¿Me equivoqué con la excedencia?

Cuando estaba embarazada no me planteaba la excedencia. A pesar de que para los temas laborales he sido una pirada (algo que mis padres nunca han dejado de reprocharme), me parecía un atrevimiento del que no me consideraba capaz. No sólo por mi empresa (que también) sino por cómo lo fueran a encajar mis padres. Sí, ya sé que es penoso, pero mis padres en el tema laboral me han presionado, coaccionado, hecho chantaje emocional y vuelto a presionar. Con escasos resultados, eso sí, pero reconozco que su opinión en gran medida me ha influido en estos años… (marujaaaaaaaa, era el insulto más repetido por mi madre). Si hasta tenía miedo al día en que les dijera que estaba embarazada, pues para ellos era sinónimo de tirar mi vida (/carrera) por la borda.
Caí de baja laboral con 16 semanas de embarazo. Mi empresa pasó de mi olímpicamente. Aunque estuve hospitalizada 2 semanas, que se dice pronto, no recibí ni una mísera llamada para interesarse por mi estado de salud. Más bien lo contrario, fui yo la que tuve que llamar varias veces a mi jefa, más que nada porque en esas 2 semanas despidieron a mi compañero (y sólo éramos él y yo como curritos y ella como jefa) y yo no entendía nada de nada. No quise averiguar mucho más y me quedé con la sospecha de que mi departamento cerraba, bastante tenía yo con lo que tenía encima.
Llegó el 2 de octubre de 2009 y yo no había recibido ninguna noticia de mi empresa. En el momento que tuve a mi hijo en brazos me di cuenta de que 16 semanas no llegaban ni para empezar a cuidarle. Creo que en el mismo quirófano decidí que iba a pedirme una excedencia y creo recordar que se lo dije a mi marido nada más subir a la habitación.
No sé si es porque ahora me va quedando poco para reincorporarme en octubre, pero creo que debería haber pedido mucho más. Cuando decidí pedirla, sentía que le estaba robando a mi empresa. 24 semanas de baja laboral más 16 semanas de baja de maternidad más vacaciones acumuladas más horas de lactancia… la última vez que me vieron fue sobre el 20 de abril de 2009 y no volverían a verme hasta febrero de 2010. Y encima llegaba yo y les decía que de febrero nada, que volvería en octubre. 
El día que fuí a mi empresa a firmar los papeles iba, de verdad, como si fuera a cometer un atraco a mano armada. Además, qué se le podía decir a mi jefa, que había sido madre un año antes que yo y había trabajado hasta el último día y se había reincorporado cuando tocaba.
¿Me hubiera atrevido a pedir el máximo de excedencia?. Probablemente no. Aunque el cálculo económico que hice fue muy estricto y hemos mejorado las cifras, tres años sin cobrar son muchos. Pero, además, ¿con qué cara y en qué situación hubiera vuelto a mi empresa casi 4 años después?.
Esta semana le comentaba a mi marido que uno de los motivos por los que no quisiera quedarme embarazada inmediatamente es porque me moriría de la vergüenza si me reincorporara a trabajar, me quedara embarazada de nuevo enseguida y de nuevo cayera mala, repitiendo lo anterior: baja de larga duración, baja de maternidad y nueva excedencia. Porque, eso sí, tengo claro que con el próximo niño no me voy a limitar a una excedencia corta. 
¿Por qué no pedí la cuenta?. Pues porque no está el horno para bollos. Porque prefiero estar un tiempo sin cobrar y luego volver a algo “seguro”, cerca de casa, con jornada de reducida, que encontrarme en el mercado laboral con una carrera que no vale para nada y con unas condiciones laborales que ni quiero ni puedo aceptar. Y como quiero tener más hijos, o meto otro ingreso en casa o es inviable.
Leyendo ayer a La mamá de Mateo pensaba en que, efectivamente, esto del dinero cada vez me da más asco. ¿Podemos estar conformes viviendo en un mundo donde estamos tan esclavizados que no podemos decidir cuántos hijos queremos tener, cuándo queremos tenerlos y cómo querermos criarlos?. ¿Soy la única a la que le parece repugnante prostituirse de esta forma?.
Me consuelo pensando en que otra cosa no, pero narices para mandar todo al carajo me sobran. Ya lo hice una vez, mandando a la mierda un trabajo alienante pero supuestamente de éxito, puedo repetirlo de nuevo con un trabajo basura.
Hoy estoy negativa.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

40 comentarios sobre “¿Me equivoqué con la excedencia?

  • el 09/07/2010 a las 9:10
    Permalink

    Eso depende de cada pareja y sus circunstancias. Yo no pedí excedencia al nacer mi hijo y no la voy a pedira ahora, pero no por falta de ganas. Si fuese titular, tengo clarísimo que la pediría; al menos hasta que el bebé cumpliese un año. Pero soy sustituta y las cosas son un poco diferentes porque un año fuera de mercado pesa y hace que luego tengas que volver a empezar casi de cero. Si bien no la pedí cuando nació el peque, sí lo hice dos años después para estudiar (intentando asegurar más el trabajo para poder tener otro hijo, que mi marido es muy segurola con estas cosas). Y a la vuelta, era una desconocida; mis años de experiencia en sustituciones no servían para nada y tuve que empezar de cero. Ahora que otra vez estoy en las listas, no me atrevo sinceramente a pedir excedencia. Y menos tal y como están las cosas.
    Pero, ya te digo, si fuese titular, me iban a ver el pelo!

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 9:12
    Permalink

    Jo, como te entiendo.

    Consigo el trabajo que más deseaba, al año me quedo embarazada, problemas y un mes de baja, al final no sigue adelante, a los tres meses de nuevo embarazada, manchando, mes y medio de baja, nace la niña en febrero pillo todo lo que puedo y una pequeña excedencia, me reincorporo en octubre y tachan tachan !!! embarazada de nuevo. Creo que lo primero que dije al ver la rayita del test fue…"¿como de lo digo yo a mi jefe?" Bueno, realmente fue lo segundo, lo primero fue "ay mi niña si es muy pequeña para ser la mayor"

    He echado cuentas de todos los modos posibles para ver cuanto tiempo podemos sobrevivir con un sueldo, y es poco. Recuerdo un post de Armadilio que trataba el tema, probablemente tengamos demasiadas necesidades artificiales que nos obligan a hacer dinero, pero de momento no encuentro por donde cortar.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 9:15
    Permalink

    yo me he pedido dos años (mas que nada porque a los dos años si no le meto al colegio me quedo sin plaza…)y no me pedi la cuenta porque no se si me la darian porque no tengo pensado volver a esa empresa.. pero la vida da muchas vueltas y no hay que decir de este agua no bebere ni este cura no es mi padre
    mi idea es buscar otra cosa a menos horas o mejor horario y sin viajar, no quiero que a mi hijo lo cuiden otros..
    pero a parte de le dinero de mi marido yo tengo mi piso alquilado (vivimos en el de mi marido) y esos 650€ de libertad para mi es mucho..cosas de casarse tarde..

