Me apunto a los batidos verdes o “green smoothies”

Green smoothie

Llevaba varios meses leyendo maravillas sobre los batidos o licuados verdes, lo que ahora se llaman smoothies o green smoothies si son verdes. Para quien no lo sepa son batidos que se preparan echando no solamente frutas sino también vegetales como remolacha, zanahorias, aguacate, apio…  En muchos de estos batidos se echan vegetales de hoja verde y de ahí adquieren su color verde intenso, por ejemplo se le pueden echar espinacas, acelgas, canónigos, hojas de remolacha, lechuga, hojas de zanahoria…

Mucha gente los utiliza para hacer planes detox o para adelgazar. En mi caso no me lo planteo como ayuno dirigido a eliminar toxinas o como sustitución de comidas; me gusta muchísimo comer, no voy a hacerme vegetariana y no tengo necesidad de perder peso (aunque no estaría mal perder un par de kilos). Pero lo que sí es cierto es que normalmente tomo poquísimas verduras y nada de fruta. La razón por la que he empezado a tomarlos es porque metiendo frutas y verduras juntas en un sólo cocktail puedo tomar diariamente y de una forma muy sencilla todos los minerales, vitaminas y fibra que antes no tomaba de ninguna manera.

Al ingerir todos estos alimentos crudos se asimilan muy bien por el estómago. Aunque pudiera parecer lo contrario porque en teoría son combinaciones poco habituales, se digieren sin ningún problema. En los batidos verdes dicen que es muy interesante toda la clorofila que nos aportan pues algunos estudios comparan las moléculas de la clorofila con las de la homoglobina, de forma que algunos afirman que podría proteger contra enfermedades como el cáncer. Como os digo, yo lo tomo porque de esta forma equilibro mi dieta, no entro demasiado en los detalles de los beneficios en sí, que seguro que los habrá. Desde luego,  si me ayudan a tener mejor la piel, a ponerme menos veces enferma y a envejecer más despacio, sería estupendo.

Llevo tomándolos poquito tiempo, unos 10 días. Los estoy haciendo con la Thermomix así que tienen toda la pulpa y la fibra. Si los haces con licuadora serían licuados, más tipo zumo, pero de momento no tenemos licuadora. Algunas veces salen un poco espesos pero se arregla echando más agua.

Algunas combinaciones están más ricas que otras, obviamente. De momento vamos probando y cada día variamos lo que le echamos. El de esta mañana, por ejemplo, llevaba dos puñados de acelgas, un mango, un trocito de apio, una zanahoria pequeña y cinco hojas de cogollo de lechuga. No ha salido verde-verde al haberle metido la zanahoria pero estaba bueno.

Los estoy tomando en el desayuno. Intento tomarlos solos porque dicen que así se asimilan mejor. Llenan bastante pero si tengo hambre al cabo de un par de horas me tomo otra cosa, por ejemplo, un bagel con fiambre de pechuga de pollo. Algunas tardes me preparo también otro de merienda y hace un par de noches decidí que esa sería mi cena ya que no andaba con muchas ganas de comer. ¡Creo que he tomado más fruta y verdura en 10 días que en el último año!

Cuando estoy acabando el smoothie añado una cucharada pequeña de maca en polvo. Se supone que ayuda a superar el cansancio, proporciona energía, estimula la líbido, mejora la memoria y la piel… Es uno de esos superalimentos que están de moda. No me apasiona su sabor, por eso lo añado justo en el último trago.

No sé si es casualidad pero en esta semana y pico he perdido un kilo. No me lo noto en la ropa pero sí que creo que tengo menos tripa. Desde luego, voy más al baño, está claro que son diuréticos. Así que no es lo que buscaba pero si de paso pierdo algo de peso y retención de líquidos, fenomenal.

Como todas las modas, no sé cuánto durará. Quizá sea efecto placebo pero me siento bien cuando los tomo. De momento estoy contenta y me gustaría instaurarlo como un hábito porque soy consciente de que necesito tomar más fruta y verdura.

¿Vosotros también os habéis sumado a los batidos verdes? ¿Sois del club del green smoothie por las mañanas?

Foto | Jennifer en Flickr CC

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

23 comentarios sobre “Me apunto a los batidos verdes o “green smoothies”

  • el 21/04/2015 a las 15:07
    Permalink

    Me encanta la idea! Tengo el mismo problema que tú con las frutas (con las verduras algo menos, porque tengo una súper madre que me sigue preparando los tuppers para la oficina y me pone verdura casi a diario!!!).
    Podrías ponernos alguna receta más con las combinaciones que hayas probado hasta ahora y que más te hayan gustado?
    Se pueden hacer con la batidora si no tenemos thermomix? No creo que pueda tomarlos todos los días, pero los días que teletrabajo y los fines de semana, que tengo más tiempo, seguro que puedo organizarme.

    Gracias!

