Ah, es que tu eres primeriza, ¿no?.

Una amiga me acaba de recordar que trate este tema, que puede dar para muchos comentarios.
– Ah, es que tu eres primeriza, ¿no?.

– Sí (y tú una listilla con incontinencia verbal, ¿verdad?).
No sé qué impresión os producirá a los demás, pero yo creo que la denominación “primeriza” tiene una fuerte carga negativa. Parece que sirve para designar a todas aquellas madres que sólo tienen un hijo y que son poco hábiles, aprensivas, quejicas, pusilánimes e hipocondriacas. Y aunque la suelen utilizar con soltura todo tipo de personas, predominan las marisabidillas, esas madres múltiples que se creen mejores que nadie por  el mero hecho de haber criado varios hijos (o madres de un solo hijo, ya adolescente), aunque lo hayan hecho sentándolos delante del televisor horas y horas y dejándolos dar por el c* a todo el mundo en restaurantes, centros comerciales, plazas y parques.
Porque en la mayoría de los casos, “primeriza” equivale a mujer tontita y torpe, como si tener un sólo hijo te hiciera estúpida y tener más de uno te convirtiera, por ciencia infusa, en una experta en todo. ¡Menuda sandez!.
Las generalizaciones son malas y las mujeres, peores. Dos topicazos en uno, pero creo que son completamente ciertos. Cuando alguien te llama “primeriza”, a mi siempre suena a sorna, a recochineo.
Casos absurdos del empleo de la expresión:
– Estoy enamorada de mi hijo.
– ¿Eres primeriza, no?.
– ¿Perdona?. ¿Es que del siguiente no voy a estar enamorada?.
– No me gusta que manoseen la cara ni las manos de mi hijo.
– Eso es porque eres primeriza.
– Lo que tu digas. ¿La higiene va en relación inversamente proporcional con el número de hijos?. Pues yo conozco un par de casos de bebés de menos de un mes ingresados por bronquiolitis y gastrointeritis. Así que llámame lo que quieras, que yo seguiré vigilando la higiene.
– No soporto que mi hijo llore, soy incapaz de dejarlo en la cuna llorando.
– Claro, es que eres primeriza.
– Ya. Así que, según tú, cuando tenga varios hijos me importará un carajo que lloren, por muy bebés que sean. Pobrecitos los tuyos.
Se me ocurren más ejemplos. Muchísimos más. Porque el calificativo te lo pueden aplicar en cualquier conversación, digas lo que digas.
Concluyendo: sin dejar de reconocer que la experiencia es un grado, me parece tristísimo el empleo que se da a este calificativo y a mi, personalmente, me pone de muy mal humor.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

11 comentarios sobre “Ah, es que tu eres primeriza, ¿no?.

  • el 28/01/2010 a las 13:24
    Permalink

    Eva, yo cuando me hablan de primerizas siempre pienso que sí, que soy madre novata de mi bebé. Da igual que tenga tres niños más grandes, yo siempre me he sentido igual de "inexperta". Y me gusta que sea así porque ahí reside la magia de la maternidad.
    Sí que es verdad que la palabra primeriza es fea. Y también secundípara (la usaba la matrona) y creo que ya no hay más porque serían aún más horribles.

    Respuesta
  • el 28/01/2010 a las 13:26
    Permalink

    Claro Naia, si lo de la inexperiencia es otra cosa. La cuestión es el uso despectivo.

    Respuesta
  • el 28/01/2010 a las 13:34
    Permalink

    Tienes parte de razón. Pero también es cierto que uno va cambiando su comportamiento de acuerdo a su experiencia previa. A veces uno se da cuenta de que no era necesario "tanto" de algo (es que no quiero poner ejemplos, que luego se empieza a discutir sobre el ejemplo o sobre si es adecuado)

    Respuesta
  • el 28/01/2010 a las 14:00
    Permalink

    Bueno, en mi caso, no me da vergüenza decir que soy primeriza y pregunto de todo a todos, porque por encima me preocupa estar bien informada para luego no meter la pata cuando nazca mi niño. Por cierto ya me quedan solo 2 meses!!! Besotes.

    Respuesta
  • el 28/01/2010 a las 14:42
    Permalink

    A mí la palabra que me horroriza es "primípara", me hace sentir como una vaca o una oveja… jajajaja!