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 9:21
    Permalink

    Las empresas nunca piensan en nosotros y cuando ya no les servimos nos despiden sin miramientos. Por lo tanto yo no me veo en ninguna obligación hacia ellos. Cogerse una excedencia es algo contemplado y legal por lo tanto si lo hubiera hecho no me sentiria culpable. En mi caso económicamente no era posible, o me despedian e iba al paro o no podía ser. No se porque se ve mal que nos quedemos en casa un tiempo cuidando a los hijos. Si que es verdad que pierdes el ritmo de trabajo pero no hay problema en volver a recuperarlo y como mientras la empresa no te paga pues puede contratar a otra persona en tu lugar porque encima sabe cuando vas a volver.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 9:32
    Permalink

    JO que madrugadoras sois…, todavía me estoy quitando las legañas!!!
    A mi también me parecía que le estaba robando a la empresa por cogerme la baja un mes antes x la ciatica, pero después de como se han portado, ya les pueden dar mucho por culo a todos.
    Yo lo de la excedencia con el primero ni me lo plantee pero quizá con el 2º (si es que hay 2º) quizá si que lo pida. Habría que hacer muchas cuentas pero quizá sea viable. Los 2.500 eur ayudarian mucho pero como los han quitado…
    a mi me gustaría tener 3, pero lo veo muy dificil, sobre todo xq supondria cambiarse de casa obligatoriamente.
    Mal que bien puedo meter a 2 en una habitacion pero¿a tres?. Nops

    Claro que yo sigo pensando que tarde o temprano me va a tocar la primi!

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 9:33
    Permalink

    POr cierto lo de las excedencias irá según convenio verdad?, sabeis cual es el minimo?

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 9:45
    Permalink

    No debes de sentirte mal con respecto a la empresa, de eso se valen en muchas ocasiones para aprovecharse de ti. Si yo no hubiera tenido plaza pública en una guardería privada seguramente ahora te estaría escribiendo desde casa. Pero así fue, nos dieron la plaza y, por lo tanto, me incorporé al trabajo. Yo estuve de baja desde la semana 14, 4 de febrero y he vuelto el 11 de enero, casi un año después. La reincorporación ha sido dura, pero no por el trabajo sino por alejarme de mi bichito. Creo que sí has hecho bien en tomarte la excedencia y debes de sentirte orgullosa de tus prioridades en la vida.
    Está claro, que si no puedes permitirte tener otro hijo sin trabajar y quieres tener otro hijo, debes de volver. No te sientas culpable, es así y no hay más vuelta atrás. Además, ya verás como en el próximo embarazo no nos va a pasar nada de nada. Ánimo preciosa, que todo va a salir bien.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 9:57
    Permalink

    Joo Teta, te pasa lo mismo que a mi!!! Jajajajaja. 2 en una habitación bueno, pero tres!!! Madre mía que estrés, verdad? Claro yo que yo quiero 4, pero por ahora vamos a por el segundo.

    Creo que la dureción mínima es de 4 meses y la máxima es de 4 años, aunque he leido por algún que otro sitio que es de 5 años y luego tu convenio puede mejorarlo.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:12
    Permalink

    Te entiendo, nosotros nos pusimos a "la labor " cuando los dos estabamos en una multinacional con unos ingresos fijos… después me despidieron y aunque conseguí rápidamente otro curro… después de mi primer aborto casí casí me dío vergüenza decirles que estaba de nuevo embarazada.

    Soy consciente que tendré que coger la baja en cuanto el predictor de positivo (porque dará) y también soy consciente que me durará el trabajo lo que regrese de la baja por maternidad…

    Pero las cosas estan como estan y con esta crisis más vale pájaro en mano que…

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:15
    Permalink

    Pues parece que no eres la única a la le repugna esto de tener que hacer malabarismos laborales para poder ocuparte de tus hijos como se te antoje.

    Te comprendo perfectamente. Yo no cogí excedencia al principio, pero sí cogí super reducción de jornada. Después al año mi hijo enfermó y de un día para otro (literal) arreglé los papeles y de excedencia. Duró un par de meses, y me reincorporé. A los dos meses, vuelta a lo mismo y ya no me reincorporé, después hubo un ERE al que me acogí. Pero nunca me pusieron pegas.

    Una compañera cogió una excedencia de un año, después quiso más y la amplió tres meses, y después otros tres meses más….. así que si tu tienes tantas dudas igual puedes ampliar unos meses, siempre y cuando vuestra situación económica lo permita claro. El tema es ese, el asqueroso dinero.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:39
    Permalink

    Laky, pues esto es lo que te digo, que manda huevos que tengamos que estar tomando estas decisiones no por lo que queremos y consideramos mejor sino por el puñetero dinero.

    PyP, Armando suele hablar de esos temas y siempre estoy muy de acuerdo con él. La gente no para de preguntarme por qué no me voy de vacaciones y alguno hasta se ha atrevido a decirme que "cómo voy a dejar al niño sin conocer la playa". Bueno, yo he cambiado las vacaciones (y otras cosas) por cuidar a mi hijo en exclusiva durante 11 meses. Para mi eso compensa todo, está claro que para otros, no. De todas formas, nosotros no hemos sido nunca "gastosos" así que entiendo bien que digas lo de "no encuentro por donde recortar gastos" porque nosotros tampoco teníamos mucho que recortar, eso es lo cierto.

    Brujilla, yo pensé en pedir la cuenta, lo pensé y lo pensé… Si hubiera decidido "cerrar el chiringuito", la hubiera pedido. Pero como tu dices, la vida da muchas vueltas y de momento prefiero pájaro en mano. Además yo con la suerte de que podré reducir jornada y estoy muy cerca. Ahora, si yo tuviera tus 650 euros jajaja no me volvían a ver más!! No te creas que voy a ganar yo mucho más que eso cuando vuelva con mi súper reducción!!

    Treintañera con hijo, llevas más razón que un santo. Lo que pasa es que yo soy consciente de que tengo las de perder. Cuando vuelva es probable que me encuentre que no tengo ni mesa donde sentarme, veremos a ver si no me quieren mandar a un cliente y les tengo que mandar yo a ellos a hacer puñetas. Y no te creas que me voy a cortar porque pienso que se han portado conmigo bastante regular en todo este tiempo y no siento que les deba nada, aunque a veces me de hasta vergüenza!. Pero es verdad que una excedencia para una empresa es bastante ventajoso, sin embargo, no está nada bien visto.

