¿En qué (mal)gastábamos el tiempo antes de ser padres?

Hace unas semanas, ya de madrugada, pudimos sentarnos en el sofá para hacer el esfuerzo de ver un par de capítulos de alguna serie en vez de caer rendidos en la cama y desmayarnos hasta el día siguiente. A mitad de un capítulo, después de haberme levantado no menos de tres veces porque el radar del nene le decía que yo no estaba en la cama y eso no podía ser, reflexioné en voz alta:

¿Qué hacíamos antes de ser padres? ¿En qué gastábamos todas las horas que teníamos disponibles? ¿No nos aburríamos?

No fuimos capaces de responder a la pregunta. Ni me acuerdo. Supongo que no hacíamos nada, que era una de nuestras especialidades. Ahora tengo la percepción de haber malgastado muchísimas horas de un tiempo que nunca volverá, que me hubieran dado para escribir cinco libros, hacer un curso de repostería, operarme ese tabique nasal para el que nunca he encontrado el momento oportuno, haber lavado los cristales de casa hasta tenerlos relucientes, aprendido a coser a máquina…

Ahora pienso en cómo me cunden los escasos ratos libres, en todo lo que soy capaz de hacer en lo que dura un capítulo de Dora la Exploradora y pienso… uff, qué mal, pero qué rematadamente mal empleaba yo el tiempo antes, cuántas horas vegetando delante del televisor sin hacer nada productivo.

Y entonces me acuerdo que mi madre siempre decía que a ella le gustaría volver para atrás en el tiempo, pero sabiendo lo que sabe en el presente. Así cualquiera. Claro, a mi también me gustaría volver para rectificar todos esos momentos vacíos y llenarlos del millón de cosas que tengo ahora en mente. Me encantaría explicarle a mi yo del pasado que los días como mamá son eternos y dan para tantas y tantas cosas que cuesta creerlo. Pero claro, es lo que tiene la experiencia, que cuando lo sabes, ya no puedes volver atrás.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

36 comentarios sobre “¿En qué (mal)gastábamos el tiempo antes de ser padres?

  • el 31/01/2012 a las 20:10
    Permalink

    Ains… Yo aun puedo disfrutar de esos momentos de “tocada de barriga”… pero en apenas 4 meses se me acabará el chollo y tendré que ir arañando minutos para blogear, comentar, tuitear, ver alguna peli friki de las mías… nunca perder privilegios fue más deseado!!!

    Un saludo y bienvenida a mi blogroll!!

    Para saber cómo nos van las cosas en nuestro embarazo y otras reflexiones sobre crianza Diario de un cacahuete

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 11:02
      Permalink

      Bueno, las primeras semanas son caóticas pero luego vienen unos meses que suelen ser más o menos llevaderos porque suelen dormir bastante horas. En nuestro caso, el nivel de demanda y atención no ha hecho más que aumentar. Inicié el blog cuando mi hijo tenía 3 meses y muchos días escribía incluso dos post. Ahora, con dos años y casi cuatro meses, si consigo escribir dos o tres post a la semana me puedo dar con un canto en los dientes 🙂

      Respuesta
  • el 31/01/2012 a las 20:53
    Permalink

    PUes yo ahora me río de la de veces que he repetido la famosa frasecita “no tengo tiempo”, porque ahora que tengo hijos me doy cuenta de que antes me sobraba y tal y como tu dices lo malgastaba… ahora cada segundo me cunde como si fueran horas.

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 11:01
      Permalink

      Totalmente de acuerdo contigo. Yo cuando les oigo decir eso pienso “ya verás, ya verás” jajaja

      Respuesta
  • el 31/01/2012 a las 21:16
    Permalink

    Bueno, yo en esto no he cambiado demasiado. Llevo estirando mis días toda mi santa vida. Es más, ahora casi hasta tengo la sensación de que no hago tantas cosas como antes. Pero es que yo llegué a estar estudiando dos carreras, trabajando a tiempo parcial, en un coro, y en no sé cuantas comisiones de la universidad todo al mismo tiempo. Así que es ahora cuando hago MUCHAS menos cosas que antes ;)Pero vamos, que yo creo que es una cuestión de ritmo vital. Siempre he tenido claro que cuantas más cosas haces más tiempo tienes. Es algo que tengo comprobadísimo!

