Mi amigo

Ayer que me encontraba malita y pasé todo el rato que pude en la cama descansando, me acordé de mi amigo, de lo bien que me vendría tenerlo conmigo y de todas las veces que he querido hablaros de él y al final he terminado hablando de otras cosas.
Amigo es, ni más ni menos, una almohada de cama de 90. El nombre se lo pusimos entre mi marido y yo cuando él me decía, noche tras noche durante mi embarazo, que parecía que éramos tres durmiendo en la cama y que abrazaba a esa almohada con más cariño que a nadie en el mundo.
Cuando me dieron de alta en el hospital, lo más difícil, sin duda, fue dormir con dificultades para respirar. La mejor postura era de lado, sí, pero el peso de la pierna y el brazo que quedaban en el lado opuesto al colchón me oprimía mucho y no me dejaba respirar. Una noche se me ocurrió coger una almohada blandita que teníamos por ahí abandonada, proveniente de la cama de soltero de mi marido (¡total casi nada!) y probar a ponérmela entre las piernas, desde más abajo de las rodillas, y apoyando también el brazo encima. Alivio inmediato. Al tener la rodilla y el brazo apoyados en la almohada, me aliviaba de la presión extra que suponían y respiraba mucho mejor. Además, la funda de esa almohada es de esas que enseguida se quedan frías, lo cual era un gustazo con los sofocos que tuve todo el verano. 
Así que desde la semana 18 de embarazo hasta después de tener al niño, me abrazaba a esa almohada todas las noches con auténtica devoción. Entre lo que ocupábamos mi bombo y yo y la almohada, mi marido el pobre dormía a puntito de caerse de la cama, de ahí que terminara teniendo ciertos celillos de mi amigo.
Nuestra relación terminó después de dar a luz. Lo seguí usando los primeros días después de la cesárea porque me aliviaba bastante, pero al final dejé de usarlo casi como las pre-adolescentes que se obligan a dejar sus muñecas para hacerse mayores, más que nada para que mi marido recuperara su espacio en la cama.
Pero ahí lo tengo, bien guardadito, por si algún día vuelvo a necesitarlo. Si es que hay veces que no hace falta irse a comprar nada a una tienda cuando tenemos un buen apaño en casa.
(¡¡Aunque esta almohada de la foto debe ser un gustazo!!).

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

23 comentarios sobre “Mi amigo

  • el 20/09/2010 a las 14:26
    Permalink

    LA tuya no sé, pero la de la foto es la leche…

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 14:27
    Permalink

    Jo ,la de la foto tiene una pinta…que ahora que es hora de siesta ya me metia yo.ja,ja…
    La verdad que cuando estas embarazada,se duerme muy bien con una almohada o cojín entre las rodillas.
    Espero que el niño este mejor.

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 14:50
    Permalink

    ayer vi la pelicula de Plan B y en EEUU hay unas almohada asi especiales para embarazadas y ella esta todo el dia con la almohada, tanto q el mario tiene celos de ella y termina tirandosela xq pasa mas tiempo con la almohada q con el xD

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 15:07
    Permalink

    Pobre tu marido XD En la película que hizo por último Jennifer López (no es que me gusten sus películas, pero me acordé a raiz de tu comentario) salen varias referencias hacia la relación "triángulo" amoroso entre la protagonista (embarazada de gemelos), el novio y el almohadón enorme que utilizaba para poder dormir.

    Yo duermo muchas veces así, cuando tengo noches bonitas con el asma XD la verdad es que caigo redonda cuando lo hago, es genial.

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 15:24
    Permalink

    Oye, pues es una idea genial lo del amigo!!
    Y esa almohada de la foto parece la bomba, me la apunto mentalmente para cuando me toque! ¿tiene algún nombre específico?
    Besos!

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 15:27
    Permalink

    Ja, ja, ja, ja, así que amigo es una almohada, jajajajaja. Muy bueno mamá cc., muy bueno.

    Oye me encanta la de la foto, se tiene que dormir de fábula con ella.

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 15:36
    Permalink

    Jo que pinta tiene la de la foto¡¡¡¡

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 16:08
    Permalink

    jajaja, muy cómoda, pero también antimaridos, creo jajaja

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 16:18
    Permalink

    HOla!!! Acabo de descubrir tu blog.Que sepas que yo estando embarazada tambien dormia con la almohada abrazada,y mil cojines alrededor jajaja y ahora que la niña tiene ya 2 años, sigue durmiendo así,es como mas comoda estoy!!! Abrazando a mi almohada…

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 16:41
    Permalink

    Yo también quiero la de la foto 🙁

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 16:42
    Permalink

    Joe pero es como la de la foto? Pero que gozada no? Y donde se compra eso! Yo durante mis dos embarazos también dormía con una almohada entre las piernas, si no tampoco podía respirar, pero quitaquita que se me tiene que olvidar mucho que para e verano que viene queremos ponernos pa el tercro! jajaja que locura.

