Perraques

¿Qué les está pasando a alguno de nuestros niños?. Ayer leí que no estoy sola en esto, son varias las mamás blogueras que están pasando con sus hijos por una fase de rabietas constantes, gritos, lloros… Aunque el mío se lleva la palma por edad, ni 13 meses tiene aún…
¿Qué es un perraque? Palabra de mi propia cosecha, quiero definir con ella a la rabieta que va mucho más allá, que es más un ataque de ansiedad que un berrinche. No se me ocurre otra forma de definir lo que le está pasando a mi hijo.
Con las rabietas ya llevamos un tiempecito. Al principio suaves, menos frecuentes; desde que cumplió el año, algo más a menudo y en aumento. Esta semana hemos inaugurado lo que yo llamo, también por aliviar la tensión que llevo encima, los perraques.
Tanto ayer como antes de ayer, conseguí que se durmiera la siesta en su cuna y no encima de mi, pero a los 20 minutos clavados se despertó llorado como un histérico, gritando tan alto y tan fuerte que al final sonaba afónico. Mientras lloraba hablaba en su idioma a grito pelao, ¿qué querría decir?. Se revolvía tantísimo, arqueaba tanto la espalda, que no tenía más remedio que soltarle. Ayer incluso le tuve que dejar en el suelo del pasillo para evitar que se tirara de cabeza desde mis brazos y una vez en el suelo sujetarle como podía para que no se hiciera daño dándose cabezazos. Pasan los minutos y no se calma, entre estertor y estertor me echa los brazos, pero cuando le cojo tampoco quiere abrazos. Le tiembla todo el cuerpo, las manos, la boca… ¿No es eso un ataque de ansiedad?. Ayer me acordé de algo que decía Mamá en Alemania de sujetarle con fuerza para calmarle, ¡en qué hora!. Parecía que iba a poner los ojos en blanco, morado completamente, rígido, sin respirar… Ahí pensé que yo también me iba a poner a llorar, qué duro…
Sí, me asusté, me asusté. Estuve por pegarle un par de leches para sacarle de ese estado de ansiedad tan irracional. Estuvimos así al menos 10 minutos hasta que poco a poco fue aflojando, me fue abrazando y se quedó dormido sentado encima de mi, agarradito como un mono, mientras yo suavemente le acariciaba la espalda, el pelo y le felicitaba por haberse tranquilizado.
Cuando le volví a dejar en su cuna la que estaba para acostarse era yo. 
La tarde no fue mucho mejor. Lunes y martes han sido muy malos. Todo el rato protestando, todo el rato indeciso entre el suelo y los brazos, nada conforme, pocas horas de sueño…
Para colmo de males, han vuelto los mocos. De momento son claros, pero ahí están. Y le cae la saliva por el cuello, se muerde la mano y se deja marcados los dientes, supongo que tiene la boca fatal. Nada de esto ayuda, desde luego, porque se despierta muchas veces por la noche porque se ahoga en los mocos y cuando no duerme bien al día siguiente no hay quien le aguante, en eso ya le conozco. 
Se que está en una etapa de muchos cambios. Quiere hablar, expresarse, su idioma cada vez está más perfeccionado, incluso parece que ha empezado a repetir frases que le decimos. No consigue andar, se que querría, pero no lo consigue. No es nada constante, se distrae con una mosca, no quiere practicar. Le saco a la calle a andar y se sienta en el suelo, quiere tocar la tierra, las hojas, pero en cuanto se ve sentado se cabrea por no estar andando. Quiere que le lleves a andar, pero por dónde él quiere, en cuanto no le parece, arquea la espalda y se tira hacia atás de cabeza. Se cabrea y no se tiene de la mala leche que le entra, se tropieza, se cae, se desequilibra… Quiere una cosa y su contraria al mismo tiempo y eso no puede ser.
Anoche no quería que le soltara ni para abrir el grifo de la ducha para llenar su bañera. Como no quiso quedarse de pie apoyado en el bidet, le tuve que tumbar en el suelo. Ayer tuve que repetir escenas como esas no menos de 10 veces. Y ahí se queda, tumbado en el suelo boca arriba, como un recién nacido, llorando a todo volumen.
Me agota, si dijera lo contrario, mentiría. Le adoro, me encanta que tenga mamitis, me gusta dormir con él, aspirar su olorcito… pero esto no me gusta nada, me tiene confundida y preocupada. Si no fuera por otras mamás blogueras, hoy mismo estaría buscando un psicólogo infantil.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

