Mi hijo no quiere caminar por la calle

Supongo que esto le va a sonar a mucha gente: el niño no quiere andar por la calle, sólo quiere ir en brazos.

Hay dos escenarios posibles: en el parque, jugando, y por la calle, cuando hay que ir a algún sitio. En el parque puede estar corriendo, andando, trepando y dándole pataditas a una pelota durante horas. No hay cansancio, no para ni un segundo, sube y baja como si nada, no pone pegas. Pero cuando hay que ir a algún sitio… como las mulas, se clava en el suelo y no hay forma de moverle de ahí. Echa los brazos, mira hacia arriba y empieza “upa, upa, upa“.

Es verdad que, a estas alturas, depende mucho de quiénes vayamos. Cuando salimos él y yo solos no hay mucho lugar para la protesta. Es verdad que yo hace ya mucho que desistí de ir aunque fuera a comprar el pan sin la silla porque al final terminaba cargando con él y yo no puedo con ese peso. Conmigo ya sabe que si no quiere andar lo que tiene que hacer es sentarse en el carro; tanto es así que se sube y se baja él solito y la mayoría de las veces obedece a la primera cuando le pido que se suba. ¡Con lo que me gusta a mi llevar al nene de la mano y las poquitas veces que eso pasa!

Cuando está su padre es otra historia. Muchos días según salimos del portal ya le está pidiendo brazos. Da igual que le digas que vamos al coche, que está a diez metros, si empezamos a andar se le coloca delante para impedirle el paso y que no tenga más remedio que cogerle.

Con los abuelos mejor no digo nada, él ya sabe que el carro ni lo va a oler, es ver al abuelo y lo primero que quiere es que le suban y pasear así todo el rato que sea menester.

Yo le comprendo, en brazos se está estupendamente y la visión es mucho mejor. De hecho, si pesara menos no me importaría pero es que ir con él por la calle todo el rato así, que incluso se baja de la silla para que le lleves aupa, es un auténtico rollo. Hay sitios donde no me apetece ir porque sé que vamos a ir tooooodo el camino igual y es un palizón. Hacer turismo, por ejemplo, me parece impensable.

Ya sé que es una etapa, que terminará pasando como todas… ¡pero hay que pasarla!.

La mejor solución: una mochila portabebés. Bebé contento, peso bien repartido, madre con manos libres… Así cualquier etapa de crisis se pasa mucho mejor. Llevar a un niño aúpa es infernal, pero en una mochila ergonómica la cosa cambia.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

42 comentarios sobre “Mi hijo no quiere caminar por la calle

  • el 17/10/2011 a las 11:32
    Permalink

    Yo te entiendo perfectamente, me pasa algo parecido… Repollete todavía no anda asique el problema que tengo con él es que no quiere ir en la silla, aguanta un ratito, pero luego se pone a berrear, chilla y grita y solo se calma si lo coges, intento evitarlo porque evidentemente no puedo ir con una silla gemelar y cargando con uno de ellos y menos cuando ya casi no puedo con él. Aguanta sentado el tiempo justo, y solo se calma si lo coges, he observado que lo que le gusta es ir mirando cosas y claro todo se ve mejora a altura que ahí sentado, asique he optado con llevarle algún cachivache para que juegue y si se pone tontito pues paro me siento y lo saco un rato… esto me lleva a temer que pasará cuando ande…

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:30
      Permalink

      Fíjate, cuando mi hijo no andaba tampoco le iba mucho lo de estar en el carro, sobre todo si lo deteníamos, pero no quería brazos, quería que le dejáramos en el suelo para poder deslizarse cual serpiente! jajajaja

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 11:37
    Permalink

    jejeje es que el peque sabe mucho, y en brazos se va más a gusto, nosotros hemos usado el carro a diario hasta este verano porque le pasaba lo mismo que tu contabas, pero claro este verano fuimos al pueblo y por los caminos el carro como que sobra, además el quería ir corriendo a tirar piedras al río así que se fue acostumbrando a andar, y cuando volvimos del pueblo pues le hemos seguido llevando andando salvo que vayamos al zoo o a algún centro comercial que lo llevamos aunque casi siempre va de adorno.

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:29
      Permalink

      Bueno, ya llegará, digo yo!