    LA TETA REINA, mi hijo es que sea cae de la cuna cuando las calles no están puestas!. Un mes antes! jajajaja. Pues tu fíjate yo que no tenía ni 4 meses de embarazo!!. Y también pienso como tu, que se han portado mal y les pueden dar mucho por culo pero, oye, también hay que disimular un poco, que al fin y al cabo algo de dinero me dan (aunque no lo suficiente por el sacrificio que uno hace!). Yo con lo de las habitaciones no tengo problema. Tengo una que es como un despacho, de la que pienso sacar todos los muebles y ponerlos en el salón. Podría poner literas. Si me pongo, puedo meter hasta dos literas, aisssss toda la casa llena de churumbeles ! jajaja

    Sobre las excedencias por cuidado de hijo, el plazo máximo son 3 años y creo que no hay mínimo.

    Mira, te paso este link: http://www.ugt.es/Mujer/artemisa/excedencia2007.html

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:39
    Permalink

    Suu, yo tengo plaza privada en guarderia privada. He solicitado la beca, pero por situación laboral me dan 0 puntos porque consideran la situación de excedencia de ahora, no la que tendré cuando entre el niño, que ¡manda huevos!!!. Que tengo que volver está más claro que el agua, es una pena, pero es así. A veces no puedo evitar dudar si la debería haber prolongado más, si debería haber pedido el finiquito… yo que se!

    Leia Organa, qué penita estar así!!. Yo soy consciente de que cuando vuelva me voy a encontrar con problemas laborales, ni siquiera sé si mi puesto de trabajo sigue existiendo y como prefiero no amargarme ahora, casi que ni quiero saberlo!. Una pena que tengamos que aguantar esto!.

    Belén, pues no te creas que no me he planteado pedir el resto de la excedencia mediante una prórroga porque no lo veo nada claro!. Pero si excedo el año de excedencia ya no tengo derecho a la reserva de mi puesto de trabajo, que es algo que me interesa porque trabajar ceerca de casa es fantástico, si luego me mandaran a un cliente iba a ser un problemón.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:46
    Permalink

    Mmmmmm
    guapa, tú no le estás robando nada a nadie. Una baja tan justificada como la tuya no querría tener que cogérsela nadie, seguro, pero está contemplado en la ley, y la vida es así, hay embarazos buenos, malos y peores, y cuando sale la rayita ni te imaginas lo que te va a tocar. Y la baja por maternidad, tres cuartos de lo mismo. Es tu derecho. En la excedencia NO COBRAS. Así que no le estás robando nada a nadie, hija. ¿Que pasa mucho tiempo hasta que vuelves? Bueno, ¿y? eso no es robar tampoco. Así que, 0 sentimiento de culpabilidad permitido 🙂 y más, como muchas decimos, porque además a la inmensa mayoría de las empresas les importamos una mierda. Y si no se deshacen antes de nosotras es porque, bajo la ley actual, no pueden, que si no…

    Sopesando yo mi situación, desempleada hasta el momento, me planteaba si volver a buscar trabajo en breve o no. Porque a mi también me gustaría ir a por el segundo sin que pase mucho más tiempo.Y me decía, jo, y voy a buscar un trabajo y guardería para sólo unos meses… y eso poniendo que encontrase algo que me hicieran un contrato indefinido, cosa que no he tenido en la vida, y en esta coyuntura no esperaría encontrar. Por la cosa de poder tener una baja por maternidad, y que el sueldo me compensara la guardería. Pero ¿y luego qué? ¿volver a trabajar a las 16 semanas? Con mi hijo no lo he hecho, y quisiera tener el mismo privilegio con los demás. Así que excepto que mi marido se quede sin trabajo, creo que vamos a seguir como hasta ahora.

    A mi también me asquea que el dinero rija toda nuestra vida, y decida cuándo y cuántos hijos debemos tener. Pero aquí no hay solución universal, y cada uno hace sus cuentas y su guerra (revolución) como puede. Mamacontracorriente, no te sientas negativa: estoy segura de que encontrarás (si es que no la tienes ya en el fondo de tu cabeza)la solución del rompecabezas.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:47
    Permalink

    Muchas gracias le echaré un vistazillo…

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:54
    Permalink

    Pues yo ,la verdad que no entiendo mucho de excedencias;me casé,tuve con 22 al niño y con 25 a la niña.si que trabajé con el niño hasta los seis meses de embarazo ,pero como no era nada fijo…Ahora la peque tiene 3 y sigo dedicandome a ellos exclusivamente,así que no han ido a la guarderia y ahora que van al cole los llevo a comer a casa.y no te creas que me merecia trabajar.porque de cajera de super para lo que ganas,si tenias que pagar guarde o ahora cole ,comedor y encima con dos;casi lo que ganas te lo gastas en colegios.Así que yo estoy muy bien como estoy,y no me arepiento de haberlo dejado.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 10:54
    Permalink

    Efectivamente Mamá cc, tu no le robas nada a nadie. No trabajas, no, pero tampoco cobras. Nuestro problema (me incluyo por supuesto) es que a la mínima aflora ese sentimiento de culpabilidad. Y ese debemos desterrarle lo más lejos posible.

    Lo de buscar trabajo como dice Caro…. es difícil y desde luego si pensáis tener otro hijo más aún. Yo ahora me quedaré desempleada y sin paro, que ya se acaba. Pero ahora no me planteo buscar trabajo. Quiero estar con mi peque cuando empiece el cole, una nueva gran etapa, una gran cambio. Quiero que cuento conmigo esos primeros meses. Así que luego…. ya veremos. LA verdad es que nuestra prioridad es él y como dice Caro, mientras uno de los dos miembros de la pareja tenga trabajo…. nos apañamos. Aunque entiendo que no todo el mundo tiene esa suerte porque a veces no llega. Y es que a veces nos lo ponen muy difícil.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 11:18
    Permalink

    Tienes todo tu derecho a coger lo que te corresponde,así es la ley no tienes porque sentirte mal volver a trabajar dos, tres o cuatro años más tarde a tú empresa. yo creo que lo principal es sentirse bien con una misma y si te sientes bien estando-cuidando-educando a tu hijo en vez de volver a trabajar cuando te corresponde pues usas tus derechos y ya está, que le parezca bien o mal a quien sea.
    Después en el tema de esperar a tener más ingresos para tener más hijos, cada uno piensa y hace lo que le parece, mi marido tiene un trabajo normalito del todo y yo llevo dos años en casa cuidando de las tres niñas, nos llega para vivir, podríamos vivir mejor trabajando los dos pero vivimos felices educando y cuidando yo a las niñas, eso ya cada uno mira lo suyo…Besos

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 11:33
    Permalink

    Cómo se nota que te queda poco para reincorporarte! estoy totalmente de acuerdo en que es una mierda esto del dinero y también yo he sentido algunas de las cosas que te pasan por la cabeza. En realidad mi sentimiento no era de culpabilidad por pensar que estaba robando algo, más bien es la empresa la que interpreta esto, no yo. en mi situación valoramos cuál era el miembro de la pareja que tenía más facilidades para pasar más tiempo con nuestra hija y desde luego salió ganando mi marido. Pero eso sí, para cuando nos planteemos tener otro hijo, que supongo no va a ser muy tarde, me pienso tomar todo el tiempo del mundo y si me ponen muchas pegas lo dejo sin reparo y buscar otro que la situación de crisis no será eterna, no?