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 17:23
    Permalink

    Yo también usaba almohada y es que es un gustazo, mucho más con tus problemas respiratorios. Luego la utilicé también durante algún tiempo, no sé como salió de la cama, sería por mi marido?

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 18:26
    Permalink

    Nosotroas ya dormimos mi marido, mi bombo, mi cojín, el embri y yo y la cama es de 135!!! Cualquier día se cae mi marido

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 19:45
    Permalink

    Yo también tenía una almohada, comprada en Ikea y con una funda muy gustosa… Lo único que era un rollo de dormir con la almohada es que cada vez que me giraba era toda una historia… quita almohada, gira barriga, vuelve a poner almohada…ya te digo toda una operación digna de la NASA!!!!

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 20:32
    Permalink

    Pues la de la foto tiene muy buena pinta la verdad. Yo probé a usar una almohada pero a mi me resultaba más incómodo aún así que la mayoría de las veces dormía sin ella.

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 21:21
    Permalink

    jajaj yo tengo al cojín de lactancia (que mide 1,90) y mi marido lo llama mi amante porque siempre está en la cama con nosotros y le achucho más que a él…

    Eso sí, el otro día que se fue a la cama antes que yo, me lo encontré abrazadito a MI amante… Ni qué decir que lo reclamé enseguida 😉

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 21:28
    Permalink

    La Teta Reina, la de la foto es la leche pero, claro, con esa mi marido ya directamente tendría que dormir en el sofá!.

    Kithy, el niño está fenomenal, somos nosotros los que estamos chungos!!.

    Mypinkbubble, pues no he visto la peli pero no me extrañaría mucho la escena jajajjaa

    Seishi, asma! pufff, qué asquito, eh?

    Sonix, no tengo ni idea, ni siquiera sé si la almohada realmente está a la venta!!!

    Belén, ya ves, esa almohada de la foto es un súper amigo.

    mamadejulio, ¡y que lo digas!.

    Cartafol, antimaridos desde luego! jaja

    Patry, bienvenida!! Dormir abrazadita a la almohada es lo mejor que hay!!

    Lamamadeunabruja, pues va a ser cuestión de comercializarla!!

    Mamalis, ya quisiera yo que fuera como la de la foto! jajaja

    Nuria, lo mismo tu marido asesinó a tu amigo sin que te enteraras jajaja

    Suu, menos mal que nosotros tenemos cama de 1,50!!!

    LadyA, eso sí, es verdad, pero yo me movía con la almohada incorporada, sujeta con las piernas para no separarnos ni un minuto!!! jajaja

    Mis chicos y yo, eso ya va en gustos!!

    Oddiseis, sii! jaja

    Mama en alemania, vaya pedazo cojín de lactancia!!! Veo que no hemos sido los primoeros en ponerle mote al almohadón! jajajaja

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 21:43
    Permalink

    Yo ahora duermo así con el cojín de lactancia. Que, por cierto, no es tan grande como la de la foto; tiene que se estupenda ésa!

    Respuesta
  • el 20/09/2010 a las 23:20
    Permalink

    Yo tambien usaba una almohada para dormir asi. Pose tipo koala. A mi me ayudaba mucho con el dolor de espalda tambien. La de la foto se ve muy comodaaaa

    Respuesta
  • el 21/09/2010 a las 8:10
    Permalink

    jijiji… yo duermo así con el cojín de lactancia que es más o menos así como en la foto. Y efectivamente es la leche. ¿Qué más da que no esté embarazada? jajajaja. Por cierto a) yo en vez de amigo lo llamaba "el amante" b) mi hija con 4 años pidió uno para su cumpleaños, hay que joderse. Y se lo regalaron!!!!!!!

    Respuesta
  • el 23/09/2010 a las 21:03
    Permalink

    Yo es que me compré el cojín de lactancia tipo bandeja. Y eso, que esto lo empecé a usar mucho antes de haber comprado ningún cojín, con 18 semanitas nada mas!! Aisss, qué recuerdos!! qué nostalgia de mi amigo, qué buenos momentos juntosssss! jajajaa

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com