la preocupación de la madre por mantenerle tapado, a veces convierten las noches de invierno en verdaderas luchas abriga-destapa y vuelta a empezar.

Los primeros meses son los más fáciles. El bebé no se mueve por lo que se le puede echar una sabanita, una mantita liviana, lo que sea necesario. Pero en cuanto empiezan a moverse es otra historia. Y cuando con el paso de los meses, además de moverse, protesten enérgicamente cuando sienten calor, la cosa se complica.

No soy nada partidiaria del exceso. Si mi hijo mantiene calentito el cogote, sin sudar, es que está bien tapado, aunque para mi gusto haga frío. Tenerle sudando a mares sólo hace que duerma mal y se despierte frecuentemente (además de estar contraindicado, especialmente en los más pequeños).

Sistemas eficaces para tapar a los bebés (y no tan bebés) sin que se destapen hoy día hay varios, entre los más habituales: el pijama manta y el saco de dormir. El pijama manta es un sobrepijama gordito que se coloca encima del pijama normal. Nosotros no lo hemos probado nunca, creo que para mi hijo sería excesivo. El saco de dormir, en cambio, suele tener los brazos libres, por lo que respira y refrigera por ahí. La mayoría de los sacos de dormir están clasificados por ratios, por lo que podemos elegir el más adecuado en función de la temperatura que haga en la habitación, el grosor del pijama con el que duerme y el nivel de calurosidad que tenga el nene. A nosotros nos funciona muy bien tener dos sacos, uno más abrigado que otro, e ir combinando. Además, le permite libertad de movimientos y no pesa nada. Existen sacos, que yo sepa, con medida hasta los seis años, así que nosotros pensamos continuar con este sistema. Lo recomiendo sin lugar a dudas.

(Más historias sobre el sueño infantil en el Club de los Pequeños Soñadores, de Ecus Kids).

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

37 comentarios sobre “¿Cómo arropar a los niños durante el sueño?

  • el 08/11/2011 a las 9:39
    Permalink

    Yo nunca he usado los sacos de dormir, más que nada, porque mi hija se mueve mucho y no creo que le hubiera gustado tener los dos pies metidos en un saco…Así que, el pijama manta fue siempre nuestra primera opción. Hasta el año pasado, nos funcionó perfecto, pero ahora, como ya no lleva pañal, no se si será práctico seguir usándolo o no…. Ayer precisamente intenté ponérselo y lo llevo un rato, pero al poco ya me dijo que no lo quería, que tenía calor…El problema viene luego, a las 3-4 de la mañana, que ella está dormida tan ricamente, pero yo noto que tiene las piernas o los brazos fríos….Este año tendremos que inventarnos algo.

    Respuesta
    • el 08/11/2011 a las 10:43
      Permalink

      Durante varios meses, por el calor, ha estado durmiendo sin nada. Y yo pensaba esto que comentas tú, que en cuanto refrescara a ver quien le ponía el saco, pero no ha sido así. Lo cierto es que el saco deja mucha más libertad de la que parece a priori. Mi hijo es capaz de recorrerse toda la casa andando con él puesto, con eso te lo digo todo. Vamos, a mi es que me pasa al contrario, lo que no creo que aguantara para nada sería el pijama manta, de hecho creo que ni me dejaría ponérselo, mientras que el saco se pone en un pis pas, incluso dormido si algún día veo que se resiste a ponérselo.

      Es que es lo que tu dices, de madrugada refresca y a ver cómo les tapas… mientras admita el saco, seguiremos con él.

      El único problema que le veo para que pruebes si le gusta es que los sacos son caros. Porque para bebés pequeños los hay hasta en Carrefour, mucho más baratos, pero de talla grande sólo los he visto de la marca original y son un pastón.

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 10:03
    Permalink

    YO he usado mucho los sacos con Iván y ahora los uso con Antía. COn Iván dejé de usarlos cuando empezó a dormir solo en su cama, alos 2 años, pues si se quería levantar para venirse a nuestra cama con el saco solo podía caerse, así que dejamos de usarlo. Pijama manta no hemos usado nunca porque comos on de fibras sintéticas con la piel atópica se le irritaba la barbilla, del roce con el pijama. Y ahora he visto unos chulísimos en C&A, tipo mono, de CARS y cosas así, pero no se si comprárselo porque con el tema de hacer pipí no se yo si sería capaz de bajarse la cremallera sin accidentes jajaja.