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 11:37
    Permalink

    Puff lo del trabajo es un asco, precisamente ahora estoy un poco en esa tesitura del que hago.
    A mi me hecharon de mi curro estando embarazada de 12 semanas justo me iba a ir de vacaciones y a la vuelta lo iba a comunicar, pero en fin asi es la vida. Luego consegui un chollo de curro aunq el contrato solo era de 6 meses que me duro justo hasta que di a luz,(mi hijo nacio el 3 de mayo y se me acabo el contrato el 13) afortunadamente pude cobrar la baja por maternidad, luego el paro y ahora estoy con el subsidio.
    La cuestion es que el nene en septiembre empieza la guarde y ya me va tocando buscar curro, pero claro yo soy informatica y la gran mayoria de las empresas el horario es de 9 a 6 o de 9 a 7 con lo cual cuando yo llegue a casa el nene ya estara dormido y no lo podre ver en todo el dia.
    El problema es q la gente no deja de presionarte para que busques curro porque supuestamente es lo que hay que hacer aunque en mi caso no me haga falta ese dinero para vivir si para darte grandes caprichos aunq mi santo y yo tampoco somos de darnos esos caprichos total que es un lio. ¿que hare? pues no tengo ni la mas minima idea

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 12:13
    Permalink

    Pues no, no te quivocaste, porque hiciste lo que te pedía el cuerpo y tu nuevo rol de madre.
    Así que… adelante!
    Una madre siempre sabe lo que es mejor para su hijo. Estaría bueno…

    Saludos.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 12:34
    Permalink

    Pues si, siempre el puñetero dinero. Pero, claro, se necesita para vivir, y para tener más hijos y criarles… así que a veces no nos queda más remedio que apechugar y aguantar aunque lo que nos pida el cuerpo sea otra cosa.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 12:38
    Permalink

    Jejeje, perdón por la risa pero es la primera vez que veo a un no-informático referirse a su trabajo como un tipo de prostitución.
    Opino como la mayoría, no creo que te hayas equivocado y desde luego no le debes nada a la empresa, al igual que la empresa tampoco te deba nada a ti. En este país tenemos la manía (y me incluyo) de casarnos como mínimo 2 veces, una (o varias) con nuestras parejas y otra con la empresa. Y eso es un grave error. Yo alquilo mis conocimietos a cambio de dinero, otros su físico y otros su fuerza, destreza, etc. Es una relación laboral y punto, yo te pago tanto por tu tiempo y se acabó. Está claro que se trabaja mejor entre amigos, pero ni la empresa tienen por qué hacerte favores ni tu a la empresa.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 12:53
    Permalink

    La verdad es que la conciliación laboral y familiar es durísima… Precisamente hace un mes aproximadamente escribí un post acerca de ello http://superamatxu.wordpress.com/2010/06/12/y-tu-%C2%BFconcilias-o-trabajas/.
    Yo no me he podido coger excendencia con ninguna de mis dos hijas, ya sé que la ley me ampara, pero si ya he tenido problemas por coger reducción de jornada, no te quiero ni contar en si hubiese cogido excendencia… Sé que es un derecho, pero en la práctica, la realidad de muchas empresas es que no está nada bien visto, es como una regla del juego implícita, que nadie dice en voz alta, pero que todo el mundo conoce. Las empresas quieren a alguien que se dedique en cuerpo y alma a la empresa, y, los hijos estorban, porque las mujeres siempre sólemos anteponerlos a todo lo demás.
    En cuanto al tema monetario, yo he querido conservar mi empleo, no sólo por motivos económicos, sino porque pienso, que ahora que mis hijas son pequeñas, sí que me necesitan mucho, pero que dentro de unos pocos años (no tantos, el tiempo pasa volando), mis hijas seguirán necesitando atención, pero ya primará más la calidad que la cantidad, porque ya no serán tan dependientes de mí. ¿Y entonces qué haré yo? ¿tratar de reincorporarme después de llevar una pila de años sin trabajar? No sé si en otros países eso será posible, pero creo que en España y menos con mi profesión en la que enseguida te quedas obsoleto, eso es imposible. Así que en mi caso, sé seguro que si dejo de trabajar, lo dejo para siempre. Y tampoco quiero eso.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 12:54
    Permalink

    Caro, ya, si yo todo esto lo tengo claro. El problema es que en el ámbito laboral las cosas no se ven así y no sé quiénes son peores, porque a veces los compañeros tienen tela… Y si pudieran se desharían de nosotras, por supuesto. Aunque en cierto modo lo entiendo, yo me pongo en su lugar y en parte sí que lo entiendo.

    Ahora estoy haciendo cábalas sobre qué horario hacer en octubre y qué horario para la guardería del niño y no tengo nada claro. De hecho, no sé ni qué cálculos tengo que hacer en la nómina para saber, más o menos, qué puedo ganar. ¡Qué complicado!.

    A veces me siento egoísta. Porque pienso que me importa una mierda el trabajo, que si me despidieran creo que hasta me iba a alegrar de quedarme en mi casita dos años cobrando el paro y, claro, toda la gente que está buscando un trabajo y no encuentra nada…

    Kithy, no entiendo por qué esa manía de "tener que arrepentirse de haber dejado el trabajo". Estoy de eso hasta el moño. Parece que si no trabajas eres una mierda. Y si eres mujer, madre y no trabajas, entonces eres una vaga, o una inútil o ambas cosas.

    Belén, si está claro que esto no es gratis, nunca mejor dicho, a mi no me han regalado la excedencia! La situación laboral no acompaña nada. Y, efectivamente, mientras todos los que estamos por aquí nos quedemos como estamos, nos podemos dar con un canto en los dientes!.

    Cartafol, estoy de acuerdo contigo, ojalá todo el mundo pensara así.

    Nuria, sí, se nota un montón porque es el pensamiento que más estoy teniendo en la cabeza en estos días!!. La crisis seguro que no será eterna. Realmente creo que este es un buen momento para tener hijos mientras uno de los miembros de la pareja tenga trabajo, porque la madre puede quedarse en casa y cuando quiera incorporarse al mundo laboral (si es que quiere!!), lo mismo habrá pasado la tormenta. Siempre puede una poner de excusa la crisis, que esto en las entrevistas de trabajo ahora sí se está valorando, cuando antes decir que estabas en el paro complicaba muchísimo que te cogieran en ninguna parte.

