20 meses del bebé: ¡la explosión!

¡20 meses tiene mi bebé!

Bueno, si me descuido, 20 meses y medio. Pero es que llevo unas semanas con poquísimo tiempo y esta es una entrada que siempre tardo bastante en escribir porque me gusta hacerlo de manera pormenorizada, intentando dejarme las menos cosas en el tintero para que en futuro pueda volver atrás y recordar cómo era. A veces releo las entradas anteriores sobre el desarrollo de mi hijo, que llevo haciendo desde el principio del blog, y me parece increíble cómo hemos llegado hasta aquí. ¡Cómo babeo!

Siempre he bromeado con que a los 20 meses se suele producir una auténtica explosión en los bebés (o niños-bebés). Desde que me quedé embarazada he pensado que los 20 meses suponía traspasar una barrera psicológica, al menos para mi. Con 20 meses un niño está ya más cerca de los dos años que de tener uno y se les nota en muchos aspectos, desde el físico hasta el intelectual. Lo cierto es que, como me suele ocurrir con mis expectativas, cuando luego llega el momento compruebo que sí, que el cambio es significativo, pero que aún nos queda bastante para considerarle un niño-niño y no un niño-bebé.

Expectativas a parte, el mes de mayo ha sido realmente explosivo, como reza el título de la entrada.

Sí, sigue siendo un niño-bebé, pero ha cambiado mucho y muy rápido y ahora sí que me voy haciendo a la idea de cómo va a ser en tanto solo unos meses y soy consciente de que dentro de nada tendré un niño-niño contándome sus cosas y realizando una serie de actividades que nada tienen que ver con las de ahora.

Lo cuento con detalle:

Peso y talla de mi bebé de 20 meses

Intentar medirle sería como ponerle un body a un pulpo: imposible. Crecer ha crecido porque ahora llega perfectamente a coger todo lo que hay encima de las encimeras de la cocina y porque ahora si tengo la puerta del frigorífico abierta tengo que tener cuidado al cerrarla porque le doy en la cabeza, cosa que el mes anterior no pasaba. Ha superado los 11 kilos de peso, debe estar en torno a los 11.200 kg. Yo le noto algo más hecho, más niño, pero sigue estando delgadito, con todas sus costillitas y columna vertebral bien marcadas. Y su tripilla, eso sí. Rico, rico, y 100% comestible.

 

Dientes con 20 meses

Sin novedades más allá de que ahora no quiere ver el cepillo de dientes ni en pintura. Está todavía sin las muelas de los dos años y de momento no parece que vayan a hacer acto de presencia.

 

Comer

Se come lo que le pongas por delante, parece un adulto en miniatura.

Eso sí, cosas ricas porque la fruta este mes la ha mandado a hacer puñetas. Es una auténtica pena ya que siempre ha comido la fruta fenomenal, en puré, pero muy muy bien y, de la noche a la mañana, ha dicho que no la quiere.

La fruta en trozos nunca le ha gustado, no le gusta ni cogerla con la mano porque le da asco. Al principio pensé que se había cansado de mis purés caseros y probé con los comprados, coló la primera semana pero luego nada. De vez en cuando logro colarle alguno pero con escaso éxito.

La verdura tampoco le fascina, pero se la camuflo en el arroz o le pongo judías verdes con tomate dos veces por semana, que eso sí que se lo come muy bien.

Es estupendo que coma de todo y bien y que mastique tan bien. Poder salir con él y no tener que preocuparme de llevarme un potito de casa es un auténtico lujo.

Este mes ha descubierto comidas nuevas como las tortitas de maiz, de estas dietéticas, que le han encantado, o los palitos tipo grisini, que devora. Las aceitunas, en cambio, no le gustan y el chocolate tampoco le apasiona.

Como ya he comentado, sigue tomando leche de crecimiento con cereales como desayuno y después de la cena, así que la operación “retirada del biberón” de momento queda aplazada hasta nuevo aviso.

 

Dormir a los 20 meses

Sigue durmiendo con nosotros y lo que le queda. Está de un mimoso increíble, sobre todo conmigo y sobre todo por la noche. Me abraza, me aplasta, me acaricia el brazo, me tira del pelo… Quiere dormir encima de mi, tanto que algunas veces me empuja de tal forma que acabo poniendo un pie en el suelo para no caerme. ¡Lo que vamos a sudar este verano!

