¿Los niños que toman lactancia materna enferman menos?

Hay una pregunta que estoy segura de que muchas familias se han hecho alguna vez: ¿los niños que toman lactancia materna enferman menos? Yo me lo pregunté muchas veces cuando la lactancia de Mayor iba camino del fracaso, cuando me planteaba en serio dejarlo. Es más, me atrevería a decir que era de las cosas que más me preocupaban. Más que el fracaso en sí, más que la pérdida de tantos otros beneficios emocionales, afectivos y de desarrollo que yo en aquel momento desconocía y no había experimentado. En aquellas semanas, con la pesada mochila que llevaba por la traumática experiencia de mi embarazo, lo que más me preocupaba era que pudiera enfermar gravemente.

Aún así, la lactancia fracasó y tras dos meses de lactancia mixta Mayor pasó a alimentarse exclusivamente de leche de fórmula. Experiencia, como sabéis, totalmente opuesta a la que he vivido con el Peque, que ha estado tomando tetita hasta este verano, hasta los 3 años y 5 meses (y todavía hoy sigue siendo parte importante de su vida, aunque no lacte).

Así que con estas dos experiencias tan distintas a mis espaldas, y ya con ambos niños en el cole (es decir, con una fuente de virus constante en sus vidas), creo que puedo responder a esa pregunta primero con los hechos y, después, con mi opinión.

 

¿Enferman más los niños que toman lactancia artificial?: Los hechos

 

Niño con lactancia artificial:

Mayor empezó el cole unas semanas antes de cumplir 3 años, era de los más pequeñitos de su clase.

Aguantó unas 2-3 semanas sin ponerse malo y a partir de ahí enfermó una vez al mes a lo largo de todo el curso. Parecía un reloj: pasaban justo 30 días, enfermedad al canto.

No obstante, ese primer año de cole desde nuestro punto de vista fue bastante light. Sí, caía enfermo una vez al mes, pero no fueron enfermedades serias ni que le duraran demasiado. Tuvo fiebre algunas de esas veces (no todas), muchos mocos, tos… en fin, lo típico de un catarro. Sí que tuvo alguna ocasión de tomar antibiótico y Ventolín para respirar mejor pero enseguida mejoró.

El segundo año de cole fue mejor, se ponía malo más o menos cada 45-60 días y si no recuerdo mal sólo tuvo fiebre una vez en todo el curso.

El tercer año, es decir, el año pasado, se puso malo bastante menos, diría que unas 3 veces en todo el curso, quizá 4. Y ya sin fiebre ni nada, con estancia en casa mucho más corta y, en general, con poca afectación del estado de ánimo.

Este curso escolar, su cuarto año en el cole, sólo ha faltado una tarde porque tenía mucha tos y no queríamos que hiciera gimnasia en el exterior sin abrigo y una mañana que nos llamaron porque había vomitado (no vomitado de gastroenteritis, vomitó porque se traga los mocos y ese día le entró tos y allá que lo soltó).  Ha tenido resfriados durante estos meses, claro, y de hecho esta siendo el invierno de las toses… pero con muchos menos mocos, nada de fiebre, nada de medicamentos, nada de encontrarse mal, nada de faltar al cole… En fin, parece ya un adulto, los 6 añitos que tiene parece que se van notando.

 

Niño con lactancia materna:

El Peque ha empezado el cole en septiembre pasado, con 3 años y medio y apenas una semana después de haber dejado la tetita.

Ha faltado una única mañana en todo el curso y porque estaba con sueño tras haber estado tosiendo la noche anterior, es decir, nada importante. De hecho, estoy segura de que cualquier otra familia le hubiera mandado al colegio sin más problema.

Al igual que su hermano, ha tenido resfriados durante estos meses, pero nada de fiebre, ni muchos mocos, ni prácticamente nada de tos, ni dolor de cabeza, ni malestar, ni nada de nada. De hecho, es el que mejor está siempre en nuestra casa. El que más tarda en resfriarse, el que más leve lo pilla y el que antes lo suelta.

