Cuando el colecho deja de ser placentero

Me sorprende lo poco que he hablado sobre el colecho. En octubre del año pasado escribí sobre nuestra particular experiencia con el colecho, cuando aún era algo puntual, y a finales de diciembre, lo hice oficial, pero a menos que se me haya pasado por alto alguna otra entrada, parece que no he vuelto a tratarlo con detalle. Supongo que me ha parecido algo tan normal que no le he dado ninguna importancia… así que casi me da rabia venir hoy a hablar de ello para contar que la práctica del colecho se está convirtiendo en algo que cada día llevo peor por la razón más simple de todas: porque no descanso.

Cuando a principios de año se convirtió en habitual que durmiéramos los tres juntos, empezamos a dormir muchísimo mejor que en meses anteriores. Los despertares llorando y gritando, fruto probablemente de numerosos terrores nocturnos, se siguieron repitiendo, pero era mucho más sencillo y cómodo calmarle estando todos juntos que no paseando toda la noche de una habitación a otra. Por otro lado, el dormir pegadito a mi fue el primer gesto importante de apego que el niño desarrolló hacia mi, algo que había que cultivar y mimar como oro en paño. Las primeras semanas, no lo negaré, fueron durillas porque recibíamos muchísimas patadas y, sobre todo, cabezazos, pero al cabo de un tiempo relativamente corto el niño parece que se acostumbró a dormir entre dos adultos y dejó de moverse tanto. Hemos tenido, por tanto, unos cuantos meses en los que hemos dormido bastante bien, con el lujo además de vernos las caras por la noche y al despertar.

Sin embargo, llevamos una temporadita en la que la cosa no funciona bien:

– Más o menos desde principios de junio, el niño ha comenzado a moverse otra vez como al principio del colecho. Esto se debe a que tiene el sueño muy ligero, por lo que no para de dar vueltas. Cabezazos ya no recibimos apenas, ahora la nueva moda es darnos con el pie una y otra vez, clavárnoslo donde pille e ir empujando, ponernos la pierna encima constántemente, subirse encima si estás boca abajo, montarse como buenamente puede si estás de lado, empujarte con las manos con todas sus fuerzas para conseguir más sitio en la cama… Y así podemos pasar horas. Unas noches consigue echar a su padre, otras noche me echa a mi. Pero tampoco le gusta, porque quiere dormir lo más pegado a mi posible, por lo que si me marcho, ya la tenemos armada.

– Las expresiones de afecto se han convertido en un suplicio. Como se chupa el dedo gordo de la mano izquierda y yo duermo a su izquierda, me clava el codo en la cara, en el cuello, en la teta, sin compasión y con el brazo disfruta tapándome los orificios de la nariz. Le entra la pasión y se me tira encima, me empuja frente con frente con tal fuerza que no entiendo cómo no se hace daño, me clava los codos, las rodillas, se pone de pie apoyándose en mi tripa… Me tiene machada, en una palabra. No hay forma de que entienda que me hace daño. A su padre no se lo hace, sólo a mi.

– Ha cogido la manía de amasarme el pelo. Amasar, como hacen uno de mis gatitos con sus patas delanteras en los cojines del salón o cualquier tela que pille. Me agarra de los pelos, empieza a tirar, a revolverlos, a rascarme el cuero cabelludo… Los primeros diez minutos, vaya, pero es que puede estar perfectamente dos horas, desde las 5 de la mañana hasta las 7. Si me pongo de espaldas me agarra de la coronilla, si me pongo de frente, me agarra el flequillo. No tengo escapatoria.

– Duerme poco y muy ligero. Su nuevo horario es de 12 de la noche a 06.30h. A partir de esa hora, cualquier mínimo ruido ya le tiene levantado. Ni hablar de levantarse al baño a hacer pis o tener nosotros una mínima intimidad: se ha convertido en el guardián de nuestra virtud. Inútil madrugar, si yo me muevo, él viene detrás. La siesta, como ya pasaba desde el verano pasado, si estoy cerca, pueden ser fácilmente cuatro horas; si no, no llega a tres cuartos. No sé cómo se aguanta en pie, yo estoy hecha un zombie.

¿Qué hago?. Las últimas noches, desesperada, le planto una cojín en mi lado de la cama para que no se caiga y durante un rato crea que soy yo y me tumbo a los pies de la cama. Me ha funcionado durante unos pocos días, pero desde ayer ya se ha dado cuenta del truco, por lo que se desliza por la cama, viene a mi lado, me planta el pie en la cara de nuevo y me trinca de los pelos. No hay escapatoria.

Opciones: pocas. Cuando estaba embarazada le montamos una habitación súper chula pero cometimos muchos errores. La que debería ser su cama no cumple los requisitos para serlo, no sólo por estar muy alta y no lo suficientemente pegada a la pared sino porque en lugar de tener cabecero, da a una mesa y una estantería, por la que sólo quiere trepar y es peligroso.

De todas formas, el problema básico es que el niño no está, ni de lejos, preparado para dormir solo. Conjugar los intereses de ambos me está quitando el sueño, ¡nunca mejor dicho!.

En la habitación del hotel de la playa nos pusieron una cama supletoria entre las dos individuales nuestras. El niño se dormía normalmente conmigo, algunas veces con su padre y luego o bien él mismo se iba a la supletoria o bien nosotros le dábamos un empujoncito. ¡Qué bien hemos dormido!.

¿Meter una cama en nuestra habitación?. Supongo que empujando cabría, aunque eso condenaría la mesilla de noche y probablemente tampoco podríamos abrir del todo el armario. Pero tendría que ser igualmente una cama alta porque nuestra cama de matrimonio lo es (y mucho).

No tengo ni idea de qué hacer, para qué negarlo. No quiero dejar de colechar porque sé que para el niño es positivo y cuando duerme como un tronco no es ningún problema, al contrario. Pero que, en la situación actual, yo necesito descansar y mi churri y yo necesitamos un poco de intimidad, es innegable.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

101 comentarios sobre “Cuando el colecho deja de ser placentero

  • el 20/07/2011 a las 20:38
    Permalink

    Hola! Yo nunca he dormido bien con mi niña al lado, siempre pendiente..pero ultimamente me estoy reconciliando con el colecho, pero para las siestas que no necesito dormir tan profundamente. El resto de noches, duerme con un colchón en el suelo. Se duerme conmigo, estoy a su lado hasta que se duerme. Si se despierta por la noche voy y me vuelvo a tumbar hasta que se duerme. Para ella prácticamente es como si durmieramos juntas, pero yo me escapo y puedo dormir en mi camita tranquila. Algunas noches no me tengo que levantar, otras me levanto más veces y duermo menos, pero ese rato duermo bien. Esa es mi experiencia, por si te sirve. Buena suerte, seguro que encontrareis la mejor opción para los dos.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 0:01
      Permalink

      Es que un colchón el suelo… no sé, es que mi perra duerme también con nosotros, en el suelo, ponerles a los dos al mismo nivel me da nosequé jajaja Y es que como nuestra cama es tan alta, no creo que colara, tiene que ser algo más alto. Gracias por el consejo. Un abrazo.