Parece que se está despertando menos veces durante la noche, al menos no ha tenido episodios tan fuertes de llanto y gritos. A veces se despierta, bebe agua, mira un poco alrededor, comprueba que todo está bien, que seguimos a su lado, y se tumba de nuevo a seguir durmiendo.

Eso sí, se está acostando muy tarde, raro es el día que se duerme antes de las 23h. Esto lo estoy notando muchísimo porque no tener el ratito de relax por las noches para hacer mis cosas es una pérdida que se nota bastante pero entiendo que es una fase y habrá que pasarla como hemos pasado las anteriores.

 

Lenguaje de mi bebé de 20 meses

Es una de las cosas que más han evolucionado en este último mes. De la noche a la mañana ha sobrepasado, con creces, las 50 palabras. No es que me haya puesto a contarlas pero estoy segura de que son más de 50 sin lugar a dudas.

Algunas son bastante curiosas porque corresponden a temas en los que hemos hecho muy poco hincapié y a él, sin embargo, le han llamado especialmente la atención. Por ejemplo, bicho, mariposa o foto. Por el contrario, palabras en las que incido un día y otro día y otro día no hay manera de escuchárselas (por ejemplo, pan o biberón).

Desde luego, en su caso la explosión del lenguaje está teniendo lugar ahora. Empezó de manera más relajada, añadiendo una o dos palabras a la semana y ahora mismo está en una fase en la que todos los días aprende alguna. Hoy mismo ha dicho pelota, niño y mano estando con M. en AT.

Eso sí, el uso que le da al lenguaje, aunque ha mejorado, sigue un pelín disfuncional en el sentido de que no las usa siempre sino sólo cuando le viene en gana. Por ejemplo, desde hace unos días dice hola para saludar pero no siempre, sino cuando le parece oportuno. Con la cantidad de palabras que ahora mismo conoce, podría expresarse bastante bien pero, por la razón que sea, aún está encontrándole el gustillo a esto de comunicarse.

También ha comenzado, aunque de forma más tímida, a formar algunas frases de dos palabras. Al ya conocido que-e-zo se le han unido no-quero, no-puedo y mamá y otra palabra, por ejemplo, mamá caca o mamá agua. Esto de que me llame también es nuevo, más aún si va seguido de otra palabra, porque parece enteramente que ha entendido que puede llamarme y luego pedirme algo.

Otra novedad es que a algunas palabras ya les pone un artículo delante, como os ojos o os pies.

En los últimos días también parece que se ha despertado su interés en contarnos cosas. Una de sus características más curiosas ha sido siempre el parloteo este que tiene, sin parar, pero más bien en plan soliloquio, es decir, sin interés comunicativo. Eso lo ha mantenido pero a veces descubrimos que sí que nos cuenta cosas.

Hace tan sólo unos días le tumbé en el cambiador y empezó a parlotear. De pronto entendí “a pueta” y aproveché para decirle, ¿qué pasa con la puerta cariño?. Entonces me contestó: “bla, bla, bla, a pueta, toc toc toc”, mientras me hacía el gesto de tocar con las manos. Me quedé de piedra. Me estaba contando que en la puerta se llama con los nudillos y que hace toc toc.

Unos días después, estábamos cenando y empezó igual, a parlotear, mientras nos miraba. Entonces hizo el gesto de comer y dijo “pepé, pepé”, que es el pollito Pepé, un cuento que le lee M. donde el pollito come cebada, trigo… Vamos, que parecía que nos estaba hablando del cuento.

Me comentaba M. esta semana que parte de la estrategia que tenemos que tener con el niño para que él descubra que esto de hablar es guay y que le ayuda a comunicarse es demostrarle que cuando dice que no respetamos su negativa. A día de hoy el no es su frase favorita y me queda claro que en muchas ocasiones la utiliza porque no sabe afirmar, de modo que tiene que expresar lo que no quiere para intentar que entendamos lo que sí quiere. En la práctica, esto es un sinvivir, con un niño que por sistema se opone a todo. Pero lo cierto es que cuando realmente me esfuerzo por prestarle toda mi atención y hacerle muchas preguntas, acabo descubriendo que entre todo lo que no quiere, hay algo que sí desea. Cierto es que no siempre puede ser lo que él quiera, pero estoy de acuerdo con M. en que hay que darle un empujoncito y, de paso, intentar que aprenda también el significado del , que creo que le abriría muchas posibilidades.