38 comentarios sobre “Perraques

  • el 27/10/2010 a las 7:16
    Permalink

    Qué te puedo decir, ya me leiste anoche. Aquí no hay recetas mágicas, consejos sabios, ni nada. Hay que aguantar estoicamente la fase perraque y armarse de mucha paciencia. Eso es lo más difícil porque a estas alturas de la película una está ya p'aelarrastre.
    Ánimo y mucha suerte.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 9:26
    Permalink

    Uff, qué puedo decirte, mi hija a esos extremos no llega. Sí que lloriquea y se cabrea y algún que otro berriche y pataleta, pero poco más, es bastante fácil calmarla, nunca pasada de los 3-5 minutos y no hasta ese punto. Lo único que puedo decirte es que tengas mucha paciencia y que mucho ánimo, espero que poco a poco según vaya consiguiendo nuevos logros y nuevos retos se le vayan pasando. Has pensado en comprarle un correpasillos como el que tiene mi bichito? Así ella iba andando cuando no se tenía del todo en pie y la vino muy bien. Quizá con esto ande sin tu ayuda y se encuentre mejor. Es una idea.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 9:50
    Permalink

    Te entiendo perfectamente, yo lo estoy pasando con mi hijo de 3 años. En mi caso, creo que ha influido el comienzo del cole que, aunque no llore y parece que está contento, acumulan mucha tensión: gente nueva, nuevas normas, niños con los que pelearse por un juguete, que si ahora hay que sentarse y él quiere seguir jugando, nuevos horarios más rígidos… En tu caso, por lo que cuentas, creo que también se le junta la salud: los dientes, los moquetes…
    En fin, que paciencia y a darles todo el amor que podamos cuando estén calmados.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 10:04
    Permalink

    menos mal que el mio todavia no ha llegado a eso, y cuando se pone asi con comida se soluciona (suele ser sueño y claro no puede dormirse con el estomago semivacio..)
    paciencia y ya te lo he dichoa lguna vez , alguna actividad para cansarle, has mirado alguna ludoteca para poder descansar tu un rato??? yo aqui tengo una localizada a horas , aunque me pilla un poco a desmano

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 10:06
    Permalink

    Yo lo que hacía con Alex, tuvo una fase de "perraques" horrible desde los 15 meses (cuando empezó más o menos a caminar) hasta casi los 22 más o menos, era dejarle en el suelo y apartarle todo lo peligroso con lo que podía hacerse daño. Cuando empezaba a calmarse me acercaba a él y le trataba de abrazar. Nunca le reñía y me armaba de una paciencia infinita para no hacerlo porque la situación era desquiciante. Al final de cada episodio solía dormirse de puro cansancio. Sus "perraques" solían durar a veces hasta 20 minutos. En nuestro caso el "perraque" solía tener lugar a las siete de la tarde a diario, de ahí que lo llamara el churro de las siete. Muchos ánimos guapa y sobre todo muuuuuuuuuuucha paciencia!