      Respuesta
  • el 20/07/2011 a las 20:51
    Permalink

    Hola! yo pondría una cama supletoria y condenaría una mesilla de noche. Le puedes poner maderas en las patas para subirla si lo necesitas.
    De hecho, en mi casa anterior lo tenía así, sin mesillas y sin casi espacio para nada, pero por lo menos descansábamos todos!
    Mucho ánimo, es complicado…sobretodo porque te aconsejarán muchas veces que lo lleves a su cuarto y eso no es posible 🙁
    Besos!
    Pilar

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 0:00
      Permalink

      Ahora voy a hacer una pregunta de lo más idiota… ¿dónde compro una cama supletoria? ¿de esas que se pliegan durante el día podría ser? ¿se pueden comprar sin colchón para utilizar el que ya tengo de su cuarto? Perdón por mi ignorancia, soy nueva en esto… 😛

      Respuesta
  • el 20/07/2011 a las 20:55
    Permalink

    Ay como te entiendo! yo tengo las lumbares hechas fosfatina porque también se dedica a patearme, empujarme y hacerme de todo. Afortunadamente la fase en la que se dedicaba a meterme los dedos por la nariz se le ha pasado porque era un infierno. Ella, le pasa como a tu hijo, duerme divinamente, sin mí le cuesta mucho más dormirse y es mucho más ligero su sueño. Pero joooooooooooer… para ella será fenomenal, pero para mí, estoy como tú. En un plano teórico no me importa, pero en el plano práctico ¡¡¡estoy hasta las narices!!!!

    Respuesta
    • el 20/07/2011 a las 23:59
      Permalink

      Nos entendemos, maja! jaja

      Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 9:54
      Permalink

      En el IKEA venden camas supletorias que se plegan y quedan la mar de monas!!! 🙂

      Respuesta
      • el 21/07/2011 a las 15:52
        Permalink

        Este fin de semana voy a verlas, es en la sección niños o en la normal de adultos???

        Respuesta
  • el 20/07/2011 a las 23:29
    Permalink

    Yo sigo teniendo que dormir cone ella pero en cuanto está sopa la paso a la cuna, la noche que no hay forma de que esté en la cuna unas cuantas horas me levanto destrozada. Yo pondría una camita en la habitación como cuando estabais en el hotel, incluso cuando él más adelante ya esté en su habitación probablemente pase muchas veces a dormir con vosotros.
    Ánimo con el tema, que no dormir es muy jodido…

    Respuesta
    • el 20/07/2011 a las 23:58
      Permalink

      Nosotros empezamos así, durmiéndole en nuestra cama y luego a la cuna pero duró poco esa fase… No dormir es malísimo!.

      Respuesta
  • el 20/07/2011 a las 23:42
    Permalink

    Lo de la camita en medio puede ser una muy buena idea, porque así tendreis más espacio y él también se podrá mover con más libertad. Lo de dormir bien en el hotel me suena, jaja, nosotros lo pasamos genial también con las camas anchas que nos dieron, y el peque en el medio, qué bien dormíamos!

    Respuesta
    • el 20/07/2011 a las 23:58
      Permalink

      Lo de la camita en medio fue en el hotel, en mi casa como que no, que nuestra cama es de matrimonio, de 1.50, y está recién comprada como aquel que dice, ahora no puedo comprarme otra, ¡todavía la estoy pagando!. En fin…

      Respuesta
  • el 20/07/2011 a las 23:45
    Permalink

    Nosotros hemos acondicionado la habitación para el colecho, aunque en nuestro caso tocaba renovar el colchón de “matrimonio con hijos” y lo cambiamos con uno nuevo a una altura que nos permitía combinarlo con la cama del peque. Ahora tenemos una maxi habitación poco habitable durante el día pero muy confortable durante la noche, que es cuando más tiempo pasamos en ella. Por cierto, nosotros dormimos los cuatro juntitos y aunque es cierto que algunas noches me iría a dormir al sofá, creo que en términos generales solemos disfrutar todos de la situación.
    Espero que pronto reencontreis la armonía, que el peque supere esta fase y que encontréis el modo de descansar todos en condiciones.

    Respuesta
    • el 20/07/2011 a las 23:57
      Permalink

      Eso era para haberlo pensado antes. Todavía estamos pagando los plazos del nuevo colchón y canapé que compramos el verano pasado así que hasta dentro de diez años nada. Yo también espero que esto sea una fase, a ver si acaba pronto el verano, que creo que tiene mucha culpa!.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 0:24
    Permalink

    jaja, me he reído un montón al leerte, hasta le he dicho a “mi churri” que viniera a verlo. Me hace mucha gracia que seas tan realista cuando después entras en otros blogs que dicen que todo es perfecto y maravilloso, en fin…
    A mi me encanta dormir con mi hija, duermo muy bien, sin embargo al padre no le gusta porque no descansa, cree que le va a hacer daño y está intranquilo, así que nada. De todos modos yo tampoco entiendo el colecho de ese modo, de dormir a diario con él, sino que cuando nos apetezca, a nosotros y a ella, pues hacerlo y listo, y no preocuparse porque la estamos malcriando… A parte, si mi novio estuviera en vuestra situación estaría bastante cansado de “no tener intimidad”.

    Espero que encuentres pronto una solución, a mi ahora mismo no se me ocurre nada… Un saludo!

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 0:41
      Permalink

      Yo es que soy muy realista, no puedo evitarlo! jaja, me alegra que te haya hecho gracia, a mi según el momento del día! jajaja

      Y lo del colecho a diario… pues es que el nene no lo ve de otra manera, él lo necesita así que… paciencia!!! me lo digo a mi misma!! jaja Besos.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 0:28
    Permalink

    Desde los seis meses de mi hijo, colechamos. Primero, en mi cama, y desde hace casi un año (él ahora tiene dos años y cuatro meses) su camita está pegada a la mía, y él duerme ahí. Por supuesto, por ahí se cruza de cama, pero lo importante es que él se duerme primero a upa mío (en la cama por supuesto), luego me da la manito, y se queda en su cama. Si tiene algún mal sueño, yo enseguida lo consuelo y creo que él ni se despierta. Sí, todos los muebles están corridos de cualquier manera, pero bueno, para mí ha sido una solución poner su camita a mi lado y así podemos dormir cómodos los dos. Casi apostaría que a él le gusta dormir en su cama (porque él solito se acuesta) porque es muy inquieto y así está más cómodo. No sé, para mí ha sido una solución. Y si su cama es muy bajita, se pueden ver alternativas, tal vez poner algunas maderas para que pueda estar a la altura de tu cama… y así todos dormirán mejor, que es muy importante.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 0:41
      Permalink