 

Comprensión

A estas alturas creo que comprende todo lo que le digo, al menos lo que no se sale de lo normal. De hecho, comprende incluso cosas que sólo ha visto o le he dicho una vez hasta unos niveles que me sorprenden mucho.

Creo que tanto en la visita del neurólogo privado aquel al que fuimos como en la de hace unos días en el Niño Jesús no entendieron bien esta parte. Parece ser que dan por hecho que si el niño no obedece órdenes simples es porque no las comprende pero no es cierto. No es que yo quiera defender al niño, creo que soy súper objetiva con él. Simplemente que el nene tiene un nivel de comprensión normal para su edad, incluso podría ser más elevado según M. y si no responde a determinadas cosas es porque no le da la gana, no porque no las comprenda.

Las asociaciones de objetos y situaciones que hace, la memoria que tiene, la facilidad para comprender cómo se resuelven determinados problemas… son cosas que me tienen fascinada y muy contenta, para que engañarnos.

 

Obediencia

Este aspecto sigue más o menos como estábamos. El niño obedece cada vez más a las cosas que le pedimos siempre y cuando le parezcan bien. Si le digo “nene, súbete a la silla” se sube. Si le digo que nos vamos a la calle, o que vamos a comer o que vamos a subirnos al coche, me entiende perfectamente y actúa como se espera de él. Ahora, no le pidas que señale un objeto (aunque lo conozca de sobra) ni que te de algo si no quiere ni mucho menos que te traiga un objeto que está en otra habitación o que te conteste dónde está otra persona.

El motivo lo desconozco, pero así es. Sin duda este es uno de los temas en los que más hay que seguir incidiendo pero reconozco que el comprobar que sí obedece a los temas que le interesan me relaja bastante porque, además, cada vez le interesan más cosas. Ahora casi siempre te mira cuando le llamas por su nombre, incluso muchas veces viene en la calle si se ha alejado demasiado. Es verdad que no ha progresado demasiado en este aspecto pero sí ha avanzado algo.

 

Mala leche

Ahí sigue. Que con los padres que tiene, la verdad, no se podía esperar tampoco que fuera un niño conformista, para qué engañarnos. De vez en cuando nos deleita con sus chillidos-delfín y nos sigue poniendo muy complicado ir a sitios que requieren que se esté quieto y callado porque su paciencia sigue siendo igual a cero y necesita mucho estímulo para entretenerse.

Sin embargo, sí es cierto que cada vez gestiona mejor su mala leche y suele calmarse antes y por si solo, algo que hacía meses era impensable. Creo que poco a poco va siendo menos inflexible.

 

Psicomotricidad con 20 meses

Veo que cada vez camina mejor aunque sigue teniendo sus caídas.

Corre que se las pela y sube escalones y los baja estupendamente aunque no siempre los sube y los baja solo, depende del tamaño que tengan y lo lanzado que vaya. La novedad principal de este mes es que ahora se sube y se baja solo de cualquier silla. Un auténtico problema para mi porque de la silla se sube a la mesa y ya me lo he encontrado varios días sentado en la mesa del salón, tan pancho. De la silla de paseo se sube y se baja solo y al coche también intenta subirse solo. A veces no sabemos si tenemos un niño o un monito-cabra, es alucinante lo que le gusta subirse a los sitios, la última vez que fuimos a Ikea se nos subió encima de unos palés tan alto que luego las pasamos canutas para bajarle, un show.

 

Imitación

Le ha cogido el gustillo y ahora imita mucho y con facilidad.

Desde mayo es posible enseñarle cosas y que las aprenda, algo que hasta entonces era complicado. De hecho, cada dos por tres nos enseña cosas que no sabemos cómo las ha aprendido. A veces da la sensación de que está a lo suyo, sin prestar atención, pero se entera de muchísimo más de lo que creemos.

