Rinoplastia funcional y estética: mi experiencia

Quizá recordaréis que hace tiempo comenté que estaba meditando someterme a una cirugía este año. Una decisión que llevaba arrastrando años porque mi calidad de vida estaba cada más deteriorada pero mi miedo a pasar por quirófano era proporcional.

Pues bien, aquella intervención de la que os hablaba era una rinoplastia funcional y estética.

Me sometí a ella hace algo más de seis meses y hoy quería explicaros cómo fue todo.

 

¿Qué es una rinoplastia funcional?

La rinoplastia funcional es la cirugía de la nariz dirigida a mejorar la respiración.

En mi caso, yo tenía el tabique nasal desviado de modo que por el orificio nasal derecho apenas podía respirar. Derivado de esto tenía hipertrofia de los cornetes. Y unos pequeños pólipos. En fin, tenía de todo.

Aunque no puedo asegurar cuándo empecé con estos problemas, yo diría que desde siempre. Ya recuerdo tener problemas para respirar por la nariz cuando era niña.

Sea como sea, con el paso de los años cada vez estaba peor. La cantidad de aire que podía inhalar por la nariz era muy inferior a la que necesitaba, por lo que siempre estaba respirando por la boca, me costaba caminar rápido, hablar al mismo tiempo que caminaba u otras actividades que la gente hace con normalidad.

Hay que sumarle, en mi caso, una rinitis crónica, mi asma intrínseco y los varios factores de alergia ambiental que de vez en cuando fastidiaban.

Para mi era normal gastar un paquete de pañuelos diario, muchos días más. Siempre con mocos, siempre con la nariz obstruida, siempre boqueando como un pez para poder tomar aire, siempre molesta al acostarme en la cama.

En definitiva, yo tenía ese tipo de molestia venida a más con la que quizá podrías convivir toda la vida pero asumiendo que la pérdida de calidad de vida era importante e iba en aumento.

 

Rinoplastia estética: ¿en qué se diferencia de la funcional?

Algo que aprendí cuando empecé a informarme del tema es que rinoplastia funcional y estética son cirugías distintas.

A pesar de tener el tabique nasal desviado, desde fuera no se apreciaba.

La cirugía funcional arregla los desperfectos que tu nariz tenga pero de manera inapreciable por fuera.

Al revés ocurre igual, aunque se arregle estéticamente una nariz, si ésta tiene problemas funcionales, no se van a solucionar con ese tipo de cirugía.

En mi caso, además del problema funcional, tenía una cuestión estética evidente. Con evidente quiero decir que no eran obsesiones mías. Objetivamente tenía una nariz grande para mi cuerpo tan pequeño y con varias deformaciones. De frente no se apreciaba en exceso pero de perfil era muy obvio.

Aunque no puedo decir que tuviera un enorme complejo en mis primeros años de vida, con el tiempo sí se había convertido en una tara que me acompañaba a todas partes. No me sentía cómoda llevando coleta, trataba de evitar siempre el perfil, me escondía de las fotos… Los años no sólo no me dieron seguridad en ese aspecto sino que cada vez era más consciente de que tenía algo bien feo en la zona más visible de todo mi cuerpo.

 

Mis miedos a someterme a una cirugía de la nariz

Siempre he dicho que desde que tengo hijos he conocido lo que es el miedo de verdad.

Someterme a una cirugía, por importante que fuera para mi, era una decisión que me costaba mucho trabajo tomar teniendo dos hijos. ¿Y si me pasaba algo? ¿No sería mejor aguantarme y así no ponerme en riesgo?

Por otro lado, una cirugía en la cara me parecían palabras mayores. No sólo por el postoperatorio, que daba miedo, sino por las posibles consecuencias. ¿Y si quedo mal? ¿Y si después de todo respiro aún peor? ¿Y si la nariz me queda mucho más fea de lo que la tenía? Porque un desastre en otro sitio quizá se pueda esconder pero en la nariz…

Sea como fuere, a finales de 2016 tomé la decisión de que así no podía seguir. Era joven para condenarme a una vida respirando mal y más aún sabiendo que tenía solución. Hablé con personas que habían pasado por intervenciones similares y todas coincidían en lo mucho que les había cambiado la vida. Por eso a principios de 2017 pasé por quirófano.

 

El postoperatorio de una rinoplastia

Aunque la zona parece increíblemente delicada, lo cierto es que la rinoplastia es una intervención muy bestia pero no es muy dolorosa.

Cuando salí del quirófano tras unas tres horas de cirugía, lo que más me dolía era la garganta (por la intubación) y los dientes superiores.

