Dos postpartos totalmente distintos

Hay muchas razones para no tener expectativas ante ningún acontecimiento vital, por más que, casi siempre, sea inevitable. Una de ellas, creo yo, es que aunque tengamos una experiencia previa, nada nos puede asegurar que se repetirá punto por punto lo que ya conocemos. Y esto se pone totalmente de manifiesto durante el embarazo y el puerperio, dos momentos en los que dependemos de muchos factores, la mayoría incontrolables.

Tras un embarazo de pena, tener al Mayor entre mis brazos desencadenó una alegría postparto incontenible, casi rozando la euforia. Repetir aquello era mucho pedir; en todo momento he sido consciente de que volver a sentir esa fuerza tan grande, esa energía, esa felicidad sin límites, iba a ser complicado. No albergar esa expectativa, ser realista sobre lo que se podía esperar, me está ayudando en estos momentos a afrontar un postparto totalmente diferente. Doy gracias de haber conservado la cordura, porque tras un embarazo tan bueno podía haberme dejado de llevar por la ilusión de una maternidad de color rosa.

No considero que esté pasando una depresión postparto, ni muchísimo menos, pero en esta ocasión sí que me encuentro tristona, decaída, cansada, poco optimista, melancólica…

Intervienen muchos factores, empezando por el hormonal, que me tiene al borde del llanto de manera constante desde el tercer día del nacimiento. Le siguen el sentirme feísima y tripona, el haber estado muchos días encerrada por el mal tiempo para a continuación pasar a un calor sofocante, la habitual falta de sueño…

Pero quizá el hecho más determinante sea lo mal que ha encajado el Mayor la llegada de su hermano y lo difícil que está resultando para todos. No he tenido ocasión de disfrutar de Bebé, ni de la alegría de tener en brazos al fruto del amor con mi pareja (por cursi que pueda sonar) porque el Mayor no nos ha dado opción. Los sentimientos de culpa, de ¿qué hemos hecho?, de ¿ahora cómo solucionamos ésto? son una constante.

Sé que esto forma parte del puerperio y que pasará; igual que la euforía fue pasando, la tristeza postparto también lo hará. Sé lo que tengo que hacer (básicamente lo de siempre: dejar fluir) pero… hay que pasarlo…

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

54 comentarios sobre “Dos postpartos totalmente distintos

  • el 12/05/2012 a las 0:27
    Permalink

    Mucha fuerza!!! No estas sola!!
    @lmanada.

    Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 0:28
    Permalink

    Efectivamente guapa, tú lo has dicho: hay que pasarlo. Y debe ser durísimo. Me encantaría poder decirte un truco fantástico que te ayudara, pero me temo que en esto no te puedo ayudar, porque ni se lo que es ni creo que haya trucos fantásticos. Sólo, como tú dices, pasarlo.
    Lo único que te puedo decir es que intentes alejar esos sentimientos de culpabilidad, no te ayudan, y al mayor tampoco, pues lo detectará.
    Y cuando estés sobrepasada, te vienes a que te soltemos un par de tontadas y desconectas un rato… a veces hay que reiniciar para coger fuerzas.

    Muchos ánimos guapa. Un besote gordo!!!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:24
      Permalink

      Si no fuera por twitter!! Es lo único que puedo manejar con una sola mano y me hace una compañía! jajajaja Besos.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 0:35
    Permalink

    Si el puerperio ua suele ser complicado muchas veces, con un hijo que no acepta la nueva situación o, mejor dicho, que le cuesta adaptarse a ella, tiene que ser muy duro. Aún así… Es normal. Estáis en “periodo de adaptación” que dicen en las escuelas. A veces es coro, a veces más largo, pero siempre pasa…
    Sabes que somos muchas con la mano tendida. Sólo tienes que silvar…

    Besos llenos de fuerza y sobretodo confianza

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:24
      Permalink

      Gracias Miriam, hay que confiar, sí, en que todo pasará. Besos!

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 0:41
    Permalink

    Hace ya un tiempo que te sigo, yo soy mamá de una niña de 8 meses.

    Entiendo perfectamente lo qu estñas pasando, es una sensación contradictoria, quieres pero no puedes. Estas cansada, tu peque te reclama, te apetece salir pero al mismo tiempo ni te quieres arreglar para salir porqué no te gustas, vamos un caos total.
    Las culpables en parte, las hormonas, pero tu ten mucha paciencia y deja que el tiempo vaya pasando y verás como todo se va normalizabdo y poniendo en orden.