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 10:19
    Permalink

    El mío esos ataques que tu cuentas no los ha tenido muchas veces, y cómo venían se iban, pero sí son desquiciantes.
    Cómo te han dicho más arriba puedes probar con un correpasillos o andador para ver si se entretiene un poco, al mío le encantan, este verano cuando empezó a soltarse un poco iba a quitarles a los nenes todo el rato su andador para empujarlo él, vamos y ahora en cuanto ve un carrito de muñecas en el parque se lanza a por él como un poseso.
    También puede ser que este rabioso del dolor que tiene en la boca, no se si te ha pasado alguna vez cuando tienes dolor de muelas de esos rabiosos que estás que pegas botes en el sitio y todo.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 10:40
    Permalink

    Buf, yo no tuve que pasar por eso tan pronto. Sí hacia los dos años pero reconozco que, dentro de lo malo no fueron exageradamente malos y, como era más mayor, a veces incluso se podía razonar con él. No sé qué decirte, salvo que paciencia y ánimo!

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 10:51
    Permalink

    En esta casa nuestra hay de todo…que quieres que te cuente yo?…¿y cuando lloran las dos pequeñas al mismo tiempo?, y ¿cuando se enberrinchan?….paciencia!!

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 11:01
    Permalink

    Jo, tiene que ser una situación angustiosa ver así a tu hijo… Mucho ánimo guapa!

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 11:04
    Permalink

    Uff, que pasada, supongo que ya lo habrás hecho, pero ¿has descartado que no sean los oídos/garganta o algún dientecito? A lo mejor es su manera de expresarte que tiene dolor. Tengo poca experiencia, un peque de nueve meses, pero he aprendido que siempre que llora así, es por algún motivo.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 11:27
    Permalink

    Belen, me ha encantado tu comentario "aguantar estoicamente", ese es el punto. Pero madre mia, mi hijo tiene 16 meses y estamos en las mismas…Yo consigo que se tranquilize poniendome a su altura y hablandole, aunque el otro dia, lo que consegui fue un manotazo y más lloros porque le regañe claro.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 11:29
    Permalink

    Hola. Te leo desde hace poco pero me he enganchado y reconozco que de una sentada me he leido casi todas las entradas del blog. Mi nena se llama June y tiene 14 meses. Ha empezado a andar hace un mes y me vuelve loca… Tiene muchísima energía, para lo bueno y para lo malo. Y cuando digo lo malo me refiero precisamente a las pataletas. Ayer le estaba preparando la cena (friendo unas croquetas porque ya ha empezado con cositas más o menos sólidas) y se pasó todo el rato llorando. Se ve que tenía hambre, pero se daba cabezazos contra la trona, que me estaba asustando. A veces cuando no la entiendo se tira al suelo y llora a lágrima viva…. Lo peor es que muchas veces no sé lo que quiere en ese momento y me desespero.
    En fin, que ya ves que no eres la única que se enfrenta a los perraques.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 13:35
    Permalink

    Yo es que eso lo viví desde que Boliche nació hasta que tuvo aprox. nueve meses.
    Pegaba unos gritos ensordecedores, pero claro de aquella no tenía la fuerza que tiene ahora.

    Pasamos tanto de aquella, que ahora me parece bambi. Rezo todos los días xq siga así…

    Anque alguna vez durmiendo se ha despertado llorando y me ha costado 5/10 minutos calmarlo…, que ya no sabes si es que le duele algo o que narices le pasa.

    Ánimo!!!!!, creo que voy a echar un ojo al enlace de Ileana.

    Un besazo.

    Por cierto, en casa de mi suegra las llaman "perrenques"

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 14:27
    Permalink

    Mi peque hasta esos extremos no ha llegado.
    Y si no ha llegado a esos extremos y hay dias que me superaba, como no estaras tu¡¡
    Mucho animo y paciencia guapa, como todo, pasara…

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 15:09
    Permalink

    Es muy complicada tu situación, sólo puedo darte ánimos y decirte que PACIENCIA y AMOR, que no se si servirá de algo pero… Mucho muchos besos.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 15:18
    Permalink

    Vayaaaaa!!! Pobres, los dos, tú y el peque, espero que se le pase prontito, un beso!!!

