El tabaco y los niños

Si eres fumador/a y te sientes perseguido por la normativa anti-tabaco y por la reforma que se avecina, seguro que esto no te va a gustar, ¡qué le vamos a hacer!.
Antes de nada, reconozco que en este tema me cuesta mucho ponerme en el pellejo ajeno porque el olor a tabaco me repugna, me da arcadas y, como asmática perdida que soy, no quiero respirarlo ni una milésima de segundo. Es decir, que mi tolerancia es baja o muy baja.
Aún así, no creo en la estigmatización del fumador. Creo que, salvo casos muy contados, la mayor parte de la gente que fuma quisiera dejarlo y si no lo hacen es porque no pueden. Visto así, no tendría reparos en que al fumador se le considerara como un enfermo, un adicto en definitiva, y se le tratara como tal. Aunque esta visión no encajaría en absoluto con el hecho de que se siga vendiendo tabaco y cobrando impuestos sobre él, como si a estas alturas de la película no supiéramos lo dañino que es… Pero, bueno, este no es el tema de hoy.
Uno de los primeros días que llevé a mi hijo a la guardería, me encontré con la siguiente escena: yo dejando a mi hijo por una de las puertas de la guarde y, por la otra, veo a un padre, aún dentro del local, con el cigarro ya en la boca (acababa de dejar al niño en ese preciso instante). Saca una pierna fuera del centro, el cuerpo y la otra pierna permanecen dentro, pero justo en ese momento se enciende el pitillo. Sale fuera, ya habiéndole dado una calada y se apoya justo en la pared al lado de la puerta, ahumando a todo el que entra o sale por esa puerta: bebés, padres, abuelos, educadora… Yo estaba con la boca abierta, me costaba apartar la mirada del tío del estupor que sentía. Mi marido, que aquel día nos acompañaba, daba gracias de que no se hubiera puesto en nuestra puerta, porque hubiéramos tenido un lío seguro.
Soy una persona súper cortada cuando me hacen alguna faena en la calle. A veces he discutido cuando se me han colado en un supermercado o cuando me han atropellado con un carrito de la compra o cuando he tenido que esperar una hora en el médico, pero en líneas generales suelo callarme y guardar la mala leche para dentro porque me puede la timidez. Con lo único que no me suelo cortar es con el tema del tabaco, me hierve tanto la sangre que supero todo el corte y no puedo contenerme. Así que es habitual que aparte al niño ostensiblemente cuando alguien nos envuelve en su nube tóxica, o que aparte el humo a manotazos cuando los demás no tienen la suficiente vista de hacerlo sin necesidad de indicárselo.
Hace poco leí que querían prohibir fumar en los espacios infantiles al aire libre y en los coches cuando viajan niños. Yo iría más allá y prohibiría fumar en cualquier espacio que no fuera el domicilio de cada uno. ¿Por qué?. Pues porque el tabaco molesta en todas partes por igual. Todavía recuerdo cuando iba a trabajar hace años en autobús y a las 07.30h todos los días me fumaba un par de cigarros ajenos, recién desayunada, de los que esperaban igual que yo para cogerlo, importándoles un carajo todos los demás que estábamos allí. O cuando vas a un campo de fútbol y el de al lado se fuma contigo un paquete entero (¡o un puro!) y pobre de ti como le digas que te molesta. O cuando vas por una calle estrecha y en cuesta (como hay muchas en mi barrio) y te toca delante un tío fumándose un Ducados y tienes que bajarte de la acera y empujar el carro del niño con todas tus fuerzas para adelantarle y evitar el ahogamiento. Mil ejemplos se me ocurren.
El problema es de sentido común. Las cosas se prohiben porque no somos lo suficientemente cívicos como para hacer las cosas por voluntad propia. En los parques que hay por mi barrio, muchos bancos de madres y padres tienen encima una nube tóxica del humo de todos sus cigarros encendidos al tiempo y sus colillas quedan desperdigadas por el suelo como si nada, pero luego se permiten mirarme mal cada día que paso con mi perra (algunas tardes he estado por hacer una foto disimuladamente y colgarla aquí, es digno de verlo). A estos ya me imagino que les fastidiará la prohibición pero, total, no creo que la cumplan. Porque hasta el momento las prohibiciones se las han ido pasando por el arco del triunfo.
Una cosa que me hace mucha gracia de muchos fumadores que se sienten acosados por la normativa es el haber adoptado la costumbre de colocarse a 0.1 cm de la zona acotada para no fumar. Esto pasa a la puerta de los hospitales, de las Urgencias, de los ambulatorios, de los colegios… Dentro no se fuma, pero como fuera sí, no se apartan un par de metros, no. Se quedan bien pegaditos a la puerta, casi con un pie dentro y otro fuera, porque, ¡cómo desperdiciar la oportunidad de atufar a unos cuantos enfermos/padres/niños/abueletes!. En el edificio donde yo trabajaba nunca faltaban 20 personas en la puerta, bien pegaditos a los cristales, dando la bienvenida. ¿Quién acosa a quién?. ¿Sería posible un sólo día no respirar ni una sola caladita?. ¿O sería mucha molestia?.
También dicen que hay que dar libertad, que cada uno haga lo que quiera. Que los que no queramos humos, vayamos a los sitios donde se prohibe fumar. Ya, ya. Es que resulta que con la normativa actual, tan laxa, se puede fumar en casi cualquier parte. Los pocos locales que se han adaptado, lo han hecho mal, con el beneplácito de la Comunidad de Madrid, dicho sea de paso. Así que, en la práctica, si quiero que mi hijo no fume, a parte de al McDonald’s, pocos restaurantes de cuchillo y tenedor conozco donde esto se cumpla a rajatabla. Los locales de alto standing de la capital han pasado olímpicamente de adaptarse a la normativa porque de antemano sabían que nadie les iba a obligar a cumplirla, igual que no cumplen la normativa de tráfico con sus aparcacoches y sus cochazos aparcados en doble y triple fila todos los días de la semana. Cuando yo estaba embarazada con mi súper problema de asma, no tenía a ningún sitio donde poder ir a comer sin ser ahumada, con el problema que me suponía. ¿Es eso razonable?.
En verano fui a comer con mi madre a un sitio fino y muy conocido en la zona de Serrano y tuve un rifi rafe con el maitre cuando me dijo que en el local no había zona de no fumadores. Le dije que eso incumplía la normativa (es un local enorme) pero que no pasaba nada, porque dentro de poco se prohibiría totalmente y se acabarían las tonterías. Le fastidió mucho mi comentario y me respondió: entonces aquí irán unos cuantos a la calle. ¿Perdón?, le contesté. Dudo mucho que a este local, con la excelente comida que tiene, le vaya a faltar clientela. Yo, desde luego, si tuviera tanto vicio que no fuera capaz de venir a este sitio y me perdiera su comida por no fumarme un cigarro en dos horas, iría corriendo a un centro de desintoxicación, porque me asustaría a mi misma estar tan enganchada. Si van a despedir gente, no pongan excusas, que todos sabemos cómo funciona esto. Esta es la política de muchos locales de Madrid. ¿Quién está acorralado aquí?. ¿Seguro que el fumador?.
No sé si hacer mención a las embarazadas que fuman, a las madres empujando el carrito con el piti en la mano porque… ¿qué digo?. No tengo una opinión clara. Partiendo de la base de que creo que al menos el 90% de los padres quieren lo mejor para sus hijos, presupongo que si lo hacen es porque están muy enganchadas, por lo que yo debería sentir más pena que otra cosa. Ahora bien, también creo que tener un hijo es lo suficientemente serio como para plantarle cara al asunto. Parece que si apelamos a la responsabilidad y al sacrificio estamos haciendo apología del martirio y el aburrimiento, aunque a mi me parece que deseamos que todo sea fácil y sin preocupaciones y eso no siempre es posible, por desgracia.
Por no enrollarme más: el que quiera fumar, que fume lo que quiera, como si se quiere fumar tres paquetes diarios. Pero, por favor, lejos de mi. Y, muy especialmente, lejos de mi hijo.  
PD. Entrada dedicada a Cactus girl, una fumadora con la que da gusto hablar del tema.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

