El hipo antes y después del nacimiento.

Una de las cosas sorprendentes que descubrí durante el embarazo es que los bebés tienen hipo estando dentro de la madre. El mío tenía bastantes ataques, cuatro o cinco diarios al menos, y le duraban una media hora. Al parecer, el feto empieza a practicar la respiración a finales del segundo trimestre o principios del primero, así que tener hipo es algo positivo y no debe ser motivo de preocupación.
Yo empecé a notarlo sobre la semana 26 y era muy claro, no había lugar a dudas, porque los movimientos eran rítmicos y las sacudidas iguales a la que tendría un adulto. En ningún momento me preocupó, aunque a mi madre le daba un poco de angustia notar esos movimientos; ella no recordaba que yo hubiera tenido hipo fetal.
Desconozco si el hecho de que mi bebé tuviera mucho hipo fetal guarda relación con el hecho de que es un bebé con muchos gases y muchos ataques de hipo. Durante los dos primeros meses tenía hipo a todas horas. Después de cada toma, en cada cambio de pañal, cada vez que lo movías…por hacer un cálculo,  unos 15 ataques diarios, de unos 20 minutos o más de duración. ¡Qué rollo para él!.
Por algún lugar he leído que el hipo no molesta a los bebés como lo hace en los adultos, pero mi hijo siempre se ha mostrado molesto y terminaba lloriqueando hasta que se le pasaba. Quizá porque sus ataques son largos.
Ahora, a punto de cumplir cuatro meses y medio, sigue teniendo hipo, aunque ya mucho menos, quizá dos o tres veces al día nada más.
Cuando le puse las vacunas de los cuatro meses la chica me comentó que el hipo era habitual en bebés con problemas de gases y en nuestro caso lo clavó, porque él sigue teniendo muchas molestias con su expulsión.
Esto de ser bebé debe ser muy curioso…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

8 comentarios sobre “El hipo antes y después del nacimiento.

  • el 15/02/2010 a las 18:47
    Permalink

    Yo no recuerdo hipo en mi peque durante el embarazo. Luego si ha tenido hipo pero no demasiado a menudo. Ahora de vez en cuando le sigue dando hipo pero se le suele pasar solo.
    El otro día le dio un ataque de risa por que al darle hipo me puse a hacer el tonto, como si quiera darle sustos para que se le pasara y al final entre tanta carcajada se le acabó pasando solo.

    http://lallavedelbaul.wordpress.com

    Respuesta
  • el 15/02/2010 a las 20:23
    Permalink

    Es curioso… Ari apenas tuvo ataques de hipo durante el embarazo… me hacían mucha gracia, pero era escasos. Y en cambio es "gaseosa" (y desde que ve "Shrek" una pequeña pedorra). Lo que sí sentí y no fue nada agradable fue un par de volteretas que dió…. ains…. qué encogimiento de estómago…

    Respuesta
  • el 15/02/2010 a las 23:38
    Permalink

    El mio si tenia mucho hipo durante el embarazo y después los primeros meses también después de cada toma aunque mi hijo no ha tenido nunca problema de gases afortunadamente.
    Yo de bebe le quitaba el hipo dándole un poquito de leche o agua con el biberón.

    Respuesta
  • el 16/02/2010 a las 9:02
    Permalink

    Que curioso lo que nos cuentas Eva. Mi hijo tuvo alguna vez hipo, que me enterara yo cuando estaba embarazada, y fue sobre todo en el último mes. Pero como se movía tantísimo aún estando encajado, bien podía ser meneos de los suyos. Después ha tenido sí, pero no muy frecuentemente. Yo creo que tiene ahora más de mayor que cuando era bebé.

    Respuesta
  • el 16/02/2010 a las 12:22
    Permalink

    No sabía que los bebés podían tener hipo en la tripa, el mío no tuvo o al menos yo no me enteré. ¿Sabes que dice mi madre del hipo? El hipo es para los niños para vivir y para los viejos para morir. No sé, será una especie de refrán o sabiduría popular de las de antes pero, en todo caso, parece decir que en los niños es bueno.
    Un besito

    Respuesta
  • el 22/02/2010 a las 14:24
    Permalink

    bueno, sabía yo que buscando, al final encontraba a alguien que le pasara lo mismo que a nosotros. El peke tenía hipo en la tripa (cuando mi mujer me lo contaba he de reconocer que era bastante escéptico al respecto) y ahora con 3 meses, aunque sus ataques han disminuido, sigue teniendo hipo casi todos los días (sobre todo cuando se agobia) y también después de 5 minutos con hipo termina por molestarle.

    Esperemos que poco a poco se vaya normalizando y sólo le den de vez en cuando.

    Un saludo

    Respuesta
  • el 22/02/2010 a las 14:31
    Permalink

    Lobo, ¡te comprendo perfectamente!. Yo estoy segura de que se le irán pasando. Dicen que los gases y cólicos disminuyen a los tres meses pero mi hijo va a hacer cinco y sigue teniendo gases e hipo. Prácticamente a diario. Eso sí, ahora a lo mejor sólo tiene un ataque o dos y parecen más suaves.

    Respuesta
  • el 28/12/2013 a las 23:27
    Permalink

    Mi hijo comenzo a darle hipo alos 5 meses 3 a4 veses al dia,ahora despues del embarazo le siguen dando los hipos cada ves que lo amamanto,un truco psra que se le quite es poniendole un fosforo sobre la moyerita,la cabeza del fosforo hacia adentro y listo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com