Dolor intenso tuve a las 24 horas de la intervención, tal como me habían avisado, pero pasarlo mal mal fueron apenas unas horas. Nada insoportable, sobre todo si has pasado por una cesárea y sabes lo que es el dolor de verdad 😉

Si todo va bien lo normal es que te den el alta antes de que hayas pasado un día en el hospital.

A casa te vas con una férula en la nariz y unas esponjas rellenando los orificios nasales. En mi caso, dentro de cada orificio llevaba un pequeño tubito para permitirte respirar (más o menos). Esta parte a mi me daba terror pero finalmente no fue para tanto. Por los tubitos se puede respirar decentemente y además hay que tener en cuenta que cuando te operas se supone que respiras mal, es decir, que tampoco vas a notar una diferencia muy grande entre cómo respirabas antes o después.

La sensación física es desagradable. Apenas puedes mover la cabeza sin marearte, por supuesto nada de agacharte, y sientes una presión enorme en el cráneo. Pero, como digo, no es un postoperatorio doloroso y puedes hacer una vida más o menos normal.

A las 48 horas de la intervención te quitan las esponjas. Un momento brutal, sin duda, de esos que no se olvidan…

Y a partir de ahí llegan unos mocos como en tu vida. En mi experiencia, los peores días son los que 3-4 que sobrevienen al momento de quitarte las esponjas. La reacción del cuerpo es generar unos mocos de ciencia ficción, que además tienes prohibido sonar o sorber. Son días en los que apenas puedes hablar ni respirar ni comer.

Sinceramente, creo que la rinoplastia es una cirugía con un postoperatorio en el que es necesario tener la cabeza muy fría. Si tienes ansiedad, como es mi caso, tienes que ir muy metalizado de lo que vas a pasar, saber hacer ejercicios de relajación y enfocarte en pensamientos positivos. Entiendo que haya gente que haya tenido que pasar este postoperatorio con medicación para los nervios porque son unos días realmente angustiosos.

Pero al final todo pasa. Cuando llevas una semana operada empiezas a ver la luz. Los mocos van remitiendo, la sensación de presión también, seguramente te quitan la férula y te quedas sólo con unas tiras compresivas… Poco a poco vas retomando la normalidad y como no es excesiva la hinchazón ni el moratón de la cara, puedes salir y hacer tu vida. Poca gente apreciará que te has operado.

En mi caso, yo no me noté bien de la respiración hasta unos dos meses después. Con esto me refiero a dejar de tener mocos y respirar súper bien por ambos orificios. La cicatriz que tenía por dentro del conducto hacia el que tenía desviado el tabique era realmente grande y me obstruía la vía. Pero poquito a poco ha ido a menos, dejando percibir los resultados.

No estoy segura de si alguna vez volveré a recuperar la sensibilidad total de esa zona, especialmente en la punta de la nariz. Aunque el hueso ya no me duele, la punta sigo sin poder tocarla mucho. Me sueno con cuidado, tengo que tener precaución cuando me quito y me pongo la ropa e incluso cuando me maquillo, me desmaquillo o me lavo la cara. Sospecho que se me quedará con una sensibilidad parecida a la cicatriz de la cesárea. Ya veremos.

En cuanto a la operación estética, dicen que los resultados no se ven hasta el año. Sea como sea, el cambio que ya he dado es impresionante. Es cierto que aún me queda una pequeña bolita de inflamación, que espero que se termine por ir yendo sola (si no, ya me ha dicho mi otorrino que se le puede ayudar con un pinchazo).

 

Seis meses después de una rinoplastia: así es como estoy

Lo único que puedo decir seis meses después es que ojalá me hubiera operado antes.

Pasé una temporada que no dejaba de alucinarme la cantidad de aire que me entraba por la nariz. Me resultaba hasta doloroso que de pronto me entrara un caudal semejante.

Todavía ahora cuando salgo a andar-casi-correr no dejo de pensar en lo maravilloso que es no tener que ir a todas partes con la boca abierta.

Puedo dormir con normalidad, ducharme con normalidad, estoy mejor del asma, tengo menos mocos, ya no gasto apenas pañuelos

Me ha cambiado la vida completamente.

Por supuesto, el cambio estético ha sido grande también. Los primeros meses pasaba por los espejos y daba un respingo, ¡no me lo podía creer!

Mi otorrino y yo teníamos claro que el retoque iba a limitarse a mejorar lo feo, no a ponerme una nariz nueva y que no pegara con mi cara. Por tanto, sigue siendo mi nariz, una nariz tirando a grande, pero completamente recta y proporcionada. Sigo siendo yo pero con una nariz normal.