 

¿Enferman más los niños que toman lactancia artificial?: Mi opinión

Los hechos son claros: Mayor, alimentado con lactancia artificial casi en exclusiva, ha enfermado muchas más veces que su hermano pequeño, estando sometidos los dos a una exposición prácticamente idéntica.

Aunque los hechos indican clarísimamente que el niño alimentado con lactancia materna está mucho más fuerte que el que no, hay un par de cosas que son OPINIÓN que me gustaría aportar:

  • Fueron muchos opinólogos los que querían aterrarnos con la profecía de lo fatal que lo iban a pasar mis hijos cuando entraran el cole sin haber sido expuestos a la guardería previamente. A la vista está que, afortunadamente, no se han cumplido sus predicciones ni con uno ni con otro. El sistema inmunitario de un niño de 3 años no es igual que el de un bebé de 5 meses. Y no es necesario llevarlos a la guardería para que se inmunicen (ni para ninguna otra cosa, como nuestra experiencia demuestra) y, de hecho, cada vez más pediatras lo desaconsejan.
  • Indudablemente la lactancia materna tiene un papel importante en la salud del ser humano, papel que no es opinable sino que está avalado por la ciencia, pero sin duda la genética, la fortaleza física de cada uno también tiene que ver. Como ya he dicho en numerosas ocasiones, el Peque es un toro. Es un niño que rara vez ha llorado al caerse, que de hecho no se suele caer, que no suele llorar por las cosas por las que lloran la mayoría de los niños. Seguramente tenga un umbral del dolor muy alto, pero es así. Es un niño extremadamente fuerte que no ha tenido fiebre alta ni una sola vez en sus casi cuatro años de vida. Y su hermano no es así de fuerte. Las personas somos así: diferentes.

Más allá de que sea curioso conocer si los niños que toman lactancia materna enferman menos que los que no, lo que verdaderamente me preocupa es que Mayor tiene una clara tendencia a tener dificultades para respirar en cuanto tiene mocos. No puedo olvidar que yo tengo asma intrínseco, por lo que la posibilidad de haberlo transmitido a alguno de mis hijos es alta. Mayor, al no contar con el papel protector de la lactancia, sin duda tiene más papeletas. Este año está siendo un año muy bueno en cuanto a virus, ¡apenas nos hemos puesto malos! Pero, como comentaba, lleva casi todo el invierno con tos. Para ser exactos: llevamos él y yo casi todo el invierno con tos. Y, sin duda, es una tos de tipo asmático que conozco muy bien.

En cualquier caso, siempre he dicho que ésta ni ninguna otra me parecen razones para dar el pecho. No creo que hagan falta razones.

Tras una lactancia prolongada maravillosa, lo único que puedo decir es que dar el pecho es lo normal, lo natural, lo esperable, lo que la naturaleza tiene programado para ti y para tu bebé. Y esa es la razón con la que yo me quedo y con la creo que debería quedarse la gente.

Porque, sin duda somos libres para decidir, pero desde la certeza de que todos nuestros actos tienen una repercusión y cuando cambiamos el ciclo de las cosas, hay consecuencias.

Lo que experimentamos en nuestros primeros años de vida tiene un impacto en nuestra salud y calidad de vida para el resto de nuestra existencia, como bien pone de manifiesto el prestigioso neuropediatra y neonatólogo Nils Bergman.

Más información | La importancia del contacto en los 1.000 primeros días de la vida del bebé en Kangarunga.es

Foto | Pixabay

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

16 comentarios sobre “¿Los niños que toman lactancia materna enferman menos?

  • el 03/03/2016 a las 18:29
    Permalink

    Un tema muy interesante este. Supongo que habrá de todo, habrá niños que han tenido una lactancia prolongada y que sean enfermizos y niños que se hayan alimentado a base de fórmula que sean unos toros de sanos… pero lo general y lo más común yo creo que es al contrario. Desde luego, los niños que me rodean sí siguen la pauta de que los de lactancia materna enferman menos que los de fórmula. Los míos son super sanotes los dos, el mayor ha empezado el cole este año (ya había ido a la guardería en años anteriores) y nada, en todo el curso ha faltado sólo dos veces por enfermedad, y una de ellas fue por que se contagió con el parvoviruos o enfermedad de la bofetada, que se llama, porque precisamente hubo un brote en el colegio.

