Menú infantil

Durante muchos muchos muuuuuuchos meses nos ha sido imposible salir a comer fuera de casa. El niño no aguantaba ni 2 minutos sentado en la trona (o en su carro) porque se aburría y se inquietaba un montón… Vamos, es que ni tomarnos una coca-cola este verano en una terraza.
Pero con el paso del tiempo las cosas han ido cambiando y, cumpliendo unos ciertos requisitos, ahora sí podemos salir:
– Que la comida sea rápida, como mucho, una hora. Por tanto, descartamos restaurantes de primero, segundo, postre, café y sobremesa (que yo creo que tienen que ser bastante mayorcitos para poder aguantar sitios así, para qué engañarnos).
– Que el restaurante tenga trona. Y, si es posible, que tenga bullicio. Normalmente una cosa va unida a la otra, pero siempre está bien que el local tenga ruido de fondo, así, en caso de perraque, se disimula mucho mejor. De hecho, nosotros procuramos sentarnos cerca de otras familias, el efecto camuflage es estupendo.
– Que el niño pueda picotear de nuestra comida. Este requisito es fundamental porque le encanta comer todo lo que pilla en nuestros platos y, de paso, se mantiene muy entretenido.
Hasta el momento, al margen del picoteo, llevábamos un termo con el puré que tocara ese día. Y él se comía su puré más todo lo que pillara de lo nuestro, se ponía las botas. Pero con el paso de los meses lo nuestro cada vez le gusta más y lo suyo menos… así que nada más ver el termo ya pone cara de déjate de tonterías y dame comida de la vuestra.
Hace unas semanas decidimos que cuando saliéramos a algún sitio que tuviera menú infantil, dejaríamos el termo en casa y le pediríamos un menú. Estos sitios suelen tienen platos aptos para su edad y apetecibles: fingers de pollo, quesadilla de jamón y queso, croquetas, palitos de merluza. Sin embargo, no estoy segura de si la idea ha resultado un éxito o no. Sigue teniendo más interés por lo que hay en nuestros platos que en el suyo… y lo que más le llama la atención de su plato son siempre las patatas. ¡Este niño es adicto a las patatas fritas!, son su perdición, hasta el punto de que hoy ya le he quitado su plato y me las he puesto en el mío para que se comiera el pollo.
Estoy observando que, aunque no lo parece, es un niño bastante precavido. Con la comida nueva siempre es muy cauteloso. Tarda un buen rato en metérselo a la boca. Primero lo  mira de lejos, luego lo toca, lo manosea, lo espachurra, lo lame un poquito y, si eso, ya se lo mete para dentro. Las patatas fritas, como ya las conoce, se las come a dos manos. Sin embargo, con lo demás va a una velocidad tortuga que nada tiene que ver con la velocidad a la que habitualmente come. Así que los días que le hemos pedido el menú infantil me he quedado con la impresión de que ha comido bastante poco.
En fin, seguiremos probando, pienso que poco a poco irá mejorando, que con lo que le gusta comer, dentro de nada le veo hincando el diente a un chuletón.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

27 comentarios sobre “Menú infantil

  • el 16/01/2011 a las 23:42
    Permalink

    Fuera de casa normalmente comen poco y mal. Pero bueno, no es todos los días. Al mio también le chiflan las patatas fritas.

    Lo que me alucina es el precio de los menús infantiles, como abusan.

    Respuesta
  • el 16/01/2011 a las 23:47
    Permalink

    nosotros llevamos termo y pica de lo nuestro¡ no me fio de lo que pongan en la comida "apta para niños"
    prefiero darle de lo mio lo que me parezca

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 0:08
    Permalink

    (Se me ha borrado el comentario… ¡qué rabia!)

    Te decía que con esta edad es maravilloso porque tienen un mundo entero que descubrir!

    En la escuela en la que estoy primero siempre intentamos que coman, por ejemplo, las lentejas enteras para que las toquen, las manipulen, las chupen… y si no les gusta generalmente tenemos lo mismo triturado para que también lo puedan comer así!

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 0:13
    Permalink

    La etapa de descubrir, es lo k toka, para él muy importante, ya k le servirá para ir relacionandose kon todo tipo de alimentos, en ná el chuletón jajaja
    Un saludo wapa !!!

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 0:43
    Permalink

    Me agencio tus requisitos, sobre todo el del bullicio. Yo cualquier día decido llevarla a uno de esos y seguro que la gusta.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 0:50
    Permalink

    Nosotros cuando nuestro peque tenía la edad del tuyo lo que hacíamos era darle de comer en casa, lo subíamos en el coche, él se dormía profundo, y entonces aterrizábamos en el restaurante y disfrutábamos de la comida mientras él echaba la siesta. Ahora ya no funciona el sistema porque parece que huele las salidas extra fuera de casa, pero bueno ahora ya come de todo y no hay tanto problema.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 1:03
    Permalink

    Las patatas fritas veo que tienen mucho éxito, porque para mi niña es una de sus comidas favoritas.
    Me ha gustado los criterios de eleccion de restaurante, no me habia fijado pero realmente es en esos sitios que nosotros medio nos lo pasamos mas o menos bien ya que ella no se pone tan nerviosa o simplemente el bullicio lo disimula.
    Y si, cuando los niños pasan de sus comidas y empiezan a comer comida de adultos la verdad es que hay dias que piensa "si no ha comido nada".