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 16:12
    Permalink

    No me extraña que estés agobiada.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 17:14
    Permalink

    Mucho ánimo y paciencia, mamá cc, yo es que no sabía que a los peques les da estas cosas, bueno, supongo que no a todos les dará, así que me pillas ignorante de este tema. Ojalá que esta etapa pase pronto y el bebé se tranquilice un poco, por el bien de todos. Mil besos.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 18:27
    Permalink

    ufff si que agota si!!! la mia no es d esas rabietas tan frecuentes,ni se ha tirao nunca por el suelo pero tiene tela tb!!! Mucha paciencia, es lo q queda…

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 18:39
    Permalink

    No me extraña que estés agotada… mi hija no ha tenido todavía rabietas hasta ese extremo pero es que por lo que se ve tu niño siempre ha sido un bebé de caracter y te lo ha dejado claro. En cuanto al episodio que cuentas quizás fuese una pesadilla. En lo de la mamitis si te entiendo perfectamente, mi hija mi pide que la coja en brazos todo el tiempo mucho más si ve que estoy haciendo algo y como no lo haga se pone a llorar como una loca.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 19:07
    Permalink

    Uff,empiezas muy pronto!! Yo ahora estoy pasando por las rabietas de mi pequeña,pero tiene 26 meses y no llega a esos extremos,simplemente me lleva la contraria y puede llorar durante una hora,pero se está quietecita. Ya sé que suena a tópico,pero lo único que nos queda es tener paciencia aunque a veces es muy difícil. Ya ves que somos muchas que te entendemos y que te damos ánimos. Espero que pronto pase.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 19:09
    Permalink

    Me recuerda mucho a David hace unos meses, en eso de que arquea la espalda y se tira para atrás, pero para mi suerte a David no le entraban muy a menudo..

    Mucha mucha paciencia, es super dificil de sobrellevar cuando se ponen asi…

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 20:02
    Permalink

    Mi enano lo hacia hasta que fue a la guarde…la energia que tenia era tremenda, demasiada para aguantarle el ritmo, y se ponia hecho un demonio. Ahora en la guarde juega, chilla etc, y por las tardes ya cansadito en casa, parece una malva! parece otro! y claro yo estoy más tranquila y él tambien…Así que como te han dicho por ahi arriba, xq no buscas una ludoteca, o bebeteca para iros a pasar un ratito los dos todos los dias? Ahora que llega el invierno, los dos metidos en casa puede ser terrible!!
    Animo guapa!

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 21:41
    Permalink

    Belén, gracias, nos comprendemos mutuamente.

    Suu, tiene un andador y lo odia, no le gusta nada que le metamos ahí, el necesita ser libre.

    Bydiplodoc, gracias, no queda otra.

    Brujilla, me gustaría una ludoteca donde pudiéramos ir los dos juntos, pero no he encontrado ninguna, es una rabia.

    Arual, pues eso estoy haciendo yo, más o menos. Menos mal que se que es una racha y que todo pasará. Gracias!.

    Mis chicos y yo, al mío el andador no le hace ninguna gracia porque se siente aprisionado. Hija, no sé, cuando se pone así de rabioso no hay nada que le pare, lo único, algunas veces, la tele, que el Baby Einstein es mágico. Pudiera ser dolor de boca, sí, es bastante probable… qué complicado!.

    Laky, gracias!

    Cartafol, bufff, me lo puedo imaginar! Besos.

    Gem, muchas gracias por todo!

    Mamá por sorpresa, oídos y garganta no tienen pinta de estar mal, la boca si que tiene mal aspecto y se queja y saliva mucho, es una posibilidad, desde luego. Yo también creo que cuando mi hijo llora tanto y tan fuerte es por algo… el problema es averiguar el motivo!!!

    Evita, aguantaremos, pues!.

    Amatxo-June, muchas gracias por "engancharte", ¿en serio te has leído el blog entero? porque son muchísimas entradas! jajaja. Mi hijo es así, tal cual lo describes… Mucho aguante, no hay más, mucho ánimo para ti también!!!.

    Ileana, enseguidita lo leo, muchas gracias por los enlaces!!.