    Respuesta
    • el 06/03/2016 a las 15:10
      Permalink

      Me suena haberle visto en tu Instagram con ello, ¿verdad? Qué virus más chungos hay en la infancia… Un abrazo!

      Respuesta
  • el 04/03/2016 a las 4:38
    Permalink

    Pero es que el pequeño no se puede comparar con el mayor, porque el pequeño recibe exxposición a los virus gracias al mayor, y eso le ayuda a estar más preparado luego cuando va al cole, no es lo mismo un hijo único que tener hermanos, pasa igual que con el habla, normalmente los hijos únicos tardan más en hablar, mientras que los siguientes hermanos hablan más y antes porque ya tienen compañía, tener hermanos o no influye en muchas cosas ( exposición a virus en la propia casa, más sociabilidad, más lenguaje, etc).

    En mi caso yo no pude dar el pecho a mis dos hijos, y siempre han sido niños sanos (el pequeño más sobre todo de bebé y primeros años, como te pasa a ti, supongo que porque estar expuesto a los virus de la hermana le ha influido a fortalecerse). No han tenido mas problemas que los catarros normales que todos en sus clases han tenido, y excepto eso jamas han tenido otros problemas.

    Mi hermana en cambio, dio el pecho a sus dos hijos, y los dos han tenido problemas intestinales bastante serios de tener que ir al médico a menudo, y catarros y gripes como todos los niños. Tengo el caso de otra hermana que tampoco dio pecho y su hija es de esos raros niños que en contadas ocasiones ha tenido gripes y catarros ( y no ha tenido otro tipo de enfermedades tampoco).

    Yo pienso con estas experiencias que depende más de cuestiones genéticas, y que si un niño tienme tendencia a ser fuerte y sano lo va a ser le des pecho o no. Está claro que la leche materna es lo mejor, pero hoy en día hay leches muy buenas, nada que ver con la que daban hace décadas. No creo que haya que tomarse el no poder dar el pecho como un drama, ni que el niño que ha tomado pecho creo que vaya a ser más fuerte ni más inteligente.

    Por otra parte, yo misma segun mi madre mame hasta los 6 meses, y de niña siempre he estado con gripes y catarros terribles, con toses que me llegaron a dar un soplo en el corazón, y de adulta sigo con esa tendencia a pulmonias, migrañas, obesidad y todas esas cosas que dicen que los que toman leche materna tienen menos riesgo…asi que ya ves, no creo que se pueda sacar una norma que confirme nada. Mis hermanos y hermanas todos tomaron pecho y ahora todos sufrimos alergias también. Es que al final lo que cuenta más que nada es la genetica yo creo.

    Respuesta
    • el 06/03/2016 a las 15:08
      Permalink

      Como decía en otro comentario, Clara, aunque hay una clara influencia de lo que experimentamos tanto física como emocionalmente en los días que siguen a nuestro nacimiento, desde luego que otros factores contribuyen a modular después esos efectos. El ser humano es maravilloso, nunca deja de emocionarme 🙂 Un abrazo!

      Respuesta
  • el 04/03/2016 a las 9:29
    Permalink

    Es genial que tu peque no se haya puesto mailto apenas, pero opino que dos niños no son evidencia de nada…lo mismo que cuentas esto, yo puedo contar que noños que tengo muy cercanos de biberón no cogen ni mocos, y el niño de una amiga que con dos años toma pecho, ha estado ingresado ya tres veces por bronquiolitis y neumonía.

    Dicho esto, yo he dado pecho a mis hijas unos dos años a cada una, y por suerte apenas se han puesto malitas. Y soy una firme defensora de la teta. Pero considero que los beneficios en la salud de los peques no son tan obvios a corto plazo, sino que es más algo a largo plazo. En el corto plazo, creo que hay un componente grande de cómo sea el niño, las circunstacias, la época del año en que nazcan y muchas cosas más.

