Un consejo para dormir todos mejor: adaptarse

En esta nueva entrada de la campaña de Ecus Kids sobre el descanso y el sueño en familia, me había propuesto escribir sobre qué consejos daría yo para dormir mejor, pequeños truquitos para descansar de una manera más eficaz… pero he cambiado de parecer. Creo que cada niño es un mundo, que cada cierto tiempo atraviesan etapas de sueño que no tienen por qué parecerse a las anteriores y que cada familia tiene una organización a la hora de dormir que difere tanto entre unas y otras que no creo que la receta que vale para unos pueda valer para todos.

Si aún así alguien me insistiera para que le dijera cuál es nuestro secreto para haber dormido siempre bastante bien, le diría sin dudarlo: adaptarnos a las necesidades de los tres, priorizando siempre la del niño. Cuando mi hijo era muy pequeñito, para dormirse necesitaba espacio y relativa soledad, por eso empezó a dormir en su cuna grande y su habitación mucho antes de lo que yo tenía previsto. En el momento en que cambió de opinión y decidió que ya estaba bien de dormir solito y que en adelante prefería dormir bien pegadito a nosotros, como si de un hamstercillo se tratara, también lo respetamos. Estoy segura de que por la fuerza hubiéramos podido conseguir que siguiera durmiendo solo pero nos hubiera costado muchas, muchísimas noches de llantos interminables, de despertares constantes y de irritabilidad al día siguiente.

Las revistas (y muchos libros) están plagadas de consejos sobre cómo dormir al bebé, como si el bebé no supiera lo que tiene que hacer. He leído todo tipo de cosas, algunas con las que estoy más de acuerdo y otras con las que disiento totalmente pero siempre me he preguntado por qué no se suele proponer, simplemente, cubrir esa necesidad afectivo-emocional que puede estar reclamando el niño en un momento dado. Es como si en mitad de la noche quiero hacerle un arrumaco a mi marido y este me aparta de mala manera diciéndome que hace mucho calor. Seguro que me duermo bastante triste y a la mañana siguiente no quiero su beso de buenos días, ¡y eso que yo soy una adulta!.

Estoy segura de que hay familias que no se atreven a probar otras formas de dormir por el qué dirán, porque las amenazas sobre que el niño nunca dormirá solo y de un tirón hasta que vayan a la mili pesan mucho. Pero cuando una noche haces lo que realmente te apetece hacer y lo que el niño necesita y descubres que así se descansa mejor, yo creo que hay poco que añadir. Adaptándose seguro que se encuentra la forma perfecta para cada familia.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

49 comentarios sobre “Un consejo para dormir todos mejor: adaptarse

  • el 30/08/2011 a las 8:26
    Permalink

    Cuánta razón tienes, y cuánto miedo tienen algunas familias a ser libres y elegir lo que les venga mejor a todos. Conozco incluso a familias que no confiesan que colechan para evitar comentarios. Otros presumen de haber dejado a su bebé en un cuarto aparte a los pocos meses pero no cuentan cuántas veces se tienen que hacer el paseillo de habitación a habitación.
    Es muy importante detectar las necesidades de tu bebé, y de los papás ¡por supuesto! y aunarlas. Si esto se hace el dormir será una grata experiencia, sino puede convertirse en una auténtica pesadilla, nunca mejor dicho.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:07
      Permalink

      Hombre, es que socialmente lo que parece que queda bien es que tu hijo se vaya a su cuarto cuanto antes mejor. Y es una pena tener que estar en el armario cuando uno colecha, ¡yo no me corto!.

      En fin, con lo necesario que es dormir y lo que llegamos a complicarnos la vida…

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 8:51
    Permalink

    Yo siempre he pensado que es bueno leer información pero sobretodo, hay que “leer” a nuestro hijo. Es el libro de información sobre él más bueno que tenemos. Yo tengo dos hijos y cada uno ha dormido de manera distinta. Hay que intentar respetar sus necesidades y ajustarlas a la vida de los padres también. Con paciencia, se consigue. Me ha gustado mucho tu entrada

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:05
      Permalink

      Qué bueno eso de leer a nuestros hijos, no puedo estar más de acuerdo.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 9:15
    Permalink

    Coincido contigo, lo mejor es adapatarse a cada momento. Y no andar pensando si se mal acostumbnrará y cosas de esas. Mi hijo ahora se duerme solo, pero durante mucho tiempo me quedaba yo con e´l en la habitación hasta que se dormía. Y este invierno estuvo más de seis meses apareciendo en nuestra cama de madrugada, y luego cuando nació su hermana y sin que nadie se lo pidiera, dejó de hacerlo.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:05
      Permalink

      Si ellos mismos saben lo que quieren, está clarísimo.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 10:43
    Permalink

