Como siempre os digo, comprar online me parece realmente ventajoso.

Con el paso de los años mis hábitos de compra han ido cambiando, estoy segura de que a vosotras también os ha pasado en mayor o menor medida.

Desde hace ya tiempo hago la mayor parte de mis compras a través de Internet. Esto significa que no sólo compro las cosas quizá más clásicas como podrían ser libros o viajes sino también alimentación, cosmética, regalos, juguetes y, por supuesto, ropa.

Comprar online la ropa de bebé y niño me parece realmente ventajoso. Diría que es una de mis opciones estrella. Cada vez compro menos ropa en tienda física y más online.

¿Por qué?

  • Online puedo encontrar cualquier prenda de bebé o niño que necesite, a tan sólo un click. Vamos a suponer por ejemplo que necesitáis unos calcetines de un color muy concreto porque estáis confeccionando un disfraz para Halloween. Puedes recorrerte un montón de tiendas de tu ciudad o puedes buscar los calcetines de bebé online, estoy segura de que no vas a tardar más de 15 minutos en encontrar lo que buscas.
  • Si existe, está en Internet. Si no localizas algo online, plantéate que a lo mejor no lo fabrican. En Internet puedes encontrar desde una camiseta friki de una temática súper concreta hasta una chaqueta de bebé de punto bobo. Todos los estilos, todo lo que se te ocurra. Un catálogo inmenso sin tener ni que salir de casa.
  • Tengo acceso a todas las marcas. Siguiendo con el ejemplo de los calcetines, vamos a suponer que estás buscando una marca concreta que en su momento probaste y te fue muy bien. No es ninguna tontería, yo con los calcetines he tenido que hacerme un auténtico master cuando mis hijos eran pequeños porque no encontraba su talla ni una horma que les quedara bien sin que se les saliera o les apretara. A través de Internet puedes localizar esa marca en concreto sin ningún problema y acceder a su catálogo sin tener que recorrerte un montón de tiendas buscando el calcetín perdido.
  • Es mucho más fácil encontrar la talla que buscas. Exceptuando mi marido, que tiene una talla estándar, comprar ropa para mis hijos o para mi es complicado. ¡Nunca encontramos la talla que buscamos! Es mucho más sencillo localizarla online. De hecho, cada vez más tiendas ofrecen un muestrario mayor de tallas en sus tiendas online que en las físicas.
  • Valoro mucho el factor ahorro de tiempo. Si yo fuera de esas personas que disfrutan comprando, a lo mejor lo veía de otra manera. Pero a mi comprar en tienda física me cansa mucho: no me gusta lo que veo y, cuando no me gusta, no encuentro la talla que necesito. Sumado a que no soporto las aglomeraciones… No es buen plan para mi. Además, siendo autónomo, mi tiempo es oro. Si me puedo ahorrar unas horas perdidas en las tiendas es tiempo que puedo dedicar a mis hijos o a trabajar.

¿Compartes mi opinión? ¿No te parece práctico comprar online la ropa de tu bebé?