    En cualquier caso, muchas gracias por contarnos tu experiencia, nunca está de más animar a las mamas a dar teta todo el tiempo que sea posible.

    ¡Un beso!

    Respuesta
    • el 06/03/2016 a las 15:07
      Permalink

      Gracias a ti por compartir la tuya Adriana, un abrazo!

      Respuesta
  • el 04/03/2016 a las 13:15
    Permalink

    Efectivamente ha quedado demostrado cientificamente que la lactancia materna es beneficiosa en la salud de los bebes y que suelen tener menos enfermedades. Ahora si, esto no es matematico, hay otros muchos factores, asi que las mamas que como yo no pudimos ir mas alla de algun mes y poco y nos quedamos asustadas pensando que lo estabamos condenando a tener mas enfermedades infecciosas que otros, podemos comprobar que no es tan definitivo, que como se decia, está la fortaleza de cada uno, el resto de alimentación…Y la suerte!! Algunas mamas dan mucha teta durante años y luego ya no dan ni teta ni leche ni nada porque piensan que la leche de vaca es un sacrilegio incluso cuando ya se ha extinguido la materna.Yo he visto niños desnutridos en pleno mundo occidental por obsesionarse con la lactancia materna y a pesar de no ir bien, empeñarse en no aplicar complementaria, y claro esos niños son mas enfermizos a pesar de todo. Hoy por hoy mi niño de 4 años no ha faltado por enfermedad al cole jamas, y ya va a 2º de infantil. Lo que si puedo decir es que siempre ha tomado muchos lacteos, menos la materna que no le saciaba, y aun sigue sin poder prescindir de sus 2 biberones diarios. Curiosamente aunque no recuerde haber tomado teta, le llaman mucho la atencion mis pechos y juega con ellos a veces y finje que toma teta como describís las que habeis amamantado hasta edades de 3-4 años y mantiene ese vinculo que parecia sólo reservado a las que amamantaron y sin embargo mi hijo tiene conmigo.
    Yo lo pase muy mal por no haber podido ir mas alla con la lactancia materna y por eso quiero transmitir un mensaje de calma a las que habiendolo intentado, no se puede y pueden llegar a sentirse culpables por comentarios que se hacen como ese de que “va a enfermar mas”…no tiene porqué si procuras cuidar otras cosas como que lleve el abrigo necesario..cuidado con los besos y toqueteos de familiares resfriados, alimentacion variada, higiene adecuada, mucho amor…, y hacerle reir, porque también esta demostrado que el buen humor sube las defensas!!

    Respuesta
    • el 06/03/2016 a las 15:06
      Permalink

      El ser humano tiene una capacidad fantástica de sobreponerse a todo tipo de “contratiempos”, como puede ser no haber sido lactado. La salud propia de cada uno unida a factores externos como los que comentas tienen mucho que ver en la calidad de vida que finalmente tenemos. Todo suma y, afortunadamente, unas cosas pueden contra-restar el efecto de otras, incluso el amor como bien dices (aunque para algunos pueda parecer una tontería). Gracias por compartir tu experiencia!

      Respuesta
  • el 17/04/2016 a las 9:00
    Permalink

    Hola!!Mi peke tiene 13 meses, de momento no me planteo el destete, aunq estoy embarazada de 15 semanas y no veas como sufro cada vez que me engancha!!!es solo según según se engancha luego ya estoy bien, pero veo las estrellas!! El caso es que había pensado darle leche de vaca para desayunar, pero la verdad que tampoco estoy convencida del todo. Al peke que le dabas de desayunar? Solo pecho? Yo de momento le estoy dando pecho y se come dos o tres galletas después, pero la verdad que no sé si es suficiente. Y evidentemente al pediatra paso de preguntarle porque lleva intentando q le de leche de fórmula desde hace ya unos 5 meses!!!asi que estoy un poco en duda

    Respuesta
    • el 21/04/2016 a las 15:33
      Permalink

      Ana, no recuerdo pero creo que nada… Es ahora con casi 4 años y apenas desayuna. Dale barra libre de teta y lo que él vaya cogiendo.