    Respuesta
    • el 21/04/2015 a las 17:00
      Permalink

      Yo creo que lo puedes hacer en cualquier batidora que tenga potencia para que te quede bien fino y sin hebras. A mi la idea me está encantando porque me meto pa’l cuerpo un montón de verduras y frutas que de otra manera no comería ni por asomo y la verdad que no está malo. Y aunque estuviera regular, en dos tragos te lo has bebido y sienta bien 🙂 Un abrazo guapa, encantada siempre de saber de ti.

      Respuesta
      • el 24/04/2015 a las 10:00
        Permalink

        Ya he empezado! Hoy que me he quedado en casa a trabajar, me he hecho uno con:

        – Media manzana
        – una fresa
        – dos puñados grandes de espinacas
        – un cuarto de mango
        – medio vaso de agua

        Me ha gustado mucho!!!! No sabía nada de nada a espinacas.
        Eso sí, la textura que queda con una batidora convencional no es demasiado agradable. Me estoy pensando seriamente comprar una de vaso con mucha potencia.

        Lo he tomado en ayunas y dos horas más tarde me he zampado dos donuts, porque es verdad que al principio sacia, pero luego mi cuerpo necesita los hidratos de siempre, jajajaja!

        Gracias por la idea!

        Besos.

        Respuesta
        • el 24/04/2015 a las 15:32
          Permalink

          Hola guapa, ¡cómo me alegra que te haya gustado! Lo de la textura yo creo que no tiene remedio. Yo lo hago con Thermomix, que es súper potente, lo pongo como 2.30 minutos y queda… pues eso, con textura. Yo creo que si lo quieres tipo zumo tiene que ser un licuado, con una licuadora que quite toda la pulpa. Este fin de semana mis padres me van a dejar la suya (de hace 30 años!) para que probemos a ver qué tal, si te parece te cuento. Seguramente de textura me guste mucho más pero si le quitas toda la fibra supongo que será menos sano, ¿no?

          Lo de los dos donuts me ha hecho mucha gracia jajajaja Haces bien, hay que darle alegrías al cuerpo 🙂

          Besos.

          Respuesta
  • el 21/04/2015 a las 15:21
    Permalink

    Primero que nada, enhorabuena por atreverte. Yo veo a las instagrammers a tope con estos brebajes y buena pinta no tienen, la verdad.

    Tengo algunas dudas:

    – ¿Está todo crudo? ¿Todo, todo? O sea, ¿al decir que lo haces con Thermomix quieres decir que es como pasarlo por la batidora? Sin cocer nada…
    – ¿Lo bebes sin acompañarlo con nada más? Me da la sensación de que tanta verdura pide pan… jajaja ¿Bebido en un vaso a palo seco y sin sal ni aceite? (Entiendo que no, pero como ves sigo visualizándolo mentalmente como un puré crudo de verduras).
    – ¿Me puedes decir las dos o tres combinaciones que te saben mejor? Por si me animo… Frutas me gustan casi todas y verduras casi ninguna. Me flipa el mango y odio la lechuga, por lo demás todo lo verde me da un poco igual.

    A ver si me atevo…

    Respuesta
    • el 21/04/2015 a las 16:59
      Permalink

      Todo crudo, Melibea, hasta brécol crudo pusimos hace unos días. La verdad es que la mayoría de lo verde no sabe mucho. Hace dos días me pasé con el apio y lo tuve que tirar, estaba súper fuerte, pero en general son sabores que no quedan nada agresivos. Puedes probar a poner piña o mango como base, que son frutas con mucho sabor y dulcecitas. Y luego añade algo verde como espinacas y un pelín de apio, por ejemplo. Cuando tenga más experiencia puedo publicar algunas ideas, sí! Atrévete y me cuentas 🙂

      Respuesta
  • el 21/04/2015 a las 15:45
    Permalink

    Vaya pues ahora me siento culpable por comer tan poca fruta y verdura.. No sé si yo sería capaz de beberme eso pero admiro a las que tenéis tanta fuerza de voluntad y constancia.
    Y tengo la misma duda que Melibea, ¿podrías poner algunas combinaciones para estos mejunjes? No sé si podría dejar el chocolate pero por probar..
    PD. ¿Qué es “maca”?

    Respuesta
    • el 21/04/2015 a las 16:57
      Permalink

      Más adelante puedo poner las combinaciones que más me hayan gustado, todavía no tengo mucho arte, llevo poco tiempo. Con piña por ejemplo está bueno, con mango también.

      La maca es una planta originaria de los Andes, que yo sepa. Yo la tengo en polvo y se supone que es un alimento buenísimo. Búscalo en Google y te sale muchísima info.

      Respuesta
      • el 21/04/2015 a las 17:32
        Permalink

        ¿La maca no es esto que toman muchas mujeres para aumentar su fertilidad? Me suena de mi época de 28días.com, iban locas todas con la maca andina, digo yo que sería por eso…

        Respuesta
  • el 21/04/2015 a las 17:22
    Permalink

    Los zumos de fruta no son recomendables porque se pierde gran parte de la fibra, ¿con las verduras no ocurre igual?