      Gracias por la opinión, voy tomando nota de todos los consejos, a ver qué se me ocure… Besos.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 0:31
    Permalink

    jajaja…jajaja perdona que me ría, pero es que me has hecho mucha gracia contandolo con pelos y señales. Os he visto a los tres in situ, pero mujer…mira que llegar al truco de ponerle un cojín…como en las pelis cuando un adolescente se escapa jajaja
    Mira, yo no he podido, por ahora clechar con Maria, no hay manera, mira que lo he intentado alguna vez, pero la niña es una petarda y se lia de fiesta, osease, cama mama-papa, fiestón al canto.Y no hay manera.Al principio me hacia mucha ilu, cuando era un bebé que a apenas se movía, pero conforme ha ido pasando el tiempo ya no me hacia tanta gracia, porque sé que al final, yo, no descansaría. Y el descanso es sagrado. Luego está el temita íntimo…ay madre, ya no se vería el momento de chingar, jajaja ese es tu caso seguro(aunque entre tu y yo…yo estoy igual que tu y eso que no hago colecho jajaja)En fin, que espero que Maria algún día quiera dormir pegadita a mi, pero mejor que sea en invierno…que no aguanto el calor, y espero que no sea muy tarde, porque no quiero una adolescente en la cama de papá y mamá…dos cabemos justos, imaginate tres personas tamaño adulto jajaja.
    En fin, que me he reido con todo lo que tu niño te hace, perdoname, pero es que que se ponga a amasarte el pelo durante dos horas a altas horas de la madrugada y tu que lo aguantes sin dormir!!!!! que bendita eres jajajaja.
    Muacks!

    p.D:no sé como lo hago para enrollarme tanto…

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 0:42
      Permalink

      Sí, si visto desde fuera… mi marido el otro día, cuando ya entraba luz por la ventana pero las calles aún no estaban puestas me dijo: estoy por ir a grabarlo en vídeo, esto es para que lo viera la gente, el niño con el pie encima de tu cara y amasándote el pelo jajajajajaja. Lo que no haga una madre!!!!

      Respuesta
      • el 21/07/2011 a las 12:32
        Permalink

        jajaja…pues tendría que haberlo grabado!!!! eso hay que verlo…yo no me hago una idea, pero lo mejor sería verlo jajaja, madre mia.

        Respuesta
        • el 21/07/2011 a las 15:45
          Permalink

          Os íbais a echar unas buenas risas, te lo garantizo.

          Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 1:45
    Permalink

    Madre mía!!! Qué noches!! Con razón no puedes dormir criatura! Ni rezar ni na! xD

    Lo de las patadas y demás familia lo conozco porque mis padres y abuelos me recuerdan todavía que de pequeña tenía esa ‘agradable’ costumbre cuando dormía con alguno de ellos, jaja Según cuentan les daba patadas, codazos, metía los brazos por debajo de ellos o debajo de su parte de la almohada.. y si no, me daba por cogerles una mano y meter sus uñas por debajo de las mías!! jajaja, suena raro eh? xDD Pero sabes a lo que me refiero, no? Era como algo calmante.. les cogía un dedo (a mi madre, abuela o madrina, con uñas largas, claro) y me dedicaba a apretarme la carne de debajo de las mías, dedo a dedo xDD Por lo visto las dejaba destrozadas! Entre eso y las patadas y codazos.. xD

    Y tu hijo te amasa el peso! jaja, cada uno sale por un lado! jaja Pero anda que no tiene que ser molesto, ufff Dile a tu marido que os haga una foto cuando te haga esas cosas y la cuelgas!! (photoshopeada ;).

    Sobre el colecho… Pues como las demás te digo que lo suyo sería meter una cama supletoria junto a la vuestra. Por espacio podrías meter quizás una de 70cm de ancho, que para el niño le sobra, y os valdrá luego para una visita corta o algo 🙂

    Camas de esas tienes en cualquier tienda de colchones! Quizás hasta en el IKEA encuentres algo que os haga el apaño. Las hay más o menos altas.. pero también podéis poner 2 colchones para alzarla.. Es que lo de ponerle maderas debajo.. cuidado no se vuelque la cama!

    Te iba a decir que pusieras una cama de las que se pliegan las patas para poder meterla debajo de la vuestra, pero siendo canapé na de na ;P Aunq si la de su habitación tiene hueco debajo siempre podría acabar allí cuando no hiciera falta..

    Y ya con la cama que pusierais pues digo yo que habría que atarla de alguna forma a la vuestra, porque si no se iría despegando por la noche..

    En fin, que luego será una puñeta para ti levantarte por los pies de tu cama.. pero si al menos lográis dormir sin maltrato.. ya será un avance!! ;P

    Ya nos vas contando guapa!! Besicos! 🙂

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 16:00
      Permalink

      Mi hijo también hace eso de las uñas, qué te crees!!! Pero lo hace despierto, menos mal.

      Unir las camas lo veo chungo. Pero como pesa poco tampoco creo que se vayan a separar durmiendo, habría que tener cuidado estando despierto si salta o algo… Lo de reciclar luego esa cama para algo, lo dudo, más que nada porque en esta casa no sobra el siito!!!

      Un beso.

      Respuesta
      • el 21/07/2011 a las 23:04
        Permalink

        Yo tengo dos y el colecho era harto complicado porque dormiamos fatal. Ahora cada uno en su dormitorio. Aun ahora si el niño se levanta se viene nuestra cama, pero suele ser casi por la mañana y no me importa. De hecho me gusta. Pero para mi también fue bastante duro cuando pasaba noches durmiendo como una alcayata y pataleada. Lo del pelo, lo he vivido en primera persona. De hecho sigue haciéndolo en las siestas, aunque ya con mas mimo.
        La cama supletoria es quizás la mejor opción, yo ni me lo plantee… Dormir en verano los cuatro en el mismo dormitorio no lo habría soportado. Ademas, la niña duerme muy bien sola, vamos, mejor, porque no se despierta con tanta fiesta.
        Animo y suerte.

        Respuesta
        • el 22/07/2011 a las 9:16
          Permalink

          Lo de cuatro en verano lo dices por el calor, ¿no?. Creo que en nuestro caso influye mucho, desde que empezó a hacer calor el niño está durmiendo fatal, con lo bien que dormía antes!. Gracias por tus consejos. Un abrazo.

          Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 3:34
    Permalink

    Yo comencé a colechar con Sara desde, más o menos, lo 4 meses y, tengo que reconocer que al principio me costo acostumbrarme (dormía demasiado torcida e inquieta) pero cuando nos acoplamos fue la solución para que todos durmieramos felices y para que ella se despertara menos. Luego le coloraron el aparato de la cadera para dormir y realmente al principio fue,nuevamente, una tortura (principalmente para darle teta) pero como el aparato le impedía moverse, todos dormíamos regío. Desde hace un mes largo no tiene aparato y como ya camina, hace unos días que ha comenzado a moverse como loca por toda la cama, nos patea, se sienta -dormida- y esta inquietísima…no se porque será. Tengo que decir que le están saliendo los dientes y que además esta resfriada, pero la verdad es que llevamos dos o 3 noches de martirio total.. espero que sea transitorio pero de una vez tomo nota de los consejos que te den por si me toca aplicarlos. A mi me encanta dormir con ella pero en santa paz…dormir con un monstrico inquieto no le hace bien a nadie. Claramente tampoco esta preparada par irse sola a su cuarto, ahí si nadie dormiría en esta casa… en fin..espero que encuentres una pronta solución. Leí los comentarios y la cama auxiliar parece ser el camino. Quedo pendiente de que nos cuentes que decides y como les va.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:58
      Permalink

      Ya os contaré, sí, tengo muchas dudas así que no sé si la solución va a ser rápida. Pero yo necesito dormirrrrrr!