    Marisa, sé que esos son los horarios porque son los que tiene mi marido. Muchos días llega a casa y estoy bañando al niño, algún día incluso se lo ha encontrado dormido. Que por cierto este tema ya lo traté en su momento, porque parece que nadie espera que un hombre quiera pasar tiempo con sus niños!!. La gente presiona mucho porque parece que no puedes realizarte como persona con otra cosa que no sea trabajar, es alucinante. Yo que tu, si puedes vivir sin currar, y no tienes especiales ganas, me quedaba tranquila en mi casita.

    MadreYMas, si yo pudiera hacer lo que el cuerpo me pide! ayyyy, me iría a vivir a una isla desierta y ale, a tener churumbeles! jajajaja.

    Laky, así es!.

    Papalobo, jajajajaa, pues yo siempre lo he dicho. De hecho, esta prostitución me parece peor que la "clásica" porque uno entrega no sólo su cuerpo sino también su intelecto, su tiempo libre, el tiempo de su familia, sus mejores años… ¡y no se valora nada!. Yo he sido siempre una mercenaria, para que nos vamos a engañar. Trato de disimularlo porque parece que hay que tener "espíritu corporativo" pero vamos, es lo que siento. Y eso que cuando estás en una empresa que se preocupa más por ti siempre te sientes mejor, pero siempre sabiendo que no se preocupan por uno como persona sino como currito. El día que ya no les vales, a la puta calle. Todavía recuerdo que estando yo embarazada despidieron a un chico que le había hecho un trasplante y había tenido un rechazo. ¡Acojonante!.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 12:57
    Permalink

    Superamatxu, yo me atreví con la excedencia sobre todo porque otra chica se la cogió antes que yo y vi que la trataron medianamente bien cuando regresó. Eso me animó mucho aunque no quiere decir que conmigo pase lo mismo. Estoy contigo en que las empresas quieren a alguien dedicado en cuerpo y alma y por eso prefieren a gente soltera y sin compromiso, porque cuantas más cargas, menos compromiso se tiene con la empresa. Tratar de reincorporarse después de mucho tiempo sin trabajar es imposible. En las empresas nadie te quiere y con cierta edad ni te contratan, al menos aquí en España.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 17:34
    Permalink

    Ay, Mamacontracorriente… ¿tú les entiendes? ¿Te pones en su lugar? pues yo no 🙂

    ¿Quiénes se sienten molestos? ¿Nuestros compañeros? ¿Por qué? ¿Porque cuando nos vamos, tienen que sacar adelante nuestro trabajo, además del suyo? Ese problema NO lo creamos nosotras: lo crea el empresario que, para ahorrar un duro, no suple en condiciones nuestro puesto de trabajo. ¿Quiénes se sienten molestos?¿Los empresarios? ¿Porque dicen que se gastan un dineral en nuestras bajas por maternidad? Ya les vale, que me parece a mi que lo que pone la empresa en total no es para tanto. En las empresas pequeñas, familiares, quizá, pero en las demás, lo dudo mucho.Y en todo caso, TAMPOCO ES CULPA NUESTRA.Coño! Alguien tendrá que tener hijos, no? o qué? nos extinguimos para no faltar? venga ya… si tanto dineral supone (que yo creo que es lloriqueo de ricos) que se lo pidan al gobierno de cada turno (al fin y al cabo, dinero que ponemos todos), porque la natalidad es UN ASUNTO DE ESTADO. Si no tenemos hijos, no habrá ciudadanos el día de mañana. Ciudadanos que trabajarán, cotizarán y pagarán las pensiones de tantos 'solidarios' compañeros de trabajo y empresarios que piensan que tener hijos es 'capricho' nuestro.

    Si la sociedad valorara el hecho de tener hijos, tanto individual como colectivamente, estas conductas nunca tendrían lugar. Si en algún sitio importaran las personas por encima del dinero, del rendimiento, del beneficio… todo eso no ocurriría. Pero lamentablemente, la realidad es que es el mundo en que vivimos. Para mi no es pesimismo: es realismo. Ese el mundo en el que vivimos, pero ahí es dónde yo me pregunto si es el mundo en el que QUEREMOS vivir, y si no podemos hacer nada por cambiarlo, cada uno desde su granito de arena, en lugar de acomodarnos y esperar que 'lo peor' nunca nos toque a nosotros.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 19:49
    Permalink

    Jajajaja, Papalobo, me ha encantado tu comentario, porque yo tampoco lo había oído de palabras de un no-informático…
    Objetivamente, es como tú dices, pero luego también depende un poco de cómo seas tú y cómo sea la gente de alrededor.
    Yo cogí reducción de jornada al incorporarme de la baja y curré más que antes del parto y encima con el sueldo ya reducido…Fue hace 7 años, hace 2 cogí excedencia para estudiar opos, que por suerte saqué, y ahora estoy embarazada del segundo y, a pesar de ser funci, y de que mis compis dicen que ahí todo el mundo ha parido, ha ido y vuelto cuando ha querido, yo vuelvo a tener las mismas dudas y angustias que con el primero… También porque voy conociendo el percal que me rodea y ha he oído comentarios hechos en referencia a otras personas…
    Al final, y no es que yo sea superproniños o demás, pero queda mucho que trabajar en estos ámbitos, porque al final, al padre la dan la enhorabuena y a la madre la miran mal.
    De hecho, en mi antigua empresa había un chico con una reducción de jornada creo que prácticamente igual que la mía, y nunca noté que sintiera la presión que sentía yo de justificar cada minuto de trabajo… (es verdad, que yo soy muy pringá para estas cosas y siempre hago de más)

    Janisj

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 20:12
    Permalink

    Qué tarde llego hoy!!!!! Mamá c.c. yo no creo que te hayas equivocado con la excedencia, ni mucho menos. No podemos olvidar que estamos ante un derecho que tenemos todos los trabajadores, y le guste más o menos al empresario, es así.

    En muchos sitios está mal visto, soy consciente de ello, pero te aseguro que si el día que tenga hijos puedo permitírmelo, lo haré, aunque sé que será mi punto de inflexión en la empresa: todo lo que consiga hasta ese momento, perfecto, después, pasaría por un periodo de estancamiento que se alargaría durante años, más o menos hasta que los niños fueran mayores. Así ha sido con muchas de mis compañeras.