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:23
      Permalink

      Muchísimas gracias por todo, un abrazo Nuria.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 0:55
    Permalink

    Los primeros días son complicados. Todos os teneis que adaptar a la nueva situación. Yo también he tenido momentos de culpabilidad por no poder dedicar al mayor el tiempo que le dedicaba antes y al principio mi hijo tampoco nos lo puso facil del todo. Ahora pasados cuatro meses las cosas las vemos todos de otra forma y ya nos hemos adaptado unos a otros, el mayor aunque sigue teniendo sus ratos de te quiero solo para mi en general entiende que su hermano me necesita mas que él y lo acepta bastante bien. Asi que no desesperes que las cosas como dices iran fluyendo.Muchos animos y abrazos.

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:23
      Permalink

      Ojalá sea así, mi hijo es más pequeño que el tuyo y eso me hace dudar de su capacidad para comprender y asumir, pero supongo que el tiempo pondrá todo en su sitio… Gracias!

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 1:25
    Permalink

    Hola guapa,
    Como sólo tengo un bebé no puedo opinar mucho. Sólo quería darte muchos ánimos y paciencia, que seguro que en pocas semanas ya os habéis hecho todos un poco más a la nueva situación y familia. Imagino que gran parte de esta dificultad es que estás cansada. Se me ocurre que tu marido se lleve al mayor al parque y tú disfrutes (y duermas) con el peque y viceversa. Así, el mayor también tiene su momento de mamá y de papá para él solito. Esto, como medida a corto plazo. En pocas semanas el bebé ya no te necesitará tanto (la mía estaba a la teta casi las 24 horas de los primeros 3 meses), y podréis hacer más cosas en familia de 4. También se me ocurre el porteo como solución de disfrutar tanto del bebé como del mayor. Cuando cae el sol, por ejemplo, podéis ir todos al parque…
    No sé, fijo que ya has probado esas cosas. No sabría qué más hacer. Pero sí descansar, creo que la combinación cansancio y hormonas puede ser el cocktail molotov.
    Muchos ánimos, ¡estamos contigo!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:22
      Permalink

      Es un poco difícil organizarse, o será que a mi se me da mal. El padre a veces se lleva al Mayor al parque, pero entonces tengo que aprovechar para hacer algo en casa, como la comida, o simplemente el pequeño quiere teta y paso todo ese rato dándosela, con lo cual no aprovecho nada. Pero bueno, yo también creo que en unas semanas estaremos mejor porque el Bebé demandará un poquito menos y podremos estar más organizados. Como tu dices, la combinación de cansancio y hormonas es malísima, es cierto!. Besos y gracias por todos los ánimos que me mandas.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 5:16
    Permalink

    Un abrazo!! No estás sola, desahogare con tu tribu todas ls veces que creas necesario y si, dejado pasas, que todo pasa. Un beso.

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:21
      Permalink

      Muchas gracias Zary, si no fuera por la tribu…

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 10:23
    Permalink

    Ya sabes que yo he pasado hace poco por esto mismo y que mi niño tampoco lo llevó bien; aceptó bien a la hermana, lo qué no aceptó fue el cambio, la situación, y pasamos los primeros meses viendo cómo nuestro niño no era él. Ahora veo a los dos juntos sentados en el suelo, jugando, veo como la alienta para qué gatee, cómo nos pide que les hagamos fotos juntos y se me cae la baba, pero sobre todo me siento tremendamente orgullosa de cómo mi niño ha superado algo qué sin duda para el habido muy duro.
    Piensa qué algún día, seguro qué pronto, tú también disfrutarás así y esté puerperio te parecerá qué fueron tan sólo unos días malos. Un besote.

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:20
      Permalink

      Lo sé, lo sé, y créeme que me acuerdo de vuestro caso y espero seguir vuestros pasos. Si ahora me dijeran que mi hijo hará esas cosas que cuentas tu del tuyo no me lo creería, a veces se queda mirando al bebé con una cara… que no sé qué quiere decir, pero nada bueno, me da una pena… En fin, muchos besos…

      Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:19
      Permalink

      Gracias, pasar pasará, lo que no sé es cuándo! jaja Besos.

      Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:19
      Permalink

      Seguro que pasará, muchas gracias por mandarme ánimos!

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 12:02
    Permalink

    Mucha fuerza y perspectiva!!! Ambas son imprescindibles. Déjate llevar y el tiempo os irá acomodando en la nueva situación como padres y en el caso del mayor, como hermano (es un cambio muy grande y hay que entenderlo y respetarlo). No hay culpables.