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 12:05
    Permalink

    Buff, yo tengo la espalda fatal de llevar a mi Peque parriba y pabajo…de hecho acabo de pedir hora con el quiropráctico porque levantarme por las mañanas empieza a ser misión imposible…Como tú dices, hay que pasarlo!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:28
      Permalink

      Jo, yo te comprendo, mi padre se queda baldao cada vez que pasa un rato con el nieto! jaja

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 12:06
    Permalink

    Pues yo te diría lo que se escucha mucho en unos dibujitos infantiles, MOCHILA MOCHILAAAAA jajaja. En serio, a lo mejor ahora tú no por el embarazo, pero tu marido sí podría llevarlo en una mochi ergonómica tipo BOBA, yo he comprado una para Iván y es una maravilla. Iván no es que pida brazos sistemáticamente, pero cuando está cansado y aún nos queda por andar los pide, y nos destrozaba los brazos a su papi y a mí, pero desde que tenemos la mochila es otro mundo porque incluso aunque no quiera brazos si está algo escapista o petardete lo subimos a la mochila y asunto resuelto. Te la recomiendo, de verdad, besotes.

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:27
      Permalink

      El otro día se lo dije a mi marido, pero no le veo yo… De todas formas, es que tampoco sé si al niño le gustaría. Porque aunque pida muchos brazos, no está mucho rato aupa, está todo el rato que si se baja, que si se sube, que eso destroza aún más. No sé si en la mochila se iba a sentir a gusto e iba a poder estar bajando y subiendo constántemente y tampoco estoy segura de si le iba a gustar ir a la espalda. ¿Son muy caras?.

      Respuesta
      • el 17/10/2011 a las 20:15
        Permalink

        En renacuajos.com están de liquidación y tienen unas ergobaby (rosas!) por 75€ en vez de más de 100 que cuestan habitualmente. Por desgracia, imposible saber por adelantado si les va a gustar o no. Eso sí, siempre se pueden reciclar para el/la siguiente. (yo soy fan de portabebés)

        Respuesta
        • el 17/10/2011 a las 21:45
          Permalink

          Ah, pues estas cosas siempre es bueno saberlo!!! Gracias!.

          Respuesta
          • el 17/10/2011 a las 23:57
            Permalink

            En miscaguritos las Boba 2G están de oferta en 85€ y son muy prácticas, de verdad, si no le gusta a tu peque siempre puedes guardarla para el que viene o revenderla.

          • el 18/10/2011 a las 17:31
            Permalink

            Se lo diré a mi marido a ver qué opina… jaja

  • el 17/10/2011 a las 12:16
    Permalink

    Jo, menuda suerte!! (y no lo digo de coña!) A mi hija no hay quien la coja ni la monte ni en la silla, ni en brazos ni en la mochila…. Si se nos acurre durante un rato, empieza: Andando!!! Andando!!! Pero a gritos en la calle!!! Y si, esta muy bien si no fuera porque no quiere darme la mano, ni siquiera al cruzar la calle…. Como tu dices, el ir a un sitio con gente o de turismo… en mi caso.. tambien impensable!!!
    Pero bueno, como tu… espero que esta etapa pase!!! 😀

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:24
      Permalink

      Jajajajajaja!!! Mi hijo cuando empezó a andar tampoco quería la silla, sólo ir correteando, pero le duró poco… Aisssssss!

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 12:18
    Permalink

    Uhhhhmmm la mía está igual, es más en el viaje ha pasado totalmente del carro, los brazos de su padre era muuuucho mejores, podíamos haber dejado aqui la sillita jajaja. Un beso

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:20
      Permalink

      Cuando vamos los tres juntos hay veces que ni cogemos la silla por esa razón… aunque mira, te diré que como portaobjetos es lo mejor del mundo, sobre todo en invierno, dejas los abrigos, las bufandas, las bolsas… el día que no la volvamos a sacar la vamos a echar de menos pero de verdad!!!.

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 12:32
    Permalink

    Yo sin el carro tan solo voy a música a Madrid, que es todo el camino en bus y luego en metro y tan solo tiene que andar el trayecto del intercambiador al metro, pero por la calle siempre con carro… cuando se cansa siempre pide brazos y ya pesa mucho la verdad
    Y tu además tienes que cuidarte, asi es que el carro hasta para ir a por el pan

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:20
      Permalink

      He llegado a sacar el carro hasta para ir al coche, que está todavía más cerca que el pan! jajaja Cualquiera que nos vea! jajajajajaja Pero sí, es que es lo que tu dices!