    Acabo de comentar a Tricius en Trastadas de mamá sobre las rutinas de mis princesas. Son muy dormilonas, las tres y la verdad es que duermen mucho y durante toda la noche, es una suerte, si lo sé.
    No hicimos colecho, propiamente dicho, con ninguna de las tres, si han querido han dormido con nosotras, pero siempre las he acostado en un principio en sus camas y en sus habitaciones desde que tienen un año. Si se despertaban de noche y venían para nuestra cama pues las acogíamos, pero la verdad tampoco lo han demandado mucho, bueno la princesa mayor si.
    Estoy de acuerdo con que hay que respetarlos y ajustar la vida de todos unos a otros.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:04
      Permalink

      Pues de eso se trata. Un beso.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 10:55
    Permalink

    Totalmente de acuerdo, cada niño es un mundo y creo que es importante respetar las necesidades de ellos. Mi hija siempre me ha necesitado al lado mientras dormía, poco a poco duerme mejor y más segura y ahora(desde hace menos de un mes) me puedo levantar a pasra un rato por la noche con mi marido cuando la duermo. Un besito.

    Ahh a mi me ayudó mucho leer, “Dormir sin lágrimas” para entender el tema del sueño en los bebes.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:04
      Permalink

      Poco a poco… El libro está fenomenal, me parece un imprescindible, te ayuda a entender muchas cosas.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 11:39
    Permalink

    Nosotros siempre lo hemos hecho asi. Ha dormido con nosotros cuando lo ha necesitado y otras veces en su habitación solito porque asi lo queria. Ahora ya duerme en su habitación y aunque le digas que se venga a tu cama si se despierta a media noche te dice que no, que te quedes con él hasta que se vuelve a dormir. Pero no descarto que en un determinado momento quiera volver con nosotros.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:03
      Permalink

      Es lo que parece más natural, ¿no?. A mi me parece súper lógico.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 11:40
    Permalink

    Me parece que has enfocado el tema a la perfección.. porque siempre se tiende a defender una postura pero tu le has dado el poder al niño sin quitarsela a los padres.. como deberia ser en todos los ambitos. A mi, como a Maria, tambien me ayudo “Dormir sin lagrimas” para conocer las etapas evolutivas del sueño en los niños y tambien para poder contestar con conocimiento a mas de una insinuacion de mi “mal hacer”.

    Besos!

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:03
      Permalink

      Ese libro está fenomenal, a mi también me gustó mucho. Un besote.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 12:14
    Permalink

    Pues sí, tanto consejo no se para qué. Cada familia y cada niño es diferente. Como bien dices, lo mejor es ir adaptandose a las necesidades del nene.
    Si algo no funciona deberíamos pensar en otras posibilidades, no todo tiene que ser tan cuadriculado.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:01
      Permalink

      Eso creo, es que al final no duerme nadie no sabemos muy bien por qué motivo, además, ni que fueran a venir a casa a ver cómo dormimos!

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 12:48
    Permalink

    Yo también creo que pasan etapas y que lo mejor es adaptarse a sus necesidades y que cuando mejor duerme mi hija es cuando me tiene al lado y esto le pasa más ahora que cuando era más pequeña.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:01
      Permalink

      En el caso de mi hijo, yo creo que el ha necesitado dormir acompañado cuando ha sido más consciente de su entorno, justo cuando ha empezado a sentir más apego, algo que me parece súper normal. Por eso muchos niños tienen cada vez más mamitis con el tiempo y no al revés.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 14:35
    Permalink

    yo tengo la suerte de tener un pequeño lironcete, cuando estaba en neonatos habia una enfermera que siempre le decia que iba a llegar tarde a la clase de mates (que segun ella siempre la ponen a primera hora), y asi sigue, le dormimos en la cama y luego a su cuna o la siesta en nuestra cama.. quitando las malas noches de dientes o moquitos, de un tiron 10 a 12 horas.. pero como has dicho cada niño es un mundo, yo no he hecho nada especial , nacio asi.. y duerme en su cuarto desde 4 meses o asi, porque nos dimos cuenta de que se despertaba por nosotros (despertador de mi marido o viajes al baño)

    Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 14:58
    Permalink

    Efectivamente, nuestra capacidad de adaptación será lo que marque la diferencia y nos permita descansar mejor a todos.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 21:00
      Permalink

      Parece simple pero estoy segura de que para muchas familias es complicado porque nos han metido en la cabeza que no, que nada de adaptarse ni ceder, que sólo hay una manera de dormir y las demás no son correctas. Y al final no duerme nadie bien!!!

