Zapato Feroz: nuestra experiencia con el modelo Aitana

Llevo semanas en las que apenas puedo sentarme en el ordenador, pero a ratitos he logrado escribir esta entrada porque quiero compartir nuestra opinión sobre Zapato Feroz. En concreto, nuestra experiencia con el modelo Aitana en color blanco, que son unas preciosas bailarinas con calados, estupendas para el buen tiempo.

Siempre me ha preocupado elegir unos buenos zapatos para mis hijos. Me parece importante en todas las etapas y además ellos son niños de pies delicados. Me parece aún más importante cuando estamos hablando de sus primeros pasos. Pero es que además con la Niña se suma el problema de que los odia profundamente, de modo que la elección se complicaba aún más.

Seguramente habrás leído sobre nuestro fracaso con los zapatos Biomecanics (duros y pesados como piedras, que la niña se negaba entre lágrimas a usar) y lo bien que nos han ido los zapatos Bobux Explorer. Pues bien, llegó el buen tiempo y aunque los Bobux son tan suaves como un calcetín y por tanto los puede usar sin nada, quería comprarle algo en blanco y más descubierto, ya que a ella le suda muchísimo el pie y además en Madrid hace mucho calor.

 

Qué es Zapato Feroz

Conocí los Zapato Feroz a través de las redes.

Rápidamente entendí su buena fama porque además de preciosos no hay más que ver sus fotos para darse cuenta de que están muy alejados de esos zapatos rígidos y pesados que nos habíamos encontrado con los Biomecanics.

Si leéis los comentarios en Instagram veréis que hay un auténtico club de fans de estos zapatos, que además llegan a la venta online con cuentagotas, de modo que casi casi hay tortas por ellos. Decenas de madres apostadas tras el ordenador esperando conseguir el ansiado par. ¡Ver para creer! 🙂

He tenido ocasión de hablar con la mamá emprendedora que está detrás del proyecto. Es la clase de persona que ama lo que hace y se nota en cada línea que escribe. Realmente se merece el éxito que están teniendo sus zapatos porque todo está cuidadísimo y la atención al cliente no es una excepción.

 

Por qué compramos el modelo Aitana en color blanco

En el momento en que me decidí a comprarle a la Niña un par de Feroces estaba casi todo agotado. Tristemente esta marca funciona así: la mayor parte del tiempo tienen muchos colores y tallas sin stock.

Pero tuvimos suerte y tan solo tuve que esperar unos días para que hubiera una reposición. Se anunció en redes y a la hora indicada ahí estaba yo comprando uno de los pocos pares que estaban a la venta en talla S.

El modelo Aitana me pareció muy bonito desde un primer momento y es lo que estaba buscando: un zapato tipo merceditas, de estilo modernito, pero que recogiera bien el pie. Y en color blanco para que fuera con todo.

 

Zapato Feroz modelo Aitana: nuestra experiencia

Lo primero que sorprende cuando los tienes en la mano es lo increíblemente flexibles que son.

Los zapatos tienen una suela de un grosor ideal para los primeros pasos del bebé, se ve sólida, para protegerles bien del suelo, pero al mismo tiempo es alucinante cómo permite que la suela se pueda doblar sin problemas.

Zapato Feroz modelo Aitana (a estrenar)

Con la piel pasa lo mismo: no creo que nunca hayáis visto una piel tan suave y tan flexible.

Os puedo asegurar que me he convertido en una fan de la marca. Se lo he dicho a muchísima gente y en persona no pierdo ocasión de quitarle un zapato a la niña para que puedan comprobar lo maravillosos que son. Por Internet se intuía pero en persona es que son la leche. Suaves, flexibles, con un acabado excelente.

Si tuviera que ponerle alguna pega al modelo Aitana sería que no es el ideal para pies gorditos. Yo lo sabía pero era el que más me encajaba. No me arrepiento porque la niña los lleva bien pero cuesta ponérselos, sobre todo las primeras semanas que, como odiadora de zapatos, ponía el pie en plan garra y aquello no entraba de ninguna manera. Son zapatos que tienen poca altura, de modo que el pie gordito se queda un poco fuera. Hubiera sido mejor otro modelo pero ya sabéis que cuando nos entra algo por la vista…

 

Lo mejor de nuestros Ferocitos

Los Zapato Feroz han formado parte de la historia de mi hija ya que con ellos ha estado dando sus primeros pasos.