    Respuesta
    • el 08/11/2011 a las 10:45
      Permalink

      Lo de que se iba a caer, no te creas. Como le acabo de decir a LadyA, mi hijo es capaz de ponerse de pie, bajarse de la cama (que es alta) y recorrerse toda la casa andando con el saco puesto y sin caerse (y eso que no es especialmente hábil). Realmente el saco da más libertad de la que parece. No he visto esos que comentas tipo mono, ¿están en la sección de a partir de dos años?. Les echaré un vistazo. En el tema del pipi no había yo pensado, eso es cierto… pero como tengamos que prescindir del saco tengo claro que dormirá toda la noche en pelotas jajaja

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 14:30
    Permalink

    Este es nuestro gran problema. Yo me paso las noches tapandole y el destapandose. Ayer precisamente compré unas pinzas de esas que tú tenías. Mañana se las pondré a ver que tal.
    El saco me agobia muchiiiisimo me da la sensacion de angustia, de no poder moverse. Lo del pijama manta me lo había planteado pero he leido en el comentario de Nereida que con piel atopica irrita un poco, así que descartado. No le puedo ni poner de los de terciopelo porque le irritan unicamente algodon 100%
    No sé como solucionarlo, tenía puestas mis esperanzas en las pinzas pero no es la primera que me dice que no sirven para nada.

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:29
      Permalink

      Fíjate que a mi la angustia me la da el pijama manta, tengo la impresión de que eso da un calor de la leche! jajaja

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 14:57
    Permalink

    sabes el chiste ese que dice, ¿que es un jersey?, lo que le pone una madre a un hijo cuando ELLA tiene frío…, pues eso me pasa mí.
    Los sacos me dan claustrofobia y creo que a Boli también.
    Siempre ha dormido con pijamas de una pieza y estaba bastante tranquila xq los pies siempre estaban abrigados, el problema viene ahora que los usa de dos piezas y no llevan patuco. De momento como colechamos no hay problema, aunque taparle a veces sea misión imposible. El tema será cuando se pase(si eso ocurre alguna vez en la vida) a su cama…, pero bueno de aquella ya pensaré las alternativas 🙂

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:29
      Permalink

      Si, hay un chiste de esos que es de Gila jajajjaa

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 15:54
    Permalink

    Yo ando con ganas de coger a Princesita un saco de dormir porque no para en toda la noche… pero dudo mucho que la pobre aguante ahí metida, con todo lo que se mueve el verse prisionera haría qeu terminara por cabrearse, en cambio Repollete así como le dejes por la noche así amanece…

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:28
      Permalink

      Yo te digo, de verdad, que el saco una vez puesto sorprende. Nosotros no pensábamos que el niño fuera a soportarlo porque es muy inquieto y sin embargo duerme estupendamente, no le molesta para nada. Puedes probar, no pierdes nada…

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 17:09
    Permalink

    Hola!

    Yo vivo en una ciudad andina de clima frío todas las noches del año, y mi hija duerme con una camiseta de algodón y su pijama térmica, la marca carters es buenísima porque no los hace sudar ni los sobre-abriga. Cerca le dejo una manta fina que dependiendo la noche – mas fría o menos- la cobijo o no (duerme conmigo). Yo creo que como en todo, hay que confiar en la capacidad de los niños, de saber si sienten o no frío.

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:28
      Permalink

      Me suena mucho esa marca, me suena haberla visto en EE.UU. Debe hacer mucho frío por allí!

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 18:02
    Permalink

    Yo en el sidecar de mi Peque tengo una especie de saco de dormir, pero el NO soporta sentir nada encima, así que la única solución es ponerle un pijama grueso y la calefacción a un nivel con el que no pase frío al dormir destapado…

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:27
      Permalink

      Bueno, te diré que mi hijo aunque esté dormido profundo se da cuenta de si le has echado aunque sea una sabanita sin peso ninguno y se cabrea y se la quita. Pero con el saco no le pasa. Alguna noche se resiste un poquito al ponérselo pero no tanto por el saco sino porque el saco significa que se acaba el día y hay que dormir.