    La teta reina, si ya sabía yo que la palabra no podía ser del todo original jajaja

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 21:41
    Permalink

    Mamadejulio, gracias, yo lo llevo con paciencia, luego me ha dado unos cuantos besitos y parece que a una se le olvida todo y recarga las pilas!!.

    Leia Organa, gracias!!!

    Albertina, y yo, y yo!!!

    Lamamadeunabruja, es para estarlo, creo yo!

    Adry, espero que el tuyo tenga menos carácter que el mío!. Gracias por los ánimos.

    Patry, gracias!

    Nuria, pueden ser pesadillas, puede ser dolor de boca… a ver si aprende a hablar y por lo menos nos entendemos!!

    Lulu, sí, aquí empezamos pronto, no nos queremos perder ni una!!. En este caso no sé si mal de muchos consuelo de tontos, pero está bien saber que no le pasa sólo a mi hijo y que no me estoy volviendo tarumba, es agradable poder desahogarse.

    Ana, gracias, es complicadísimo, sí!

    Descubriendo el mundo, mi hijo en la guarde gastaba mucha energía, es cierto, pero por las tardes estaba inaguantable porque no estaba lo suficientemente descansado pero tampoco quería dormirse. En ese sentido, estamos mejor ahora. Pero sí que pienso que necesita actividad y movimiento… He buscado por Internet pero no encuentro nada de nada. Lo que he visto me pilla muy lejos o directamente no me sirve porque es a partir de 18 meses así que no sé…

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 21:49
    Permalink

    Ya lo he leído, Ilena. El primer enlace, el de Rosa Jové, lo había leído ya en su libro. El segundo enlace me ha gustado mucho. Gracias por la información, siempre es bueno leer sobre estas cosas.

    Respuesta
  • el 27/10/2010 a las 22:52
    Permalink

    Tiene que ser la luna o algo, porque mis sobrinos están especialmente más insoportables de lo normal…

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 0:57
    Permalink

    En mi caso, la comunicación oral ayudó mucho, ya que por fin podía decirme lo que le ocurría. Pero seguro que esta fase tan mala que tenéis se termina antes de que sepa hablar!
    Para los mocos, te recomiendo el paidoterin. Cada resfriado de mi hijo le bajaba a los pulmones y terminabamos con antibióticos. Ahora en cuanto aparece un moco, ala paidoterin, le controla el resfriado y evita que empeore, la verdad que para él fue mágico.

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 3:56
    Permalink

    como te entiendo, bueno el mio hace pataletas y todo, pero no a ese nivel que contaste en este post… hay veces que se para en la cuna a llorar y gritar hasta que lo sacas para luego dormirse en mis brazos, realmente cansador y ganas de mandar todo a la…. jajaja, solo paciencia, al mio le digo que empieza con su "baile del zambito" como que salta y se tira al piso cuando no le pasas algo que pidio a gritos, porq no habla, tiene 14 meses, o porque no le das la mano para caminar donde el quiere. jajaj yo creo que eso lo aprendio de su hermanita de 4 años, que hace esas mismas pataletas… estos niños….

    un beso, y como tu dices, al final te dan un beso o dicen: mamamamamama y una olvida todo, jejej

    mucha paciencia, claro que no say la mas indicada para aconsejarlo pues de eso no tengo mucho….

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 4:00
    Permalink

    ahhhh, olvide lo de los mocos, me pasaba mucho antes, hasta que descubri el foco de la alergia, aqui en chile hay una tienda con productos bebeconfort (creo q son europeos) y tienen un aspirador nasal muy bueno, es un aparatito con el cual una misma aspira los mocos con la boca, obvio q no te los tragas pues tiene una camara donde quedan, es genial pues salen todos y los descongestionas muy bien, sobre todo que cuando chicos no se saben sonar, me avisas a ver si le saco una foto para que sepas como es…