36 comentarios sobre “El tabaco y los niños

  • el 26/10/2010 a las 8:34
    Permalink

    Yo he sido fumadora y incívica en algunos casos, de lo que me arrepiento enormemente :’(

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 9:08
    Permalink

    tanto mi marido como yo somos ex fumadores por el niño y por el no volveremos..
    yo prefiriria que la norma fuese solo prohibir en locales donde se den comidas (pintxos y tapas incluidas).. asi podriamos entrar a algun restaurante tranquilamente.. porque a partir del 2 de enero vamos a tener que ir por la carretera ya que la acera estara llena de fumadores, y total como ya no voy a pubs y discotecas por mi alli pueden fumar tranquilamente¡¡
    ya vereis este verano, imposible estar en una terracita sin que te ahumen.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 9:18
    Permalink

    Nunca había pensado demasiado en estas cosas pero desde que tengo la niña, uf, no puedo soportar el humo, y donde yo vivo solo hay un sitio en el que no se puede fumar. Han sido muy listos porque se llena de familias todos los días. Ahora que hace frío solo podemos ir allí, en verano al menos teníamos las terrazas…estoy deseando que empiece la nueva ley y podamos ir a cualquier sitio! cuantas cosas podremos hacer!
    Estoy de acuerdo contigo, que si fuéramos más cívicos no haría falta ninguna ley… como es posible que estés en la barra con un bebe de meses y el del al lado se ponga a fumar encima suyo…es que ni piensan en quien tienen al lado. Muy triste.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 9:28
    Permalink

    Mamá cc, como bien sabes porque lo hemos hablado en más de una ocasión, no puedo estar MÁS de acuerdo contigo.