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 4:23
    Permalink

    jajajjaa!!! Me levanto el animo tu post te lo juro! Sos tan graciosa! Me lo imagine dandole y dandole con la pata en tu cara..jajaja!!! a mi me pasa algo parecido, pero no a tal nivel, espero que no vaya en aumento…ouch!
    Igual yo no colecho toda la noche sino desde que despierta a la madrugada (a eso de las 4:00), yo si fuera vos pondria una camita al lado a la altura de la tuya, aunque estéticamente no quede bien, son un par de años nomas…

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:57
      Permalink

      Si yo espero que dentro de un tiempo no muy lejano, cuando hable más y entienda más, él solito quiera irse a su cuarto. Pero mientras tengo que dormir! jajaja. A ver, a ver…

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 7:12
    Permalink

    En casa de la abuela de mi marido tienen una cama plegable. Por el día, plegada, es como un puf grandote, que sirve para sentarse y ral. Luego se abre yya tienes la cama. El colchón va incorporado. Lo compraron en una colchonera.
    Espero que se solucione porque el no dormir es muy malo (dimelo a mi)

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:56
      Permalink

      Algo así creo que nos iría bien, a ver qué resulta de todo esto!.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 7:32
    Permalink

    Qué malo es no descansar bien en la cama! Se me ocurre que le montéis una camita al lado vuestro, aunque haya que quitar algún mueble de a habitación. Quizá si le ponéis dos colchones superpuestos llegará a la altura de la cama grande.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:56
      Permalink

      El problema es que quitar muebles no puedo porque tampoco tendría dónde ponerlos. Esta casa es muy pequeña, está todo medido al milímetro… A ver qué se nos ocurre.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 8:35
    Permalink

    Pues yo lo que haría sería acoplar una cama al lado y subirle las patas para que llegue a la altura de vuestra cama.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:55
      Permalink

      Sí, aunque tengo que ver cómo, si me cabe… a ver !!

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 8:36
    Permalink

    El colecho es algo maravilloso, pero en ciertos momentos (como el que estáis viviendo) puede ser aterrador también. Nosotros pasamos una fase similar, y fue dura. Pero justo llegó el momento en que quiso irse a su cuarto y no hubo complicaciones. Pero como sabes cuando está malito duerme siempre con nosotros. Y ahora ya me traigo una cama a la habitación. ¡¡¡Una maravilla!!!. Él duerme, nosotros descansamos y al tiempo le tenemos al lado por si la fiebre, por si dolores, por si despierta inquieto. Él solo extiende su manita, coge la mía y duerme tranquilito.
    Yo te recomiendo una cama, no veo muchas más opciones. Ve a Ikea, tienen soluciones chulas, o un simple somier de láminas sencillo y un colchón. Quita la mesilla, pega vuestro colchón a la pared contraria, y mete esa camita ahí. Para que te de más opciones con el armario puedes comprar un colchón de 80, en vez de 90, y ahí tienes un pequeño margen más.
    El nene os necesita, así que dormir juntos es vuestra única opción. Así que vuestra habitación conyugal hay que convertirla en habitación familiar. ¡¡A redecorar tocan!!.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:55
      Permalink

      Voy a ir a Ikea de cabeza, ya lo sabes tu!!!!. A ver si encontramos algo que pueda encajar, que entre la falta de espacio y la falta de dinero, apañados estamos!!.

      Respuesta
      • el 21/07/2011 a las 16:08
        Permalink

        Pues Ikea es tu sitio nena, porque yo cuando necesito algo bueno, bonito y barato no lo dudo. Estoy segura que a no mucho tardar lo arreglamos fijo 😉

        Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 9:19
    Permalink

    Me encanta tu blog y lo sincera que eres… Muchos de los blog que leos son “super-happy” y como todo en la vida, aunque ser madre es lo mejor del mundo, no todos los días son igual de bonitos ni todos los días tiene una la misma energía para afrontarlos…

    Sigue asi, te hace única…

    Saludos

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:54
      Permalink

      Carmen, muchas gracias, creo que tiene poco sentido contar que todo es maravilloso y rosa, ¿alguien se puede creer eso?. Gracias por tu comentario, son de los que animan a continuar. Un beso.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 9:28
    Permalink

    Me siento totalmente identificada con lo que cuentas. Con mi niño nos pasó lo mismo. Él lo que hacía era ponerse atravesado en la cama, la cabeza contra mi y los pies contra su padre. Cuando era pequeñito aún podía pasar pero ahora que está ya muy alto nos echa de la cama o a su padre o a mi. Desde que era muy muy pequeñito tiene la manía de dormirse acariciándome la cara, muy mono ¿verdad?, lo que pasa es que cuando no puede dormirse se enfada y las caricias se convierten en rascazos y arañazos y claro, deja de ser tierno. Nosotros nos compramos una cama supletoria que se convierte en puf pero para poner en su habitación, la montamos por la noche, si se despierta voy a dormir a su lado, si no, no. Así por lo menos descansamos. Lo que sí te recomiendo es que te asegures bien de que la cama supletoria tenga un buen colchón, nuestro puff tiene un colchón horrible que me rompe la espalda. En fin, ya verás como llegais a una solución rápidamente.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:53
      Permalink

      Hola Cristina, gracias por la idea que me das, voy a mirar las camas supletorias a ver qué tal, desde luego si por el día se pudiera plegar sería estupendo.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 9:58
    Permalink

    En mi opinión creo que cada uno con el tiempo va descubriendo que es lo mejor y poco a poco vas reconduciendo a los churumbeles “por el buen camino” (o camino que tu quieres). En mi caso desde peque lo he dormido en su cuna (me meto yo dentro)y cuando está dormido me cambio yo por un cojín….a veces funciona y otras no. Pero siempre hemos tenido claro que no viene a nuestra cama hasta las 4am….antes no!!!! (a veces hay excepciones claro). Hoy es el único día que ha dormido sin venir a nuestra cama, pero siempre tiene que fichar!!! Espero que poco a poco se acostumbre a dormir siempre en su cama, ya que como comentas es imposible descansar con ellos en la cama!!!! Como te entiendo!!!