 

En definitiva, si tienes problemas para respirar, o no estás acomplejad@ por la forma de tu nariz, o tal vez ambas cosas, yo te animo a que te sometas a una rinoplastia. Es verdad que da miedo pero los resultados merecen muchísimo la pena.

Foto | mliu92 en Flick CC

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya diez años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo!Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada.Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

24 comentarios sobre “Rinoplastia funcional y estética: mi experiencia

  • el 10/10/2017 a las 18:21
    Permalink

    Pues has hecho muy bien! la calidad de vida que has ganado no tiene precio, dormir bien, descansar, levantarte descansada y empezar motivada un nuevo día es fundamental, mucho más si eres madre, felicidades y a disfrutar, todo es para mejorar y en tu caso fue un acierto esta operación. Mi hermana mayor también lo hizo y quedo encantada y es verdad su nariz no dejo de ser tu nariz adecuada para su cara, eso si un poco más recta sin el tabique alto, quedo tan contenta!
    Un abrazo!

    Respuesta
  • el 10/10/2017 a las 19:47
    Permalink

    Qué bien! La cirugía está para eso, así que me alegro que hayas ganado tanta calidad de vida!

    Respuesta
      • el 03/02/2020 a las 13:56
        Permalink

        Hola muy buena la explicación, es una ayuda para entenderla a mi hija sobre cómo se siente por el problema del tabique desviado, ella ahora se ha puesto más grave, quiero que me diga dónde le hicieron la cirugía, si me puede decir. Gracias

        Respuesta
  • el 07/08/2018 a las 16:37
    Permalink

    Hola.
    ¿El dolor de dientes cuanto te duro?
    Ya llevo 13 días de operada y los dientes no me dejan de doler. 🙁

    Respuesta
  • el 23/01/2019 a las 5:58
    Permalink

    Holaaa!! Mi caso es exactamente igual al tuyo!! Me opere hace 1 mes pero estoy un poco preocupada :(siento que respiro peor que antes en este momento!! Aparte de tener mocos todo el tiempo, casa vez que inhalo suena y ademas yo me siento como obstruida. Mi medico dice que es alergia pero estoy realmente preocupada. Dime que es normal y que, como tu dices, en dos meses respirare bien. Quedo atenta y gracias!!!

    Respuesta
  • el 24/02/2019 a las 17:56
    Permalink

    hola. Podias sonreir y masticar, siento que mis labios superiores no suben, me cuesta masticar, ya que el injerto q estan abajo e la nariz ( enre las fosas nasales ) estan durisimos, nose si esto vaya a mejorar

    Respuesta
  • el 15/03/2019 a las 14:44
    Permalink

    Gracias por compartir tu experiencia. Ayuda a dar tranquilidad. Yo llevo una semana operada y lo más terrible es la obstrucción nasal. Llega A ser desesperante y las noches del terror pero ya me quitan todo hoy así que imagino comenzaré a sentirme mejor

    Respuesta
  • el 15/03/2019 a las 22:20
    Permalink

    Llevo 3 meses de operada y siento que la punta de mi nariz está súper hinchada, no puedo ni tocarla, me molesta… tengo que tener mucho cuidado en todo…
    Esto es normal ?? A los cuantos meses se va esta sensación ?? Me estoy empezando a agobiar y mi médico me receta paracetamol para el dolor y ya.
    Gracias de antemano.

    Respuesta
    • el 21/03/2019 a las 22:49
      Permalink

      Alejandra, me temo que la normalidad total no la vas a volver a tener nunca. De mi operación han pasado ya un par de años y no la tengo igual, del mismo modo que tampoco tengo igual la zona de la cesárea… pero, vamos, no es algo que sea desagradable, simplemente es una sensación diferente. Creo que 3 meses es bastante poco, ya sé que a veces se hace largo, pero yo le daría varios meses más. Mucho ánimo!

      Respuesta
  • el 26/03/2019 a las 10:34
    Permalink

    Excelente y muy detallada tu historia, yo recién operado , busque información por el tema de los dientes que me dolían , pero al parecer es normal, bueno ya sé que me queda el tema de las esponjas que será TERRIBLE , pero bueno nada que hacer a sufrír . Muchas gracias x tu experiencia un abrazo

    Respuesta
  • el 16/04/2019 a las 0:36
    Permalink

    Hola. Muy bueno tu artículo.
    Me han operado de septorinoplastia y cornetes hace una semana pero estoy bastante preocupada porque no me pusieron férula en ningún momento y me veo la nariz exactamente igual de torcida que antes de la operación. ¿Cuándo notaste la rectificación de la nariz? ¿Desde el principio o aún mantengo las esperanzas?