    Cada cual hace lo que quiere, que quieren fumar, pues que fumen, chica allá cada cuál, pero si yo elijo NO fumar, ¿por qué razón tengo que tragarme su humo?, es más, ¿por qué si me quejo me llevo una mirada llena de odio y me llaman poco tolerante?, porque me ha pasado.

    Creo que tienes razón cuando dices que en ocasiones son incívicos. Da asco acudir a un hospital, a un centro comercial, a un ambulatorio, a cualquier lado y tener que atravesar una cortina de humo. Pero bueno, ¿qué respeto es ese?.

    Es una pena que se tenga que poner una ley prohibiendo porque ciertas personas no son un poquito cívicas. Si todos tuviéramos un poquito de solidaridad y nos pusiéramos en el pellejo de los demás, no haría falta prohibir. Pero eso es pedir mucho.

    Aunque claro, si una madre o padre va empujando el carro de su bebé de pocos meses pitillo en mano, echándole todo el humo a la criatura, que podemos esperar.

    Estoy deseando que llegue el 2 de enero.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 9:45
    Permalink

    Estoy al 100% de acuerdo contigo MamaCC.
    Hace una semana en un restaurante después de estar ya sentada y con la carta en la mano vi que había un grupo de 12 personas que estaban terminando de comer, todos y cada uno estaban fumando. El comedor era pequeñito y sin ventilación…total que como el restaurante tenía otro salón le pedí amablemente a la dueña si podía ir al otro (donde sólo había una pareja sentada y sin fumar) y me contestó que aquel era el de Fumadores! Y estaba en lo cierto!!. Resulta que donde estaban fumando las 12 chimeneas humanas había un cartel en la puerta prohibiendo fumar!!. Así que yo, sin alterarme me levanté y también muy educadamente y delante de aquellas 12 personas les dije la razón por la que me iba de su establecimiento y que suerte tenían de que no fuera una inspectora de sanidad…

    Ese mismo día cené con la noticia de la aprobación del endurecimiento de la ley y no puedo estar más contenta. El gobierno en un principio cedió a los intereses de los hosteleros pero está claro que la UE no iba a dejar pasar por alto este atropello a los derechos de los no-fumadores, y está claro que la respuesta que te dio ese maitre es 'de manual' porque no sé por qué nos debemos sentir más especiales que otros países europeos donde esta ley se aprobó y la gente sigue yendo a comer y a tomarse un café sin que las ventas en hostelería hayan caído en picado!
    De hecho ¿por qué no se plantean la de gente que hay que no va a los bares o restaurantes donde sabe que se fuma mucho?. Porque yo soy una de esas, y no soy la única que cuando voy a tomar algo por ahí o a comer, como vea que aquella atmósfera es irrespirable directamente ¡¡no entro!!. Así que tantos muchos como yo, volveremos a entrar en cafeterías y bares donde hasta ahora yo no pongo un pie!

    Yo lo tengo claro, tolerancia 0 apartir del 2 de Enero como vaya a un establecimiento y vea que están fumando acto seguido voy a pedir el libro de reclamaciones y hacer la denuncia pertinente, sino me lo quieren dar, con una llamadita a la policia local creo que entrarán en razón…¡¡debemos hacernos valer nuestros derechos!! y animo a todo el mundo que lo haga.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 9:59
    Permalink

    Me parece muy bien esta ley, es lo que deberían haber aprobado desde un principio, en lugar de la patochada de dejar escoger al empresario.
    Los no fumadores estamos hartos de tragar el humo de los demás y creo que tenemos derecho a ir a un restaurante y a no salir apestando de allí. Tampoco es tan grave que el fumador, se levante y salga a la calle a fumar, es que encima quieren fumar acomodados y calentitos, y a los demás que nos den.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 10:14
    Permalink

    Mi historia con el tabaco es algo "rara" si podemos denominarlo así, nadie de mi familia fuma, ni mis padres, ni mi hermano (bueno cuando sale creo que un cigarro o dos se echa ), ni mi marido ni yo, odiamos el tabaco a muerte y no podemos con el olor ni con gente fumando al lado, pero tenemos un pequeño problema con todo esto.
    Mi padre tiene una cafetería, y es ahí donde pasamos la mayoría del tiempo, yo me crié allí y mi hermano también, así que es como si fueramos fumadores, a las niñas las llevo allí, y la verdad como es un sitio familiar, no sé si es por eso o porque llevo toda la vida allí, no veo tanto humo ni olor de tabaco como en otros lugares. Mi padre tiene muy aireado el local y casi siempre tiene la extracción puesta. Además desde que pusieron la primera ley antitabaco, son pocos los que fuman y no tan continuado, como lo hacían antes, así que aunque en el local se puede fumar, es raro ver a mucha gente fumando, de sacado el fín de semana, que es cuando nosotras pasamos menos tiempo allí.
    Cuando vamos a algún lado, vamos a los sitios de no fumadores, en el coche a nadie se le ocurre fumar, en casa tampoco y cuando alguién a nuestro lado fuma, pues la verdad es que me molesta y si tengo que darle un toque de aviso se lo doy.
    Parece raro, pero es así, ya no está tardando esa nueva ley para que paren de fumar, los pocos que quedan dentro del local.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 10:23
    Permalink

