Un trasto menos

Por fin he empaquetado el capazo, bien protegido en un plástico, con todo su ajuar dentro, para que quede debidamente guardado en la casa del pueblo de mis suegros. 
Como lo tenía encima de la cama de la habitación de mi hijo, ahora parece más grande (¡la habitación y la cama!).
Qué liberación poder decir: ¡un trasto menos!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

7 comentarios sobre “Un trasto menos

  • el 12/02/2010 a las 21:54
    Permalink

    jajajaja! yo he vendido dos impresoras antiguas por internet! q bien quitarse trastos!jejeje

    Respuesta
  • el 12/02/2010 a las 22:21
    Permalink

    jejejeje las casas de los pueblos acaban siendo el trastero perfecto para todas las cosas q ya no usan nuestros nenes.
    La semana pasada envié yo al mio una caja llena de ropa junto con la bañerita y la silla del coche del grupo 0 que ya no le valen

    Respuesta
  • el 12/02/2010 a las 22:23
    Permalink

    A mi me encanta hacer limpia. Nunca he tenido problema en tirar cosas a la basura o en pasaportarlas definitivamente. Me da una sensación de libertad tremenda! Hacer espacio!!. Qué felicidad!!!!.

    Respuesta
  • el 13/02/2010 a las 10:54
    Permalink

    Cuando son bebés hacen falta tantos cacharros! Recuerdo las primeras vacaciones, el nene tenía casi cuatro meses, madre mía, fue una locura, que si la silla, el cuco, el maxi-cosi, la cuna de viaje, ropa de todo tipo porque era junio (por si hacia calor, menos calor, algún dia de fresquito), pañales, todo su arsenal de cremas, geles, etc. Al final su maleta era enorme, y la de mi marido y mía minúscula a su lado.
    Pero cuando van pasando los meses te vas deshaciendo de un montón de cosas, crecen tan rápido que ni te das cuenta.

    Respuesta
  • el 13/02/2010 a las 14:15
    Permalink

    A mí me da cosa tirar trastos así que los llevo al garaje de mi padre que parece ya un rastro!

    Respuesta
  • el 13/02/2010 a las 15:43
    Permalink

    Es verdad, da una alegría deshacerse de trastos jeje…Lo malo es que solemos dejar los huecos que estos dejan con otros nuevos trastos jeje.

    Besos

    Respuesta
  • el 13/02/2010 a las 17:10
    Permalink

    Es verdad que de bebés madre mía la de trastos que necesitan!. Me da muchísima alegría haberme quitado el capazo del medio, es un pequeño "hito", significa que ya es lo suficientemente mayor para dejarlo y pasar a la silla.

    Supongo que en breve tendremos que hacer lo mismo con la mini-cuna, de momento le estoy aguantando, pero no creo que pueda tenerle ahí mucho más. ¡Va a ser muy raro cuando ya no duerma con nosotros!.

    Cristina, claro, yo tengo que hacer espacio para los trastos nuevos, porque con una casa chiquitita, o voy haciendo más espacio o no cabría!!.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com