Señoras que arrollan niños

Creo que voy a crear un nuevo grupo en Facebook (¡si no existe ya!) que se llame Señoras que arrollan niños y ni se paran a pedir perdón.
Ya me habían hablado de esta especie algunas madres con niños pequeños (y no tan pequeños) y me lo creía, desde luego, que además de Señoras entiendo un rato, sobre todo desde que me vine a vivir a este barrio, donde campan a sus anchas… pero una cosa es que te lo cuenten y otra es que sea tu propio hijo al que arrollan una y otra vez.
Desde hace unas semanas mi hijo tiene mucho interés en andar por la calle, agarradito de una mano. A nosotros nos parece genial, es como tiene que ser, el niño tiene que practicar y, por tanto, salvo que sea imposible (que pocas veces lo es), se lo permitimos siempre que quiere. Lo cierto es que andando de una mano se da bastante maña, no se tropieza casi nada e incluso lleva buen ritmo. Además, nosotros nos esforzamos bastante por no ser un obstáculo en la acera. Evitamos ir por todo el medio, procuramos ocupar poco espacio, salvamos los obstáculos, vamos atentos a la gente que pasa, etc etc. 
Bueno, pues lo mismo da. No hay día que una Señora no le pegue un meneo a mi hijo, incluso que le haga perder el equilibrio. Aunque haya tres metros de acera, se lo llevan por delante. Son como una apisonadora: meten primera y arrasan con todo lo que pillan en su camino. Y cuando notan que han dado con algo ahí abajo, no sólo no piden perdón, sino que se vuelven con mala leche para ver quién ha osado interponerse en su línea recta. 
El domingo pasado, harta ya de ser educada con toda esta fauna, la pagué con la última que hizo el numerito. La señora estaba enfrascada en una conversación con otras de su especie, en todo el medio de la acera (maximizando el espacio, vaya) y aunque nosotros la bordeamos a distancia suficiente, justo cuando pasamos se puso en marcha para irse, arrasando con todo. Saqué el brazo que tenía libre y la empujé todo lo suave que mi educación me permitió mientras dije bien alto: ¡señoraaaaaaaaaaaa!. La mujer, pa’chasco, se volvió con toda la intención de espetarme eso de qué poca educación tienen los jóvenes pero ni le dí tiempo, la fulminé con la mirada. 
 
Al margen de las Señoras, están el resto de los madrileños por la jungla. Hace tiempo que me di cuenta de que Madrid está pensada para personas en plena forma y muy poquito para los niños, las familias y las personas con discapacidades. Hay gente que camina tan deprisa que ni se le ven las piernas. Esos sí nos esquivan, sí, pero pasan tan cerca que cuando no le dan un bolsazo al bebito le meten la cremallera del abrigo en un ojo o le arrean con el paraguas. 
Estoy por comprarme una espada de estas de foam que venden para niños y bajarme a la calle con ella para empezar a dar porrazos, a ver qué le parece a la gente.
No me gustan los rifi rafes a pie de calle pero ando ya muy muy quemada. La calle es de todos y para todos, no cuesta nada tener un poco de cuidado.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

26 comentarios sobre “Señoras que arrollan niños

  • el 24/11/2010 a las 11:22
    Permalink

    Te diré que, en Orense (ciudad pequeña y con muuucha menos gente que en Madrid) también tenemos a "Señoras" de esa especie. Pero yo ya no me corto, las presiento y pongo mi precioso codo en posición de ataque. El "oigaaaa" con voz atronadora y de muy mala leche tb funciona.
    Pero, la opción de la espada no está nada mal. Ahora entiendo que muchos niños paseen con algún tipo de artefacto del estilo…
    Bicos

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 11:31
    Permalink

    jajaja…caminan tan rapido que no se le ven las piernas,jajaja….
    Animo mamá y relajate, no vayas a darles a las señoras y te conozca por las noticias 😀

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 11:59
    Permalink

    Jolín yo creo que tengo suerte porque en mi barrio no hay muchas señoras de esa especie o no me las he cruzado al menos, de las que si hay muchas es de las que se paran a hablar con el niño como si lo conocieran de toda la vida cuando es la primera vez que le ven.

