14 meses

El último mes se me ha pasado volando. Sin darme cuenta, ¡zas!, 14 meses. 
Confieso que cuando soñaba con tener hijos pero no tenía ningún niño cerca, un bebé de 14 meses me parecía ya un niño hecho y derecho y no un renacuajo como el mío… ¡lo que hace la inexperiencia!. 
Aunque ayer empezó a caminar solito y eso es un acontecimiento que deja atrás a todos los demás adelantos, lo cierto es que lo más destacable del mes de noviembre considero que ha sido lo que ha avanzado en cuanto a inteligencia, por llamarlo de alguna manera.
Me doy cuenta de que comprende muchas cosas, desde luego muchas más de las que aparenta. Aunque tenga sordera selectiva, he descubierto que entiende muchas frases habituales: dame la mano, vámonos, eso no, mira
Participa mucho más de todo lo que ocurre a su alrededor. Por ejemplo, antes miraba la tele embobado pero rara vez mostraba interacciones con la pantalla. Ahora se rie, agita los brazos, se lleva las manos a la cabeza, hace amago de aplaudir, señala… incluso a veces me ha parecido que señalando dice algo similar a ¡mira!.
Con nosotros pasa igual. Hasta hace nada, cuando nos veía hacer el ganso con el Cantajuego (al final vamos a acabar siendo fans, ya lo contaré) nos miraba divertido pero con cara de vaya dos. Ahora se ríe, agita los brazos y mira alternativamente a la pantalla y a nosotros, sabe que estamos haciendo lo mismo que lo que está viendo en la tele.
De vez en cuando me da besos. Además, sé cuándo me los va a dar porque se acerca y pone cara de amor. No es que se prodigue mucho pero cuando lo hace, ¡me encanta!.
Parece que está empezando a hacer más caso a los animales ya que  hasta el momento parecían invisibles a sus ojos. Le llama mucho la atención cuando la perra se pone a jugar con unos de nuestros gatos. Y ya no es raro que se acerque a ella y le intenté meter el dedo en el ojo o en el hocico, qué paciencia tiene la pobre, es una santa. Eso sí, sigue atropellándolos cuando va gateando o andando, como si fueran meros juguetes. Me pregunto hasta qué punto entiende que son seres vivos, si no los verá como meros objetos que se mueven…
En cuanto al lenguaje, sigue rajando por los codos en su idioma ininteligible. Ni rastro de aquellas palabras que parecía esbozar hace meses, ahora no se le entiende , más allá de que algunas veces repite las terminaciones de palabras que le decimos. Ah, y a veces empieza diciendo guli, guli, culi, culi, sacando mucho la lengua y así se pasa un buen rato, partiéndose de risa además al ver que nosotros hacemos lo mismo.
Viendo cuál ha sido su evolución con el caminar, que no se ha soltado hasta que ha tenido un buen nivel, creo que con el habla pasará lo mismo. Hay niños que enseguida dicen varias palabras pero no componen frases y otros que tardan más en decir algo pero el día que lo hacen utilizan frases completas. Veremos si me equivoco, pero mi intuición me dice que mi hijo esperará a hablar hasta que pueda componer una parrafada seguida.
De todas formas, yo ahora le entiendo bastante bien sin necesidad de palabras. Cuando estoy dándole de comer, se perfectamente si quiere agua, si quiere la comida de un plato o de otro o si quiere que le baje de la trona. Normalmente señala lo que quiere o me coge la mano y me lleva. Me acuerdo un día de los que estuvieron mis padres en casa que mi madre hizo tortilla de patata y yo saqué un puré congelado que había hecho antes de que me operaran. Constantemente señalaba el plato con tortilla y le cogía a mi madre la mano para que le diera más. 
La alimentación marcha muy bien por un lado y regular por otro. Muy bien porque siempre quiere probar lo que nosotros comemos, hasta el punto de ponerse pesadísimo. Le gusta todo lo que le damos y aunque no mastica mucho, se apaña para comérselo sin atragantarse. Le encantan las patatas fritas, el pan y los yogures. Aunque haya comido y haya tomado su postre, si ve que comemos nosotros se pone morado de todo lo que le damos, no admite que dejemos de darle hasta que recogemos la mesa. Tanto interés es bueno, desde luego.
El lado negativo es que ha probado tantas cosas ricas y es tan consciente de que nosotros comemos cosas buenas que los purés ya no hay quien se los meta. El tema puré viene siendo un problema desde hace tiempo, pero hasta el momento he podido engañarle dándole trozos suaves de cualquier otra cosa. El problema es que ahora ya ni engañándole, porque distingue perfectamente qué hay en cada plato y no quiere nada procedente del cuenco de puré. No tengo inconveniente en darle comida “más de adultos” pero me limita bastante su alimentación porque masticar no mastica y, por otro lado, la verdura y la fruta no se la come en trocitos… Aún así, no me puedo quejar, todo lo contrario, es un niño que nunca ha dado problemas a la hora de comer. 