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 13:43
    Permalink

    A mí no me pasaba… los tenía entrenados. ¿Te imaginas con trillizos pidiendo upa? jajajaja!

    Bueno, pero tengo una amiga que lo solucionó comprando un coche (carro) nuevo con un gran dibujo de Cars (la película). Ahora su hijo se pasa sentado en el coche, incluso adentro de la casa, jajajajaja! Y no era nada de caro.

    Un abrazo!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:19
      Permalink

      Qué locura! Me lo puedo imaginar!

      Bueno, te diré que mi hijo cuando saco el carro va corriendo a sentarse porque para él es sinónimo de que salimos a la calle jajajaja Pero es llegar al portal y cambiar de opinión!!

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 14:02
    Permalink

    El mío es de carrito, o si vamos de la mano sabe que es de la mano sí o sí (en la calle, por ejemplo, aunque si circulan coches cerca lo subo a la silla, porque me da miedo de que se quiera soltar). En el centro comercial es un show si lo dejo suelto, se mete en todas las tiendas!
    Ahora, si vamos de turismo es un rollo estar con el carro, entonces va sentado en los hombros de su papá tan feliz.
    Normal que tú no lo puedas levantar al tuyo, tampoco te conviene en tu estado, pero qué rico debe estar pidiendo “upa, upa”!. Besitos.

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:18
      Permalink

      Lo de meterse en todas las tiendas también me suena!!! Mi hijo ahora se mete en un ultramarinos que hay por un parque de aquí y pide pan!!!!! jajaja

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 14:57
    Permalink

    Hola! De momento mis peques parece que están entusiasmados por caminar en la calle, aunque muchas veces quieren ir independientes a su aire sin que les coja la mano. Otras veces se alborotan tanto intentado corretear, tocando los coches aparcados, cogiendo porquerías del suelo, que acabo sentándolos en la sillita.. Lo del turismo cultural o de relax, soy de tu misma opinión, actualmente nuestras excursiones son algo improvisadas y caóticas, manejarme con los mellizos fuera de casa, muchas veces resulta una tarea agotadora.
    Un abrazo y me alegra saber que estáis bien!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:17
      Permalink

      A nosotros nos agota salir de casa con el niño y eso que ahora es mucho más manejable… pero aún así, volvemos baldaos! Y sólo es uno!!!! jajajaja

      Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 15:13
    Permalink

    Siento llevarte la contraria, pero… hacer turismo es lo mejor para esa etapa!
    Cuando en Abril fuimos a Italia, Criatura estaba en ESA etapa… al ver que no la íbamos a coger y que si no quería caminar estaba el carro… durante 4 días seguidos… captó de forma genial el tema.
    Las dos primeras veces que le dijimos que no la podíamos coger porque nos dolía la espalda, lo llevó mal. A la tercera vez que se montó en el carrito, lo había interiorizado de forma admirable.

    Creo que muchas veces nos creamos expectativas falsas con los enanos… son mucho más llevaderos de lo que pensamos!

    El truco, como siempre que se trata de niños, es la constancia! Si le coges una vez… estás perdido.

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:16
      Permalink

      Es un poco lo que yo he dicho, que de tanto decirle que yo aupa no, que al carro, cuando salimos solos no me suele pedir casi nunca y cuando lo pide lo hace con muy poca insistencia, nada que ver con los momentos en que está con los abuelos, por ejemplo.

      Cuando escribía esto me he acordado, precisamente, del viaje que hicisteis, aunque no estaba segura de cuántos meses tenía Criatura. Yo reconozco que el tema turismo con mi hijo me da miedito pero del bueno, desde el viaje hasta el día a día pasando por las comidas en las que es incapaz de estar sentado más de 10 minutos seguidos (y eso con comida rica en el plato). Pero, desde luego, que muchas veces suelen sorprendernos positivamente.

      Respuesta
      • el 18/10/2011 a las 6:43
        Permalink

        Tenía 25 meses cuando fuimos a Italia. Iban ahí ahí, no?
        Y dos meses más tarde fuimos a Praga e ídem…

        Y de comida… ni me hables! Criatura no es que no aguante sentada… es que directamente no quiere comer! Si comiese bien, creo que hasta se habría venido a NY!