Un día me di cuenta de que me estaba llamando “mala“. Desde entonces lo ha dicho una cuantas veces, para regañarme. Estuve varios días venga a darle vueltas a la cabeza a ver de dónde podía haber sacado esa palabra y además tan bien usada si en mi casa está desterrada… Hasta que se lo comenté a mi marido, quien no dudó: “se lo decimos a la perra”. Ostras, ¡es verdad!. A veces, cuando venimos de la calle y se ha comido algo que no debe, especialmente algún juguete de plástico o de madera del niño, siempre la regañamos diciéndola mala.

Creo que en alguna ocasión ya he comentado que no me gusta la palabra, pero a mi perra, por mucho que la quiera y que sepa que comprende muchas cosas, no me voy a poner a explicarle que, en realidad, ella no es mala, sino sus actos, de modo que lo simplifico con un mala, que a juzgar por como baja las orejas, entiende perfectamente… Pues eso, que no sólo lo entiende la perra, también lo ha entendido al niño. A partir de ahora, cuidadito con todo lo que decimos, mucho cuidadito.

 

Resumiendo.

Un gran mes, a pesar de los virus y achaques varios, ha sido un mes fantástico en lo que a progresos se refiere. Creo que lo que mejor puede resumir el mes es que si ahora tuviera que pedir ayuda para el niño, no la pediría.

Esto no quiere decir que me arrepienta de llevarle a AT o que no quiera hacerle una revisión completa en el Niño Jesús, para nada.

De hecho, estoy contenta de que así sea y creo que le ha ayudado muchísimo; gracias a ello ahora estamos como estamos.

Pero si en este momento tuviera que volver a empezar seguramente no pediría ayuda y me quedaría con la duda de esas peculiaridades que tiene que no me gustan y que no creo que sean normales.

Me parece que esto es un gran síntoma de que las cosas empiezan a ir mejor. Ojalá el mes que viene pueda seguir así de contenta.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

25 comentarios sobre “20 meses del bebé: ¡la explosión!

  • el 15/06/2011 a las 1:24
    Permalink

    Pues qué te puedo decir.. ¡que me alegro un montón! Mucho mucho =)

    Y creo que ya te lo dije por email: lo que más me gusta de ti es lo objetiva que eres con tu hijo! De verdad que te admiro por ello.

    Muchos besicos, y espero como tú que este mes sea también de grandes logros!

    Saludos!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 3:25
    Permalink

    Ah, y me encanta que lo cuentes todo al detalle!! Me gusta mucho que expliques los progresos de tu bebé-niño, y que pongas ejemplos 🙂

    Y ahora.. me voy a la cama!

    Besicos!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 7:43
    Permalink

    Efectivamente, hay que empezar a tener cuidado con lo que decís, especialmente las palabrotas, porque no veas qué rápido las aprenden, je je. Mi sobri está ahora en esa fase y no veas cómo nos imita.

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 7:43
    Permalink

    Ole ole!!!! Feliz cumplemés!!! Me ha encantado lo de la Mala leche. Tranquila, yo creo que viene de serie y sobretodo a estas edades. Se va puliendo, no te preocupes, aunque cuando sacan el genio… Muchas felicidades guapa a ti y a tu pequeño

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 8:29
    Permalink

    No tengo mucho tiempo para comentar hoy, pero no quería quedarme sin felicitarte por todos los avances de tu campeón!!!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 9:07
    Permalink

    Cómo crecen. Ya verás a partir de los dos años como empieza a hablar cada vez más, pero no te impacientes, que yo creo que está todo perfecto!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 10:09
    Permalink

    Como siempre te digo es que parece que describieras a mi hijo, quitando el tema de la comida claro que nosotros ahí no avanzamos nada.
    Lo de aprender a usar la palabra malo/a es increíble el nuestro también lo usó hace poco, yo creo que lo ha aprendido en la guarde o en el parque, y creo que esas palabras son las que mejor aprenden supongo que para explicar su frustración.

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 10:26
    Permalink

    que de cosas!!! es un machote y eso queno ha explotado como pensabamos… un besito

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 10:38
    Permalink

    Felicidades por un mes mas y por tantas cosas nuevas, lo de las palabras…es dificil que a veces no se te suelte alguna fea, ellos la escuchan aunque esten en la otra punta de casa!…jajaja…A disfrutar que está en el mejor momento!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 10:51
    Permalink

    Vamos caminito de los "terribles 2 años", jajaja. ¡Cuántos avances y qué suerte con el tema de la comida! Ojalá pudiera el mío comer de todo, sólido y el solito (siempre tengo que ir con el potito a cuestas).