      Respuesta
  • el 21/04/2016 a las 6:13
    Permalink

    Tengo un adolescente de 16 años lo lacte durante 1 año fui mama muy joven e iba a la universidad y le dejaba a mi madre la leche materna en biberon para q se la diera e incluso sus compotas y cremas las hacia tambien con leche materna, y les puedo decir con plena seguridad q es lo mejor q podemos hacer por ellos y q gracias a eso ese niño es super sano jamas se enferma con gravedad solo resfriados normales q le duran dos o tres dias ni ha tenido ningun tipo de problema de salud. Es una bendicion el poder hacerlo !!!

    Respuesta
  • el 14/05/2016 a las 5:45
    Permalink

    Bueno, aún no he sido madre pero en algunos meses lo seré. No tengo experiencia más que la mía que nunca recibí leche materna. Me voy a analizar a mi misma porque las madres de esa época no analizaban estas cosas. A ver, empecé el colegio con cuatro años. Me enfermé como todo el mundo, me resfrié y esas cosas. Nunca he cogido virus estomacales porque escasas veces aún hoy ando mal del estómago. El único problema grave que he tenido ha sido piedras en la vesícula con alguna complicación, pero me atrevo a decir que es hereditario porque somos algunos en la familia con esto. Luego, no tuve sarampión ni variscela ni nada que se le parezca. Ahora de adulto me pongo mala muy de vez en cuando. Si hablo con amigas mías hay de todo las que han sido lactantes y han enfermado más que otras.
    La lactancia materna es lo ideal porque es parte de nuestra naturaleza pero bueno, como todo puede pasar si hay que dar leche artificial tampoco pasa nada.
    Ah otra chorrada que leo por ahí es que los niños que no toman leche materna tienen menos capacidad intelectual; si me miro a mi misma no tiene absolutamente nada que ver. Nunca he tenido problemas en el colegio y me he sacado mis carreras sin mucho esfuerzo. Es que en internet se ven muchas cosas que a veces uno se queda boquiabierta.

    Respuesta
  • el 07/08/2016 a las 12:27
    Permalink

    Mi peque de 28 meses sigue con teta, pero por hipogalactia tuve que añadirle algunos biberones de fórmula.
    Hasta hoy es muy sano, sólo tuvo un leve resfriado con 9 meses.
    Como habéis dicho hay muchos factores que mejoran la salud además de la lactancia, por muy sano que sea un niño la leche materna mejorará su salud y en niños mas enfermizos sin duda la lactancia les dará defensas para combatir mejor sus problemas de salud.
    No es cuestión si enferman mas o menos, sino que la lactancia materna les dará ventaja ante las enfermedades, incluso en las mas graves, no significa que no vayan a enfermar ni que el no amamantado esté condenado a vivir enfermo.

    Mi niño está en un estudio de Niño Sano, desde hace muchos años ese tipo de estudios de pediatras españoles han demostrado que efectivamente los niños amamantados acuden menos a consulta y tienen menos ingresos en el hospital, científicamente demostrado

    Respuesta
  • el 16/03/2017 a las 12:59
    Permalink

    Mi hijo ha sido amamantando hasta hace dos semanas con dos años y 3 meses y jamás (toco madera…) se ha puesto malo, está sanote sanote y está hecho un toro. Le he destetado por fuerza mayor porque tengo amenaza de aborto y se ha ido a casa de los abuelos que viven fuera, estoy desolada y a ver si ha merecido la pena..

    Respuesta
  • el 17/11/2018 a las 15:33
    Permalink

    Yo creo q esto va en función de a madurez del sistema inmune de cada niño. Mi niña ahora 2 años lactancia materna hasta los 10 meses q se desteto ella tuvimos problemas de succión x frenillo y ha estado 2 veces ingresada y mala cada 15-20 días va a guardería. El niño de mi amiga la lactancia hasta los 3 años y medio no ha ido a guardería y ha estado ingresado desde los 7 meses con neumonías bronquiolitis… Una media de 3-4 ingresos cada invierno hoy en día 4 años y sigue igual.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com