    Respuesta
  • el 23/04/2019 a las 19:30
    Permalink

    Pues hace un mes que pasé por la misma operación, rinoseptoplastia y turbinoplastia. Tenía miedo al postoperatorio pero la verdad es que no tuve dolor de garganta aunque sí que respiraba por la boca, los tuvimos me servían para no estar muy congestionada pero no podía respierar por ellos. Eso sí, a mí no me dolió cuando me los quitaron y eso que además tenía gasas porque al tercer día tuve hemorragia.
    Me dolían los dientes más que la nariz, un poco la cabeza, sobre la frente, también. Mareos no tuve, pero me costaba comer y lavarme los dientes fue imposible hasta que me quitaron la férula y los tubos.
    Pasé ansiedad por sentirme débil al no poder comer y porque después de tener la hemorragia nasal y tener la nariz con gasitas, al inflamarse, produce dolor, entonces sí que necesitaba varios analgésicos para mantenerlo a raya.
    Ahora noto que respiro por el orificio que tenía taponado pero en general mi respiración es como antes, todavía no es suficiente para estar bien. Tengo mocos (alergia a los ácaros) y como dices que la tuya mejoró, tengo la esperanza de que con el tiempo la mía también lo haga.
    La nariz ha mejorado su aspecto en el punte, pero me ha quedado en la zona de la columela un pequeño pliegue de piel en el lateral, me da algo de complejo y no sé si se podrá solucionar. También la tengo bastante hinchada aún, ya la noto prácticamente toda y me duele mucho menos al tocar, pero creo que tardará bastante en tener su aspecto normal en la punta. Me está costando mantener la paciencia, no lo niego, y me da algo de vergüenza estar en público, aunque me dicen que no se nota tanto de cerca yo creo que sí se nota.
    Al menos no tengo mucho dolor y he recuperado bastante la sensibilidad en un par de semanas, solo por donde está hinchado en el lado derecho lo noto un poco raro. Gracias por contar tu experiencia, yo también tenía miedo por lo del dolor de dientes, nadie me había dicho nada y no lo encontraba por ninguna parte, además, se me inflamaba el labio y como al día te dan el alta, no hay mucho que puedas preguntar.
    Saludos,

    Respuesta
  • el 13/06/2019 a las 17:08
    Permalink

    hola gracias por los comentarios me guardan mucho leer las experiencias yo tengo 6 días que me opere y aún tengo mucho dolor de cabeza me duele mucho la nariz es normal ? ya me retiraron las gasas y la férula y desde ayer me duele muy feo la nariz estoy más inchada que los primeros días los dientes me duelen otra vez me dolió muchísimo cuando me pusieron los nuevos parches en la nariz es normal ?

    Respuesta
  • el 25/08/2019 a las 5:25
    Permalink

    Estoy a las 24 horas de mi operación, siento.un dolor para mi.insoportable ya que es la.primera.vez que entro a una operación, pero.veo.que es completamente normal, y espero que tenga buenos resultados, me aliviaste bastante preciosa. Gracias

    Respuesta
  • el 28/09/2019 a las 0:44
    Permalink

    chicas unas consulta yo ya llevo un poco mas de 4 meses de operada de rinoseptoplastia y cornetes, he notado que el doctor estrecho mucho mis huesos y cartílago y hasta el momento la veces que deseado estornudar por la nariz no he podido y sale por la boca a alguien le pasa igual, después de cuanto tiempo sera que podré estornudar normal. también de un lado siento la piel que se pega con el tabique y me provoca dolor de cabeza ando preocupada por mi situación.

    Respuesta
  • el 04/11/2019 a las 5:30
    Permalink

    hola chicos que tal? espero me puedan orientar un poco , les cuento, hace un mes aproximadamente tuve consulta con el otorrinolaringologo, deseaba realizarme una rinoplastia, me realice todos los exámenes pre operatorios y a los dos días sentí un poco de dolor de garganta y malestar, el doctor me receto inyecciones y una pastillas al día, por 4 días, pasaron 3 semanas y no me sentía recuperada, sin embargo fui al doctor a programar mi cirugía, estoy tomando pastillas 5 días antes de la operación que esta programada para el 6 de noviembre, pero estoy preocupada ya que por momentos me duele un poco la garganta la siento inflamada y también me molestan los oídos, no tengo fiebre, pero malestar de momento en momento, no quisiera aplasar la cirugía, que me aconsejan, puedo operarme ocn dolor de garganta? 🙁

    Respuesta
      • el 07/03/2020 a las 2:34
        Permalink

        Que bueno esas lindas experiencias.

