Pañales Pingo: otro nivel de pañales desechables

Una de las poquísimas cosas que tenía preparadas para el nacimiento de la Niña, como es lógico, eran los pañales.

Seguro que en Instagram nos visteis compartir con ilusión las ganas que teníamos de estrenar los pañales Pingo, de los que muchas mamás me habían hablado muy bien.

Pues bien, hoy os comparto mi análisis después de haberlos probado a fondo:

 

Pingo: pañales desechables ecológicos

Pingo es una marca con certificación ecológica.

Sus pañales no llevan cloro, PVC ni perfume y están avalados por la certificación de los sellos Naturemade Star, Myclimate y FSC.

 

Cuándo hemos empezado a usar la talla 1 de Pingo

Lo cierto es que hemos tenido que esperar bastante para estrenarlos porque la niña era MUY pequeña y por ello pasó su primer mes y medio de vida usando pañales talla 0 y, además, puede comprobar que los Pingo de talla 1 dan mucha talla.

Cuando la niña tenía un mes y superaba los tres kilos, decidí abrir la bolsa de pañales Pingo talla 1 para poder dejar atrás la talla 0 (más que nada porque son carísimos los pañales tan pequeños y las bolsas con tan pocas unidades nos duraban un suspiro)

Pero… ¡sólo pude usar un pañal! Con tres kilos los pañales le quedaban por debajo de las axilas. Y le tuve que poner los velcros casi dándole la vuelta a la cintura, completamente superpuestos. Cuando al cabo de unas horas fui a cambiarla, el pañal se le había escurrido completamente. No se le había salido porque lo había impedido el body, pero al desabrocharlo se le deslizó hacia abajo casi completamente. Vamos, que casi se lo quité sin abrir los velcros.

Viendo lo enormes que le estaban, decidí dejarlos para más adelante. Mientras ganaba peso hemos estado usando los pañales Lupilu de Lidl (de los que os hablé hace poco) y los talla 1 de Huggies así como los Sensitive de Dodot.

 

Cómo son los pañales Pingo

Tallaje de la talla 1

En teoría, la talla 1 va desde los 2 hasta los 5 kg, que es el intervalo normal de esta talla en cualquier marca.

Sin embargo, hay diferencias importantes de tamaño entre una y otra marca, y también en la forma. En esta imagen podéis ver la diferencia de tamaño entre los Pingo y los Huggies, ambos de talla 1.

Pañal Pingo comparativa Huggies talla 1

Con poco más de 2 kilos ya os digo yo que a la niña le quedaban grandes incluso los de talla 0, impensable usar una talla mayor.

A partir de los 3 kilos y un poquito sí que empezamos a utilizar la talla 1, tanto de Huggies, como de Lupilu y de Dodot.

La talla 1 de pañales Pingo no la hemos podido utilizar hasta que la niña ha alcanzado los 4,5 kg, es decir, ¡a los dos meses y medio!

 

Tallaje de la talla 2

Van de 3 a 6 kg.

Al igual que ocurre con la talla 1, son bastante generosos de tamaño. Nuestra peque ha empezado a usarlos con cuatro meses, cuando superaba los 5,600 kg y los 60 cm de altura, es decir, casi cuando se acercaba a lo que en teoría era el límite de peso de esta talla.

En esta foto la podéis ver con esta talla 2, pesando ella 5,900 kg (perdón por la foto movida pero es que no para un segundo :-))

Pañal Pingo talla 2

Para que os hagáis una idea del tallaje: al mismo tiempo que usaba esta talla 2 de Pingo, la pasamos a la talla 3 de Dodot Sensitive.

A pesar de que creo que se puede decir que su talla 2 equivale casi a una talla 3, en este caso se los he visto más de su talla. No sé si porque la niña se rellenó un poquito, o porque quizá su corte sea menos ancho que el destinado a recién nacidos, lo cierto es que el ajuste de la talla 2 se lo he notado mejor y yo creo que también se aprecia en las fotos. Ya no le superpongo tanto los velcros de cierre y en la foto de la espalda se puede ver que le recoge bien sin quedarle a la altura de las axilas como le pasaba al principio.

Pañal Pingo talla 2 (espalda)

Para que lo veáis más claro, he comparado los Dodot Sensitive de talla 3 frente a los Pingo de talla 2. En la foto inferior se puede apreciar que el pañal de talla 3 es más o menos un dedo más alto, algo que también es lógico porque es una talla superior.

Comparativa Dodot Sensitive talla 3 vs pañal Pingo talla 2

Al comparar la parte delantera, se aprecia claramente que el pañal más ancho es el Pingo. Aún siendo talla 2, es unos 0.5 cm más ancho que la talla 3 de Dodot Sensitive.

Comparativa Dodot Sensitive talla 3 vs pañal Pingo talla 2 (ancho)

 

Precio

Los de talla 1 se pueden comprar en packs de dos envases de 27 unidades, es decir, 54 unidades en total. En su web cuestan 17,89 euros.

Los de talla 2 están disponibles en packs de 84 unidades (2 paquetes de 42 unidades cada uno). 32 euros en su web.

Los podéis comprar también en farmacias y en algunas tiendas online, como por ejemplo en Amazon.

Como suele suceder con todas las marcas de pañales, es interesante estar pendiente de las ofertas que puedan surgir.

 

Estética

Sabéis que me encantan los pañales lisos, así que estos me gustan mucho.

Pañal Pingo talla 1

Como todos los pañales actuales, tienen indicador de humedad, pero una línea muy finita y de un color amarillo nada chillón, de modo que apenas se transparentan con la ropa (ni siquiera cuando el pañal está mojado y, por tanto, el indicador se ha vuelto de color oscuro).

