La Ley de Murphy maternal

Murphy es un señor con muy mala leche, eso ya lo sabíamos. Y debe tener especial querencia por las mamás, porque sus leyes aplicadas a la maternidad son infinitas. Yo intento hacer como si nada, pero una y otra vez me encuentro con una ley suya dándome en la cara con todas sus fuerzas.

No se puede hablar, palabrita del Niño Jesús que no vuelvo a cantar victoria nunca más.

Durante dos o tres semanas Bebé estaba durmiendo mejor. Considerablemente mejor. De despertarse cada 20-45 minutos pasó a despertarse cada 3 horas, a veces incluso cada 4-5, ¡a veces incluso se despertaba, daba un par de vueltas y volvía a caer!. Durante días no dije ni mú, tenía miedo de que se rompiera el hechizo. Pero al final reventé. Primero se lo dije a mi madre y como durmió bien la siesta de la mañana en que se lo confesé, por la tarde se lo dije a dos amigas.

¿Adivináis lo que ha pasado? Efectivamente, hemos vuelto a los despertares a cada hora, a succionar la teta tooooooooda la noche…

Murphy no perdona.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

17 comentarios sobre “La Ley de Murphy maternal

  • el 12/04/2013 a las 12:26
    Permalink

    Ayyy murphy es un desgraciado, a nosotros nos pasa lo mismo, así que cuando duerme bien ,me callo.

    Por qué crees que las madres siempre se quejan de lo mal que duermen sus hijos? nunca sabrás si duermen bien o mal verdaderamente, porque murphy está al acecho.

    Respuesta
    • el 12/04/2013 a las 22:46
      Permalink

      Exacto! Es que tiene oídos en todas partes el muy… 🙂

      Respuesta
  • el 12/04/2013 a las 12:33
    Permalink

    Suele pasar, lamentablemente… En cuanto cantamos victoria por algo, puf, se desvanece… Entre nosotras, ni Ratoncito Pérez ni nada, lo que hay es un duendecillo travieso que les despierta en cuanto nos oye celebrarlo a nosotras… Ssshhhhhh… 😉

    Respuesta
    • el 12/04/2013 a las 22:45
      Permalink

      Eso, eso, calladitas estamos más monas!

      Respuesta
  • el 12/04/2013 a las 17:17
    Permalink

    y cuanta razón tienes!!! a mi con mi hijo me pasó igual..hace unos meses empezó a dormir mejor y yo ya iba cantando victoria por ahi!! tonta de mi!! a los pocos dias todo volvió a ser como era o incluso peor..y aun seguimos así: él durmiendo enganchado a mi teta..y yo sin poder dormir. Animo!

    Respuesta
    • el 12/04/2013 a las 22:45
      Permalink

      Vaya plan… yo admiro a quien puede dormir al tiempo que da el pecho, yo en esa posición tengo un sueño muy poco profundo que no me permite descansar, ¡es mortal!. En fin, ¡todo pasará! (o eso dicen… jajaja)

      Respuesta
  • el 12/04/2013 a las 21:44
    Permalink

    jajajjajaj pobre. Ánimo. Son rachillas … yo he estado a un paso de darle papilla nocturna (abendbrei) en vena. No sé … algo que comen los niños alemanes. En el paquete viene un niño que duerme placidamente. AL final, he pasado . Y tras una semana movidita … ahora duerme mejor … Veremos lo que dura …

    Respuesta
  • el 12/04/2013 a las 22:30
    Permalink

    Pues estaba preparando un par de posts sobre sueño infantil, pero casi mejor me callo…

    Respuesta
    • el 12/04/2013 a las 22:44
      Permalink

      Tu verás, como cabrees a Murphy…

      Respuesta
  • el 12/04/2013 a las 22:51
    Permalink

    Me alegro mucho de leer esto, estaba punto de cantar victoria. No hay duda que nuestros pequeños nos controlan jaja. Gracias! 🙂

    Respuesta
  • el 13/04/2013 a las 16:53
    Permalink

    Jeje! Mi bichito durmió toda la noche del tirón de los 2 a los 4 meses, y todo el mundo nos decía que eso ya no cambiaba! Y yo les decía que mejor no cantar victoria, que podía cambiar! Y aun pensando asi para no enfadar a Murphy lo bueno se acabó! Ahora se despierta cada 3h, pero por lo menos se vuelve a dormir con la tetita!
    Animo a todas!

    Respuesta
  • el 14/04/2013 a las 20:06
    Permalink

    He aquí otra afectada por el cab*** de Murphy! Mas nos valdría no hablar, la verdad… Pero claro, con lo que nos escucha el alrededor cuando duermen mal, también habrá que contarles cuando haya mejoría, no? Jajaja! Bueno, igual da igual…xD Besos guapa! 🙂

    Respuesta
  • el 19/04/2013 a las 18:37
    Permalink

    Pues yo no voy a cabrear a murphy, sino a toda la corte celestial de la crianza con apego pero ¿porqué no le dejas llorar? La mía empieza la noche en su cuna y el resto del tiempo se lo reparte entre mi cama y su cuna. Cuando me tiene hasta el moño de tanto despertar, la dejo llorar, me pongo la cabeza debajo de la almohada y me desentiendo. Es que me acabo durmiendo al volante, un día ocurre una desgracia. Claro, ella duerme sus siestas para recuperar, pero yo qué ? Ya sé que si hacemos eso se les crea un trauma para el resto de sus días y cuando tengan 48 años tienen que ir al psiquiatra a contarle que su madre les dejó llorar en la cuna (creo que para este consejo mío, la cama tuya no sirve, hay que recuperar la cuna), pero se ha hecho de toda la vida y hay mucha gente que al final ni fue al psiquiatra a contarselo (por falta de dinero digo yo). Metiste al niño en tu cama para descansar mejor pero al final no descansas mejor, y los momentos que duermes no duermes bien por el bebé (que he colechado mucho y que no me cuenten que se duerme igual). Las pájaras empujan a sus pollitos del nido para que se lancen a volar, las gatas pegan zarpazos a sus cachorros para que se independicen, no creo que pase nada porque las madres humanas ignoren un poco el llanto de sus hijos con sueño ligero. Llega un momento en que una ya no puede más. Te diré que mi hija duerme mejor en su cuna que en mi cama, donde parece un gusano. Es echarla a la cuna y no moverse (que tía…).
    Ah, y un defecto técnico : si me olvido de poner la dirección de correo en el formato del comentario, se me abre una página que me avisa y al volver, el comentario ha desaparecido. Poco eficaz !

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com