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 12:33
    Permalink

    Tienes toda la razón y estoy segura que yo no habría aguantado tanto. Vivo en Madrid, pero en un barrio nuevo con grandes calles y buenas aceras y esto no me ocurre. Cuando hay mucha gente huyo de los centro comerciales, así que no he pasado por tu situación, pero si me pasara el grito lo oiríais en todo Madrid.
    Qué poca educación tienen algunos!!!

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 12:53
    Permalink

    Pero me temo que no es una situación unica y exclusivamente que ocurre a los niños, a mí también me empujan y me arrasan si las dejo, lo que pasa que como soy mas grande (y más alta que ellas) pues puedo devolver el golpe :))
    Lo que sí estoy de acuerdo es que Madrid es una ciudad horrorosa para el tema de la educación (ninguna) y el civismo (nulo), ni atada vuelvo por allí!, algunos se ríen del provincianismo pero qué bien se vive ve en provincias muchas veces!!

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 13:14
    Permalink

    En mi pueblo también está esa especie, conocida por Señoras jasdeputa!!! Sobre todo, puedes verlas en pleno auge el día del mercadito, son imparables!!

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 13:25
    Permalink

    Aun no conoces al peor especimen de todos: los hijos de puta que van por la calle con el cigarrillo extendido hacia fuera. Este verano estaba La Yoli esperando en la puerta de una tienda sujetando a su hijo y al mio de la mano cuando de pronto oimos a mi hijo llorar diciendo;: "me he quemado, me he quemado" y vemos a un tio seguir andando sin volverse a mirar. Le habia dado con el cigarro en la cara a mi hijo con tal fuerza que hasta se habia partido el cigarro y ni siquiera se volvio al oirle llorar. Claro, si hubieramos visto la quemadura antes ese no se va tan tranquilo, te lo aseguro.

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 13:41
    Permalink

    La madre que las parió!, es que son la leche.
    Ando yo un poco cabreada también con este temita.
    El otro día le arreó un bolsazo una bicha de estas a Boliche y encima ni se dio la vuelta.

    OIGAAAAAAAAAAAA!!!!, por no decirle, pero tu eres gilipollas o te lo haces y encima la muy estúpida me mira por encima del hombro y no nos dijo ni ahí os pudrais…

    Buuuuuuuuuhh!!!!, es que últimamente ando calentita con estas cosas.
    Igual que con los del metro que entran como bueyes sin dejar salir a nadie para coger sitio. Mira mira!!!!!! que me enciendo!

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 13:59
    Permalink

    es que encima eres tu la mal educada!!! a mi me paso alguna vez en el otro pueblo donde viviamos. Ahora no tengo muchas probabilidades que me pase, excepto cuando vamos a comprar, pero mi hijo tiende a ser el que arrolla!! no mucho no os penseis
    pero siempre ando preparada por si tengo que llamar la atencion a alguna señora!
    yo de ti salgo con la espada

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 14:05
    Permalink

    Muy buena idea lo de la espada, jaja. Creo que esta especie de señoras no sólo se da en Madrid.

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 15:24
    Permalink

    Jo, como detesto a esas personas…. es cierto que suelen ser señoras, pero yo me he topado con todo tipo de especímenes. Y ahora como ven al niño algo más mayorcito pues es aún peor.
    Pero no tener cuidado con un bebé como el tuyo es para cogerlas, zarandearlas, y decirlas ¿a que jode?

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 15:40
    Permalink

    Pues yo he tenido suerte pero no me he encontrado con nadie así, todo lo contrario.

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 17:02
    Permalink

    Estoy de acuerdo, no sólo pasa con los peques, los mayores también somos arrollados, debemos ser invisibles para esa fauna, que no otro nombre merecen ¡qué poco civismo!

    Los "cegatos" estos, que no ven ni por dónde pisan, los hay de toda edad y condición. Sin ir más lejos, en mi ruta diaria al trabajo me cruzo, sí o sí, a la misma hora a una hija ya crecidita con su mamá (supongo que la acompaña al cole o a la parada del bus)ocupando transversalmente la totalidad de una acerita de estas de medio metro, y la buena señora (ya que no tiene enseñada a la niña todavía, al menos ella) no es capaz de dejar pasar cuando viene otra persona en sentido contrario. Para contar las veces que ya he tenido que abandonar la acera para dejar pasar a la pareja feliz me faltan dedos de todas mis extremidades y para contar las que la señora ha tenido la cortesía de ponerse a la derecha, delante o detrás de la niña para dejar paso, me sobran todos.