    No digo que no tenga parte de razón la empresa, porque por otro lado, no están aquí para otra cosa que para ganar dinero…

    Una vez más se pone de manifiesto que la conciliación de la vida familiar y laboral está a años luz.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 21:22
    Permalink

    Aviso de que no me he leído todos los comentarios (todavía), así que igual me repito:

    – La culpa no es del dinero. Me váis a disculpar y espero que no me tiréis piedras ;), pero creo sinceramente que el dinero ha sido uno de los inventos más maravillosos de todos los tiempos: Nos ha liberado de algo tan arbitrario, elitista, caprichoso y sumisivo como es el trueque. Si quiero un filete o un litro de leche y no tengo vacas, no dependo del humor del vecino que sí que las tiene o de que le gusten mis tomates y lechugas: En el supermercado cuestan tantos euros, para todos. Si queréis minisociedades autárquicas e independientes, las hay, ojo… Pero claro, la vida en el campo, la vida del granjero, del agricultor, del que podría (y muchos son) autárticos sí que es una esclavitud… Lo digo porque lo veo (mi pueblo es un pueblo granjero).

    – El trabajo? Pues es que aunque no hubiese dinero, tendríamos que trabajar de todas formas para poder comer… y habrá mucha gente igual de frustrada con su huerto y su ganado que gente ahora frustrada porque su trabajo de oficina no le gusta. Porque todos tenemos que comer, vestirnos y movernos… En cualquier siglo, cualquier sociedad…etc. No son más libres los pueblos sin dinero (o en los cuales este no es utilizado cada día, me refiero a países subdesarrollados y pobrísimos), trabajan igual y están igual de jodidos.

    – Otra cosa es la relación que tenemos o que hemos aprendido a tener con el dinero: El dinero es un medio fantástico. pero sólo eso, un medio… No un fin, que es como lo vivimos. Nos matamos para ganar dinero para comprar cosas, pero luego no somos capaces de disfrutar de aquello que hemos comprado. Queremos más, somos unos insatisfechos… y nos hacemos así dependientes del dinero (ni siquiera dependientes de lo que compramos con él, que sería lo que habría que valorar… no la capacidad de comprar).

    – En esto España pierde frente a Alemania. Por supuesto que en Alemania hay comportamientos compulsivos como aquí, pero la tendencia general, de austeridad (tacañería o lo que sea), les salva de este tipo de actitud. (O sea, el sistema en sí no está tan tan tan mal, sino que está mal cómo lo usamos). Se compra menos y se compra más caro, pero se conserva y valora… Y además se valora mucho el "hazlo tú mismo", cosa que en España sería visto como de locos.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 21:22
    Permalink

    – En España veo mucho la actitud de "así con este nivel de vida viven mis padres, así tengo que empezar yo" y no es así. Esto mismo lo fomentan los padres, que parece que se han olvidado de cuando ellos tuvieron un piso que se caía a trozos y renovaron poco a poco, un coche cafetera y se iban de vacaciones a la sierra… Ahora parece que tenemos que empezar con el piso nuevo (y los muebles) a estrenar, dos coches, vacaciones en acojositio de playa…etc. Y no es así, o no tendría que serlo, y además pierde mucho encanto, porque la vida deja de parecer un proyecto en común a construir y empieza a ser más como un concurso de Gran Hermano (casa puesta y a ver cómo sale el tema).

    – En España hay demasiados licenciados. Sí, lo siento, pero es así. tooooooodo el mundo tiene una licenciatura y el que no ha ido a la uni es un fracasado. Pues no señor… Esto está mal planteado, porque pasa lo que pasa aquí: gente ultrapreparada con sueldos de mierda. En Alemania, en cambio, la universidad es para algunos y el resto viven igual de dignamente con su FP o lo que hayan aprendido… Hasta un obrero de la construcción cobra más allí que amigas mías aquí con títulos, idiomas y máster casi.

    – En España no hay clase media… Lo siento, no nos vendan la moto, pero no hay clase media en sentido estricto: O estás forrado o estás contando lentejas… Muy mal.

    – Los sindicatos aquí dan pena. En Alemania está MAL VISTO (y por tu jefe el primero) hacer horas extras… Significa que no produces bien. Así, con esta actitud (y más que os podéis imaginar de este ejemplo) queda claro que la gente no vive para trabajar para poder vivir (que es lo que ocurre aquí). Tú eres el motor de la empresa y como tal, tienes derechos (esto se lo pasan un poco por el forro con las mujeres, pero bueno) y la empresa no puede (ni debe, esto lo tienen muy asimiliado) pisártelos. La empresa te respeta como empleado: y por disponer de TÚ tiempo no les robas, ni ellos se sienten robados…

    Tu excendencia? Pues me parece que has hecho lo que tenías que hacer porque es tu tiempo el que vendes/alquilas y al que le haces un favor es a ellos… No ellos a tí.

    Luego sigo que me reclaman…

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 22:31
    Permalink

    Caro, yo es que tengo la manía de ponerme en el lugar de casi todo el mundo y al final hasta termino entendiéndoles. Desde el punto de vista económico no entiendo a las empresas, como tu bien dices, no deja de ser una tomadura de pelo que digan que pierden dinero porque no es cierto. Ahora bien, desde el punto de vista organizativo, que una persona esté un tiempo fuera, luego vuelva, luego a lo mejor vuelva a marcharse, luego vuelva de nuevo, luego el niño se pone malo… Es evidente que desde el momento en que te quedas embarazada si la empresa alguna vez soñó que le habías vendido tu alma, de pronto se dan cuenta de que no y se caen del guindo.

    De ese tema hablo muchísimo con mi marido. Él es de los que dice que no contrataría mujeres en una hipotética empresa que él fundara y me pone a mi misma de ejemplo. Se que más de una pondrá el grito en el cielo, pero yo entiendo por dónde va él. Para una empresa familiar y pequeña, este tipo de cosas sí suponen un problema, quizá no económico pero sí de quedar bastante colgado.

    Eso sí, no es justificación. Como tu bien dices, la natalidad es un asunto de Estado y como tal debería tratarse. Las mujeres deben tener derecho a tener hijos y a optar por seguir con su vida laboral si así lo quieren. Por desgracia, nos vemos forzadas a elegir y la gran mayoría, por motivos más elaborados o menos, acaban eligiendo el trabajo. Por eso se tienen hijos cada vez más tarde, lo cual, a su vez, agrava el problema, porque estadísticamente cuanto más mayor es una mujer más problemas pueden surgir durante el embarazo. Una pescadilla que se muerde la cola y al final nadie satisfecho!

    Con respecto a la ampliación de la edad de jubilación por falta de sustento de la pirámide de la población, nunca he entendido como todavía no ha surgido alguien con dos dedos de frente que se de cuenta de que eso se arregla teniendo más niños y fomentando que exista un empleo estable y decente para ellos.