    Un abrazo.

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:19
      Permalink

      Muchas gracias, un abrazo!

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 12:16
    Permalink

    Ánimo, preciosa!!! Yo también me vi desbordada las primeras semanas con la nena (a pesar de tener sólo una) porque a Alfonso no le dieron más que una semana de baja paternal (la que estuve ingresada por la cesárea) y de pronto me vi sola en casa, con un bebé pequeñito, cansada, desbordada, con grietas en el pecho… Me echaba a llorar en el momento menos pensado para, al segundo, sentirme aún peor por estar triste teniendo a mi nena en brazos.

    Es muy duro, pero ya verás que, antes de que te des cuenta, todo estará mejor. Mucho ánimo y mucho cariño para Mayor, que seguro que también se encuentra desubicado.

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:19
      Permalink

      Muchas gracias, Anuda, sé cómo lo pasaste y cómo estáis ahora, estoy convencida de que lo pasaremos tmabién por aquí, besos!.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 14:08
    Permalink

    Bueno…respira…mi niño también lo estaba pasando mal y la matrona me dió estos consejos:

    1. dale protagonismo al mayor, q vea q necesitas de él, … traeme el pañal, etc

    2. el bebé te necesita para darle el pecho, pero vestirle o cambiarle el pañal, pueden hacerlo otros por tí…el papi, tus padres..ese tiempo dedícaselo en exclusiva al mayor.

    A mí me está funcionando.

    Ánimo!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:18
      Permalink

      Gracias por los consejos… Mayor no se deja implicar, le pido que me ayude con cosas del nene y no me hace ni caso, como si no me oyera, de hecho he empezado a pensar que cuanto menos mencionemos a su hermanito, mejor. Sobre atender al Bebé, bueno, ahora mismo demanda mucho el pecho, así que dificilmente puedo estar en dos sitios a la vez. Cuando duerme intento dedicarme al Mayor pero hasta ahora he tenido la mala suerte de que cada vez que el Mayor me necesita estoy ocupada con el pequeño sin que nadie pueda sustituirme. En fin… ¡Besos!.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 14:24
    Permalink

    Ufff, mucho ánimo, guapa. Yo lo pasé mal con las hormonas postparto, mi marido (y yo) todavía se acuerda de una macrobronca que le monté por un trozo de turrón… sin comentarios. Lo único que consiguió que mejorara fue el darme cuenta que esa montaña rusa emocional no era yo volviéndome loca, eran las hormonas dando por c…
    Yo tampoco puedo darte consejos de celos, porque no lo he pasado, pero seguro que lo estáis haciendo lo mejor posible. Se adaptará, y no te sientas culpable, porque en unos meses estarán jugando juntos, y será el mejor regalo de su vida.
    Un abrazo fuerte!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:17
      Permalink

      Pues a veces dudo de si lo estamos haciendo bien o mal porque de momento no funciona nada de lo que hacemos con el Mayor… pero quiero pensar que terminará pasando, como terminó pasando para todas las demás familias que conocemos. Muchos besos.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 16:09
    Permalink

    Mucho ánimo! Lo de las hormonas en unos dias/semanas ya se hará más llevadero, verás. Lo mismo para la tripa y el cuerpo en general. Y tu no hiciste nada mal con Mayor! Simplemente la vida es como es y tu no tienes el don de la “ubiquidad”. Hay momentos críticos (que duran mientras la transición de uno estado a otro no está completa: de familia de 3 a familia de 4) pero creeme que todo irá bien, porque si hay persistencia y amor (perdona el tono “cursi”) si se puede. Creo que Chitin (arriba) propone algo interesante y útil. Ah, y duerme lo que puedas!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:16
      Permalink

      Nada cursi, yo también creo en lo que has dicho, aunque a veces esté tan cansada que se me olvide. Muchas gracias por todo guapa! Besos.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 19:20
    Permalink

    Ánimo guapa, es que se juntan muchas cosas, son también muchos los cambios y el peque hace lo que puede pobre, para él deber ser un mundo nuevo, de ser solito a, de repente, tener un hermanito chiquitito a su lado día y noche.. Mi mamá me contó que mi hermana mayor también lo llevaba muy mal las primeras semanas conmigo en casa recién nacida.. así que por duro que sea, es normal, y se pasará, como todas las etapas, el tiempo vuela y seguro que en poco tiempo ya estaráis todos más adaptados y la convivencia mejorará un montón. Besotes, te queremos mucho!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:16
      Permalink

      Pues sí, Adry, yo sé que muchas familias han pasado por lo mismo y de verdad que consuela, aunque se diga eso de que mal de muchos consuelo de tontos. Un abrazo!

