Trastadas… ¡del padre!

El sufrido gato protagonista de esta historia

Estoy pensando en abrir una sección especial: “trastadas del padre”. Llevamos ya unas cuantas, pero desde que el nene copia todo lo que ve, esto es un despiporre.
La última, esta noche.
Estaba uno de nuestros gatos tumbado en el suelo, espatarrado todo a lo largo cual conejo listo para asar y se acercan mi marido y mi hijo. Por vago, en lugar de agacharse para acariciarle la tripa, empieza mi marido a acariciarle con el pie. 
¿A que es previsible cómo ha interpretado mi hijo ese gesto?.
Efectivamente, ¡vamos a pisar al gato!.
Cinco minutos intentando convencer al niño de que al gato no se le pisa, que para acariciarle con un pie hay que tener una habilidad de la que de momento carece, que mejor con la mano.
Si cuando yo digo que tengo dos niños y que ¡no sé cuál me da más guerra!.
Pobre gato, yo si fuera él la próxima vez que me fuera a tumbar en el suelo miraría bien a ver quién viene…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

37 comentarios sobre “Trastadas… ¡del padre!

  • el 16/05/2011 a las 22:09
    Permalink

    !Qué ideas¡ 100 ojos tendrás que poner encima al niño hasta que se le olvide lo de pisar al gato…

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:09
    Permalink

    Jajaja! ay, lo siento pero no puedo parar de reir!! Pobre gatito, por favor. Me parece que el rincón de pensar, lo tendrás que ampliar y si no lo tienes, hazlo, para tu niño mayor, claro está.

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:15
    Permalink

    Jjaja, veo que tú eres una de las mías.. que no sé a quién es más difícil cuidar… mi esposo y mi hijo mayor pelean por el pc y adivina ¿quién pelea más???

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:22
    Permalink

    A veces es dificil hacerle entender a los niños lo que se puede y lo que no, y sobretodo hay que dar ejemplo…

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:27
    Permalink

    Jajaja!! ¡¡Hay que ver lo que me haces reir!! He aqui el perfecto ejemplo de haz lo que yo digo no lo que yo hago.

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:37
    Permalink

    JAjaja, pues tomo nota, porque a mi marido también le gusta rascarle con el pie, pero por otros motivos…..

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:41
    Permalink

    Ja ja.. Estos maridos niños… Saluditos.creamomentos

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:45
    Permalink

    ja,ja desde luego que a veces los maridos son peor que los niños. Pobre gatito.

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 22:48
    Permalink

    Jaja , es que estos padres tienen unas ideas…

    Respuesta
  • el 16/05/2011 a las 23:17
    Permalink

    Ja, ja, ja. Pobre, no creo que al gato le haga ninguna gracia.Si es que a estos hombres se les ocurren unas cosas… lo que les pasa es que no ven las consecuencias de sus actos, a diferencia de nosotras.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 0:04
    Permalink

    jajjajajajaj!!! me imagine la situacion y no puedo parar de reirme…pobre gatito dios! Para tu tranquilidad somos varias las que tenemos “un nene grande” ademas de los pequeños..jaajjjaa

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 0:56
    Permalink

    Ja, ja, ja. Yo también soy de las que acaricia al perro con el pie, pero hasta ahora no lo he hecho nunca delante del Pequico. Tomo buena nota, ahora que estoy a tiempo para que no me pase lo mismo.?

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 1:22
    Permalink

    Desternillante. Estoy con el resto. A ver quién le quita ahora la idea al peque de que al gato no se le pisa.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 1:40
    Permalink

    Ay, qué bueno!!! Al menos no te quejarás de aburrirte… XD

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 8:24
    Permalink

    Jajajaja, pobre gatete, me imagino que ahora espabilará, pobreto.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 9:28
    Permalink

    Que bueno! Me ha hecho muchisima gracia! Pobre gato… y tu marido se merece una buena regañina!!! (yo lo hubiera hecho, medio en broma, medio en serio: “pero bueno papa, que haces! que al gato no se le acaricia con el pie!” Porque a veces a los niños les encanta cuando nos equivocamos y asi tambien nos pueden reñir!) 😉

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 10:26
    Permalink

    jejeje sí que es verdad que a veces son peores los grandes que los pequeños… Yo he tenido mucha suerte con el gato, la verdad es que es muy pachorro también y se deja tocar por mi hijo… que tb ha salido bueno ya que todavía no le ha hecho ninguna trastada… jejejjeeUn abrazo!!!

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 11:01
    Permalink

    Jajaja, una de mis gatas es bastante parecida a la tuya ( o es macho?). Mi hija pequeña tambien es muy ” amante” de las gatas ( y mi marido no influye, te lo aseguro). A la gata mayor ( la que se parece a la tuya), no se acerca mucho porque es más cascarrabias y no se deja. Pero a la pequeña, que como decimos nosotros siempre , es tonta y se deja hacer de todo, la lleva a maltraer. Primero tuvimos que convencer a la niña que no había que pegar al gato (manotazos repetitivos en la cabeza) , que caricias. Despues que abrazar al gato tirándose en plancha encima ( 12-13 kg frente a los 43-4 del gato) no era plan. Ahora no le hace muchas perrerías, debe ir tomando más conciencia.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 12:46
    Permalink

    Jajaja!Pobre gato, si es que son unos venditos… para que luego digan que hay que proteger a los niños de las mascotas!

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 13:01
    Permalink

    Jajajajaja! Pobre gatito!!!! seguro que la próxima vez que los vea aparecer, se irá pitando!