    Yo dejé de fumar hace 7 años y desde entonces me pone negra el humo del tabaco, lo detesto, además que sólo respirar un poco ya me da la tos.
    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho, pero igualmente con la ley o no seguiremos teniendo problemas con el tabaco.
    En mi bloque tengo algún vecino que no se le ocurre otra cosa que fumar en la ventana del patio y echarnos la ceniza y los cigarros (encendidos inclusive) a los vecinos que vivimos más abajo, en verano tengo que dejar las ventanas que dan al patio cerradas porque nos entra toda la peste de sus cigarros.
    Muchas veces al coger el ascensor hay una peste a tabaco que no hay quien respire, y claro con el carro no me queda otra que coger el ascensor, una vez cuando llamé al ascensor bajaba un chico con su cigarro encendido que al vernos lo escondió como pudo, se pensaría que no íbamos a ver el humo y la peste saliendo de su mano total que por mucho que lo prohíban siempre habrá gente que nos apestará con su tabaco.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 10:24
    Permalink

    Estoy de acuerdo con todos. Menos mal que reforman la ley, que estaba tan mal hecha que era como si no la hubiesen redactado. En este pueblo tres locales son de no fumadores, y sólo uno de "cuchillo y tenedor". Yo también estoy deseando que llegue el nuevo año para poder ir a los sitios y no venir apestando.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 10:43
    Permalink

    Hace ya cinco años que dejé de fumar, y la verdad es que es una de las decisiones de las que estoy más orgullosa en mi vida! La realidad es que cuando fumas, entiendes todos los argumentos pero a la hora de la verdad, no los llevas a la práctica porque son más fuertes tus ganas de fumar que todo lo demás.

    Ahora, comparto totalmente lo que dices, y estoy encantada de que se vaya a prohibir fumar en todos los restaurantes. Bien es cierto que lo de fumar en la calle para mí es una excepción, aunque claro, habría que tener cuidado de dónde se fuma, pero eso ya es apelar al sentido cívico de cada uno, y ya sabemos que no es lo habitual que el que está fumando tenga cuidado de echar el humo hacia donde no moleste nadie… Está claro que lo ideal sería fumar cada uno en su casa y ya está, pero a día de hoy, lo veo inviable.

    Más financiación para ayudar a dejarlo, y más prevención, que a mí lo que me da muchísima pena es pasar por delante de cualquier colegio/ instituto y ver a los críos de 13-14 años fumando en la puerta, donde ya los profesores no pueden decirles nada.

    Un tema complejo, mamá c.c. pero tremendamente interesante!

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 11:04
    Permalink

    Llevo días dándole vueltas a la posibilidad de escribir un post sobre el mismo tema. Pero ya lo has hecho tú y suscribo totalmente todo lo que dices!
    Yo odio el tabaco y soy totalmente intransigente con él. Me molesta muchísimo el humo del tabaco. Y no necesariamente en un sitio cerrado. Si estoy en la parada del autobús y alguien se pone a fumar cerca de mí, sin verle, ya empiezo a atufarme.
    El día 1 de enero, con la prohibición parcial, seré un poco más feliz (si se cumple, claro). Pero no es suficiente: yo también prohibiría fumar en la calle.
    Es que la gente no se corta. Les da igual fumar a medio metro de una embarazada o de un carrito de bebé! Y no hablo de desconocidos sino de quienes pueden considerarse tus propios amigos. El otro día en el cumple, fumaban no menos de 4 o 5 personas. Y yo al lado! Y no creas que nadie me preguntó si me molestaba o se alejaba un poco para hacerlo, qué va!
    Y yo soy cortadísima para estas cosas y no digo nada pero me cabreo un montón. Ahora bien, con el bebé no pienso permitirlo: o no fuman delante de él o me voy para mi casa. NO pienso someterla a ese veneno!
    Y, bueno, lo de ver a una embarazada o madre arrastrando un carrito con un cigarro en la mano, no veas cómo me pone! Me dan ganas de darle un par de tortas. Lo siento, pero en ésto no me vale "lo quiero dejar pero no puedo". Todo es querer. Yo he tenido que dejar durante 9 meses los embutidos y el chocolate, que para mí son mi tabaco particular, y lo he hecho muy a gusto por el bien de mi hija. Así que, lo siento, pero en esto soy totalmetne intolerante. ?Es que no han leído los artículos en los que te cuentan todo lo que le puede pasar al bebé si la madre fuma? Me parece imposible que, sabiéndolo, no hagan ese sacrificio. Lo siento si parezco una talibán pero en el tema del tabaco, francamente, lo soy.
    Ala, he dicho!