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 20:29
    Permalink

    Mucho ánimo, tú lo dices, hay que pasarlo, pero los días se hacen muy duros. Ya te han dado muchos consejos, espero que te funcionen, y recuerda que siempre tienes tu instinto y sentido común. No desesperes.

    Un abrazo,

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:15
      Permalink

      Muchas gracias por los ánimos, Lali, agradezco mucho sentirme tan acompañada. Un abrazo para ti también.

      Respuesta
  • el 12/05/2012 a las 21:50
    Permalink

    A mí con los postpartos me ha pasado al revés que a ti: con el primero tenía esa tristeza que dices, esas ganas de llorar, incluso llegué a pensar que había cometido un error trayendo un niño al mundo, que era demasiada responsabilidad y no iba a ser capaz de hacerlo bien…
    En cambio con el segundo todo ha ido genial. El mayor se lo ha tomado muy bien (claro que ya tiene 4 años), aunque sí que es cierto que los primeros días fue un cambio muy grande para todos y yo me dedicaba mucho al mayor, mientras tenía al peque a la teta jugaba con él, hablábamos, veíamos la tele… también tenía la sensación de no estar disfrutando del bebé, que encima tuvo cólicos y no podía estar despierto sin estar llorando, pero creo que en pocas semanas cada uno encontró su sitio y ahora ya disfrutamos todos.
    Mucho, mucho ánimo, lleváis muy poquitos días y seguro que en pocas semanas estaréis todos mucho mejor.
    Un beso!!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:15
      Permalink

      Sí, está claro que son pocos días (hoy son 20) y hay que darse tiempo para reponerse, para adaptarse… Espero que esto pase pronto y empezar a disfrutar de verdad, eso sí! Besos.

      Respuesta
  • el 13/05/2012 a las 11:00
    Permalink

    No me alargo mucho en mi respuesta porque supongo que de lo menos que tendrás tiempo ahora es de internet. Solo quería decirte que mucho ánimo, aunque no sé lo que es tener un segundo bebé si sé lo que es pasar un postparto terrible, y a veces la familia (no la que vive en casa) no ayda mucho. Parece que no llega nunca, pero poco a poco las cosas vuelven a su sitio! Ánimo!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:14
      Permalink

      Muchas gracias por los ánimos, estoy segura de que dentro de unas semanas todo andará mejor!.

      Respuesta
  • el 13/05/2012 a las 13:17
    Permalink

    Hola guapa, no te puedo decir que tengo la varita magica para tu situación 🙂 porque cada mamá y cada niño son diferentes pero te puedo explicar como solucioné yo misma este “problema”.
    Cuando nació Adrian, mi niña tenía 23 meses…. Ella también los primeros días paró de llamarme “mamá” … me dolió, y mucho y me pregunté si había hecho lo justo en querer darle un hermanito tan pronto. Luego una amiga me dio unos consejos y puedo decirte que me ayudaron mucho y la situación se solucionó, claro, con el tiempo.
    Me ayudó mucho enseñar a la mayor las fotos de cuando ella era pequeña para enseñarle que ella también estuvo así aunque no se acuerde, a ella también había que darle atenciones constantes y ahora es “grande” y no necesita tantos cuidados, su hermanito pequeño necesita más.
    También me ayudó compartir la crianza, por una media hora-hora dejaba el pequeño con otra persona y me dedicaba exclusivamente a ella, la niña estaba muy agradecida…
    La lactancia en tandem: no sé que opinión tienes de esta opción, cada mamá es diferente y la lactancia en tandem puede llegar a molestar a la mamá … pero yo me lo pasé muy bien, me gustaba amamantar a los dos, la niña a los pocos meses dejó la teta sola, como intendiendo que ese alimento era más para su hermano que para ella.
    Y tranquila …. si tienes que llorar, llora, si tienes que enfadarte, enfádate, si tienes que salir a darte una vuelta, hazlo.
    Recuerda que para que el mamifero pequeño (o los pequeños) estén bien debe de estar bien en primer lugar el mamifero grande.
    Besos guapa. Mucha felicidad con tus pequeños.
    Lily

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:14
      Permalink

      Muchas gracias por los consejos, aunque no sé si podré aplicar alguno. Mayor pasa de implicarse, no me hace ni puñetero caso en nada relacionado con el bebé. Sobre la lactancia en tandem, mi primera lactancia fracasó, por lo que él no sabe para qué sirve la teta. Se la he ofrecido pero no me ha hecho tampoco ni caso. En fin, lo superaremos, ¡digo yo!. Un beso.