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 6:06
    Permalink

    bueno, veràs…mi niña tiene año y siete meses y hace como 2 meses que ha empezado con los berrinches. llega al extremo de tirarse en el piso y comenzar a gritar "no, no, nooo" lo unico que hacemos es ignorarla y no darle importancia a su show…de lo contrario lo harà mucho màs. por cierto. soy seguidora tuya y te tengo un regalito en mi blog…ojala puedas darte una vuelta: http://www.mariana-cardenas.blogspot.com cuidate mucho. suerte, bye

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 19:56
    Permalink

    Ayer descubrí tu blog y he leído algunas entradas. Soy mexicana y me gusta mucho leer tu estilo. En cuanto a los berrinches, qué difícil es lidiar con niños!! Yo tengo tres y también me enfrento a ello todos los días. Hace unos meses escribí un poco al respecto. Te comparto dos entradas de mi blog. Tal vez mi perspectiva sea un poco diferente, y además, mis niños son mayores, pero tal vez algo te sirva. Saludos!!
    http://plenitudprissgonzalez.blogspot.com/2010/04/drama-drama-drama.html
    http://plenitudprissgonzalez.blogspot.com/2010/04/la-estabilidad-se-logra-con-estabilidad.html

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 20:26
    Permalink

    Me pasa tambien aunque con menos intensidad y hay un momento que te da miedo. Como me dijo la pediatra que aguante y no le siga el juego que cuando ven que no resulta se calman rapidito.

    Respuesta
  • el 28/10/2010 a las 21:08
    Permalink

    Ricinhos, el cambio de tiempo debe influir bastante porque cuando entró este verano también estuvo unos días bastante irritable, al margen de otras cosas, claro!.

    Patricia, estoy deseando que me cuente lo que le pasa, de verdad. En cuanto al Paidoterin, me lo mandó la pediatra la otra vez y, bueno, no sé si realmente le hace mucho o no… ¿Se lo das tres veces al día?.

    100%Mamá, mi hijo cuando ande estoy segura de que se tirará al suelo, segurísima, vamos. Luego se les pasa, se ponen mimosos y te quedas… yo me quedo rota de agotamiento de la tensión acumulada!!! Sobre los sacamocos, he probado unos cuantos y pufff, realmente no me funcionan muy bien. En el hospital en Urgencias nos enseñaron a hacerle lavados nasales y es lo que le hacemos… parece que es lo que mejor nos funciona.

    Mariana, muchas gracias por el premio, luego lo publico en mi otro blog!. Qué duros son los berrinches, de verdad!.

    PrissGonzalez, gracias por pasarte por aquí y por dejarme tus enlaces, leyéndote pienso que esto de ser padres es una prueba diaria, eh?. Qué durillo es a veces!.

    Esmeralda, la verdad es que una vez comprobado que el berrinche es eso, berrinche, lo mejor es ignorar esa actitud. Pero es durísimo aguantar el chaparrón, sobre todo si ves que va a lesionarse. Estoy por grabarle y ponérselo cuando sea mayor…

    Respuesta
  • el 29/10/2010 a las 1:37
    Permalink

    En mi caso el paidoterin hizo maravillas, los catarros ya no le bajan a los pulmones y no pasamos de unos mocos, en vez de acabar con antibióticos. Se lo doy 3 veces al día y durante unos 4 días. Se supone que los asopa, con un poco de suerte tu hijo se hecha mejores siestas 😉

    Respuesta
  • el 30/10/2010 a las 22:53
    Permalink

    Patricia, pues es un gusto encontrar un medicamento que funcione, no?. Yo no creo mucho en los descongestivos, no sé si funcionan o es simplemente que con el paso de los días todos los resfriados van a mejor…

    Respuesta
  • el 16/04/2011 a las 3:18
    Permalink

    Yo hacía lo mismo cuando era bebé, la soluciónn que le dio el pediatra a mi mamá: métala a una ducha de agua fría, porque si el berrinche es muy grande y se pone roja o morada, ya no le está llegando sangre al cerebro.
    Cruel, pero parece que funcionó…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com