    Y así chorrecientos mil. Diarios. De pena X(

    :*

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 17:41
    Permalink

    Cuando andan con paraguas es un verdadero peligro.. mi esposo las pasa empujando por que dice que donde son enanas al lado de el.. el paraguas le llega justo a la altura de su cara.. nariz y ojos… el no tiene ninguna compasión.. a algunas las ha empujado muy fuerte.. me se lo merecen por andar sintiendose dueñas de la vereda..

    APoyo el grupo de facebook…

    PS:: el otro día presenciamos muertos de la risa.. .como una señora le caía a golpes con su paraguas gigante a un señor.. el señor había golpeado al hijo de la señora "sin querer".. ella le reclamo y el viejo se puso más enojado.. la señora tenía un paraguas en sus manos, y le pegó unas 10 veces seguidas… lo persiguó unos 5 pasos.. le gritó de todo.. y los testigos que vieron el suceso apoyaban a la señora.. muertos de la risa por el espectaculo.. supongo yo que el viejo no volverá a andar sin fijarse la próxima vez… jijijij

    era una idea para el uso de tu espada… 😉

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 20:30
    Permalink

    Pasa en todas partes. En general la gente anda tan metida en su mundo que son incapaces de mirar un poco para abajo o de notar el entorno en el que están y simplemente paran o arrancan sin mirar y sin imutarse cuando se llevan por delante a un pequeño.

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 22:17
    Permalink

    jejeje, mola la espada!!! gente asi te encuentras por todos lados y la verdad es que fastidia bastante.

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 23:12
    Permalink

    Je, je. No tengo recuerdo de que me ocurriese con mi hijo. Lo que sí me molesta un montón es la gente que decide pararse en grupo, en medio de la calle, en el peor lugar posible para no dejar pasar al resto -especialmente a las mamás con carritos-. Si la calle es en general ancha, por qué eligen justo la parte donde se estrecha para pararse todos en elmismo sitio?

    Respuesta
  • el 24/11/2010 a las 23:24
    Permalink

    Yo, la verdad, no me he encontrado con mucha gente asi. Si alguna vez nos han arrollado nos han perdido perdón.

    Respuesta
  • el 25/11/2010 a las 0:18
    Permalink

    los has contado con mucho arte, pero estoy totalmente de acuerdo contigo. piensa que mi hijo mayor está a un mes de ahcer 4 años, y aun me ocurre esto. así que ármate de paciencia, porque te quedan muchos años para lidiar con estas personas.

    si haces el grupo, me avisas, que yo me apunto 😉

    Respuesta
  • el 25/11/2010 a las 0:37
    Permalink

    Como por aquí todavía no andamos no me había dado cuenta de eso nunca, pero como dice Laky también tocan mucho las narices las que se ponen a hablar en mitad de la acera y forman una caravana de carros a ambos lados, luego todos intentando caber entre ellas y el árbol que siempre hay a su lado.

    Respuesta
  • el 25/11/2010 a las 1:32
    Permalink

    y con los carritos de bebe pasa lo mismo, mi marido me decía (ya no se si a broma, que lo decía muy serío) que iba a poner en la parte delantera del carro un pincho, así ni se acercarían. Me parece muy bien tu reacción, que lo de la educación está pasada de moda pero parece que nosotras tengamos que tenerla y los demás no, hombre!

    Respuesta
  • el 25/11/2010 a las 1:33
    Permalink

    A mi me da rabia ver como algunas personas solo miran hacia delante sin pensar en lo que pueden tropezar, porque a mi niña le han dado más de un golpe, yo siempre me he preguntado que si pusiera una piedra del tamaño de la niña entonces la verian o tambien le darian una patada tan fuerte como han llegado a darle a mi hija.

    Respuesta
  • el 25/11/2010 a las 10:27
    Permalink

    Ayer tuve el día súper completo, quería haberme sentado en el ordenador al menos por la noche para responder vuestros comentarios pero el bebito se acostó muy tarde y al final no me quedaron fuerzas. Os respondo ahora.