      Respuesta
  • el 13/05/2012 a las 17:14
    Permalink

    Yo sólo tengo un hijo, así que tampoco teng ningún truco milagroso, pero te envío todos los ánimos y besitos del mundo. Seguro que con un poquito de tiempo la cosa mejora.

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:12
      Permalink

      Habrá que darle tiempo al tiempo para que todos nos adaptemos… Besos.

      Respuesta
  • el 13/05/2012 a las 18:18
    Permalink

    No quiero imaginarme lo complicado que tiene que ser, pero bueno el tiempo corre a tu favor, mucho ánimo y paciencia y verás como poco a poco todo va mejorando. Un abrazo!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:12
      Permalink

      Efectivamente, yo creo que el tiempo corre a nuestro favor. ¡Besos guapa!.

      Respuesta
  • el 14/05/2012 a las 10:06
    Permalink

    Ni te imaginas lo traidora que me he llegado a sentir yo durante mi segundo embarazo y postparto…sentia haber traicionado a mi hijo por que me necesitaba mucho y depues me sentia traidora por que me daban el alta y volvia a casa con el mayor dejando a mi niñita enferma en neonatos…no exagero si digo, que hubo veces en las que creí que mis sentimientos eran totalmente antinaturales y me estaba volviendo loca….

    Afortunadamente si eres consciente de lo que pasa y con la ayuda del pasar de los días, todo esto pasará pronto: tu cuerpo ira volviendo a su ser, el buen tiempo te dará tregua para pasear, el mayor se ira haciendo a la idea…dejaté fluir como bien dices y todo lo malo irá dejando paso a lo bueno.

    Un abrazo;)

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:11
      Permalink

      Sí, claro que me lo imagino, te habrás sentido igual que me siento yo, que a veces pienso que le he arruinado la vida al Mayor viéndole como se comporta ahora y cómo está sufriendo. Pero con la cabeza fría pienso en cómo todas las demás familias lo habéis superado y estoy segura de que ese día también llegará para nosotros. Besos!

      Respuesta
  • el 14/05/2012 a las 12:56
    Permalink

    Bueno, mucho ánimo y piensa que esto pasará. Seguro que en unos meses el Mayor esta como loco con su hermanito.
    Tranquila y a delegar lo más posible que con todo no se puede!!
    besos

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:10
      Permalink

      ¡Ojalá! Porque ahora mismo no parece que le guste mucho, francamente… besos.

      Respuesta
  • el 15/05/2012 a las 9:57
    Permalink

    Como bien dices, hay que pasarlo, y mientras tanto, sufrirlo. Pero lo bueno es que pasará. Los cambios no suelen ser fáciles para nadie, para los niños tampoco, y cada uno necesita un tiempo distinto para adapatarse, más corto, más largo…Muchas dosis de paciencia. Lo malo es que además te pilla en un momento tan delicado, sin dormir, etc. y supongo que todo se magnifica. Intenta relativizar y no exigirte demasiado. Quien dijo que lso comienzos eran fáciles? Animo!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:10
      Permalink

      Sí, hay que relativizar. Siempre he pensado que los primeros meses no son los mejores y me reitero. Es una pena porque es una etapa muy tierna pero tiene algo en su contra bastante importante: la falta de descanso. Y mira que yo soy de poco dormir pero cuando llevas así ya varios días es terrible cómo patinan las neuronas y lo mal que responde el cuerpo.

      Respuesta
  • el 15/05/2012 a las 14:36
    Permalink

    Uff, siguiéndote en twitter ya iba viendo como lo ibas pasando pero leyéndote hoy… Realmente tiene que ser muy duro el puerperio en estas condiciones. A ver si todo se equilibra pronto. Poco a poco irás descansando, tendrás más fuerzas para dedicarles a los dos, el mayor se irá calmando y tu y tu pareja podréis encontrar vuestros espacios.
    Un abrazo lleno de fuerzas!

    Respuesta
    • el 15/05/2012 a las 18:09
      Permalink

      Quizá me lo imaginaba de otra manera. Por una parte estoy muy bien, es como yo pensaba, estoy más acostumbrada al cansancio, tengo más seguridad en lo que tengo que hacer… pero por otra, la verdad, me siento muy decaída, estoy tremendamente cansada, más mentalmente que físicamente quizá. Bueno, todo pasará, gracias por los ánimos!.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com