    Saludos.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:52
      Permalink

      Me encanta lo del cojín jajajajajajaja ¡cómo somos!.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 10:30
    Permalink

    vaya! A mi me pasa parecido. Me encanta tener cerca su cuerpecito, pero yo no descanso. Para descanasar bien necesitaríamos una cama enorme!
    Sobre el problema que tienes ahora, una transición podráis er ponerle un colchón en el suelo de vuestra habitación? No sé, es una idea.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:51
      Permalink

      El colchón en el suelo no me motiva mucho, ahí a la altura de la perra… El colecho está muy bien si el niño duerme profundo y no se mueve.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 10:32
    Permalink

    A mi hijo le poníamos en su cuarto una colchoneta junto a su cama por si se caía. La barrera me daba miedo pq precismante la veía más peligrosa, por si intentaba trepar. A veces venía él a nuestra cama, y a veces ´he dormido yo en esa colchoneta, que me levantaba machacadita.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:50
      Permalink

      La barrera es que tiene su peligro, no te creas… Si le subo a su cama, no se puede bajar y venir a buscarnos, está muy alto. Y ponerle algo de “ayuda” de momento sería peligroso. De todas formas, conociéndole, si se despierta se pondría a llorar, no creo que viniera a buscarnos…

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 10:35
    Permalink

    Por cierto, en IKEA venden unos “plegatines” que te pueden valer. ocupan poco y para un niño no están mal. y eran baratillos.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:49
      Permalink

      No me suena haberlos visto… pero este fin de semana voy a mirar!.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 10:43
    Permalink

    pensare una solucion pero por ahora no se me ocurre nada, lo mejor lo de la cama supletoria…

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:49
      Permalink

      Tu hijo hace siglos que duerme en su cama, ¿no?.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 10:49
    Permalink

    Yo echaría un colchón al suelo. Los primeros días me acostaría con él ahí. Luego pasado un tiempo, le dormiría y me subiría a dormir a mi cama. Después le pasas el colchón a su habitación al suelo igual. Y el mismo proceso.

    Ya no por tí, jajajaj, por él. Yo creo que son pocas horas de descanso para un niño tan pequeño. Creo que descansar es lo fundamental y cuando el colecho lo impide es necesario buscar otras opciones.

    Por intentar no pierdes nada y a lo mejor ganais los dos mucho tiempo y mucho descanso.

    Un beso

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:49
      Permalink

      El colchón en el suelo es que no lo veo. Ponerle al mismo nivel que la perra, como que no, y además, por mucho que no queramos, dormiría lleno de pelos… Gracias!

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 10:55
    Permalink

    Nosotros tenemos al lado de la cama una minicama de IKEA de esas que se alargan, de ancho mide 70cm (suficiente para él) y de largo pues lo que tu quieras, y aunque tenemos la habitacion apretujada, es una gozada cuando se queda frito pasarlo a su cama y tu descansar….hasta que se vuelve a despertar….

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:48
      Permalink

      Hoy por hoy esa es la opción que más viable veo, tengo que ir a Ikea a mirar. ¿Qué modelo tenéis vosotros?.

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 11:13
    Permalink

    Vaya, ese momento lo temo yo también, aunque ya tengo un par de soluciones en mente… te voy a contar cómo estamos ahora, por si te sirve. Nosotros teníamos una cuna preciosísima, de esas que cuestan una pasta… y era una pena no usarla, que era lo que estaba sucediendo desde que empezamos con el colecho… así que le quité un lateral y la pegué a la cama. Tengo el mismo problema que tú: cama muy alta. Así que compré unas patas para muebles con la altura necesaria, y las acoplé a las patas de la cuna. Me faltaba un poquitín, así que añadí el colchón de la cuna de viaje debajo del colchón normal. Problema de altura solucionado. Sujeté entre sí los somieres de cama y cuna con cintas, tipo las de las mochilas (o las tiras para las bacas de los coches), con el mismo sistema de abroche, para poder separarlas cuando quiera. Así que tenemos cama+cuna, no siempre usamos ese espacio pero cuando hace falta se agradece mucho… y al mismo tiempo lo vamos acostumbrando a dormir en “su” espacio. Ventaja de la cuna: los barrotes, que nos conocemos y somos revoltosillos…
    Si no tienes una estupenda cuna a la que quitar un lateral (no se puede hacer con todas), ¿qué tal una de esas camas para niños de ikea? Yo le tengo echado el ojo a esta: http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/S39858939 , seguro que se le pueden acoplar las patas adicionales y pegarla a tu cama, y tienes la ventaja de que al ser más corta te ocupa menos en la habitación. Y cuando no quepa pues ya veremos, lo mismo ya se va él solito a su habitación, y por lo que cuesta ya me dirás….
    Espero que te sirvan mis ideas. Un beso y suerte!

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:47
      Permalink

      Cuna tengo, llena de polvo como puedes suponer… pero la veo pequeña para el niño y creo que los barrotes no le gustan nada. No sé si se le puede quitar el lateral o no, pero lo que sí sé es que el colchón tiene dos posiciones, quizá no quedara mal del todo, que además no hace falta que estén exactamente a ras, en el hotel la supletoria estaba más bajita y le hacía mucha gracia… El problema que veo es cómo unirlas porque en nuestra cama de matrimonio no hay somier, es un canapé.

      La cama de Ikea que dices me gusta… tu crees que esa barrera impide que se caigan?.

      Respuesta
      • el 22/07/2011 a las 11:16
        Permalink

        Sobre unir cuna y canapé y la falta de espacio, es exactamente el mismo caso que el nuestro, así que si quieres intentarlo, dímelo y te paso instrucciones detalladas 😉 pero bueno, básicamente lo que hicimos fue rodear (por arriba y por abajo) la tapa del canapé con las 2 cintas, se modo que para abrirlo las desabrochas y puedes abrirlo, al bajarlo los vuelves a abrochar abarcando la cuna y listo.

        Sobre la barrerita que trae la cama de ikea, a mí me parece un chiste la verdad, no creo que eso sirva para nada… bueno si, tal vez para evitar que el crío se meta cabezazos contra la pared, si su cama está pegada… yo por ahora ni me planteo cambiar a mi nene a cama, pero cuando lo haga le podré una barrera de verdad, porque de eso no me fío nadita…
        Un beso y ya contarás como os arreglais 😉

        Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 13:59
    Permalink

    No he podido evitar echar alguna sonrisilla porque hay en cosas que a nosotros nos pasa igual!! La gordi empieza a moverse mucho más y es la dueña de la cama! Nosotros le hemos puesto una cuna pegada a nuestra cama, cogida con tornillos y hemos conseguido poner los colchones a la misma altura, de momento consigo que el primer sueño lo eche allí y tener algo mas de espacio para nosotros, aunque cuando se despierta y se ve ahí se viene hacia nosotros. Poco a poco a ver si le va cogiendo el gustillo a su espacio. El tema de la intimidad… ayyy nosotros nos tenemos que buscar las papas como podemos jejeje pero es verdad q es mucho más complicado… de momento estamos bien pero ya te digo que le pusimos la cuna para que poco a poco vaya haciendose. A ver como vamos avanzando. Mucho animo preciosa…

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:45
      Permalink

      Sí, ya vi cómo lo habíais puesto pero a mi eso no me sirve, yo necesito ya una cama, que él además los barrotes no quiere ni verlos… Gracias por todo!.

      Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 17:08
      Permalink

      Lo de la cuna sin lateral yo también lo había pensado, de hecho si tengo otro peque eso voy a hacer ya que como me toque alguna noche los cuatro en una cama me da algo. Como no tienes somier y vas a tener que redecorar la habitación para que no se mueva la cuna podrías ponerla entre la cama y la pared, es una opción…

      Respuesta
      • el 21/07/2011 a las 17:13
        Permalink

        Lo que pasa es que no tengo pared… A un lado tengo el armario y al otro tengo una ventana con el radiador… Mucha redecoración no admite!.

        Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 15:40
    Permalink

    Pues teniendo en cuenta que la habitación es pequeña, que la perra duerme en el suelo y que dormir así es una tortura, si no acabáis de encontrar una mejor solución en la que supongo que no se contempla la de tirar algún tabique, tampoco sería tan grave arreglar su habitación para hacerla segura y que empiece a dormir allí… claro que yo soy “convencional”. Seguro que él también agradecería tener todo el espacio del mundo sin tener que dar patadas a nadie. Si no es ningún pecado el colecho, tampoco debería serlo que duerma en su habitación y más teniendo en cuenta que se acerca a los dos años… pero es mi opinión.

    Y si me permites un consejo, no le pongas en un colchón en el suelo, en verano aún pero en invierno si es de moverse tanto, como todos los niños, acabará durmiendo en el suelo puro y duro sin que os deis cuenta porque probablemente vosotros estéis dormidos y eso ni por la humedad ni por el polvo (por limpios que seáis) no me parece una buena idea.

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 15:44
      Permalink

      Yo voto por una casa nueva jajaja

      A mi la idea del colchón en el suelo tampoco me va, por lo mismo que tu dices.

      Y dormir en su habitación, pues sería lo ideal. Pero viendo cómo está el tema, lo descarto de momento, íbamos a tener mucho sufrimiento, muchos paseos nocturnos y no me parece… Además de que por las características del niño en atención temprana también nos animan a seguir reforzando el vínculo, probablemente que duerma solo no sería buena idea si fuera “por la fuerza”.

      Qué complicadas son algunas cosas…

      Respuesta
      • el 21/07/2011 a las 16:34
        Permalink

        En ese caso… cada uno sabe lo suyo.
        pero por la fuerza en ningún caso.
        Un saludo

        Respuesta
        • el 21/07/2011 a las 16:36
          Permalink

          Gracias guapa!

          Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 17:44
    Permalink

    “Si me pongo de espaldas me agarra de la coronilla, si me pongo de frente, me agarra el flequillo. No tengo escapatoria.” Me he imaginado la situación y me he partido de risa.
    La unica idea (de bombero) que no te han dado y se me puede ocurrir es que te compres un pijama acolchado y una redecilla bien tupida; Aunque entonces tu churri se puede morir del susto!
    Puff! lo tienes chungo… 😉

    Respuesta
    • el 21/07/2011 a las 17:53
      Permalink

      Jajajajajajaja! Humor que no falte!!!! Por lo menos nos reímos, eh, tendrías que vernos a las cuatro de la mañana llorando de la risa por no matarle! jajaja

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 18:29
    Permalink

    Uff, complicado, complicado. Si te sirve de consuelo mi hija también tuvo una etapa de sueño muy ligero y de pellizcos, patadas y tirones de pelo, medio durmiendo, medio despierta, pero ahora ya no se mueve tanto o yo me he acostumbrado. Yo tampoco tengo espacio en mi habitación y aunque sea un gustazo tenerla al lado, si tengo que estar recta, mirando para el techo y con los brazos encima del cuerpo para que ella duerma a sus anchas, la cosa ya no me hace tanta gracia. Ella se duerme en su habitación sin problemas, pero en mitad de la noche la mayoría de los días me llama para venirse a nuestra cama. En invierno se lleva bien, todos cerquita, pero en verano la cosa se complica. Ahora tiene que tener sus brazos abiertos y tocándonos la cabeza a los dos, es muy tierno verla así porque se nota que necesita saber que estamos ahí, controlando que nadie se vaya, jajaja.
    En el tema intimidad de pareja si que no te puedo ayudar, si el peque no se duerme antes y si nota que os levantais, el tema es dificil.

    Respuesta
    • el 22/07/2011 a las 9:18
      Permalink

      En invierno es que ha dormido mejor y como, además, él dormía fuera, con su saco, y nosotros bajo el nórdico, todo se amortigua más. ¿Cuánto queda de verano? jajaja

      Respuesta
  • el 21/07/2011 a las 19:14
    Permalink

    Ya sabes que nosotros hemos optado por poner otra cama y resituar toda la habitación. Eso si, la nuestra no es plegable, es de las normales, que nos resulta mas cómodo si papá o yo dormimos allí.

    Para nosotros ha sido una maravilla, de hecho ya empieza a ser habitual que David duerma allí toda la noche, así que es posible que dentro de no mucho diga de pedir su propia habitación (incitado por algun familiar no muy procolecho) y se acabe esta maravillosa etapa que estoy disfrutando tanto.

    Ya me contarás!

    Respuesta
    • el 22/07/2011 a las 9:17
      Permalink

      Si yo pudiera volver a empezar, también redecoraba la casa, pero no puedo. Estoy segura de que David dentro de nada pedirá ir a su habitación, se hace grande a pasos gigantes!.

      Respuesta
  • el 22/07/2011 a las 0:28
    Permalink

    Pues la verdad no he pasado por esto porque mi peque duerme solo desde que nació aunque el primer año estaba en su cunita a mi lado, pero desde el año duerme en la habitación con su hermano y son pocas las noches que se despierta… pero creo que la solución mas factible es que compres una cama supletoria y la armes al lado de la tuya así no entre nada mas en la habitación porque nada mas importante que una mamá descansada y de buen humor… ya contaras como termina de ir todo

    Respuesta
    • el 22/07/2011 a las 9:15
      Permalink

      Muchas gracias Andrea, ya os iré contando, a ver si encuentro alguna buena solución…

      Respuesta
  • el 22/07/2011 a las 17:23
    Permalink

    Hola!

    Pues yo metí un colchón en mi habitación es de unos 25 cm de alto, entonces cuando mi hija accede duerme ahí, pero si no, yo me les escapo y duermo allí! Para mi ha sido la mejor solución porque mi hija tampoco está ni de lejos, preparada para irse a dormir sola!

    Hay días en que ella y yo caemos tan profundamente dormidas, que mi esposo, por no incomodarnos, solito, accede a dormir en el colchón, lo llamamos el “colchó de descanzo”.

    Sobre la mesita, que te digo, yo hace mucho tiempo que no se que es tener una peinadora en mi dormitorio :$ Primero fue el cambiador y la cuna, ahora el bendito colchón jejejeje

    Respuesta
    • el 22/07/2011 a las 22:10
      Permalink

      Tomo nota Gabriela. A ver si consigo encontrar una solución porque necesito dormirrrrrrr!

      Respuesta
  • el 23/07/2011 a las 1:42
    Permalink

    ufff, te entiendo, a nosotros nos pasa igual, pero no nos quejaremos mucho que duerme la mayor parte de la noche en la cuna, suele ser por las mañanas cuando practica judo en la cama con nosotros.

    Pues como soluciones las que te han dicho…cama supletoria, he visto varias opciones en ikea…y voy a ser un poco pepito grillo, ahora estan en etapa de crecimiento y necesitas que duera en un colchon firme, asi que si es cama supletoria que al menos no sea de esas con colchon flexible que se dobla.