        Anímate a viajar con él (aunque vosotros tampoco sois muy viajeros, no?). Si el niño es curioso, verás qué bien puede llegar a pasarlo. Criatura es fan de los aviones. Y no te digo ya de las iglesias… le encantaba visitarlas!!!

        Respuesta
        • el 18/10/2011 a las 17:30
          Permalink

          No somos muy viajeros, no, pero aunque fuera un día… ¡qué se yo, a Segovia! pues no estaría mal. La verdad es que nuestra experiencia en la playa fue regular, el viaje fue malo y eso que normalmente no protesta y allí en las comidas no se portó nada bien… vamos, que se nos quitaron las ganas! jajaja

          Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 15:41
    Permalink

    Mi peque (se lleva dos días con el tuyo) está en la misma época, y no hay quien le haga andar, solo brazos o carrito. El problema, que el 10 de diciembre salgo de cuentas, seremos uno más, y no sé como hacerlo para salir de casa con dos niños que uno no sabe andar y al otro no le da la real gana….y si lo hace es para salir corriendo en dirección contraria a la indicada!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:14
      Permalink

      Bueno, yo para esa tesitura me he hecho el esquema mental de portear al bebé recién nacido siempre que se pueda. Porque si no, efectivamente, no sé cómo saldríamos de casa, mi hijo también corre en cualquier dirección menos en la que hay que ir!.

      Respuesta
      • el 18/10/2011 a las 17:15
        Permalink

        Otra opcion muy comoda es el patin que se monta en el carro.
        Mis hijos se llevan 2 años escasos y lo usamos muchisimo, porque claro, el mayor sabia caminar pero se cansaba en seguida.
        Saludos

        Respuesta
        • el 18/10/2011 a las 17:26
          Permalink

          Sí, eso lo tengo en mente para más adelante, aunque realmente no sé si le va a gustar la idea!. Gracias!!

          Respuesta
  • el 17/10/2011 a las 17:07
    Permalink

    David desde que empezó el cole está igual… a todas partes a bracitos! aun no ha ido ni vuelto el cole andando!!!

    Pero pasará, así que aunque la espalda acaba mal, trato de disfrutarlo!

    Respuesta
    • el 17/10/2011 a las 17:13
      Permalink

      El otro día se lo decía a mi marido, que me veo llevándole al cole en el carro con lo súper cerca que está de casa!!!

      Respuesta
  • el 18/10/2011 a las 7:44
    Permalink

    Todavía recuerdo mis dolores de brazos por llevarle aupa cuando tenía la edad de tu hijo. En el parque o en cualquier sitio de divertimento ya sí, sus piernas “volvían a funcionar” pero en el trayecto de ida y vuelta, ¡¡para qué!!. Eso sí, aviso, luego te dirá algo así como “mamá no me cojas que no soy un bebé”. Esta frase me espetó mi peque no hace muchos días cuando le llevaba cogido para darle unos achuchones a la salida del cole. Ahí es ná! cómo cambian las cosas.

    Respuesta
    • el 18/10/2011 a las 17:29
      Permalink

      Ya ves, ya ves cómo cambian!

      Respuesta
  • el 18/10/2011 a las 16:03
    Permalink

    Pues el mío ahora está en la fase de que sólo quiere andar, por el parque, por la calle y por todos lados, y si lo coges de la mano o lo tomas no le hace mucha gracia… Como tú bien dices son fases y hay que pasarlas.
    Un beso y cuídate mucho

    Respuesta
    • el 18/10/2011 a las 17:29
      Permalink

      Sí, esa fase la pasamos nosotros… pero ya pasó! jajaja

      Respuesta
  • el 18/10/2011 a las 16:25
    Permalink

    El mío está en la fase de: si quieres que ande, quiero ir en tus brazos; si quieres llevarme en tus brazos (porque hay carros, mucha gente,etc), quiero andar… del carrito hace muchos meses que no quiere saber nada, así que ajo y agua… jajajaj

    Respuesta
    • el 18/10/2011 a las 17:27
      Permalink

      Jajajajajajajaja! Cómo son!

      Respuesta
  • el 19/10/2011 a las 9:40
    Permalink

    Vaya! Has clavado a mi nena!!! jajajaja

    Muack!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com