        Les cuento la mia,… Yo me operé hace 8 meses por estética, la verdad la cirugía fué rápida y no sentí en ningún momento dolor… La anestesia para mi cuerpo fué dura .. por primera vez sentí taquicardia, falta de aire, ganas de desmayo y mucha debilidad!! La recuperación es realmente dura en el sentido de incomodidad para seguir con una vida normal… Tienes que dormir semi sentada, con la boca abierta para respirar, la garganta se te maltrata mucho los primeros días y se te reseca, así que se dificulta dormir y comer.
        Poco a poco todo empieza a mejorar y ya me iba motivando y retomando mi vida normal pasados los 3 meses… Pero resulta que a los 7 meses empecé a sentirme mal, dificultad para respirar, congestión, vértigo, susto… Fui al médico y diagnosticó rinitis POS operatorio, me recetaron inhalador nasal por un mes el cual me sirvió… Pero se acabó y a los dos o 3 días empecé a sentirme peor… Además desarrollé ansiedad, depresión por sentirme así… Realmente empecé a sentirme casi todo el tiempo mal, (congestión nasal, falta de respiración, vértigo, mareo, flema en la garganta, sin ganas de comer porque sentía que me iba ahogar… Mejor dicho mi ritmo de vida cambió totalmente porque sentía depresión, desánimo para casi todo.. hasta el límite de no querer hablar porque sentía la voz muy forzada, además me sentía en un tubo.. cómo sonámbula, aturdida). Esto realmente es reciente… Estoy tratando de buscar ayuda para recuperar mi vida… No me gusta sentirme enferma… He hablado con varias personas buscando respuesta y solución… Con la psicóloga he hablado y sentí más calma, ella recomienda trabajar en uno mismo buscando esa tranquilidad para poder comer, dormir y hacer las actividades cotidianas, con mí cirujano hablé y realmente me confirmó que es normal sentir congestión por un año o hasta por 2, me aconsejó calmarme y utilizar unas gotitas para descongestionar, pero según él yo no tengo rinitis y no debería empezar a depender de una pastilla diaria, recomienda buscar un especialista que realmente me ayude a buscar la causa de mi congestión porque dice que no es normal sentir tanta flema en la garganta, dice que la rinitis compromete solo la nariz en la parte superior, no lo demás.. Los médicos generales en la EPS solo me han enviado inhalador para la rinitis!!… Pero pilaaas… Ese inhalador no es tan bueno, es independiente y si abusas de su uso lo debes seguir usando y puede provocar con el tiempo problemas en la sangre… Te puede producir taquicardia entre otras cosas….

        Después de investigar creo que lo mejor es no utilizar el inhalador.. usar una pastillita por las noches de desloratadina para poder descongestionar y dormir tranquila mientras consulto con un especialista que me ayude a encontrar la causa de la congestión. Hoy es mi segunda noche utilizando esta pastillita… Si desean más detalles con gusto comparto mi instagram, me pueden contactar dimar5493

        Igualmente seguiré buscando la mejor opción

        Saludos, espero ayudar a otras personas si están pasando por esto.

        Respuesta
  • el 27/11/2019 a las 14:23
    Permalink

    Guau, me parece super valiente que hables de esto sin tapujos y no te cortes en contar cómo ha sido tu experiencia, y sabes que? Qué es lo que todo el mundo tendría que hacer, así que voy a seguir tu ejemplo y voy a contaros mi historia.
    Yo he tenido una nariz exageradamente prominente pero tengo tanto la cara como el cuerpo muy pequeños de manera que tenía un aspecto “caricaturesco” se podría decir, pero yo era de esas mujeres que dicen que lo natural es siempre mejor y que si hay algo que no te gusta de tu cara o de tu cuerpo pues mala suerte, pero esto cambió el año pasado. Me fuí de viaje con mis amigas de toda la vida y una de ellas, no parecía la misma. Hacía tiempo que no nos veíamos ,y eso que vivimos en la misma ciudad, y ese cambio se notaba a leguas de distancia, ella y yo siempre habíamos tenido el mismo problema con nuestra nariz, pero el suyo se fue de un plumazo (o de una operación mejor dicho). En un principio la acusé, ella también era del team natural hasta que se cambió de bando, y esto me hizo reflexionar a la semana siguiente de volver del viaje, ya estaba visitando una clínica de aquí de Alicante, llamada Obes Corporación, y la verdad es que me deje convencer muy fácilmente jajajajjajajaja, al poco tiempo me operé y a día de hoy puedo decir que ha sido la mejor decisión de mi vida.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com