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 11:01
      Permalink

      ¡Qué tía, qué bien! jaja

      Respuesta
  • el 31/01/2012 a las 21:18
    Permalink

    Yo estoy tan abducida de mis hijos que cuando intento recordar el pasado, los veo a ellos por ahí rondando, en la universidad, en la discoteca!!! Es cierto que antes malgastábamos el tiempo. Hace tanto que no me oigo decir “me aburro”!

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 11:01
      Permalink

      Jajajajajaja, pienso lo mismo!

      Respuesta
  • el 31/01/2012 a las 23:08
    Permalink

    Yo creo que teníamos todo el tiempo para nosotros, nuestras amistades, estudios, trabajo, parejas… Pero no creo que haya sido tiempo malgastado. Nos estábamos preparando, estábamos creciendo para ser madres, conociendo el mundo (o la parte de él que estaba a nuestro alcance).

    Yo veo a mi madre hoy y siento que malgasta el tiempo. Dejó de trabajar, ve novelas, lee mucho, sale de compras, almuerza con sus amigas… Pero en realidad, creo que a veces le tengo más envidia que otra cosa. Me gustaría recuperar algo de tiempo para hacer eso y mucho más.

    Un beso!

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 11:00
      Permalink

      Esta claro que cada etapa tiene su propósito. Pero yo siento que antes de ser madre utilizaba muchas horas en no hacer nada, nada interesante, y ahora me arrepiento, esa es la verdad…

      Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 10:59
      Permalink

      Yo espero que aunque las necesidades de nuestros hijos sean distintas, siempre nos sigan necesitando en sus vidas. Y con el tiempo que sobre, al menos a día de hoy, se me ocurren un millón de proyectos en los que participar… Ya veremos…

      Respuesta
  • el 01/02/2012 a las 13:07
    Permalink

    No veas la de veces que yo me hago esa misma pregunta…

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 20:18
      Permalink

      ¿¿Y llegas a alguna conclusión??

      Respuesta
  • el 01/02/2012 a las 15:48
    Permalink

    ¿Y lo bien que sabe, ahora mismo, una hora dedicada a ti sólo y exclusivamente? ¿Y el partido que le sacas a tus ratos? Son más escasos, pero los aprovechas y disfrutas el doble!!!

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 20:18
      Permalink

      Desde luego que sí!!

      Respuesta
  • el 01/02/2012 a las 16:10
    Permalink

    Ja.ja, que chulo sobre todo lo de “caer desmayados”.Yo ahora cada vez que veo a una chica embarazada pienso: duerme, duerme mucho, aprovecha para leer, para ver una peli, para tirarte en el sofá………….Me encanta leer y ya casi no me acuerdo cuando lo hice….y las pelis en el sofá…….ainssssssssssss,ja,ja,ja.
    Ahora voy para la cama y digo, duerme, duerme mucho, mucho y muy rápido!!!!!!!!!!!

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 20:18
      Permalink

      Jajaja, sí! Lo que pasa es que muchas veces cuando estás embarazada del primero te dicen el típico “ya verás después, ya” que es una cosa que sienta fatal y siempre he pensado que resulta muy negativa, ¿no?.

      Respuesta
  • el 01/02/2012 a las 16:50
    Permalink

    Y lo mucho que valoramos ahora poder ver un capitulito de alguna serie o estar un ratin con el marido??? Un besazo guapa!

    Respuesta
    • el 01/02/2012 a las 20:17
      Permalink

      Desde luego, desde luego!!!