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 15:37
    Permalink

    Completamente de acuerdo! Es el mejor consejo que podrías dar…

    No sé por qué no puedo comentar en la entrada anterior, sólo decirte al respecto, que mi experiencia es muy parecida. Al principio usaba solo detergente especial bebés y programa de lavado a mano de la lavadora, luego añadí suavizante para bebés, y cuando ya era un poquito más mayor empecé a mezclar su ropa con la nuestra.
    Un abrazo

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 20:59
      Permalink

      Muchas gracias por compartir tu experiencia, un beso guapa.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 16:16
    Permalink

    Ya sabes que estoy de cuerdo contigo en este tema, la verdad que un consejo tan simple como el que das puede ser realmente difícil si nos dejamos llevar por lo “políticamente correcto” en este ámbito. No sé porque a los que compartimos el sueño con nuestros pequeños nos cuesta tanto salir del armario…

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 20:59
      Permalink

      A mi me parece muy curioso que estemos tan dentro del armario, no sé qué tiene de malo un poco de mimos nocturnos, si la mayoría de los adultos dormimos en compañía!!!.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 17:53
    Permalink

    A mí a priori me gustaría hacer colecho, pero si el bebé no está cómodo pues tampoco forzaré el tema, lo acostaré donde duerma más a gusto. Me parece muy acertada tu reflexión.

    Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 20:58
      Permalink

      Bueno, ya lo veréis. Mi hijo no estaba cómodo, de hecho alguna vez lo intenté para yo poder descansar más y mejor y no le gustaba, no entendía que la cama fuera para dormir. Igualito que ahora!!!!

      Respuesta
    • el 30/08/2011 a las 20:58
      Permalink

      Un beso Andrea.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 22:18
    Permalink

    Totalmente de acuerdo contigo, lo mejor es ir adaptándose a lo que nos vayan pidiendo… y es cierto si yo tuviera miedo y me acercara a mi marido en plena noche y me dijera que no me da besos nni abrazos y que me durmiera sola, al dia siguietne estaria muy muy enfadada

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:51
      Permalink

      A mi me cabrearia mucho, desde luego!.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 22:47
    Permalink

    Si tuvieras cuatro hijos y además tuvieras que levantarte cada mañana a las 7 para ir a trabajar (trabajo de suma responsabilidad donde un error puede costar vidas) estoy por asegurarte que tendrías una visión muy distinta del colecho. Que estoy totalmente de acuerdo contigo en que no hya que avergonzarse de hacerlo, es más, de mis hijas, casi todas las mañanas una aparece entre nosotros, que estoy totalmente de acuerdo en que sus necesidades afectivas han de ser cubiertas…pero la imagen que describes es idílica…e irreal. Se puede soportar con uno y no teniendo que afrontar al día siguiente una jornada detrás de otra. El descanso es fundamental para TOOOOODOS (incluidas las mamás) Yo, te diré que cuando me meto en la cama sobre las once de la noche me pongo contenta de por fin tener un ratito de intimidad con mi marido, coooño que también seguimos siendo una pareja!!! pero nada chica, siempre enseguida salta el maamaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa quiero piiiiiiiiiiiiiiiis, papaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa aguaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, mamaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa tengo miedooooooooooooooooooooooooooooooo. Y sí, el colecho es amravilloso pero o nos hacemos una cama a medida para dormir los seis (y la perra) o me temo que en nuestro caso va a ser imposible. Si tienes otro hijo y luego trabajas fuera de casa…ya me contarás. (ah bueno, y se me olvidaba pequeño detalle sin importancia, sólo tienes 30 años….y no sabes eso qué gran diferncia. Servidora tiene ya 45 y se noooootan)

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:50
      Permalink

      Jajajaja. Bueno, yo intento, precisamente, no dar una imagen idílica del colecho. En varias ocasiones he comentado que hay noches malísimas y que si por mi fuera, dormiría sola en una cama de dos metros. Pero para nosotros desde los 13-14 meses ha sido la mejor forma de dormir y descansar cada noche, eso es lo que cuento, nada más. Mi marido se levanta todos los días a las 7 y está encantado con el colecho, casi te diría que más que yo… Ni lo defiendo ni lo dejo de defender, con esta entrada sólo quiero decir que normalmente forzar a los niños es una solución costosa (al margen de que desde mi punto de vista sea poco respetuosa) y que muchas veces es mejor adaptarse a lo que viene y no darle mayor importancia de la que tiene. Un abrazo.

      Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:46
      Permalink

      Muchas gracias por acordarte de mi, un beso.

      Respuesta
  • el 30/08/2011 a las 23:20
    Permalink

    Como bien dices cada niño es un mundo y claro lo que a unos funciona a otros no.
    Mi hijo siempre ha dormido él sólo primero en su cuna y en nuestra habitación hasta que tuvo 1 año y después él sólo en su cama y su habitación y nunca ha tenido problemas para dormir, él necesita espacio para dar vueltas a sus anchas por la cama y alguna vez se ha dormido conmigo, o yo con él, pero a la media hora ha empezado a darme patadas para que me fuera.

