Tensión baja en el embarazo

Siempre he sido de tensión baja. Normalmente tengo 9-6, incluso 8-5. De toda la vida he sido propensa a mareos y bajadas de tensión, así que no es de extrañar que durante todo el embarazo tuviera este problema.
En mi ranking de achaques del embarazo, después del asma, se encuentra la tensión baja.
Que yo sepa, tener la tensión baja no es un problema para el embarazo, como sí podría serlo la tensión alta. Los médicos dicen que es, simplemente, “algo molesto”.
Yo diría que es algo más que molesto. La sensación que te produce tener la tensión por los suelos es de cansancio, sueño, malestar general, visión borrosa y nauseas.
En mi caso, a partir de la semana 24 empecé a notar un problema asociado: no podía estar ni sentada ni tumbada boca arriba. La presión del niño me cortaba la circulación y me caía la tensión en segundos. Esto le pasa a todas las embarazadas, pero la gran mayoría no lo notan porque parten de una tensión normal.
Lo pasé francamente mal. Hasta que no noté signos de encajamiento (sobre la semana 32) y, por tanto, menor presión, tenía que estar siempre de pie o tumbada de lado. Así que comer, comía de pie, paseándome por el pasillo con el plato en la mano. No hablemos de montar en coche: tenía que echar el asiento para atrás, casi tumbado, y ponerme de lado.
Cuando me fui a hacer la ecografía 4D, con 27 semanas, me puse boca arriba como me indicó la doctora. Me empecé a encontrar fatal, pero no quería decir nada porque no quería interrumpir la ecografía. En cuestión de segundos noté que ya no podía ni articular palabra, menos mal que me lo notó la ecografista y entre mi madre y ella me pusieron de lado, porque yo tenía ya la mirada perdida (palabras textuales de mi madre) y no podía ni moverme.
Uno de mis miedos era tumbarme en la camilla el día del parto, consciente de que si me tumbaba boca arriba no iba a durar ni 40 segundos sin desmayarme. El anestesista me advirtió de que al ponerme la epidural era frecuente una bajada de tensión, con gran malestar y vómitos, pero que no me preocupara, que enseguida se me pasaría. Efectivamente, en cuanto me puso la anestesia me encontré muy mal y en el monitor de la tensión llegué a ver 6-4. Afortunadamente, como bien dijo, fueron sólo unos minutos (para mi fueron minutos, pero quizá sólo fueron segundos): me puso algo en la vía y pronto tuve una tensión más que buena, 12-8.
He seguido teniendo mareos en el postparto, especialmente durante los dos primeros meses. A partir de ahí las hormonas se han debido ir diluyendo, sobre todo a partir de la primera regla, y ahora tengo la tensión y los mareos que he tenido siempre, mucho más llevadero.
Para que luego me vengan con frases tipo: “el embarazo es la mejor etapa en la vida de una mujer”. Grrr!. 

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

11 comentarios sobre “Tensión baja en el embarazo

  • el 27/02/2010 a las 13:31
    Permalink

    Será por la tensión baja que me siento muy cansada últimamante, pero en el resto del embarazo no lo noté demasiado, aunque en la farmacia me dicen cada vez que voy a tomarme la tensión que está muy baja (9-6) y me miran como si estuviera enferma. Luego voy a mi gine y me dice que de eso nada, que está bien así porque la alta es peligrosa en el embarazo, así que me lo tomo con calma, más ahora que me queda tan poquito que ya puedo "palpar" el final de mi embarazo, qué felicidad! Besos, guapa.

    Respuesta
  • el 27/02/2010 a las 16:44
    Permalink

    Adriana, esa que esa tensión 9-6, que es la que yo suelo tener, es muy baja, a mi siempre me lo dicen. Pero estando embarazada como es normal que baje la tensión, tu gine no le da importancia. De todas formas, es lo que he dicho en la entrada, que es mejor tenerla baja que tenerla alta, que esa sí es peligrosa. Pero claro, al tenerla baja, te puedes desmayar y darte un golpe.

    Así que cuídate mucho que no te queda nada!