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 11:05
    Permalink

    No he fumado jamás y por ello en ocasiones soy bastante intransigente, pues no entiendo el ansia y la "mala leche" que se les pone a algunos (Obi-Wan incluido) cuando les mentas el tema…

    Pero es que no me parece ni medio lógico, sabes que esta mal, para tu organismo y los de alrededor; que es puro veneno, que te dejas medio sueldo en ello… y aún asi se sigue fumando.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 12:14
    Permalink

    Cómo me agrada oír una opinión tan cercana a la mía. Es que ofreces los mismos argumentos que yo cada vez que discuto sobre el tema. No puedo entender que los fumadores pidan tolerancia, ¿y la tolerancia que tienen ellos con los demás?
    Este fin de semana estábamos de terracitas mi marido y yo con la peque y había un grupo de extranjeros a nuestro lado, cual fue nuestra sorpresa cuando vimos a dos de ellos levantarse para fumar lejos de la terraza. ¿Por qué nuestros fumadores no hacen lo mismo?
    En fin, que yo también me enciendo con el temita. Estoy deseando que llegue enero y no se pueda fumar en ningún sitio.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 12:30
    Permalink

    Totalmente de acuerdo contigo, yo también soy muy sensible al humo del tabaco, y es que realmente es molesto por que sí, y bueno ahora con mi hijo desde luego no voy a ningún local donde se fume.
    Aquí suelo ir mucho al VIENA, no sé si existen restaurantes de esa cadena en Madrid, pero son fabulosos porque son amplios y no hay problema para pasar con el carro, sin humo, con bocadillos buenísimos, tronas a gogo, a cada niño le dan papel y lapices para colorear y un globo, tienen carta de celíacos, en fin una maravilla. Por otro lado los tíos de mi marido tienen una pizzeria fabulosa que tiene mucho renombre en la zona y no dejan fumar. Pues bien en ningún caso han notado bajada de clientes, como la comida es rica y tienen una relación calidad-precio muy recomendable los clientes no les faltan. Así que ya ves lo que te comentaron el restaurante de "alto standing" de Serrano no tiene ni pies ni cabeza, tu respuesta fue genial.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 12:44
    Permalink

    Yo soy exfumadora, y he de decir que ha veces me he acordado y algo incivicos si son los fumadores, pero a veces no es porque se crean con mas derechos si no simplemente porque no se dan cuenta del daño que hacen. Yo he cometido alguna molestia no consciente en ese momento y he de decir que me duele no haberlo visto.
    Arual los VIENA!! dios, cuando trabajaba en barcelona, los haciamos en el estudio de arquitectura!! sólo están en cataluña, almenos cuando yo trabajaba ahi. Pero si se animan yo quiero uno aquí!

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 12:59
    Permalink

    Mama CC, como fumadora empedernida que soy… te doy totalmente la razón. Es que por mucho mono que se tenga, no me cabe en la cabeza que se fume en la cercanía de un niño, o en sitios donde está prohibido. Entiendo que si yo fumo es mi problema, y que no tengo que hacer partícipes a los demás de mi vicio.
    Así es como lo veo yo: Yo fumo en mi casa, en mi coche y en bares donde está permitido. No fumo por la calle, y si estoy en un sitio donde me tengo que ir a la calle a fumar, lo hago lejos de la puerta y de acumulaciones de gente. E incluso en mi casa o en mi coche, si hay niños no se fuma, o como mucho en la ventana (no con la ventana abierta, si no con el cigarro y la cabeza fuera de la ventana). Por supuesto se aplica lo mismo a embarazadas, o si alguien me pide que por favor me aparte o fume en otro sitio.
    Por muy fumadora que sea, no entiendo al fumador intransigente, y creo que tu respuesta al camarero fue muy acertada. Y sobre lo que comentas de la liberta, efectivamente, cada uno que haga lo que quiera, pero mi libertad termina donde empieza la del otro, así que si yo quiero fumar, gastarme la pasta y fastidiarme los pulmones, ya lo hago yo solita, no necesito arrastrar a los no fumadores conmigo.
    Un saludo!

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 15:40
    Permalink

    Pues estoy contigo. Yo dejé de fumar por Boliche y mi marido también lo ha dejado. El finde pasado estabamos en el pueblo y alli solo hay 2 bares!!, el caso es que después del parque decidieron todos y a tomar algo con los niños. Boliche casi nunca entra, pero bueno en vista de que no se vía casi humo, que estabamos en la puerta y esta estaba abierta y para evitar que me llamen RARA, mas de lo habitual accedí a entrar un rato. Llevabamos 2 minutos, estaban todos los niños juntos jugando con los juguetas de la hija de la dueña del bar (que es amiga mia) cuando veo que la abuela de esta niña se saca un cigarro, yo pensando que se iba a salir, pero no coge con sus santos cojones (las cosas hay que decirlas comos son), se enciende el cigarrito y les echa el humo a los niños, COMOOOOOOOOOOORRRRRR????????, me quedé flipada y salí de alli como alma que lleva el diablo con mi hijo de la mano y aguatandome por no decirle 4 cosas a muy **********

    Le salvó que es la madre de una amiga y no quería follón que sino no la ampara ni la Macarena!