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:52
      Permalink

      Mi hijo da coces pero no le importa irse haciendo hueco 🙂

      Este invierno creo que intentaré traspasarle a su camita en su cuarto, a ver qué le parece.

      Respuesta
  • el 31/08/2011 a las 4:13
    Permalink

    Bueno, por surte mis hijos siempre han sido suuuper dormilones desde muy pequeñitos al punto de q en las madrugadas yo los tenia q despertar p darles la teta xq pasaban muchas horas sin comer!!

    Ahora cuando el bebe (de año y siete meses) rara vez molesta de noche y trato de pasarlo a dormir con nosotros, nada de nada, no soporta compartir cama!!

    Eso si, concuerdo con un comentario de mas arriba, cuando trabajas y tienes varios hijos tratar de hacerles una rutina de sueño mas o menos estable es fundamental, xq sino al dia siguiente no tienes gasolina p el trabajo, supervisar las tareas de la niña y jugar alegre con el bebe. Por mas q los quiera no podria darme el lujo de pasar siempre malas noches, x eso le doy gracias a Dios xq en mi familia somos tooooodos unos dormilones!!

    Me quito el sombrero ante las mamas q pasan años achuchando a sus hijos de noche!!

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:45
      Permalink

      No dormir es muy duro para cualquier familia, encontrar la manera de hacerlo es fundamental y mi experiencia es que forzando a los niños no se suele conseguir nada. Besos!

      Respuesta
  • el 31/08/2011 a las 9:46
    Permalink

    Yo también creo que en este tema, y en otros relacionados con los niños, no sirven para nada las reglas y generalidades y hay que adaptarse: al niño, a la familia, a las circunstancias… Cada caso es un mundo!

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:44
      Permalink

      Desde luego que sí.

      Respuesta
  • el 31/08/2011 a las 10:12
    Permalink

    Juana, yo trabajo y tengo dos, y precisamente por eso no “fomento” el colecho en casa. Si traigo a la niña a mi cama, luego querrá venir el niño, y entonces ya no cabemos en la cama y descansaremos peor. pero con ganas me quedeo, sobre todo para achuchar a la peque. Pero cuando tienes solo uno, el colecho a mi me sirve precisamente para descansar mas y mejor, porque el niño está más tranquilo y por ende todos dormimos, porque no tienes que andar dando vueltas por el pasillo, por todo.
    Aunque me hago cargo de que 4 no es lo mismo que 1 ni mucho menos.

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:43
      Permalink

      Precisamente por cosas así digo que hay que adaptarse, yo lo de dormir cuatro en una cama lo veo también muy difícil, en la mia ya vamos justos y es de 1,50 m !!

      Respuesta
  • el 31/08/2011 a las 10:28
    Permalink

    creo que tienes mucha razón, y eso que yo he sido como un sargento para lo de dormir a mi enano, e incluso he practicado sin piedad el Método Estivill… pero ahora que tiene tres añitos y algunas noches tiene pesadillas y me pide dormmir con nosotros me he vuelto más “hippy”, y disfruto de dormir abrazaditos como si fuéramos novios…

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:43
      Permalink

      Todo tiene sus pros y sus contras, creo que cada familia tendrá que adaptarse al momento para poder dormir, pero luchar todas las noches para conseguirlo debe ser horrible.

      Respuesta
  • el 31/08/2011 a las 16:48
    Permalink

    Me ha encantado este post!! Creo que tienes toda ala razón y te felicito por la manera como has manejado el tema con tu peque. Yo estoy tratando de hacer lo mismo. Sara al principio dormía en cu moisés y l como desde los 5 o 6 meses duerme con nosotros. A veces la miro y ya lo hace casi como grande, aunque hay día que aun pide teta de noche. Como bien lo dices, la clave está en adaptarse. A veces somo muy tercos y queremos forzar al niño, lo que trae pésimas consecuencias (y noches) para toda la familia.

    Respuesta
    • el 31/08/2011 a las 22:42
      Permalink

      Es que forzar a los niños, a parte de no tener sentido a mi parecer, no suele dar buenos resultados.

      Respuesta
  • el 01/09/2011 a las 15:53
    Permalink

    Esta misma semana el pediatra me ha dicho que mi nena de 17 meses se despierta de noche quizás porque YO LA HE ENSEÑADO A ELLO, que lo hace por mí ???

    Ella duerme en su cuna, que es donde desea estar, al lado de nuestra cama. Se suele despertar 3 veces de media cada noche y le doy el pecho hasta que vuelve a dormirse y la coloco en su cuna de nuevo. Cuánto durará esta situación? no lo sé, puede que unos cuantos meses más. Pero no pienso forzar a mi nena a otra cosa, ni a lloros y alteraciones de el papá, ella y míos.

    me gusta no dormir? por supuesto que prefiero dormir de un tirón, pero me adapto y ya vendrá otra etapa de sueño mejor.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com