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 1:15
    Permalink

    Los requisitos son totales. Y verdad verdadera, como dice el anuncio. Mi hija también siempre está más interesada en nuestra comida que en la suya, pero nosotros directamente cuando vamos por ahí comemos algo "apto para niños" los adultos y así nos evitamos el menú infantil. Total, para el caso…

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 7:32
    Permalink

    Jo, qué envidia me has dado!
    Criatura no come mucho sólido aún! Vamos, ni de coña como para pedirle un menú infantil!!! Así que me temo que nos queda termo/potito para rato…
    No te da la sensación de que hay pocos restaurantes orientados a familias con niños? Sería una estupenda idea de negocio ahora que hay tanta gente en paro…

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 8:19
    Permalink

    Qur bien que disfrute comiendo!! aunque vaya lento y coma poquito, es una suerte que vaya probandolo todo!!

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 9:49
    Permalink

    Jajajaj, chica, qué maravilla!! La comida le sirve no solo para alimentarse, también para experimentar!! No te preocupes, no creo que quede con hambre. Y lo de las patatas… jajaja, qué quieres que te diga, yo le entiendo, no sé qué les echan pero son adictivas XDXD

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 10:01
    Permalink

    Pues nosotros usamos los mismos criterios a la hora de elegir sitio también, al peque sólo le hemos pedido menu infantil una vez y la verdad es que comió bastante, eso sí las patatas las tuvimos que alejar porque sino no quería el resto.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 10:36
    Permalink

    Mi hija también prefiere las patatas fritas a cualquier otra cosa….Yo ya he desistido de pedir un plato para ella, pido lo mio y que coma de ahí…

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 10:42
    Permalink

    Jeje, yo también soy "adicta a las patatas fritas"creo que son un sabor y una textura perfectos para un niño pequeño.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 10:45
    Permalink

    Si es que desde bien peque se le veía que iba a ser un buen comedor!! jejejeje, qué gusto que ya podáis salir con él a comer y disfrutar los tres.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 11:10
    Permalink

    por lo que dices tiene muy buena actitud con la comida: le gustan muchas cosas,le gusta probar, se divierte comiendo… para mi esa es la base, tener una buena relacion con la comida, sobre todo que no sea la tipica situacion de 'la hora de comer es un suplicio' enhorabuena!

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 11:16
    Permalink

    Pues nosotros hacemos vida social desde que nació, y ahora con la ley antitabaco más aún. Mi marido si deja de ver a sus amigos o de salir de casa le da algo -me ha salido muy bailongo-.

    El caso es que ahora la peque se ha acostumbrado -igual de folklórica que su padre- y también le encanta salir y ver gente. Por ahora lo de ir a comer por ahí lo llevamos bien, está en su carrito mientras comemos y al llegar los postres solemos empezar a cogerla en brazos y entre nosotros y los amigos nos apañamos bien. A ver cómo nos las ingeniamos cuando empiece a caminar, jejeje.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 11:23
    Permalink

    yo creo que todos los niños son adictos a las patatas fritas!!, eso es increíble!

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 11:52
    Permalink

    Que Levante la mano a quien no le gusten las papas fritas!!! Jejeje. Yo creo que lo que hace tu hijo es lo mejor que puede hacer. Va poco a poco, saboreando y viendo si le convence. Es un gustazo que lo quiera probar todo. Y lo que estáis haciendo me parce genial, el va comiendose poco a poco su menú y le dejáis que vaya probando lo que quiera. Que lindo con sus dos manitas llenas de papas!! Un besazo

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 12:56
    Permalink

    uy lo de las patatas fritas es un exito en todos los niños!! el mío ya le puedes poner al lado lo mejor que mientras haya patatas fritas lo demás no existe, es más si algo se parece a ellas también lo prueba, que lo siga comiendo es otra historia, jeje

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 13:22
    Permalink

    Las patatas fritas yo creo que les gustan a todos, de todas formas al mío lo que más le gusta en el mundo es el arroz: paella, con tomate, en sopa…

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 14:08
    Permalink

    El vips es ideal porque tiene trona y van muchas familias con niños, con lo cual además de camuflarse el jaleo, hay más comprensión de parte de los que tienes cerca.
    Nosotros vamos a comer una vez a la semana (entre semana)al vips o a los woks, y de momento bastante bien, salvo cuando le duele la boca, que pega algún que otro grito, y yo con lo vergonzosa que soy, me dan ganas de esconderme debajo de la mesa, jeje. Por lo demás se porta muy bien, a veces hasta se hace su siesta mientras comemos y mi marido y yo lo echamos de menos!
    Qué bueno que tu peque ya coma tan variado y bien, dentro de poco sí que se comerá el chuletón! Besotes y me alegro de que te encuentres mejor.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 14:15
    Permalink

    Pues que suerte!, yo sigo con los tarritos de puré a cuestas a donde quiera que vamos xq el señorito todo lo que sea pan (que vicio!) vale, pero el resto de comida dice que me la coma yo.