El sueño ha empeorado, sobre todo en los últimos días. Lo cierto es que ya hace meses que no es infrecuente que por la noche se despierte dos, tres veces, llorando mucho. Hasta hace meses eran lloros medio dormido, probablemente pesadillas o terrores nocturnos. No era difícil volverle a dormir.
Ahora se está acostando bastante más tarde (de las 20h o las 20.30h habitual a que muchas noches nos den las 23h) y se está despertando casi todas las noches llorando al menos una vez. Dormirle es una ardua tarea cuando antes era posarle en la cuna y ya estaba frito. Ahora casi todas las noches nos tenemos que acostar los tres en la cama con él hasta que se duerme. Entonces le pasamos a su cuna y nosotros seguimos haciendo cosas en casa.
Cuando se despierta (curiosamente casi siempre sobre las 2 o las 3 de la mañana) el llanto es muy sentido y se espabila por completo. Normalmente se arregla cogiéndole y metiéndole en nuestra cama pero ha habido noches que era imposible conseguir que dejara de llorar. Lo único que lo ha remediado ha sido enchufarle la tele, ya sea Pocoyó o Baby Einstein. 
Son muchos los factores que creo que influyen: maduración de los ciclos del sueño, una etapa de muchos cambios como es el empezar a caminar y un gran achuchón de la boca. Aún así, creo que no puedo quejarme para nada de cómo duerme mi hijo, hemos tenido bastante suerte en ese sentido.
Lo está pasando muy mal con la boca. Lleva varias semanas que se le cae la saliva por la barbilla y no para de masajearse las encías con los dedos. Han roto, por fin, uno de los incisivos superiores que le faltan y también una de las muelas superiores. Otra de las de abajo parece que despuntará en breve y tiene otras dos y el incisivo restante en ebullición. En total son 8 dientes fuera, dos de ellos muy cortitos todavía: 7 incisivos y 1 muela.
Algunas veces juega con sus juguetes sin que esté yo con él. Se entretiene 10-15 minutos con un poco de suerte. Lo habitual, en cualquier caso, suele ser que quiera jugar conmigo. Me coge la mano y me lleva a donde él quiera para que le enseñe lo que sea. Tiene un libro con dibujos y el nombre de esos objetos con el que está obsesionado. Me sienta a su lado, me pone el libro encima, me coge el dedo y va señalando los objetos para que le diga los nombres, así nos podemos pasar 3/4 de hora hasta que siento que me va a dar ansiedad y le digo que no puedo más (explicación que normalmente no entiende y se cabrea porque de por concluido el entretenimiento).
Uno de sus principales entretenimientos consiste en conseguir que alguien le lleve en brazos y le vaya nombrando las cosas que él señala. La cocina es un sitio especialmente interesante para ese juego. Mis padres y mi marido le enseñan, por ejemplo, los nombres de las frutas y se las dan para que las toquen.
Actividades favoritas:
– Chuparse el dedo sin descanso. Tanto que para ir caminando nos da la mano que no necesita para poder seguir chupándose el dedo mientras se desplaza. Hasta gateando se chupa el dedo.
– Pegarse al mueble de la tele y quedarse ahí apoyado, de pie, dando porrazos de vez en cuando a la tele y/o señalando las cosas que salen. El rosco de Pasapalabra, por ejemplo, le encanta. 
– Tirar todos los DVDs que están a su alcance, una y otra vez, y cuando ya los tiene todos en el suelo, sentarse entre ellos y seguir lanzándolos. Cuando esta actividad ya le ha aburrido, empieza a mascarlos todos hasta que arranca el plástico.
– Rasgar cualquier libro, revista o folleto que encuentre en su camino para, seguidamente, empezar a comerse el papel. Las etiquetas de la ropa con los precios le chiflan, en las tiendas hay que tener ojo de que no las arranque para comérselas.
– Abrir cajones y cajas de cualquier habitación de la casa y sacar absolutamente todo fuera, lanzándolo hacia atrás.
– Meterse dentro de las papeleras para sacar todo fuera.
– Meterle el dedo en el ojo a la perra una y otra vez (la probe se deja hacer de todo) o pellizcar con toda la mano a uno de mis gatos (el otro no se deja ni de coña). 
– Arrancar las piezas de la alfombra-puzzle de foam en la que se supone que debería estar jugando, arrastrarlas por toda la casa mientras gatea y mordisquearlas. 
– Coger a quien sea de la mano (lo hace hasta con desconocidos) y llevarle de paseo por toda la casa. Es incansable. Ahora que ya camina solito me imagino que la nueva actividad va a ser recorrerse la casa una y otra vez aunque lo cierto es que esta mañana me está pidiendo igual que siempre que le lleve a caminar de la mano. Ya veremos…
– Escanear el suelo con ojo clínico para coger cualquier pelusilla, hilo o chinita del arenero de los gatos para llevársela a la boca y mascarla como un chicle, negándose a que se la saquemos ni por las buenas ni por las malas.