    Felicidades peque!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 11:22
    Permalink

    Que de avances preciosa!!! Me alegro muchisimo de que el peque vaya así de bien!! Me encanta ese caracter que tiene, sabe lo que quiere!!! Un besito y el mes que viene más!!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 12:39
    Permalink

    Feliz cumplemeeeeeeeeees! Que ricura de nene y q espavilado!
    Un besazo!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 14:00
    Permalink

    No sabes como me alegro de todos esos avances.
    Es espectacular.

    Respecto a lo de la fruta, bueno, yo creo que pasará rachas como esa varias veces.
    Yo todavía alucino cuando veo como Boliche un día se zampa de un bocado una tortilla francesa y al día siguiente dice q no le gusta sin haberla probado…

    Lo del lenguaje, he de reconocer que desde que mi hijo habla, nuestra vida ha cambiado.
    Igual que tu hijo, gestiona mucho mejor los enfados, de hecho se han reducido tan considerablemente, que el día que tiene me sorprende.
    Esuna ayuda inestimable, aunque en tu caso tengas que andar todavía con las adivinanzas para saber que es lo que "Sí" quiere. XD

    Así que tienes un pequeño escalador en casa???

    Me sorprende que se suba tan facilmente a tantos sitios. Quizá porque mi hijo para eso ha sido más torpe, no sé si por miedo o por poca destreza, eso sí las volteretas las borda jajajajajaja

    Con lo de tener cuidado con lo que decís, tienes razón y que no se te olvide, lo pillan todo!!!!!

    FELIZ CUMPLEMES AL PEQUE!!! y felicidades a los papis entregados! ;D

    Besos fuertes.

    Ays! que se me pasa…
    Cuando leo lo del tema médico, no sabes la pena que me da, la incomprensión que debeis sentir cuando intentais explicarles algo y ellos no le dan ningún valor.

    Creo que su mayor apoyo deberiais ser vosotros que al fin y al cabo sois los que mejor le conocéis.
    Lo veo un error por su parte.

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 14:48
    Permalink

    Pues mi hijo tiene 22 meses y apenas dice: mamá,papá,agua, ya está, más, pan, galleta. Eso es todo.
    Feliz cumplemes!!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 16:29
    Permalink

    Qué bueno lo de la perra!! si es que están a todas!! jaja
    Últimamente a nosotras también nos dan las tantas sin dormir, será el calor?? que anochece más tarde?? pero tienes razón, estar con ella en la cama casi dos horas para que se duerma es una pérdida de tiempo terrible…

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 17:32
    Permalink

    FElicidades por los avances y el cumplemés!!!

    Con lo de la escalada ya sabes, fomenta ese talento!!!

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 18:14
    Permalink

    Hayra, muchas gracias. No sé cómo lo hago, pero yo creo que soy muy objetiva con él, que igual que veo lo bueno veo lo malo, lo que no funciona bien. Ya veo que eres nocturna como yo, vaya tela!.

    Mama mimosa, para comérselos!

    Sandra, mi hijo empezó con la mala leche con 8 meses, incluso con 5 que fue cuando empezó a pegar gritos. Pero parece que poco a poco se va autoregulando…

    Ana, muchas gracias.

    Mama reciente, que va, todo lo contrario, me siento muy tranquila porque veo que estamos en buenas manos y porque veo que todo marcha. Un beso.

    Mis chicos y yo, creo que tu hijo hablaba bastante bien desde temprano, me suena, no?.

    Tricius, jajaja, un beso.

    Cartafol, sí, tienen mucha antena, sobre todo para lo que les interesa!.

    Silvia, a mi los terribles 2 no me asustan nada, que aquí llevamos viendo "cosas terribles" desde antes del año jajaja

    Maria, muchas gracias, un beso.

    SaRa, gracias, un beso también para ti.