    Otra opcion, y creo que es la que voy a hacer yo cuando le cambiemos a la cama, que tambien tengo cama alta, es que a él le voy a poner en la cama de abajo con la barrera y yo en la cama de arriba. En tu caso puedes poner cama supletoria en su habitacion, a lo mejor tienes mas espacio.

    En nuestro caso la intimidad hace tiempo que la tenemos mientras el niñio duerme, asi que nos da igual dormir separados.

    He visto esta cama en ikea, creo que seria una buena solucion.

    http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/S39887442

    Respuesta
    • el 24/07/2011 a las 0:53
      Permalink

      Hoy hemos estado viéndolas… y vengo hecha un lío. No sé qué haremos finalmente. Gracias por tus consejos, me han venido muy bien.

      Respuesta
  • el 24/07/2011 a las 16:26
    Permalink

    Te entiendo perfectamente, colechar me parece genial pero me pasa como a ti, no pego ojo, la idea de la cama supletoria es buena, yo probaria al principio sin que estuviese a la altura de la vuestra, mas que nada por que si no le pone pegas no podra colarse en tu hueco y dormiras mejor, tu con asomarte a su cama le podras consolar…si no cuela pues a la altura de la vuestra, compra una barrera de cama para el lado que queda libre y listo…
    Y que tal poner esa cama supletoria en su habitacion y dormis con el una noche cada uno? Se acostumbrara a su habitacion y el que no duerme con el descansara…

    Respuesta
    • el 24/07/2011 a las 22:37
      Permalink

      Colechar, en líneas generales, es bueno para todos. No tengo mucha queja de estos meses, hemos dormido todos bastante bien y de un tirón la mayoría de las noches, pero llevamos una racha que tela marinera…

      No había pensado lo de poner una cama en su habitación… ¡lo pensaré!.

      Respuesta
  • el 24/07/2011 a las 23:19
    Permalink

    Te cuento mi experiencia antes de que compres la cama supletoria.
    Yo siempre he dormido con mi hija y mi pareja en una cama de 1’35m, pero durante estos años la enana se ha dedicado a crecer y cada vez estabamos más ajustados.
    Cuando me quedé embarazada empecé a pensar soluciones, y cuando supe que venían gemelos la solución pasó a ser de primera necesidad.
    Primero probamos con una cama junto a la de matrimonio, pero por mucho que la acerques no termina de estar del todo pegada por lo que no facilita el contacto físico (ya sé que lo vuestro no es contacto sino acoso). Pasamos los tres por esa cama y siempre acababamos corriéndonos hacia la grande que estaba como más calentita.
    Al final quité esa cama y me compré una de 2×2 que los primeros 6 meses de los gemelos nos ha venido de lujo, cinco en la cama, pero ya empiezan a ocupar su espacio, antes dormían sobre mi pecho, y la mayor parte de las noches, uno o dos de nosotros acaba durmiendo en los pies.
    Evidentemente no me cabe otra cama, ni colchón ni nada parecido, ya quité todos los muebles, así que habrá que ingeniárselas. Igual me planteo echar el colchón en el suelo y así dormimos también con la perra, jeje.
    En cuanto a vuestra intimidad, ¿qué tal las primeras dos horas de sueño del pequeño? Ahí es prácticamente imposible que se despierte.

    Respuesta
    • el 24/07/2011 a las 23:23
      Permalink

      Hola Nely, justo esta mañana le dije a mi marido que si no hubiéramos cambiado la cama el año pasado (con la pasta que vale), ahora mismo pensaría en comprar una cama de 2 metros, que seguro que terminaba con el problema. Reconozco que hoy lo veo con más optimismo, anoche dormimos mejor y se ha notado.

      Así que vosotros también tenéis perra! jajaja Pues a la nuestra le encantaría dormir en la cama, no sabes cuánto!!.

      Sobre la intimidad, sí, siempre hemos aprovechado ese primer sueño, pero es que se está durmiendo tan tarde que cuando cae nosotros estamos destrozados!!!! jaja

      Respuesta
  • el 25/07/2011 a las 9:46
    Permalink

    Jajaja, tienes razón, es muy muy difícil llegar a esas horas con un poco de energía.
    Qué tal si vendes tu cama de segunda mano? Yo hice eso con la mía.
    Ánimo!!

    Respuesta
    • el 27/07/2011 a las 7:23
      Permalink

      ¡Pues es que todavía estoy pagando la cama a plazos! Y con la pasta que cuestan, de segunda mano iba a perder dinero, ¡si es que no tiene ni un año!.

      Respuesta
  • el 26/07/2011 a las 1:31
    Permalink

    Este post me ha venido que ni al pelo, estoy pasando por algo similar. De nuevo, me encanta leerte, siempre tan real, siempre tan sincera.
    Nosotros hemos colechado desde siempre pues con el pecho era la única forma de que descansáramos todos y mi niña era de la de estar mamando cada 2 horas día y noche.
    A los pocos meses empezamos a ponerla en la minicuna, junto a nuestra cama, al caer en sueño profundo. Hubo noches que dormía hasta 7 horas seguidas. Como la tenía al lado, podía sentirle respirar y me tranquilizaba. Mágico.
    Hace como un mes, la minicuna ya le quedó pequeña y probamos a hacer lo mismo, pero en su cuna, en su habitación. Nuestra intención era dormir unas horas a pierna suelta e… intimidar… y en cuanto se despertara, llevárnosla a la cama. El resultado fue difícil de creer: 6 noches, 11-12 horas durmiendo de seguido, sin teta, sin lloros, sin nada!!!!!
    Tras esas seis noches, vacaciones a casa de mis padres. De repente, desastre total, peor que antes. Se despierta al ponerla en la cuna y ahora no sólo duerme con nosotros, sino que sólo puede ser si tiene mi pezón en su boca. Estoy desesperada. Este mensaje lo estoy haciendo de 3 veces ya. Se despierta y me tengo que meter en la cama con ella y esperar hasta 1 hora a que vuelva a caer frita. Me obligo a salir de la cama porque tengo la luz encendida, no me he desmaquillado…. y ya es la 1:30 am.

    Espero que sea sólo una fase. Me gusta el colecho, pero para las siestas, el principio o final de la noche, cuando nos necesitan porque están malitos… pero así, como de seguido, no nos va bien. Tengo miedo de darle codazos (ya lo he hecho), no cabemos a gusto (aunque mi cama es grande, de 1.60, creo) y, sobre todo, no he vuelto a abrazar a mi marido y a hacer el amor.

    Ojalá se nos solucione a todos pronto, verdad?
    Un fuerte abrazo.

    Respuesta
    • el 26/07/2011 a las 1:36
      Permalink

      Pues sí, son las 01.35 y seguimos por aquí, aunque yo estoy desvelada, para variar! jaja

      El sueño de los niños va por rachas, eso lo tengo clarísimo. Precisamente fue escribir esto y empezar el nene a dormir mejor, moviéndose menos y sin ocupar tanto espacio, ¡ha debido verle las orejas al lobo, pobre!.