    Respuesta
    • el 21/04/2015 a las 17:30
      Permalink

      Hola Patricia, pues como no soy nutricionista y estoy empezando con esto, no te se decir. Pero en los smoothies metes todo entero y te lo comes entero, con pulpa y todo, tanto si es fruta como si es verdura. En la licuadora sí que se queda la pulpa en la máquina, en una batidora no.

      Respuesta
      • el 24/04/2015 a las 16:12
        Permalink

        Supongo que no es lo mismo triturar que exprimir, ¿no? Así que conservara más fibra. Y desde luego será mejor que no comer nada de verdura 🙂

        Respuesta
        • el 24/04/2015 a las 16:27
          Permalink

          ¡Desde luego! 🙂

          Respuesta
    • el 21/04/2015 a las 21:38
      Permalink

      Muchas gracias Mariel, yo la leche la dejé también hace un tiempo, la cambié por leches vegetales y la verdad que bien aunque los derivados lácteos no los he dejado porque me encantan 🙂

      Respuesta
  • el 22/04/2015 a las 9:36
    Permalink

    Me encanta la idea, sobretodo como forma de tomar una cantidad de verduras que de otro modo no tomaría ni por asomo!
    Gracias por compartirlo. A ver si me animo estos días a experimentar a ver qué tal me sabe!

    Respuesta
    • el 22/04/2015 a las 12:07
      Permalink

      Gracias a ti María, si te animas ya me dirás!

      Respuesta
  • el 22/04/2015 a las 12:03
    Permalink

    Hola! Yo todavía no me he atrevido con combinaciones de muchas verduras (entre otras cosas porque mi batidora no parece muy potente) pero me suelo hacer este green smothie los fines de semana para desayunar y está muy rico! Os lo digo por si os apetece probarlo o por si os inspira alguna otra mezcla: un generoso puñado de espinacas, un plátano bien maduro (cuanto más maduro más dulce), el zumo de un par de naranjas y un puñado de anacardos crudos; si las naranjas o el plátano no son muy dulces, le añado una cucharadita de miel o agave. No tiene muchas verduras diferentes pero está muy rico y es igualmente sano! Los anacardos, la verdad es que le dan un punto de textura y sabor que me encanta! Y mi hijo de dos años (cuando está de buenas) se toma un vaso entero para ponerse tan fuerte como HulK 😉

    Respuesta
    • el 22/04/2015 a las 12:07
      Permalink

      ¡Qué bueno Elsa! Había leído lo de echarle frutos secos pero todavía no he probado, voy a tomar nota. Eso sí, las naranjas las cambiaré por otra cosa, la naranja me sienta fatal al estómago. Un beso!

      Respuesta
  • el 23/04/2015 a las 12:50
    Permalink

    Heeeey!!! Me acabo de lanzar!! He probado con plátano, cuatro fresas y un buen montón de espinacas y he añadido algo de agua. Sospecho que había poca espinaca, porque me sabía a fruta nada más … esperaba un sabor horrendo a “verde” pero estaba…. buenísimo!!! Y la textura no me ha resultado desagradable. Lo he hecho con la batidora pero con el filtro este que hace que se quede todo bastante fino…
    Ahora supongo que es cuestión de ir subiendo “verde” y bajando “azúcar”.

    Gracias por la idea!

    Respuesta
    • el 23/04/2015 a las 15:05
      Permalink

      Melibea, ¡qué bien! Yo creo que por mucho verde que le eches no te va a saber mucho, ya lo verás. ¿Le pusiste azúcar? Si el plátano está bien maduro no suele hacer falta, es cuestión de ir probando 🙂

      Respuesta
      • el 24/04/2015 a las 12:34
        Permalink

        No, sin azúcar, pero el plátano estaba dulce y era lo que más se notaba. Hoy he puesto zanahoria, manzana, espinacas otra vez y un par de fresas… Con muchísimas espinacas, esta vez era verde verde (ayer era más bien morado). Y la verdad es que no estaba tan dulce como ayer pero como la zanahoria y la manzana no tienen sabores fuertes sabía básicamente a fresa y me ha gustado bastante. No me lo esperaba para nada, pensaba que sería como un puré frío.

        Ya iré haciendo mezclas a ver!!

        Por cierto, estoy a punto de recibir hoy vuestra mini-mochila beco para las muñecas de mi hija, a conjunto con la mía 😉 (y de paso he comprado el reductor+capucha que había en oferta). A ver la cara que pone cuando la vea!! Un saludo!

        Respuesta
        • el 24/04/2015 a las 15:28
          Permalink

          La zanahoria le da un punto buenísimo, a mi me encanta. Me alegra que te haya sorprendido, yo también me lo esperaba como un puré frío 🙂

          Qué bien lo que me cuentas, no sabía que habías hecho un pedido! Pues ya me dirás, espero que le encante! Y si te animas a mandarnos una foto con su mini-mochila me encantaría veros!

          Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com