    No sé si se puede hacer algo para cambiar esto o no. Sólo puedo decir que mientras el 90% de los españoles pegan brincos por el partido del mundial del próximo domingo, yo cada vez que los veo me pregunto por qué no se movilizan con el mismo entusiasmo para cosas más importantes.

    AMPA Parque Aluche, yo creo que en muchas empresas se fomentan ese tipo de comentarios y de ambiente precisamente como efecto disuasorio. Yo en la empresa soy muy poco pringada, se me nota mucho que me vendo por dinero y como los minutos de más no se pagan, no los hago!. A mi se me apaga el ordenador a la hora en punto!!.

    Gem, si no digo que me haya equivocado cogiéndola sino en cuanto a la duración, yo creo que tenía que haber cogido más… o quizá haber pedido la cuenta… o qué se yo! El caso es que voy llegando al final y no quiero!!!. ¿Conciliación? Ay madre!

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 22:34
    Permalink

    A ver, que ya me dejan, aunque estoy perdiendo el hilo constantemente y estoy viendo que no logro explicarme bien:

    El trabajo no nos hace libres. Lo que nos haría libres sería un montón de dinero (porque no tendríamos que trabajar).
    Pero el trabajo (ya sea en la oficina o cuidando las lechugas de tu huerto) es necesario para poder sobrevivir. Todo el mundo "trabaja", incluso los animales… y no creo que se sientan realizados cazando gacelas o recogiendo migas para el invierno. Lo hacen porque no hay tu tía. Y eso nos pasa igual a nosotros.

    Estamos en plena sociedad del "ocio"… Todo lo que se nos vende es para hacernos la vida más fácil para poder tener tiempo libre.. para hacer qué? Tirarnos a la bartola todo el día? Compramos juguetes que lo hacen todo, en vez de inventárnoslo o hacerlo… La gente no sabe jugar con sus hijos si el muñeco trae 10 modelitos, llora, habla y hace caca.. Antiguamente, te compraban 1 muñeca y esa era tu muñeca. Los vestidos se los hacías tú o se los hacía tu madre (y pasabas tiempo con ella haciendo eso mismo, no mirando las dos cómo caga la muñeca).

    Estamos obsesionados con nuestro tiempo libre (o sea, tiempo sin tener que hacer NADA, ni cocinar, ni hacer vestidos para las muñecas, ni cortar leña… ni ná) y así con tener cosas que nos hagan la vida más "fácil" y otras que nos "ocupen" ese tiempo libre que queremos.

    Las empresas, sinceramente, son igual de víctimas que los demás… Para qué OOs quieres el director general de la acojoempresa y súpercoche y un acojochalet si no pasa tiempo en él???? (supongo que sabéis que esta gente, por muy explotadora que os parezca y muy sanguinaria, también curran sus 12-15 horas al día… por muuuuucho más sueldo, vale… pero para qué? Son felices? No señor, están igual de atrapados que los mileuristas, pero no lo parece a primera vista).

    Si el empresario no valora su empresa como debe, no va a valorar a su empleado tampoco… Los propios empresarios (no hablo de empresas pequeñas, más artesanales, familiares… sino de empresas medias/grandes) sólo ven en su empresa un medio de usar y tirar para hacer dinero (o sea, el dinero como un fin en sí mismo de nuevo). La empresa en sí sólo vale porque produce tanto en el menor tiempo posible (y así se valoran a los empleados)… Hemos perdido la perspectiva del largo plazo (menos para las hipotecas, parece), del sin prisa pero sin pausa…
    Todo se quiere y se quiere YA, pero no sabemos ni para qué.

    Y así, claro está, llegas tú queriendo ejecer un derecho (excedencia) y te sientes como si les estuvieses robando… El qué? Dinero? Pero no es, al fin y al cabo, TU dinero? No lo produces tú para ellos? Quién hace un favor a quién? Tú a ellos produciéndoles en su empresa o ellos por dejarte producir a tí?

    La gente está demasiado insegura: Demasiada licenciaturitis, demasiado miedo… La gente no valora su trabajo, su manera de trabajar, se sienten uno más del montón (licenciados de tal hay miles) y así les ven las empresas también. Así que ahí les tienen, haciéndoles un favor por dejarles trabajar ahí y así se sienten muchos, como si se prostituyera, como si atracasen a la empresa por pedir una excedencia… Te hacen sentirte culpable por dejarles "tirados" pero mucho cuidado con exigir o pedir que no te dejen tirado a tí.
    Trabajar es un coñazo, pero lo tenemos que hacer todos. Incluso las profesiones más vocacionales son un coñazo para los profesionales que las ejercen (les gusta lo que hacen, claro, pero no siempre…), pero todos tenemos que trabajar para vivir (unos fuera, otros dentro de casa). Incluso la anarquía presupone trabajo.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 22:42
    Permalink

    Mama en alemania, la teoría acerca de la conveniencia o no del dinero en las sociedades se me escapa, te lo reconozco. Efectivamente, creo que el dinero facilita el acceso a los bienes y servicios, el problema quizá esté en el reparto. Como para obtener dinero hay que trabajar, si el trabajo no es digno, no es justo, no está bien repartido, surgen los problemas.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo de que en España sobran licenciados. En mi carrera, Derecho, sobra más de la mitad del alumnado. Hay gente que tarda en hacer la carrera 7-8 años, pero al final se la sacan. Quitando la gente que tiene una buena razón para tardar tanto, la mayoría son los típicos niños que viven muy bien con sus padres y no quieren ni trabajar ni estudiar y Derecho les parece una carrera llevadera para quien no tiene prisas. La cuestión es que tarde más o tarde menos, al final se sacan la carrera y ahí están.

    Y no hablamos ya sólo de licenciados, hablamos también de gente con Master. Yo hice uno que en teoría era buenísimo y exclusivísimo, sólo para alumnos con expedientes académicos excepcionales y un nivel de inglés excelente y la realidad es que salvo dos compañeros, los otros 7 eran analfabetos funcionales que no sabían ni papa de inglés y una ni siquiera había terminado la carrera. Pero pagando obtienes cualquier cosa, ¿alguien conoce algún suspendido en un master?. Dicen que haberlos haylos, pero yo no los he visto.

    Que haya tanta gente en el mercado laboral con carrera y master hace que el acceso a un puesto cualificado esté más chungo que resucitar a Michael Jackson. Y el sueldo es más bajo que el que tendría hasta un barrendero municipal (con todos mis respetos para los que realizan ese trabajo tan duro a la intemperie todo el día). Y aquí vuelta a lo mismo, como los que llevan 10 años para sacarse carrera y master están muy a gustito con sus padres aunque tengan 30 tacos, aceptan cualquier trabajo, incluso de prácticas y sin cobrar, porque, total, prisa no tienen.