    La teta reina, muchas gracias por tu comentario tan cariñoso. Yo también creo que una vez que el nene pueda expresarse mejor mediante el lenguaje él se va a sentir mucho menos frustrado y todos podremos entendernos mejor. En eso tu hijo ha sido siempre muy precoz, debe ser maravilloso. En cuanto a la escalada, sí, es una auténtica cabra. Para decirte que le coges en el aire y como no le subas pronto, se pone a escalarte a lo spiderman! jajaja

    Y en cuanto al tema médico, sí, a veces es un poco frustrante ver que dices una cosa y apuntan otra. Mañana tenemos psiquiatra, que entiendo que es quien va a evaluar el comportamiento del niño y espero que vaya bien y que escuche lo que le digo, no lo crea oir.

    Besos.

    Fabiola, bueno, pues tiempo al tiempo, no hay prisa!.

    Lamamadeunbruja, no sé a qué se debe, desde que cambió la hora está durmiendo mucho más tarde. Es verdaderamente frustrante estar dos horas en la cama intentando que se duerma, es quizá el peor momento del día, me pongo súper nerviosa!

    Madi, muchas gracias.

    Respuesta
  • el 15/06/2011 a las 23:59
    Permalink

    Llego in poquito tarde pero no quería dejar de decirte que me parece que el peque ha avanzado un montón y que está hecho un hombrecito adorable, con su genio, pero encantador. Que siga así.?

    Respuesta
  • el 16/06/2011 a las 1:23
    Permalink

    Pues sí, eres objetiva, y eso se da poco en madres/padres/demás familia -creo yo-. Creo que se tiende a no ver las cosillas que no van bien, o a no querer verlas, o a justificarlas. Imagino que como padre duele mucho ver que tu hijo no va bien en algo, pero precisamente por ser padre/madre no se puede mirar a otro lado, que así no se solucionan las cosas! E imagino que, por otro lado, hay cosas que los padres no quieren ver porque son consecuencia -o culpa- de ellos, y claro, admitirlas significaría que algo hacen mal en la educación del niño.

    Total, que todo esto viene a que aunque yo no tengo hijos, siempre he pensado que yo sería de las que vería objtivamente lo bueno y lo malo. Me considero muy crítica y nada conformista, y bueno, creo que seré así. Ya veremos cuando me toque! 😉

    Y por eso me gusta ver que tú lo eres, porque escasea y porque yo de mayor quiero ser como tú!! jaja (y eso que te saco 1 o 2 años 😉

    Besicos guapa!

    Respuesta
  • el 16/06/2011 a las 1:24
    Permalink

    Y por cierto, sí que soy nocturna sí! jaja Mi padre me llama "ave nocturna", y gracias a eso conocí a mi belga 😉

    Muaks!

    Respuesta
  • el 16/06/2011 a las 10:08
    Permalink

    Me alegro mucho que todo vaya tan bién, la verdad es que no creo que tenga ningún problema, tal y como lo describes es como cualquier niño de esa edad.

    Respecto a lo de comunicarse, hay niños que empiezan antes a hablar(Nicolás con un año empezó a hablar y con 16 meses ya hacía frases) y otros que tardan más. Mi sobrino tiene 16 meses y dice mi madre que salvo papa, mama no dice nada.. básicamente es porque no lo necesita ya que con gestos se comunica perfectamente y entiende todo lo que le dices (otra cosa es que te obedezca)

    Sigue disfrutando de tu bebé que ya tienes casi un hombrecito

    Un beso

    Respuesta
  • el 16/06/2011 a las 22:00
    Permalink

    Hola. Yo tengo un enano de 19 meses, y me encanta leerte y seguirte la pista, aunque a veces me quede un poco preocupada con algunos aspectos en mi enano…Bueno, Cambiando de tema; sobre la comida, el mio come pure de fruta segun tenga gana o no, pero la fruta en trozos (sobre todo el platano) no la quiere. Parece que le da asco como al tuyo. Lo que he descubierto (bueno lo descubrio su aitite) es que si que se come tanto el platano como pera si se los das enteros (el platano un poco pelado, pero con la piel de abajo para que agarre y la pera bien lavada con su piel y todo). Dormir: el mio hasta hace algo mas de un mes dormia en su cuna en su habitacion relativamente bien, pero como empezaba a intentar pasar los barrotes le hemos pasado a una cama (de 90) con sabana fantasma. Yo creia que se iba a agobiar y que iba ser un suplicio… Pero… Sorpresa!!! Duerme genial, de hecho esta esperando al lado de la cama para subirse mientras quito la spbrecama. Se queda dormido en cuantro entra, a las 8:15 de la mañana hay que despertarlo (menos los sabados que nos despierta a las 7:30)…. A sido el descubrimiento del siglo!!! A ver si dscubro algo asi lara las siestas fuera de casa… Porque es un suplicio que se duerma en la sillita… No quiere ni pa' tras…Un beso