    Que ganas tengo de verle comerse un bocata de chorizo jajajajajaja
    A disfrutar de estos avances sociales!!!!

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 14:26
    Permalink

    Es que las patatas fritas nos tiran a todos, eh? qué ricas!

    Me alegro de que ya podáis ir saliendo a comer fuera, que está claro que poco a poco se puede ir a según qué sitios, vamos, que mis amigos con niños quedan normalmente a comer con el resto y están ahí sentaditos en su trona tan contentos!

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 17:19
    Permalink

    Supermama, pues puede ser que fuera de casa coman mal, el mío está a todo y, claro, quien mucho abarca, poco aprieta. Y, sí, el precio es un abuso, todo lo relacionado con los niños es un abuso!.

    Brujilla, pues mientras se coma el termo y tu quieras, estupendo. Yo intento que el niño se incorpore al ritmo normal de comidas nuestras y ya con la edad que tiene creo que puede comer casi de todo, además es que le sienta bien y él mismo lo pide, al final la naturaleza es sabia!.

    Alba Arroyo, fíjate que a mi hijo las lentejas le gustan trituradas. Descubrir la comida le apasiona, desde luego.

    Virgini@, ya mismo el chuletón!!

    Lamamadeinabruja, el bullicio es fundamental, así uno pasa desapercibido jajaja. Seguro que lo paseis bien, ya me dirás.

    Arual, mi hijo es que fuera de casa no duerme más de 20 minutos, así que no me sirve. Además, si le sacas del coche dormido, normalmente se despierta.

    Nieves, menos mal que a mi la cantidad de comida que coma no me precoupa mucho… tengo comprobado que hay días que tiene poco apetito y otros días lo compensa, así que estoy tranquila.

    Walewska, tu idea es buena, pero es que entonces me deja sin nada. En nochevieja mi solomillo se lo comió él casi entero y ¡yo soy muy tragona! jajjaa

    MadreYMas, bueno, mujer, si el potito tiene sus ventajas, no te creas. Sí, hay pocos restaurantes orientados a familias con niños… en general, no hay casi nada orientado a familias con niños, lo que es una pena. El sábado en el Vips decíamos "si sólo entra gente con carrito!!!• y yo creo que es por eso, por la falta de variedad que hay. ¿Te animas a montar algo tu?.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 17:20
    Permalink

    Ana, pues si, es un gustazo.

    Albertina, a mi también me chiflan las patatas jaja

    Mis chicos y yo, va a haber que pedir que no pongan patatas!!!.

    LadyA, te digo lo que a Walewska, que si hago eso entonces me quedo yo sin comer y para eso no salgo! jajaja

    Leia Organa, puff, yo las bolsas de patatas como me ponga me pierdo!!

    Belén, pues sí, hemos ganado mucho pudiendo salir, no sabes cuánto.

    Esther, no, gracias a Dios, en mi casa la hora de la comida no es un suplicio.

    Silvia, pues qué suerte, mi hijo se portaba fatal en cuanto deteníamos el carro, venga a llorar, a gritar, a retorcerse… y no quería ni carro ni trona ni brazos ni nada, así no había quien saliera de casa.

    Cartafol, patatassssss! jaja

    María, pues sí, está riquísimo con las manos llenas, que te voy a decir yo!!

    Estanjana, jajajaja, no sbaen nada!

    Patricia, pues mira, el arroz a mi hijo todavía como que no le acaba de encontrar el punto, pero todo se andará.

    Adry, sí, yo creo que el Vips está bastante bien, lo que pasa es que yo me estoy cansando ya de comer siempre lo mismo!!!!.

    La teta reina, pues todo llega, el día menos pensado le ves con el bocata en la boca, eso seguro!

    Gem, yo creo que si a mi hijo le sentaras con una trona en una comilona de amigos iba a ser feliz: ¡muchos más platos de los que picotear!.

    Respuesta
  • el 17/01/2011 a las 22:19
    Permalink

    Mi Bichito también es adicta a las patatas fritas. Si quieres comer más o menos tranquila, que alguno de tus platos lleve patatas. También la comida de mamá es la que más le gusta!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com