Como un guante, no puedo decir otra cosa. Un guante suave y amoroso pero al mismo tiempo con una suela que garantiza que no se resbale y que no haya que temer por alguna piedra u otro objeto punzante que se pueda encontrar por el suelo.

Me parecen la mejor opción como zapato para los primeros pasos porque son los que permiten al bebé tener una mayor sensación del suelo y libertad para sus deditos.

Zapato Feroz modelo Aitana (puestos)

¿Me gustan más que los Bobux Explorer? Mmmm… Estoy ahí ahí. Los Bobux Explorer creo que son más resistentes e igualmente son súper flexibles y suaves, aunque ligeramente más gruesos. Comparándolos, me quedo con la suela de los Zapato Feroz, que me parece una maravilla. Y quizá le pongo como pega a los Bobux que son más complicados de poner a un bebé que no para de moverse.

Sea como sea, la Niña los ha disfrutado. De hecho es que a ella se le nota mucho cuando le gustan unos zapatos porque ella misma va a cogerlos para irse a la calle. Y aunque no pueda hablar, en su nombre yo te aseguro que estos le encantan.

Zapato Feroz (opinión)

Mención especial merece el bote transparente en el que vienen, que todos los bebés adoran. Mi hija ha pasado horas metiendo y sacando cosas de ahí dentro.

 

Lo peor de Zapato Feroz

Me sabe mal tener que decir esto, pero a nosotras el modelo Aitana nos ha salido un poco malo en cuanto a la calidad de la piel.

Para ser justa hay que decir que al haber acompañado a la niña en sus primeros pasos han tenido mucho tute.

Cuando un bebé está empezando a caminar, sobre todo ella que estaba empeñada en ir de las dos manos y echar a correr, es inevitable que rocen mucho la puntera. En los Bobux esta zona ha aguantado bien pero en los Feroz se ha raspado mucho. Creo que la piel es un poco delicada. Quizá deberían ponerle una puntera de goma para proteger esa zona.

He intentado cuidarlos al máximo, limpiándolos con cuidado tras cada uso con una toallita de bebé, pero la piel raspada creo que no tiene remedio.

Creo que en la foto lo podéis apreciar. Tienen la puntera hecha polvo.

Zapato Feroz modelo Aitana (muy rozados)

En general, los zapatos Feroz han perdido color, están como muy sobados, con poco más de unas semanas de uso. Nunca han sido blanco-blanco, pero ahora tienen un color como blanco-grisáceo. Unido a toda la puntera raspada, la verdad es que parecen mucho más viejos de lo que realmente son. Y da rabia. ¡Mucha!

Por otro lado, y eso ya es culpa mía, yo pensaba que a la niña no le entraría arena en los pies… pero sí, sí que le entra. Y no le gusta, claro. Y nosotros pasamos muuuuchas horas en el parque. Así que he buscado otra alternativa con la que estoy muy muy contenta y de la que os hablaré otro día.

 

En definitiva, ¿cuál es mi opinión sobre los Zapato Feroz?

Como decía antes, me parecen unos zapatos alucinantes como primer zapato.

Si volviera atrás, al momento en el que necesitaba unos zapatos cerrados para sus primeros pasitos, creo que directamente me hubiera ido a por esta marca, aunque en otro modelo más de invierno. Quizá el modelo Bernia. Es probable que no hubiera llegado a comprar los Bobux Explorer. Y, de hecho, no descarto este otoño comprar otro par.

A pesar de que los nuestros se han estropeado demasiado rápido, creo que la relación calidad / precio es buena. La mayoría de los zapatos de calidad para bebé superan ampliamente los 50 euros y sin embargo los Zapatos Feroz están por debajo de ese importe.

Como anécdota tengo que contar que en el autobús coincidimos con una mamá que también porteaba y llevaba a su bebé con otros Ferocitos. Mi Mediano enseguida se dio cuenta y fuimos un montón de paradas comentando las maravillas de estos zapatos. Por algo será.

 

¿Los conoces? ¿Tu también eres fan de los Zapato Feroz?

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo!Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada.Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com