    Respuesta
  • el 18/06/2011 a las 0:23
    Permalink

    @Mousikh, está cada vez más rico, es la pura verdad y además cada vez controla más el genio y se calma antes, lo cual se agradece :-)Hayra, pienso que la objetividad es necesaria para casi todos los aspectos de la vida porque nos permite tomar mejores decisiones pero en el tema de los hijos me parece muy muy importante. Mirar para otro lado es una irresponsabilidad cuando se trata de la vida de tus hijos, al menos así lo veo yo. Gracias por las cosas que me dices jajaja pero no quieras ser como yo, que yo tengo muchos defectos! Yo por las noches soy como los vampiros, es cuando más actividad tengo, no lo puedo evitar.MLuz, lo sé, lo sé, el problema de mi hijo no era tanto no hablar sino que no tenía ningún interés en comunicarse, no imitaba, tenía muy poco contacto visual… Un beso.Anonimo, de corazón te digo que las comparaciones son odiosas. Y que si uno tiene dudas, lo mejor es que lo vea un especialista, que es quienes realmente saben. Así que no te preocupes por lo que aquí leas, yo también leo cosas en otros blogs y me pongo mala de preocupación, aunque ahora ya menos, la verdad, intento que me resbale lo máximo posible… Lo de la sábana fantasma me atrae mucho pero no sé si la soportaría. De todas formas, mi hijo ahora mismo necesita dormir con nosotros, no creo que resultara el llevarle a su cama, aunque como en todo, lo mismo me sorprendía… Un beso.

    Respuesta
  • el 08/12/2012 a las 2:00
    Permalink

    hola yo no tengo bebes, pero mi sobrinito tiene 1 año 8 meses,y convivo mucho con el, me doy cuenta que todos los bebe de la misma edad son iguales, este corre ya bien,juega futbol a mi ver lo comparo con otro sobrinito que es mas grande y tiene mas agilidad y juega mejor con el balon, dice gol , pelota y fut, su sistema sicomotriz esta muy bueno, le gusta subirse a las subibajas, el parque lo reconoce de maravilla y llora cuando no lo llevan, me doy cuenta que le cuentas algun cuento y el a su manera te lo cuenta, es un coqueto con las niñas les manda besos, y con los niños es mas uraño,el sabe a quien juntas en sus juegos, y quien no quiere, ya sabe decir no cuando algo le molesta y si, bueno dice ti, yo pienso que ya dice mas de 100 palabras ya frases de tres palabras, se sabe los nombres de todos mis hermanos y de mis papa, como de algunos primos a y sobre todo algun que otro apodo…sabe algunas palabras en ingles va a un colegio bilingue…es un amor y sobre la palabra mala el diche tonto o tonta cuando hacen algo que no le gusta…ya empezo a ir al baño, de hecho ya no usa casi pañal… es un bebe bastante avanzado y sobre la comida le gusta todo no es remilgoso…es algre y social..

    Respuesta
  • el 21/03/2015 a las 22:40
    Permalink

    Es la primera vez que me informo sobre la evolución de los bebés a los 20 meses y estoy muy sorprendida. Veo que todos los niños dicen palabras sueltas. Mi niña acaba de cumplir los 20 y ya dirá unas 300 palabras, pero lo más sorprendente es que construye frases muy largas, aproximadamente de 6 ó 7 palabras. Sabe contar hasta 12 y reconoce algunos números. También reconoce y nombra todos los colores, hasta los raros como el marrón o el morado. Hace unos días nos dimos cuenta de que canta los estribillos de 4 ó 5 canciones. Puedes tener conversaciones (un poco caóticas) con ella en las que te cuenta cosas del cole ¿Creéis que puede tener altas capacidades?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com