      Respuesta
  • el 01/02/2012 a las 23:20
    Permalink

    Como perdimos el tiempo en otras épocas, no? Yo, particularmente, perdí mucho tiempo trabajando horas extra, fines de semanas y lunes festivos…Hace un tiempo me preguntaba lo mismo con todas las cosas que quiero hacer ahora y simplemente no alcanzo. Se me debieron haber ocurrido cuando realmente tenía tiempo.

    Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 11:29
      Permalink

      Pues sí… pero bueno, ya no hay marcha atrás!

      Respuesta
  • el 02/02/2012 a las 9:44
    Permalink

    Jajajajaja, me encanta esta entrada!!! Nosotros lo hemos hablado taaaaaaaantas veces…

    Qué narices hacíamos durante los fines de semana??? Cuando no había Criatura????
    No lo sé! Se nos ha olvidado también!!!!

    No es curioso???? Ahora lo pienso muchas veces… si pudiera regresar a esos años, aprovecharía el tiempo muchíiiiiiisimo más!

    En fin, esto es lo que hay! Ahora no nos podemos acordar del tiempo malgastado!

    Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 11:29
      Permalink

      Es increíble, ¿verdad? jajaja

      Respuesta
  • el 02/02/2012 a las 10:07
    Permalink

    Ayyyyssss estoy tan de acuerdo contigo!
    Pero mira, ahora apreciamos muchísimo más diez minutos dedicados a bañarnos o ver una serie con nuestro chico.
    Yo cuando voy a la pelu, casi hago una fiesta de contenta!!! 🙂
    Lo comparto que me ha encantado guapa!
    Un beso

    Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 11:28
      Permalink

      Mira, yo llevo sin ir a la peluquería… desde enero del año pasado, si no me equivoco 🙂 jajaja

      Respuesta
  • el 02/02/2012 a las 11:08
    Permalink

    Antes de ser mami malgastaba el tiempo trabajando. Tenía un horario de mierda de lunes a sábado, y cuando no estaba trabajando estaba en casa descansando. Ser madre me ha permitido tener más vida, pues gracias a la reducción de jornada pude disfrutar de un horario decente y tener más tiempo libre. Ser madre no me impide hacer nada que no quiera, y si hay algo que no haga es porque no es tan importante, puede esperar, y siempre es mejor plan estar con mis chiquitines. Y no soy una madre abnegada eh? simplemente disfruto muchísimo con mis peques. Un besote.

    Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 11:28
      Permalink

      Pues no sabes cuánto me alegro, la verdad!. Muchos besos.

      Respuesta
  • el 02/02/2012 a las 12:48
    Permalink

    La verdad es que lo aprovechaba muchísimo, ahora voy como una moto todo el día y aprecio muchísimo tener 15 minutillos para no hacer nada de nada…

    Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 18:07
      Permalink

      ¿Verdad que sí? jaja

      Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 18:07
      Permalink

      Pues sí, esa es la cuestión, que cuando aprendemos las cosas, ya es tarde para volver atrás!

      Respuesta
  • el 02/02/2012 a las 16:37
    Permalink

    ¡Buenas! No viene a cuento, pero hoy he visto una imagen y me he acordado muchísimo de ti y el colecho. Está en el facebook de Ser padres y se llama el kamasutra del bebé. No es lo que ‘imaginas’, sino las posturas raras que tienen que adoptar los padres cuando duermen con el hijo. Espero que te guste.

    Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 18:07
      Permalink

      Lo he visto, lo he visto! jajaja Es muy gracioso, hay algunas posturas que son clavaditas! jajaa

      Respuesta
  • el 02/02/2012 a las 16:40
    Permalink

    Cuantas veces he pensado lo mismo… en la de horas que he tirado a la basura!!! pero bueno, que le vamos a hacer!!!

    Respuesta
    • el 02/02/2012 a las 18:06
      Permalink

      Sí, ya no tiene remedio! jaja

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com