    Como se puede ser tan mal educada y tan egosita. Así que el día 2 de enero me voy a partir de risa cuando vaya a visitarles, aunque como están en un pueblo muy pequeño lo mismo se pasan la ley por el forro…

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 15:44
    Permalink

    uf, yo tambien soy una fumadora empedernida, y mas encima con cargo de conciencia, pues despues tomo a mi hijo en brazos y debe sentir todo mi olor a tabaco, claro sin antes echarme un litro de colonia encima, jeje.
    Claro en mi casa nunca se ha fumado dentro, solo en el balcon,fumo en el auto cuando no van mis chicos dentro, no fumo cerca de ellos, pero se que el olor molesta a mucha gente, y les encuentro toda la razon.
    siempre que prendo un cigarrillo me preocupo de estar lejos de las demas pesonas, para que nos les llegue el humo, o bien pregunto si a alguien le molesta, si es asi no lo prendo, ni hablar de fumar donde hay embarazadas, pues sere fumadora pero nunca tan inconciente… jeje
    recuerdo que cuando quede embarazada de mi primera hija, lo que mas me hizo sufrir fue no fumar, dejar el cigarro de un dia para otro fue terrible, parecia drogadicta con sindrome de abstencion, jajaja, nunca he fumado en mis embarazos, solo he vuelto a fumar meses despues de nacidos mis hijos… se que esta muy mal… pero…. en fin… las apoyo chicas, el que quiera fumar y matarse los pulmones que lo haga bien lejos de los que no quieren… un beso

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 15:59
    Permalink

    Llegué hoy a tu blog de pura casualidad, y me parecio muy interesante. Saludos desde Argentina!!

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 16:26
    Permalink

    A mi me ponia mala una vecina este verano en la piscina, embarazada y…fumando!! q no podia dejarlo, decia. Hija pues si no haces eso por tu hijo…no hablemos de todo lo demas…

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 16:44
    Permalink

    Excelente entrada la de hoy. Yo, como fumadora pasiva que he sido en muchos sitios, muchos años, por narices, nunca mejor dicho, sin poder hacer nada por impedirlo, no puedo estar más de acuerdo. No le toco ni una coma al texto.

    Un beso :*

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 18:25
    Permalink

    Yo ya no sé si es cuestión de que son unos maleducados o están tan habituados que ni se dan cuenta que no se debe hacer en ciertos sitios públicos o simplemente el gesto de decir te importa que fume. He tenido mis escarceos con el tabaco, pero ahora mismo le tengo asco, me da asco estar en una cafetería y salir con elpelo y la ropa apestando a tabaco, y no digamos si salgo de fiesta por la noche, eso es de apestar la habitación y media casa con el olor.

    Y no digamos que se sabe de sobra que fumar está relacionado con padecer cáncer de pulmón, boca y lengua, en la mayoría de los casos (tristemente hay gente que no ha fumado de eso y padece o fallecido de esa enfermedad), enfermedades cardiovasculares, etc, pero siguen fumando. Yo es que no lo entiendo, si no lo hacen por salud que lo hagan al menos por dinero, porque cuesta un pastón el tabaco, pero seguro que hay quienes se quitan antes de un café o de ir al cine que de fumar.

    También es cierto que como se saca mucho dinerito del tabaco no se ilegaliza, por la cuenta que les trae, tanto a los gobiernos como a las tabacaleras.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 20:19
    Permalink

    Puff, podría escribir mucho sobre este tema, pero resumo y como no fumadora me adhiero a todo lo que comentas y estoy muy feliz de la nueva ley, parece que cada vez los no fumadores vamos teniendo más derecho a respirar aire puro.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 22:34
    Permalink

    Muchas gracias por todos los comentarios.

    La verdad, estoy sorprendida, esperaba que alguien levantara la mano y me dijera que no está de acuerdo. He conocido a muchos fumadores muy poco respetuosos con los demás y que se sienten verdaderamente insultados y perseguidos con la normativa actual, ya ni hablemos de la que está en ciernes.

    Me alegra que estemos de acuerdo, creo que con la prohibición "total" vamos a salir ganando todos, incluso los fumadores.

    Respuesta
  • el 26/10/2010 a las 23:27
    Permalink

    Pues yo fumo. Entre diario poquito, 2 o 3 al día… los fines de semana como una carretera, qué le vamos a hacer… Y te aseguro que se puede cenar tranquilamente sin fumar, de hecho mi chico no fuma y siempre pedimos zona de no fumadores porque le da mucho asquete el humo. Así que en eso te doy la razón, no se va a morir nadie porque no se pueda fumar en esos sitios. Y al lado de los nenes menos, si es que los miro y se me quitan las ganas de atufarlos!
    Ahora, en las discotecas no se como lo voy a llevar— xD

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 0:20
    Permalink

    Vaya, llego tarde para levantar la mano, jajaja.