      No te puedo ayudar mucho porque estas cosas son muy personales. La cosa es que vayáis probando, puede que un día no funcione pero otro sí porque cambian mucho sin que nos demos cuenta.

      Fíjate que nosotros al niño no le hemos dado nunca, es él quien nos tiene machacaditos!!

      Respuesta
      • el 26/07/2011 a las 1:49
        Permalink

        Uff, sí, estoy deseando volver a nuestra casa y ver si la cosa mejora. Quizás sea el calor, que extraña, que son muchas emociones todos los días… Ya nos contaremos. Me alegra que estéis durmiendo mucho mejor!!! El colecho es precioso y aunque yo esté en una fase donde me lo replanteo, estoy a favor de él, sobre todo si es lo que el bebé/niño necesita.

        Buenas noches!

        Respuesta
        • el 27/07/2011 a las 7:21
          Permalink

          Seguro que mejora, ya lo verás. ¡No dejes de contarme!.

          Respuesta
          • el 30/08/2011 a las 2:19
            Permalink

            ¡Hola guapa! Sólo contarte que la cosa va mejor 🙂 Tras todo el trajín de las vacaciones (soy profe y tengo muchas, no hemos parado en estos dos meses), por fin hemos vuelto a la rutina. LLevamos días que la paso a su cuna cuando la duermo (a la teta, en la cama) y no se despierta hasta las 4-5 am, que es cuando me la llevo a la cama. Estoy contenta porque así,
            1- Sé que está a salvo, que no se caerá (ya trepa las almohadas, ya gatea) cuando la dejo dormida a las 10 o en la siesta.
            2- Que puedo leer en la cama cuando me acuesto, ordenar la habitación metiendo ruido, hacer el amor en la cama tranquilamente y dormir a rienda suelta, al menos hasta la toma en mitad de la noche.
            3- Seguimos colechando y disfrutando del olor y presencia de nuestra pequeña.

            ¿y vuestro peque, qué tal va?
            Besos y cuídate.

          • el 30/08/2011 a las 21:10
            Permalink

            Jolín, me alegra un montón que me cuentes esto, ¡qué bien!.

            Nosotros algo mejor. Ha dejado de moverse tanto y mi pelo sufre menos. Ahora el problema es que se atraviesa en la cama jajajajajaja

  • el 22/08/2011 a las 3:37
    Permalink

    ¿Que edad tiene tu pequeñajo?. Te lo digo por que el mio era un calco al tuyo en cuanto al colecho y a los 18 meses dijo: ” mama, aqui ya no cabemos los tres” y se fue a su habitacion el solito, y hasta hoy que tiene 3 años.
    Igual que estas tu incomoda, el tambien lo esta, por falta de espacio, por eso intenta hacerse un hueco a patadas. Igual tienes suerte y te pasa como a mi, que un dia se marcha y te deja con una sensacion de que te ha dejado tirada como una colilla, que estas deseando que papi se marche a algun viaje o algo para que duerma en tu cama a tu ladito.
    En fin paciencia.

    Respuesta
    • el 22/08/2011 a las 10:05
      Permalink

      Ahora tiene 22 meses y medio. Y creo que de momento no tiene ninguna gana de dormir sólo jajaja. Sobre lo de hacerse hueco, yo más bien creo, del mío, que es muy inquieto y se mueve mucho y no puede evitar atizar a todo el que se ponga por medio. Mucha paciencia, luego lo echaré de menos!.

      Respuesta
  • el 18/10/2011 a las 2:30
    Permalink

    Hola, ni soy madre ni de momento lo sere, pero por lo ke he leido en tu blog tu nene ya tiene 24 meses y se mueve mas ke el rabo de una lagartija, creo ke con esa edad es mejor para su independencia ke duerma de noche solito, y tb para vosotros como pareja, debe de ser duro ya ke aun es vuestro bebe, pero a la larga os alegrareis, siempre podeis dormir juntos las siesta, recuerdo ke de pekeña yo tb drmia con mis padre, y para acostumbrame a dormir sola mi madre o mi padre se metian en mi cama hasta ke me dormia, o mi madre me acostaba y me hiba hablando hasta ke me dormia, ademas yo tb era de las que potreaba a mis padres, y creo ke estas embarazada otra vez ¿no? pues felicidades, y ya me diras como con semejante anticonceptivo (bueno vale mejor no me digas como jejejej) Aunque claro por mucho ke opinemos aki la decision es vuestra, y habra un momento ke si ke el tendra ke dormir solito y lo echareis de menos, ya ke por muchos libros de psicologia infantil ke se compren, kien conoce al niño es su padre y su madre, ke son kienes conviven con el crio, ademas cada uno cria a sus hijos como kiere, y como mejor creen… besos y espero ke no te ofenda la opinion de alguien ke habla desde el deconocimiento

    Respuesta
    • el 20/10/2011 a las 9:26
      Permalink

      Bueno, nosotros tenemos en mente intentar que empiece a dormir solito este invierno pero queremos hacerlo de manera suave. Es decir, si nunca hemos convertido el momento de dormir en un drama, no vamos a hacerlo ahora. Creo que el niño poco a poco va estando preparado pero no estoy segura de si no se cabreará cada vez que se despierte y se vea solo, ni siquiera sé si podrá conciliar el sueño en otra cama. Lo iremos viendo en unos meses cuando nos pongamos a ello y, si no… pues ya veremos. Lo ideal para todos sería que durmiera ya solito porque no cabemos, porque yo necesito espacio y porque cuando nazca el otro bebé dormiría más tranquilo él solo en su habitación. En fin, no adelanto acontecimientos!.

      Respuesta
  • el 21/02/2014 a las 0:04
    Permalink

    Jeje…me reído mucho, me suena mucho eso que cuentas. De hecho estaba buscando información porque a mi me pasa lo mismo con mi bebe de 1 año. Sólo que en mi dormitorio hemos juntado dos camas de 1.35 para colechar. O sea, que tenemos una cama de 2.70!!!Así que el papa duerme en una cama de 1.35 él solo y yo en el borde de la otra cama. Mi hijo se pega o despega de mi a su antojo. Se pone de almohada, encima de mi…Yo le doy pecho y también mama a menudo por la noche. Hay noches que se despierta cada 20 min. Lo bueno es que no llora ni se llega a desvelar. Mucho ánimo. Aunque males de muchos consuelos de tontos. Me consuela saber que es normal 🙂

    Respuesta
    • el 22/02/2014 a las 0:30
      Permalink

      Hola Carmen! Esta entrada es de hace mil años, me ha hecho gracia leerla jajaja Es curioso, mi hijo Mayor hace ya tiempo que duerme solo en su cama y ha dejado de dar vueltas, se sigue moviendo mucho pero ya no es para tanto, ahora sí se podría dormir a gusto con él. Y el pequeño, qué cosas, se mueve muy muy poquito, si no fuera porque despierta cada dos por tres dormir con él sería un placer.

      Anda que una cama de 3 metros, ¡ya me gustaría a mi! 🙂

      Respuesta
  • Pingback:Yo colecho (III): hasta los 7 meses - Planeando ser padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com