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 19:00
    Permalink

    Yo he usado de todo jejeje, hasta el año usé el saco, después usé el pijama manta porque con lo que se mueve mi hijo cualquiera le metía en un saco y ahora que no lleva pañales pues lleva un pijama normal de los gorditos de dos piezas y una camiseta interior debajo, yo le tapo cuando se duerme y él se destapa cuando quiere, probé una funda nórdica saco pero se destapa igualmente, a mi me preocupaba que pasase frío pero su padre me hizo ver que él se destapa porque tiene calor, y cuando tiene frío se vuelve a tapar él solo, y lo he comprobado y efectivamente por las mañanas se levanta tapado aunque muchas noches al rato de taparle se destape.

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:21
      Permalink

      Jo, pues yo no veo a mi hijo arropándose el solito! jaja

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 19:21
    Permalink

    Mi gran dilema..
    nosotros hemos vuelto a el saco (tengo uno no muy gordo de hm hasta 3 años que aun le vale) va a hacer dos.. pero en breve le pasare a su cama (la siesta la echa en la nuestra) y el saco me da miedo por si se tropieza al bajar ya se baja solo y abre la puerta..
    estoy mirando saco nordico, pero no las tengo todas conmigo asi que si alquien lo usa y lee esto a ver si me dice que tal (mas que nada porque son carillos) sino usare una funda nordica normal que sale mas barata y queda mona una vez que la cama esta hecha y pijamas gorditos (tengo un par del primark recien comprados)

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:20
      Permalink

      Yo no creo que con el saco vayas a tener problemas de tropiezos porque realmente les da mucha libertad, como he comentado antes, mi hijo es capaz de andar con él y bajarse de la cama. Es que si yo no le pusiera eso, dormiría siempre destapado, no tengo más opciones y ésta nos va estupendamente.

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 20:59
    Permalink

    Una pregunta: donde compráis los sacos? Yo solo los encuentro para pequeñitos y el que tengo lo compré en baby deli, único sitio donde vi uno de hasta tres años. Mi hijo ya tiene año y medio y no cabe en los más chiquititos

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:19
      Permalink

      Tienes razón que es más fácil encontrar los de talla más pequeña y, sobre todo, a mejores precios, porque los puedes encontrar en casi cualquier tienda, incluso en Primark. Yo los de tallas ya para niños mayores sólo los conozco de Mothercare (marca propia) y de marca Grobag, que son los originales. Estos últimos los venden en El Corte Inglés, que es donde los he comprado yo esta última vez (por cierto, de oferta) o en Mothercare.

      Respuesta
  • el 08/11/2011 a las 21:31
    Permalink

    Nosotros estamos usando ahora un pijama manta y por ahora nos va bastante bien. El saco es que la gordi intenta sacar las piernas y se pone muy nerviosa… Cada niño es un mundo!!!! Miles de besos

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:18
      Permalink

      ¿Intenta sacar las piernas? Qué curioso jajaja Mira que mi hijo es inquieto durmiendo! jajaja

      Respuesta
  • el 09/11/2011 a las 16:57
    Permalink

    Nosotros de momento nos apañamos con el pijamita normal y camisetita interior, David es caluroso. SIempre que lo tapo termina detapado. Supongo que intentaremos con el pijama manta, como otros años. Ah!! y opino como tu… no tiene ningún sentido que nuestros hijos suden la gota gorda por nuestro empeño en abrigarlos mas de lo que toca!!!

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:18
      Permalink

      Pues si os va bien así, ¡a seguir!.

      Respuesta
  • el 09/11/2011 a las 17:00
    Permalink

    Mi peque tiene ahora 10 meses y también tenía muchos reparos con lo del saco, porque no para, ni si quiera dormido… La gran sorpresa fue cuando la primera noche que se lo puse, no protestó en toda la noche y apareció girado 180º en la cuna, como suele ser habitual. Así que libertad de movimiento no hay duda de que la tiene 😉 Yo estoy encantada con el saquito. Duerme tan a gustito que cuando por las mañanas voy a buscarle para llevarle a casa de la abuela, sigue dormido como un tronco… y eso es lo que más me duele, sacarle de la cuna estando tan a gustito. Besitos

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:17
      Permalink

      Sí, tienen mucha libertad de movimiento, realmente engañan. Yo también estoy encantada, no dejo de recomendarlos.