Medidas aproximadas: de peso, unos 10.200 kg y de altura… la altura me ha costado muchísimo medirla así que es probable que esté mal tomada, en cualquier caso, creo que en torno a los 78 cm.

Seguro que me dejo cosas, ¡el mes ha dado para mucho!.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

25 comentarios sobre “14 meses

  • el 02/12/2010 a las 11:52
    Permalink

    Qué de pregresos, verdad???

    De repente te das cuenta que le dices algo y te comprende, como ¿tráete las zapatillas que te las pongo? Y se va, vuelve con las zapatillas en la mano, recula, se sienta a tu lado y tú con la boca abierta y los ojitos llenos de lágrimas se las pones. Qué orgullosa se siente una, verdad?

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 11:53
    Permalink

    Pues sí que ha habido cambios en este último mes, pero tienes razón, el mejor de todos quizá por ser el más vistoso es precisamente el de ayer, que empezar a andar es todo un acontecimiento!

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:13
    Permalink

    Geniales todos los progresos de tu niño!!!
    Bueno no te preocupes por el tema de la alimentación, mi hijo desde los 12 meses quiso comer "normal" y los triturados no quería ni verlos, así que no insistí y si en algo mi hijo no me da trabajo es en el tema de la comida, porque quitando el tiempo en que está malito, normalmente come genial.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:14
    Permalink

    Este chico está imparable!!!

    Lo de la comida, a mi me pasa igual pero al revés.
    Sólo como puré (galletas, pan y patatas fritas), el resto no quiere ni probarlo. Por una parte estoy tranquila porque está super bien alimentado pero por otra me preocupa de cara al curso que viene que se tendrá que quedar al comedor…
    Va a ser la guerra!

    Y lo del sueño, igual es que los dientes le están dando guerra, no?

    Tu bebé ya es todo un mocito!!!

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:19
    Permalink

    que bonito….. felicidades.
    me ha encantado tu blog

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:26
    Permalink

    Que de avances madre mía!!! Pues veo que mi hijo no es el único que coge del dedo a cualquiera para llevárselo de paseo jejejeje.
    Lo del sueño son fases, el mío también estuvo unos meses que de dormir fenomenal paso a levantarse 2 y 3 veces por noche a nosotros nos coincidió con el verano 14 o 15 meses y a los 17 se volvió a estabilizar, creo que también influye la cantidad de cosas que aprenden y que no se quieren perder mientras duermen.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:30
    Permalink

    Con lo del habla le pasará como con lo de andar…empezará de un día para otro y no habrá quien lo pare!!!

    A David le costó mucho decidirse y hasta hace u par de meses decia 3 cosas y de pronto cambió y ahora parece un lorito..lo repite absolutamente todo y se hace entender perfectamente!

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:44
    Permalink

    jo lo del sueño es un fastidio, el mio esta con mocos y le cuesta dormirse dios y ayuda¡¡

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:45
    Permalink

    por cierto a el mio le encanta mi portatil unos juegos que
    hay en la pagina del buhoboo, estan chulos

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:54
    Permalink

    Creo que ahora más que nunca deberías empezar a buscar un nombre que sustituya "Bebito"… Por que de bebito ya no tiene nada!! 🙂

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 12:55
    Permalink

    Lo del ciclo del sueño es normal, tienen temporadas, al mío le pasa, de vez en cuando se descontrola.
    Lo de la comida es muy habitual en los niños que conozco, quieren probar lo de los adultos, aunque estanjanito a veces prefiere un potito que lo que le haga yo (normal, con una madre tan pesima cocinando, que lo que le salen bien son los potitos!jeje)
    es una pasada, ahora veras la interrelación que tenéis, le entenderás, podrás hacer más cosas en casa porque se entretendrá y podrás enseñarle mucho!!
    enhorabuena por tantos avances!!!