    Centrándonos con el tema de tu post, yo creo que lo de ser primeriza es un status. Vamos, que es real que hay cosas que se viven de una manera diferente con el primer hijo, no sólo por inexperiencia, sino también por lo novedoso de la situación, por la ilusión del primer hijo, etc. Al menos es lo que he visto a mi alrededor. Vada hijo es un mundo y por supuesto la experiencia de la maternidad con cada hijo también es diferente. La experiencia es un grado, y por supuesto de los errores también se aprende, pero opino que hay cosas maravillosas en la maternidad "primeriza" que no pueden ni deben despreciarse bajo ningún concepto.
    No es mejor ni peor que no ser primeriza, simplemente es un estado de maternidad diferente, por el que por cierto además todas las madres tenemos que pasar. Por eso precisamente no entiendo esos comentarios maliciosos de madres más experimentadas, que vienen marcados de cierto aire de superioridad por haber pasado ya esa fase.
    Un beso

    Respuesta
  • el 28/01/2010 a las 14:57
    Permalink

    A veces, la sabiduria popular, por muy cargante que suene y sea, tiene razon.
    No te quemes

    Primerizo, za.

    1. adj. Que hace por vez primera algo, o es novicio o principiante en un arte, profesión o ejercicio. U. t. c. s.

    2. adj. Se dice especialmente de la hembra que pare por primera vez. U. t. c. s. f.

    Real Academia Española © Todos los derechos reservados

    Susceptible.

    (Del lat. susceptibilis).

    1. adj. Capaz de recibir modificación o impresión.

    2. adj. Quisquilloso, picajoso.

    Real Academia Española © Todos los derechos reservados

    Respuesta
  • el 28/01/2010 a las 15:07
    Permalink

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Al final estamos de acuerdo más o menos…

    @MLD. A mi primípara es una palabra que no me disgusta, es decir, es un término médico y no tiene carga de ningún tipo, ni en positivo ni en negativo.

    @Miguel. Permíteme disentir. La sabiduría popular tiene algunas "sentencias" que son de juzgado de guardia. En lo de susceptible te doy la razón.

    Respuesta
  • el 28/01/2010 a las 20:11
    Permalink

    Yo no me preocuparía demasiado, ya te digo yo que sensible si que estás y que eso en normal, pero yo que he sido madre de un solo niño y así me quedo, si que te digo que a estas alturas soy consciente de muchas cosas que haces con el primer hijo y que la experiencia te haría hacer de forma diferente. Cuando somos primerizas (y no lo digo como ofensa)si tendemos a ser picajosas a preocuparnos en exceso y a tener ciertas manias que según pasa el tiempo vemo que tampoco eran para tanto.
    En cuanto a la higiene ya te digo yo que no es que la higiene desaparezca según tienes hijos, si no que cuando la higiene es excesiva privas a tu hijo de desarrollar defensas. Vamos que ni vivir rebozados en mierda, ni esterilizar hasta los botones de la chaqueta del bebé. Hay madres que siguen esterilizando los biberones hasta pasado el año y a mi me parece un error. Si no los niños no desarrollan defensas ahora les tocará cuando lleguen al cole, guarde o lo que sea y eso es algo que como verás se aprende con el tiempo. Ni sobreprotección, ni dejadez, siempre digo que en el punto medio está el equilibrio.
    Y sobre lo de dejarle llorar, pues bueno, ahora es bebé, pero cuando sea mayor y monte berrinches ya te digo yo que o cambias de parecer o hará lo que le de la gana. Como te digo no es que las primerizas seamos tontas, es que según pasa el tiempo muchas cosas cambian aunque no tengas mas hijos te das cuenta de que hay cuestiones que no tomarias mas en serio con el segundo, por que al final no eran tan importantes. Pero eso es la experiencia que da la vida. 😛

    Respuesta
  • el 15/06/2010 a las 19:24
    Permalink

    Jajajaja, es verdad que se usa muy peyorativamente! Yo parí de madrugada,y creo que fui de las más rápidas esa noche, porque no paraba de oír, “pues mira, al final, la primeriza, quién lo iba a decir…” Aquello parecía un chiste de Maitena.

    Respuesta
  • el 22/04/2011 a las 16:05
    Permalink

    Totalmente de acuerdo.
    Lo peor es cuando ese comentario viene del pediatra acompañado de una sonrisita burlona. Perdona, pero llevo a mi hijo al pediatra las veces que considere necesario, aunque "sólo" tenga 37,5º, ¡que para le pago!.

    Y tampoco me gusta cuando veo a los padres despreocupados por la salud de sus hijos que a lo mejor llevan días con mocos y mucha tos y no le llevan al médico. Y lo justifican diciendo: "es que a los primerizos todo les parece un mundo pero luego ya te acostumbras".

    FLIPO

    Respuesta
  • el 22/04/2011 a las 17:27
    Permalink

    Lo último que dices lo comentamos en tu blog, no? hay muchos padres que están súper acostumbrados a enfermedades varias, incluso a ingresos, y no le dan la importancia que para mi merece. Pues oye, allá cada cual, pero las cosas que a mi se me pasan por la cabeza no son por ser primeriza sino por otros motivos (tan legítimos como los de cualquiera).

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com