    Dolores ceballos, te creo, yo en Madrid vivo en una zona no demasiado poblada, es decir, una zona que debería ser tranquila. Pero eso da igual, las Señoras son peligrosas aunque haya poca gente por la calle, ellas siempre trazan la línea recta por donde vayan a atropellar a alguien!.

    Cartafol, jajajaja, eso me dice mi marido algunos días!!

    Mis chicos y yo, mejor mejor, cruza los dedos!! De esas últimas yo he conocido muchas también, incluso dan besos!!

    Suu, es increíble!. Pero esas Señoras no están en los centros comerciales, si te fijas, normalmente son de galería comercial, acera y parque, que es porque donde más paseo yo.

    Mistress, jajajajaa, devuelve los golpes, dí que si!!

    Danygirl jajajja cuando voy a comprar a la galeria comercial es uno de los peores sitios, desde luego!.

    La Vane, alucinaíta me dejas. Lo tendré muy en cuenta porque no se me había ocurrido que pudiera pasar pero teniendo en cuenta cómo van algunos y la altura de los niños, ay madreeeee! qué cabronazo!!! eso es para llamar a la poli y poner la correspondiente denuncia, hay que verrrrr!!

    La teta reina, increibleeeeee! jajajaa Y no me hables del metro, menos mal que no voy casi nada ya en él!.

    Estanjana, pues me lo estoy pensando!.

    Nuria, por desgracia estan por todas partes!

    Belén, jajajajaja

    Bydiplodoc, que sigas así!!

    María, estoy de acuerdo!! penoso!

    Quiteñabonita jajajajajaj eso era para haberlo grabado!!!

    Jessica, es así, qué penita!

    Ana, sí que mola, sí, me la voy a pedir para Navidad!

    Laky, bueno, a ver si con tu niña no te pasa!

    Treintañera, mejor mejorrr!

    Bel jajajaja vale, yo te aviso

    Lamamadeunabruja, eso de las caravanas a los lados, salvando arboles, es ya un clasico!

    Nieves, muy bien pensado, seguro que la piedra sí la veían!

    Lo dicho, que puede que haga el grupo de facebook cuando tenga un rato. Ya os contaré!!!!!!

    Respuesta
  • el 25/11/2010 a las 15:42
    Permalink

    En mi caso es al revés… es Criatura la que arrasa a las "Señoras"… jajajaja!
    Odia ir de la mano y va a su bola, no mira hacia delante… en fin, que se lleva por delante a todo bicho viviente…

    Dios mío… no estaré criando a una futura "Señora", no?

    Respuesta
  • el 20/08/2012 a las 16:22
    Permalink

    ¡Hola! Soy fan en secreto de tu blog, voy a cumplir 14 pero me encantan los bebés y por eso te comento:
    Yo soy de Andalucía, y en mi ciudad también pasa. Sobre todo porque las calles suelen ser algo estrechas a veces, más que en Madrid seguro, y parece que necesitan toda la puñetera acera, sino no se contentan. Luego se paran en mitad de la calle dando frenazos, y si te atreves a decirles algo te forman la marimorena y te dan el mal rato.
    El otro día, sin ir más lejos, acompañé a mi primo de 5 años a comprar chuches al kiosko, y la señora pasó y le dio un bolsazo, así que le dije: “Oiga, tenga cuidado”. Se volvió y se puso a decir que vaya con la niña, que qué sinvergüenza, etc…colorada salí de allí y sin motivo.

    Respuesta
    • el 25/08/2012 a las 22:43
      Permalink

      Hola! Cuando dices que eres fan en secreto espero que no te refieras a que tus padres no saben que me lees, me sentiría un poco incómoda si así fuera. Es genial que te encanten los bebés y admiro tu madurez, pero no estoy segura de que esta sea una lectura adecuada para tu edad, al menos espero que lo compartas con tu madre y aproveches para hablar con ella de estos temas y de tu actividad en Internet.

      Sobre lo que comentas, las señoras… ya se sabe cómo son las señoras, muchas no se distinguen por su buena educación. Ole por tí y por dar ejemplo!.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com