    Respuesta
  • el 27/02/2010 a las 16:54
    Permalink

    Para mí sí fue una experiencia maravillosa. El primer trimestre vomitaba todos los días pero, una vez pasados tres meses, me encontré hasta el último día genial y, sobre todo, superfeliz. Todo me daba igual, todo me resbalaba, yo siempre estaba con una sonrisa en los labios. Y para mí, sí fue el mejor momento de mi vida. Si incluso, gracias al embarazo, no sufrí de mis migrañas habituales! POr otro lado, yo siempre tengo la tensión baja, también en el embarazo, pero se mantuvo como siempre, así que no noté nada especial.

    Respuesta
  • el 27/02/2010 a las 19:00
    Permalink

    Pues que bien, Laky, perteneces a ese pequeño porcentaje de privilegiadas!!!!

    Respuesta
  • el 27/02/2010 a las 20:08
    Permalink

    Yo siempre he tenido la tension en 9-6 antes del embarazo y para mi era lo normal, mas bien baja pero normal. En el embarazo la tenia mas en 9-5 o 8-5 cuando me daban los bajones, la verdad es q salvo los dias de mucho calor (que no fueron muchos) no tuve demasiados problemas con la tension.
    Mi embarazo la verdad es q muy malo tampoco fue, yo no tuve nauseas ni vomitos en el primer trimestre y aparte las migrañas desaparecieron y hasta el 3er trimestre no tuve apenas dolor de espalda que es algo q tengo a menudo, pero al final el ultimo mes y medio empece con la ciatica y los vertigos que eso ya si que fue un asco pq no me podia medicar y tenia q estar todo el rato tumbada

    Respuesta
  • el 28/02/2010 a las 10:00
    Permalink

    A quien diga, "qué bonito es un embarazo" que hubieran pasado por mi casa. Uf!! yo también soy de tensión baja, y aún bajó más. No subía de 9-5, y viendo tu caso Eva veo que hasta tuve suerte. Y eso que me pasé 3 meses en cama, con contracciones y amenaza de parto prematuro. Lo peor. El primer trimestre unas naúseas y mareos que casi ni me podía mover, cuando empiezo a disfrutar de mi panzita, a sentirme bien, ala, a la cama, y no salí de ella hasta que estaba de 8 meses. Entonces sí, con mi super tripa luciéndola a diestro y siniestro. Pero ya estaba tan pesada y cansada…. En fin, achaques de embarazada.

    Respuesta
  • el 28/02/2010 a las 19:02
    Permalink

    Ya te digo. Tras el embarazo empecé a decir que el mejor estado de una mujer es embarazada. Y de verdad que lo sentía así porque yo no pude estar mejor!

    Respuesta
  • el 28/02/2010 a las 19:16
    Permalink

    Jajaja Laky, pues no lo digas más, que a las que estuvimos llenas de achaques creo que no nos gusta nada esa frase!! jajajajaaj.

    Respuesta
  • el 21/06/2012 a las 14:05
    Permalink

    …pues sí, parece ser que no hay dos embarazos iguales, como no hay dos mujeres iguales, dos partos iguales o dos hijos iguales…yo (que estoy ahora embarazada de 22 semanas) tampoco me siento para nada identificada con esa visión idílica de la mujer embarazada, pletórica, guapa, ideal….

    Claro que en ello tiene que ver que estoy teniendo un embarazo de riesgo, que los primeros meses tuve muchos vómitos (adelgacé 4 kilos) que luego tuve pérdidas y tuve que hacer reposo, que la placenta se presenta previa y oclusiva, que el bebé está de pie y de espaldas, que tengo, además, dos miomas, un quiste, un hematoma….En fin! un cuadro….pero lo que llevo peor no son las molestias físicas…es el miedo a que algo vaya mal, son las dudas, la incertidumbre por no poder salir de cada visita del ginecólogo feliz pensando que todo marcha bien…..siempre hay un pero, un inconveniente….A pesar de todo, nuestro petit (Martín) sigue luchando y haciéndose fuerte para llegar a este mundo donde lo estamos esperando con tanta ilusión……

    Respuesta
    • el 24/06/2012 a las 13:37
      Permalink

      Cuando le tengas en brazos ni te lo vas a creer, ya lo verás, te lo dice una que tuvo un mal primer embarazo!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com