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 13:10
    Permalink

    Ahora a correr Mami! jajaja, me alegro de que vaya progresando tan bien!

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 13:42
    Permalink

    Vaya!!!!! el bebito ya es todo un hombrecito. Jajajajaja. Me encantan a esta edad… son comestibles hasta los 5 años. Luego te preguntas por qué no te lo comiste a su debido tiempo.
    Un besote guapa,

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 14:01
    Permalink

    Ya verás que etapa llega… En mi caso de tener que ir de la mano con ella a todos lados y no poder separarme ni un segundo, jugar con ella a todo, etc, hemos pasado a una etapa de independencia sobre todo el los juegos. En cuanto al sueño ya verás que pronto vuelve a dormir como antes, a mi me paso igual. Tuvimos una época en la que me tenía que acostar con ella pero ya ha pasado.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 14:29
    Permalink

    jajaja, chica, en las actividades favoritas tienes todas las de mi hijo. Bueno en vista que van los dos por el mismo camino, te voy avisando. Dentro de poco le encantara meter la mano en el WC y tirar dentro cosas. Tirar de la cadena, el rollo de papel higienico, coger la escoba, dar con la fregona en la pared… jajaja. Ya nos contaras.
    Con el tema de la fregona yo he optado en comprarle una de juguete y el tiene la suya y yo la mia.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 15:10
    Permalink

    Me encantaria ver su carita de amor previa a los besos 😉
    Como ya te han dicho antes, ahora te va a tocar ir detrás de él por toda la casa pero es tan divertido… a mi hija le gusta jugar a "escaparse": voy detrás de ella diciendo "¿a dónde vas?" y ella acelera muerta de risa.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 15:28
    Permalink

    Dos ideas para los pures, que me han resultado (aunq mi bb (18 meses) mastica sin problemas:

    1) haz pelotitas de su comida con consistencia de pure y agregale algo q le de mayor consistencia y asi lo puedes hacer pelotitas o salchichitas q el podra comer como "finger food"

    2) venden "pouch" de comida tipo pure y que ellos la succionan desde el envase. Supongo q puedes replicar algo en casa similar.

    Es la primera vez q te leo, pero entiendo que es super frecuente que quieran comer lo que come uno. Y ya hace muchos meses que casi no le hago comida especial. Incluso cuando come antes que nosotros, luego querra probar de nuestros platos (aunq sea la misma comida y ya este satisfecho). Si tienes problemas con que no mastica y se atraganta, a nosotros la comida de la slow cooker nos ha funcionado fantastico…incluso la carne luego de varias horas cocinandose se deshace sola en la boca.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 16:45
    Permalink

    Por lo que cuentas el lenguaje lo está practicando de lo lindo. Por un lado diciendo esos sonidos sin sentido, pero practicando la forma correcta de la lengua y el "ruido" que hacen las letras o sílabas al salir de su boca. Y por otro el querer saber el nombre de las cosas. En nada le tienes hablando por los codos.

    Tema comida: va a ser un buen comedor, sin duda. Mi hijo rechazó los purés justo con 14 meses. Con 12 empezamos a tener problemas, pero como tu, íbamos engañando un poco con trozos, Pocoyó y juegos. Después imposible y tuvimos que darle una dieta normal. Veo que te va a pasar igual.

    Sueño: pues ya sabes, maduración. Mi hijo, curiosamente, también despierta casi siempre entre las 2 y las 3 de la mañana. Deben acabar un ciclo justo ahí chica. Muchas noches aunque no se despierta del todo le oigo que habla o me llama, pero se duerme al instante.

    Tu peque está hecho un fiera.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 17:15
    Permalink

    Yo estoy deseando poderle entender porque hay veces que quiere algo y los berrinches que coge porque no sé lo que es son de aupa.
    Lo de los purés lo entiendo perfectamente, a nosotras nos pasa lo mismo pero con cinco meses menos, por otro lado es normal, es que son muy listos y el puré es una m.
    Qué mayor es ya, eh?