      Respuesta
  • el 09/11/2011 a las 18:28
    Permalink

    Yo también pensaba que los sacos serían agobiantes pero desde que lo probamos la peque duerme mucho mejor porque se mueva lo que se mueva siempre está tapada y yo también duermo mejor porque no me despierto a taparla. Lo malo cuando deje el pañal y ya no nos sirva…
    Por cierto también se encuentran de mejor precio, yo le he comprado uno en kiabi de dos años por 15€, fue una oferta puntual y no es que fuera el más bonito pero que quieres que te diga para dormir me da exactamente igual que color tenga.

    Respuesta
    • el 10/11/2011 a las 11:17
      Permalink

      Yo los sacos que he visto en Kiabi a mi hijo ya le quedaban pequeños. De hecho, en Kiabi este año le he comprado los pijamas talla 3 años 🙂 En fin, yo estoy encantada con los sacos.

      Respuesta
    • el 13/11/2011 a las 19:38
      Permalink

      Gracias! En cuanto pueda me paso, que tengo un lío…

      Respuesta
  • el 11/11/2011 a las 23:42
    Permalink

    Hola! Nosotros hemos optado por los pijamas sobrepuestos para los mayores – lo saco de Grobag (lo compré en Toys R Us y ha custado, hace unos trés anõs y pico, creo que unos 50 euros) que he experimentado con mi segundo hijo sólo le duró mientras era un bebé (despues no le gustaba, quizá porque le quedaba enorme) y los pijamas térmicos no me gustaban por ser sinteticos, pero con el menor alterno precisamente con el mismo saco y un pijama térmico que le regalaran. Y bien con los dos.

    Respuesta
    • el 13/11/2011 a las 19:37
      Permalink

      Pues muy bien, ¡hay que ir probando!.

      Respuesta
  • el 12/12/2011 a las 17:22
    Permalink

    la verdad que la venta de sacos se ha incrementado mucho en los ultimos años, viene dado sobre todo por moda de Europa, nosostros asistimos a ferias internacionales en Europa y hay montones de fabricantes de sacos para dormir, en España no hay muchas ciudades que tengamos demasiado frio para un saco de dormir grueso, lo que mas nos demandan son sacos medios de guata que cubran realmente las necesidades para la noche, y las ventas en este producto van creciendo, espero haber aportado mi granito de arena.
    Gracias y felicidades por el blog

    Respuesta
    • el 12/12/2011 a las 18:04
      Permalink

      En mi casa refresca bastante en las noches de invierno porque solemos quitar la calefacción. A mi me encantan los sacos, me parecen un grandísimo invento. Gracias por la aportación.

      Respuesta
  • el 14/12/2011 a las 18:36
    Permalink

    Pues yo tenía el mismo problema, mi hija tiene 16 meses y el invierno pasado, como era muy pequeña, usábamos el saquito; pero ahora, que ya se levanta sola , no podía ser.
    Pero no aguanta estar tapada ni con una sábana, así que después de intentar ponerle una bata polar encima del pijama, y mil cosas, descubrí los pijama- manta de LIMOBEBÉ; son caros pero son geniales porque son saco o pijama con piernas en función de que le abras o cierres una cremallera.
    Vamos, que hubiera comprado esos desde el principio.
    Ojo con las tallas porque vienen ENORMES, el de 12 meses es como para mí, sin exagerar.

    Respuesta
    • el 14/12/2011 a las 18:51
      Permalink

      Pero, ¿le molesta el saco para ponerse de pie?. Porque mi hijo es capaz de pasearse con él por toda la casa! jajajaja

      Respuesta
  • el 09/02/2015 a las 7:58
    Permalink

    Mi pequeñajo se mueve muchísimo toda la noche y lloriquea. Me paso el día pensando que será. He bajado 1 grado la calefacción y lo veo más agusto pero sigo pensando que a lo mejor el saco le da demasiado calor. La carita y las manos ahora las tiene fresquitas pero a lo mejor dentro tiene mucho calor. Es q se despierta para una toma y es capaz de tirarse doa horas hasta q se vuelve a dormir. Y se le van cerrando los ojitos y de repente se le abren. Será el calor?. Tiene 8 meses por lo que todavía no puede decirme que es y estoy desesperada

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com