    Tras muchos años como fumador y alguno como exfumador y ahora mismo en reincidencia he llegado a ciertas conclusiones:
    1- el tabaco no es bueno
    2- discutir sobre fumar o no fumar con alguien que nunca ha fumado es cmo hablar del sexo de los ángeles, las existencia de Dios con el papa o las caricaturas de Mahoma con Bin Laden, es decir, no vamos a llegar a ninguna parte.
    3- es necesário proteger a los que no fuman y ayudar a los que siguen fumando a dejarlo. Y no, no me parece una buena medida, en el sentido que no ayuda a la mayoría, el prohibir fumar en ciertos lugares.
    4- las competencias en sanidad están transferidas en muchas comunidades así que supongo cada una hará lo que le venga en gana de la misma frma que se hizo con la ley anterior (a ver que se inventa esta vez la Aguirre)

    Veo bien que en ciertos lugares se prohiba fumar justo a la entrada y sino recuerdo mal en Estados Unidos hay que mantener una distancia mínima. Pero me parece una tontería que se prohiba fumar en parques, playas o lugares abiertos (abiertos de verdad, que hay casos y casos)

    Por mi parte y por la de la mayoría de los fumadores pueden gastarse el dinero de las campañas de ayudas a los fumadores en otra cosa ya que poner frasecitas o imágenes como dicen que quieren poner, sirve de nada (salvo que pilles con algún morboso que le de por coleccionarlas), porque no nos pasamos el día mirando el paquete de tabaco. De hecho yo diría que sólo lo miramos cuando lo recogemos en el estanco y cuando lo vamos a tirar a la papelera (por si nos hemos dejado el mechero o algún billete).
    Saludos

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 4:29
    Permalink

    por cierto, que tampoc me gusta nada fumar en casas de no fumadores… lo digo porque hable tanto de niños que me olvide de mencionar que eso es tambien una m*** XD, a menos que esa persona te diga que no le importa realmente (nunca se me ocurriria preguntar, pero me ha pasado de salir y que me dijeran que entrara que no pasaba nada)

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 8:40
    Permalink

    Muchas gracias por los comentarios, me alegra saber que por lo menos aquí los fumadores sois gente respetuosa, no creo que sea incompatible una cosa con la otra.

    Papalobo, yo fui fumadora durante unos cuantos años de mi vida, quizá por eso no entiendo la falta de respeto y quizá por eso me da tanto asco ahora.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 20:30
    Permalink

    @papalobo lo de las imagenes en las cajas es totalmente ridiculo, te doy toda la razon

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 16:49
    Permalink

    Perdona por llegar tan tarde..pero es que no tengo tiempo ni para respirarrrr! Los jueves por la tarde yo creo que es el único momento que tengo libre en toda la semana..
    Bueno, a lo que voy. Tu entrada me ha parecido chapeau.
    Porque hablas desde la plena sinceridad de tu situación, pero con respeto.
    Yo te entiendo perfectamente. Y quizá no sea una fumadora "al uso", porque a mí misma me molesta el humo, el olor y estoy deseando dejarlo. (Me queda poco para ser ex.fumadora).

    Y otra cosa que ya comenté en mi entrada: te entiendo, además, porque soy en exceso respetuosa con este tema y me pongo en la piel de la gente que no fuma. Nunca fumo en casas de no fumadores(ni en terrazas); si me voy a comer con alguien que no fuma, aunque se pueda fumar en el restaurante, no se me ocurre encenderme uno ni después de comer..

    No sé, es cuestión de respeto. Mi "gerente" me dice que luego la gente no es tan respetuosa conmigo en otras cosas…pero bueno..el problema lo tienen ellos entonces..

    Un beso y genial entrada.

    Ah! Y gracias por la dedicatoria!!

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 20:19
    Permalink

    Muy de acuerdo contigo. Es que hay unos fumadores que se creen con mas derechos que los demas, como dice el viejo dicho " donde terminan los derechos de uno, comienzan los del otro", pero estos ni casos defienden su "hábito" con mucha agresividad y hay que aguantarles!!! su gran humo y el tirar sus colillas encendidas en cualquier parte, yo no fumo ni he fumado nunca, no se como se hace, mis hermanos tampoco, mi padre tiene 50 años fumando y lo dejó por motivos economicos, mi madre fumó mucho tambien y lo dejó, mi pareja tambien lo dejó, asi que no es imposuble dejarlo, es como pensar que una vida vacia necesita depender de sustancias para llenarla. Yo tampoco tengo muchas opciones para salir a tomar algo o comer fuera porque no soporto el humo, trato de mantener alejada a mi hija de los ambientes de fumadores. Aqui en el Pais Vasco aprobaron la ley que prohibe fumar en espacios publicos ojala a expensas de la polemica lo cumplan, porque los hosteleros son tan tontos que creen que van a perder clientela, al contrario ganarán mas.