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 17:21
    Permalink

    Con la comida, podrías probar a darle trocitos ya, y lo que no se coma, como la fruta y la verdura, se lo puedes seguir dando en puré…
    lo de dormir son siempre etapas, cuando adquieren una nueva habilidad, pasan temporadas muy difíciles con el sueño.
    Con lo de jugar solos… pues mi hija ahora con 26 meses, empieza a jugar sola alguna vez, pero lo normal es que me reclame a mi, para jugar o para tenerme cerca.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 21:01
    Permalink

    Cuántos avances y cambios, qué pasada, debes estar contentísima, tienes un niño muy despierto e inteligente. Un besote.

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 22:07
    Permalink

    Está hecho un auténtico bichito, menudo trasto! Para comérselo!

    Respuesta
  • el 02/12/2010 a las 23:04
    Permalink

    Como me recuerda a julito el año pasado¡¡¡
    El dos de noviembre de hace un año empezo a dar sus primeros pasitos con 14 meses, comprendia un monton de cosas tal y como cuentas, me llevaba de la mano adonde el queria (aun sigue haciendolo), tuvo mala racha de sueño, un monton de cosas que has contado me han recordado a mi peque hace un año…ayss q recuerdos.
    Disfrutalo mucho, mucho que pasa volando¡¡¡
    Y felicidades por esos 14 meses y sus primeros pasitos.

    Respuesta
  • el 03/12/2010 a las 15:22
    Permalink

    Buff, qué retraso llevo contestando comentarios! jaja Es que no he parado!!!

    Suu, eso mi hijo no lo hace todavía pero cuando lo haga me voy a quedar de piedra!!!

    Gem, lo de andar es una pasada, además creo que para él va a marcar un antes y un después.

    Arual, lo que pasa es que la comida adulto me toca adaptarla y yo no soy capaz de comer cosas insulsas o toda la verdura que el necesita comer, así que tengo que hacer dos comidas igualmente, es un poco rollete de momento, hasta que no mastique como Dios manda.

    La teta reina, yo creo que los niños comen lo que están preparados para comer por eso es mejor no forzarles… no se va a pasar toda la vida comiendo purés, eso seguro!!!. Lo del sueño está muy relacionado con la boca, si, qué rollo!.

    Marta, muchas gracias!.

    Mis chicos y yo, me encantaría que volveria a acostarse pronto y "dando menos guerra" pero, por otra parte, que por la mañana se levante algo menos temprano también es un lujo. Así que tocaré madera, que tampoco estamos tan mal!.

    Ana, yo creo que mi nene será como el tuyo.

    Brujilla, qué asco de mocos!! tomo nota de la pagina!

    Mamá Coqueta, es que no se me ocurre sustituto de "bebito", tienes tu alguna sugerencia?.

    Estanjana, muchas gracias, estoy muy ilusionada, el niño ha cambiado un montón, hemos tenido unos meses que estaba que no se aguantaba ni él pero ahora da gusto.

    Cartafol, pues hoy estaba ya cogiendo unas velocidades que no veas!!.

    Australia, mi madre dice eso mismo que dices tu, ¡pero yo creo que todas las edades tienen su gracia! jaja

    Nuria, que guay, debe ser estupendo!.

    Evita, buuu, mi hijo ya se ha dado cuenta de que la taza del WC se levanta, de ahí a lo que cuentas va un paso!!!

    Heidi, para comersela!!!

    Paula, son buenas ideas, me voy a inspirar en lo que comentas, muchísimas gracias!!!.

    Belén, sí, le has calao 😉

    Lamamadeunabruja, al final todo llega, a mi siempre me parece que no, pero sí que llega, sí.

    LadyA, eso es más o menos lo que hago con la comida, cada vez le meto más trozo y menos puré pero la fruta no le veo preparado para comérsela en trocitos…Tu peque tiene que estar comestible totalmente.

    Adry, muchas gracias guapa.

    Laky, pues sí, qué te voy a decir yo!

    Mamadejulio, me acordé de ti cuando empezó a andar, porque se que recuerdas esa fecha y la edad que tenía julito. Sí que pasa el tiempo volando, sí.

    Respuesta
  • el 03/12/2010 a las 21:01
    Permalink

    A buena has ido a preguntarle!! Me costó 8 meses encontrarle nombre a la Nena… Pensaré en ello de todas formas, a ver si se me ocurre algo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com