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 13:07
    Permalink

    Me recuerda a cuando yo cojo a mi gato para achucharlo y viene el enano “mamá, yo también quiero coger a Munki” y claro, yo le dejaría, si el gato no pesara 10kg y fuera casi más grande que él jajaja Eso sí, todo lo que tiene de grande lo tiene de bendito, porque aguanta los embistes de Iván estoicamente, y mira que estoy harta de decirle que el gato no es un muñeco… sin embargo la gata es más inteligente, antes de arriesgarse huye, por si acaso jajaja pero me encanta ver interactuar a Iván con los gatis. besoteshttp://laaventurademiembarazo.blogspot.com/

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 15:59
    Permalink

    Aghhh!! Menos mal que lo cuentas, en esta casa el papá también los acaricia con el pie a veces y no se me había ocurrido que pudiera tener esa consecuencia :SEstaremos atentos, jejejebesotes

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 17:05
    Permalink

    jeje, me parto con tu hijo, habrá pensado, que guay!!! a pisar al gato.Mami Poppins

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 17:33
    Permalink

    Ahora que leo que también eres gatuna… por curiosidad…¿Cuántos miles de veces te han prenguntado desde que te quedaste embarazada hasta el día de hoy que cómo es que tienes gatos y niño?Yo es que estoy empezando a colapsar con el tema 😀

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 18:11
    Permalink

    jajajaja, vaya ideas las del padre!!!

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 19:25
    Permalink

    Estoy pensando en juntar a mi marido con el tuyo, creo que harán buenas migas!

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 21:37
    Permalink

    Pobre gato!!! y pobre madre detrás del niño para que no pise el gato!!!

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 22:55
    Permalink

    Ángela, pues me he pasado el día tratando de impedir que el niño pisara a todos los animales de la casa porque en cuanto veía uno tumbado allá que te iba!Sandra, voy a tener que hacer un rincón de pensar enorme, porque a mis animales les debería mandar allí de vez en cuando, eh? jaja que no veas qué trastadas hacen ellos también.Andrea, uuh, aquí también pelean!Irene, eso, eso, dar ejemplo, pero de buenas ideas!Mamás Todoterreno, jajajaMama de la Peque, toma nota!!!Maria, aiss, como lo sabes…Treintañera con hijo, pobre gatoooo!Mi yo dormido, ya ves!Carol, bueno, a este gato todo le viene bien, tiene buen conformar.Bren jajaja@Mousikh, aprende de nuestros errores!Silvia, ya ves, ya he comentado más arriba que hoy ha pisado al otro gato y ha perseguido a la perra para hacer lo mismo jajaAnuda, no, si aquí aburrirnos no nos aburrimos nunca.Ana, lo son!Laky, veinte ojos tengo que tener jajaMadi, no sé, no creo que espabile, es un poco lento de reflejos jajajaMamareciente, no me canso de repetírselo!Yo y mis mini yos, eso sí, mira, aunque es pronto todavía para que el nene le riña!Ana Márquez, mi hijo no les ha hecho mucho caso hasta ahora y de momento no va mal la cosa.Pilar, es macho, sí, mis gatos son machos, la que es hembra es la perra. Y, sí, mis gatos pesan unos 3-4 kilos, como los tuyos, no es plan de que se les tire un nene encima! jajajaLeia, yo creo que en esta casa son los bichos los que corren peligro! jajaGem, no sé yo, el pobre es que busca amor, le da lo mismo lo que le hagan, si vieras como le trata la perra, le tiene como su propio osito de peluche!Nereida, jajajaja, un gato de 10kilos, si mi hijo pesa 11, lo mismo que mi perra! jajaja Me encantan los animales.Albertina, pues toma nota ahora que estás a tiempo!Elena, ya te digo, esa fue exáctamente la cara que puso mientras intentaba pisarle!Mamá 2.0, gatuna y perruna, que tengo de todo. Pues durante el embarazo me lo dijeron un millón de veces, de hecho no me preguntaban, me decían directamente que cuándo y cómo me iba a deshacer de ellos, dándolo por hecho. Mira, escribí sobre el tema:http://blog.mcc-migracion.local/2010/01/el-embarazo-y-el-desprecio-los-animales.htmlYahorapapas, bueniiiisimas!Cartafol, seguro, seguro!.Zary, jajaja, qué cruz!

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 23:00
    Permalink

    Jajajaja!! Me encanta! Mi niño siempre que ve a Jana tumbada como está tu gato en la foto va a pegarle un pisotón. Nadie le ha enseñado a hacer eso pero es como instintivo! O sea, que a lo mejor aunque al papá no se le hubiera ocurrido ese gesto quizá el peque habría acabado pisando al pobre minino igualmente… ¡Pobres!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 3:14
    Permalink

    jajajajajajajajaja hombressssssss! jajajaa

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 15:43
    Permalink

    jajajaa si es que no tienen una idea buena!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 19:48
    Permalink

    Si es que muchas veces son peores los padres que los niños!!! Jose ayer no se ocurre otra cosa que abrir un paquete de pajitas al ketcup delante de la "gorda culoveoculoquiero" y la pobre se cogio un cabreo momumental… aiiiinnnnssshhh

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 22:22
    Permalink

    Silvia, pues lo mismo es instintivo, pero en mi casa ya te digo yo que no 🙂

    Mamá Blue!, jajaja

    La teta reina, normalmente no!.

    María, por esa razón mi hijo ahora come de todo, porque quiere probar todo lo que ve y como se lo niegues no veas cómo se pone!.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com