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 21:02
    Permalink

    Admin, yo las imágenes de las cajas no las entiendo… presupongo que todo el que fuma sabe de sobra lo malo que es y si aún así lo hace, no creo ni que mire el cartón. Un gasto tonto, sinceramente.

    Cactus girl, si todo el mundo fuera como tu no creo que fuera necesario prohibir nada. Pero normalmente como mentes el tema del tabaco se lía gordísima, vamos, no descarto que alguno hasta llegue a las manos, se ponen de un enfervorecido que es alucinante!. Besos.

    Esmeralda, yo creo que se puede dejar, como cualquier adicción, con esfuerzo pero, sobre todo, queriendo. Lo que pasa es que el tabaco es un vicio que todavía está bien visto socialmente, creo que eso influye bastante. Yo creo que los hosteleros ganarán lo mismo. Porque muy enfermo hay que estar para quedarse en casa por no poder fumarte un cigarro en un ratito que estés en el local, de verdad que me parece tremendo.

    Respuesta
  • el 29/10/2010 a las 9:51
    Permalink

    La verdad es que entre el artículo y los comentarios ya está todo dicho.
    Soy exfumadora (2 años y medio) y lo dejé justo antes de quedarme embarazada. Reconozco que soy bastante radical contra el tabaco pero sobre todo es por mi hijo, yo dejé de fumar por él (y mira que me gustaba fumar) y no consiento que esté en ningún lugar con humo.
    Me alegro de la nueva ley ya que en mi ciudad no se cumple mucho la normativa por lo que espero que con este endurecimiento habrá más restaurantes a los que pueda ir.
    A pesar de todo, la nueva ley tiene bastantes incoherencias, cómo es posible que se permita fumar en un estadio de futbool donde pueden ir menores (y las entradas están numeradas) y no se permita en un concierto donde además puedes cambiarte de sitio si te molesta el humo del de al lado.
    Por último, coincido con Papalobo con lo de lo absurdo de las campañas de ayuda, si realmente quieren que la gente deje de fumar, cosa que dudo por los impuestos que se recaudan (más del 50%), que inviertan esas ayudas en tratamientos. Yo dejé de fumar gracias a la unidad de tabaquismo que existe en el departamento de neumología de mi hospital, sin esa ayuda me habría costado bastante más dejarlo.

    Un saludo

    Respuesta
  • el 30/10/2010 a las 22:54
    Permalink

    MLuz, yo me pregunto si en Madrid se aplicará la reforma o no, tengo mis dudas…yo tampoco entiendo que se permita fumar en el fútbol, que además es un sitio donde pueden haber menores y el tabaco de el de al lado te lo fumas igual…

    Respuesta
  • el 28/07/2012 a las 11:22
    Permalink

    Soy fumadora, y si, fumaba embarazada, 3 cigarros maximos al dia, por ansiedad, porque no podia dejarlo, porque fumaba mas de 20 cigarros al dia, y dejar el tabaco suponia un nivel de estres y ansiedad.. Lo intntenté en varias ocasiones sin exito, no me considero mala madre, ni irresponsable ni nada por el estilo, lo intenté y no pude por mas fuerza de voluntad q ponia. Dejé de fumar cuando nació la peque, aproveché los 5dias de ingreso, me sentia orgullosa por haber sido capaz de dejarlo y darle el pecho lejos de la nicotina. Pero al volver a trabajar a los 6 meses empecé de nuevo, tonta si, y mucho, fumaba en el trabajo (en los descansos) y algun cigarro en casa, (en el balcon). A dia de hoy sigo fumando al igual q mi marido, pero en la terraza, lejos de la niña, lavandonos manos y dientes, y al ser posible cambiandonos de ropa. Nunca se me ocurriria fumar en un parque infantil, cerca de niños, incluso fumando en los bares (terrazas) intento q no moleste el humo, y si hay bebes o niños me aparto.. Si me dicen q molesta me voy a otra parte o apago el cigarro, paseando por la calle, mas de una vez he fumado llevando elcochecito, y sino nos turnamos para fumar, y el q esta libre lleva el cochecito, mas de una vez por la calle he tenido q levantar el cigarro porque pasaban niños cerca, pero luego me encuentro q yo respeto pero q a mi hija no se la respeta, en mas de una ocasion o han estado apunto de quemarla mientras paseabamos, o tirando la ceniza sin darse cuenta q iba a parar a la niña, o tirandole el humo como si nada, y lo he visto en padres, en abuelos, personas q no tienen hijos.. Lo he visto en todo tipo de personas… Y eso me indigna! Porque soy respetuosa con los demas, con mi hija, pero casi nadie lo es con ella.

    Respuesta
    • el 31/07/2012 a las 15:19
      Permalink

      Casi nadie lo es, esa es la verdad. Te agradezco mucho que hayas compartido esto conmigo, me has recordado a mi padre, que siempre ha fumado, pero siempre me respetó. Debería ser así siempre.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com