Me llama la atención lo blancos que son a pesar de ser unos pañales ecológicos, que no utilizan blanqueantes. Son realmente bonitos.

Otra cosa que es imposible pasar por alto es que son muy finos y muy flexibles. Tan finitos que sorprende que absorban bien.

Pañal Pingo talla 1 - grosor

Está muy bien usar unos pañales que prácticamente no abultan nada bajo la ropa, me parece muy cómodo. Y aunque luego se hinchan con el pis, no lo hacen tanto como otros, como es lógico.

 

Tacto

Son alucinantemente suaves. Tienen un tacto como la seda. ¡Increíble!

Si, como yo, sois de las que odiáis el tacto platicoso de los pañales, los Pingo os van a alucinar. Son los mejores que he tocado, sin duda.

 

Ajuste

Este es el punto que me tiene con el corazón dividido: por un lado veo que tienen posibilidad de ajuste pero por otro lado creo que su forma no es la ideal para una niña con un cuerpo tan delgado.

El “problema” es que son unos pañales muy anchos y con unas cintas adhesivas más largas que otras marcas. El ajuste no es malo en absoluto pero al ser tan grandes siento que no se adaptan bien a un cuerpo tan fino como el de la niña. O al menos no como otros.

Pañal Pingo talla 1 - ajuste

Podéis ver cómo le quedaban al superar los 4,5 kg. Aunque tuviera que superponerle las cintas de velcro, le quedaban bien ajustaditos, muy asentados, y con la cintura bien recogida. En principio, no parece que le quedaran grandes. Sin embargo, cuando estaban llenos de pis notaba al quitarle la ropa que se le han escurrido hacia abajo. De hecho, cuando se le acumulaba mucho pis, la zona de la cintura se le hinchaba tanto que hacía que se le despegaran del cuerpo. No como cuando le hice aquella primera prueba pesando un kilo menos, está claro, pero sí se le deslizaban y perdían ajuste cuando estaban muy llenos.

Si tenéis un bebé anchito, estoy segura de que estos pañales os van a gustar muchísimo, porque es evidente que recogen mejor el culete.

 

Absorción y protección

Como os decía antes, sorprende que un pañal tan increíblemente fino pueda absorber tanto, pero lo cierto es que aguantan fenomenal y sin sensación de humedad: muchas horas de pis nocturno, cacas líquidas abundantes.

Pañal Pingo talla 1 - abierto

¿Escapes? Sí, hemos tenido dos, uno con cada talla, siempre durante la noche. Como ella ya no hace caca por la noche normalmente no le cambio el último pañal del día hasta la mañana siguiente. Con los Pingo he visto que sí tengo que cambiarla porque como no le ajustan bien por arriba, cuando empiezan a hinchársele corro el riesgo de que se le salga el pis. Los dos escapes que tuvimos fueron precisamente por la parte superior, que es por donde pierde ajuste conforme pasan las horas.

No hemos tenido irritaciones. De hecho, no sé si es casualidad, pero cuando uso los pañales Pingo apenas tengo que usar crema en el culete porque lo tiene estupendo (algo que también nos pasa con los Sensitive de Dodot, que le van genial).

 

Olor

No huelen a nada.

Soy muy exigente en este aspecto, odio el olor a pañal húmedo y con químicos.

Estos pañales no huelen ni siquiera después de muchas horas por la noche y casi diría que camuflan el olor de la caquita (aunque las de los lactantes realmente huelen muy poco, siempre huelen algo).

 

Mi valoración global de los pañales Pingo de talla 1 y 2

En el título de este post digo que son “otro nivel” y verdaderamente creo que lo son.

Unos pañales súper finos, muy flexibles, suaves hasta decir basta, muy bonitos, con una absorción estupenda… Parecen unos pañales de lujo, francamente. Es que da gusto tocarlos, mirarlos y usarlos. Me parecen buenísimos.

Nuestro problema es que resultan anchos para la Niña. ¿Por qué no sacan una versión slim? ¡Sería la bomba!

Los pañales de talla 1 nunca llegué a vérselos bien de ajuste. Porque el problema de ancho no se resolvía conforme ella iba sumando gramos ya que su complexión es muy finita.

La talla 2 nos ha dado menos guerra en cuanto al ajuste. Es verdad que los hemos usado cuando ella ya estaba más en la talla 3 de otras marcas, pero he notado que su corte le iba mejor y le pasaba menos esto de que se le despeguen por la cintura al hincharse de pis. Quizá ella está un poquito más maciza (dentro de lo finita que es) o quizá es que comparativamente son más estrechos.

Por eso, si tenéis bebés de complexión estándar o fuerte, estoy absolutamente segura de que estos pañales os van a alucinar. Si tenéis bebés finitos, pedid muestras primero.

 

En definitiva, si estáis buscando opiniones sobre los pañales Pingo lo que os puedo decir tras mi análisis es que son realmente estupendos y merece la pena que los probéis.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

Un comentario sobre “Pañales Pingo: otro nivel de pañales desechables

  • el 22/07/2018 a las 20:41
    Permalink

    Hola! Me alegra que te hayan gustado. Mi niña tiene 7 meses y desde el día 1 usamos los pañales Pingo (soy una loca de productos eco). Estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo único que tengo que decir es que a nosotros el tallaje nos parecía siempre pequeño. De hecho, ya estamos usando la 4. No es que la niña sea grande, ni mucho menos, pero es muy larga ? En fin, unos pañales estupendos, sin químicos y por un precio muy razonable. 100% recomendable!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com