    Ahí llegas tu, con tus ansias de comerte el mundo, y te pegas un batacazo de órdago.

    Lo normal sería vivir en un país donde todo el mundo tuviera un trabajo digno y donde no estuviera mal visto hacer una FP. Porque sí, aquí somos muy clasistas, y el que tiene una carrera se cree que tiene algo, aunque la tengan todos los de al lado, porque desde luego ser licenciado en España tiene poco de exclusivo. Pero ay de ti como le digas a tus padres que no quieres estudiar una carrera, ponen el grito en el cielo!!.

    En fin, que me desvío del tema y no es lo que quería yo decir…

    Hacer horas extras debería dar vergüenza. La cantidad de tiempo que se pierde en el trabajo le debería dar vergüenza sobre todo al dueño/jefe por derrochar tantos recursos tontamente. Pero oye, es lo que mola. Yo te lo digo, mamá en alemania, yo trabajé en un súper bufete conocidísimo y ahí lo que se valoraba es que te quedaras a dormir, a pasar los fines de semana, que mandaras mails con copia a todo el mundo a las 3 de la mañana… luego, si por la mañana entrabas a las 10 y te ibas a comer 3 horas, eso se veía de lo más normal, porque lo importante no era cuánto trabajo sacaras adelante sino lo visible que fueras calentando tu asiento.

    Sobre lo de querer vivir de PM como los padres, estoy totalmente de acuerdo contigo. A mi siempre me ha parecido que eso de empezar con poco e irlo consiguiendo con esfuerzo está muy bien. Pero me lo debe parecer sólo a mi, oye, porque cada vez encuentras más parejas que hasta que no tienen el set completo no se marchan de casa. Que está bien, cada cual haga lo quiera, pero muchas de ganas de independencia no deben tener, ¿no?.

    Mamá en alemania, son tantas cosas las que podríamos comentar!!! Gracias por tu mensaje.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 22:49
    Permalink

    Mama en alemania, nos hemos cruzado, he visto tu mensaje justo cuando te acababa de responder. Sigo con lo que has escrito.

    Efectivamente, lo que nos haría libres sería un montón de dinero. Aunque te digo por observación de los que tienen mucho dinero que cuanto más tienes más quieres y nunca terminas de gastar suficiente.

    Yo no creo que los directores generales estén atrapados. En líneas generales, cualquier alto directivo o dueño de una empresa que funcione bien podría permitirse vivir mejor que cualquiera. Primero, habiendo ahorrado. Segundo, no viviendo a todo lujo. Y, tercero, simplemente por salud física y mental. Ahora, dile tu al dueño de una empresa que vaya bien en Madrid que prescinda de su cochazo, de su chalet en Boadilla y de sus pijadas absurdas. Te dirá que no. Y entonces yo le diré que si después de trabajar 12 horas diarias le da un chungo, mucha lástima no sé si me va a dar, que no será que no tuvo opción de vivir mejor. Yo he conocido varios de estos casos, gente que le da un infarto y se va al otro barrio, ya ves, para que los demás disfruten esos lujos… ¿merece eso la pena?. A mi me parece que ese ansia debe ser una enfermedad.

    Fíjate, yo tuve una época en la que iba a las entrevistas de trabajo y les decía: por menos de tanto no trabajo, porque yo tal, yo cual… Sonará fatal, pero es cierto. Dentro de ese montón de curriculums medio parecidos, yo sabía que el mío era bueno y, además, que yo lo era. Te aseguro que un montón de entrevistas después te das cuenta de que no buscan eso. En líneas generales (y al menos en mi sector) buscan a un tío que les salga barato, que curre muchas horas sin rechistar y de los menos problemas posibles. Lo demás les da lo mismo, si ellos tienen claro que muchas cosas las piden por trillar simplemente, como cuando te piden hablar inglés, por Dios, si hay cuatro gatos en España que lo hablen y que lo usen en su trabajo!.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 23:12
    Permalink

    Bueno, que se me olvidó: Un montón de dinero o no tener necesidades de ningún tipo 😉

    Sí, el ansia es una enfermedad, por eso lo decía… A lo que me refería es que ellos, a los que tanto envidiamos (porque parece que no sudan para cubrir necesidades "básicas" por las que nosotros trabajamos las mismas horas) están igual de esclavizados.

    Muchos mileuristas también tienen esa compulsividad, esa ansiedad: Si cobras mil euros y tu mujer otros mil, cómo te metes en una hipoteca a 40 por 1200 al mes?!?! O te compras un coche nuevo y lo vas pagando (en 10 años)? O un abrigo nuevo de temporada cada invierno (aunque sea de Zara)?? Realmente necesitan todo eso? les compensa?

    Muchísima gente (no toda, ojo, no se me vaya a ofender nadie, que sé que hay gente nada pretenciosa que lo está pasando francamente mal ahora mismo) vive por encima de sus posibilidades… Tienen "prisa", ansiedad…

    Estamos todos enfermos de lo mismo.

    Y a mí me pasa también a ratos, eh? Que no se "puede" evitar o es muy difícil no caer en la trampa… Desde que vivo en el campo, no estoy tan tan bombardeada con publicidad y mi marido, con su carácter alemán, me contrarrestra mucho (y me ha enseñado mucho en este sentido), cosa que agradezco (me lo apunto para un post Alemanada, que me meto mucho con ellos pero luego tienen sus cosas buenas jeje).

    Y las empresas sí, quieren eso, un tío que les salga barato pero rinda… y eso en España (aunque no se hable tanto inglés, vale) lo tienen a montones en cuanto dan una patada a una piedra: La gente quiere ganar dinero para pagar dinero (que ya se ha gastado)… estamos locos o qué?

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 23:23
    Permalink

    Mamá en Alemania, estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Yo siempre he tenido miedo por todos los que siendo ambos mileuristas se meten en una hipoteca de más de 1.000 euros al mes. Y al final, sin ser yo una gurú de nada, ha pasado lo que era lógico que pasara. Ahora bien, aquí es que hay otro problema: que la inmensa mayoría de la gente gana 1.000 euros al mes y que la inmensa mayoría de las casas cuestan una pasta gansa (probablemente incluso más de 1.000 euros al mes con una hipoteca a 30-35 años). ¿Solución?. Vivir en Madrid capital es un lujo. La mayoría debería plantearse emigrar a otras ciudades más baratas, pero es que allí no hay trabajo. Los que no compraron una vivienda cuando aún los precios estaban medio bien, lo tienen crudo de verdad. Y al final entiendo perfectamente que alguien se meta hasta las cejas en un piso porque cuando tienes más de 30 ya puedes olisquear en el ambiente que nunca dejarás de ser mileurista, que se te está pasando el arroz, que ya no puedes vivir ni un minuto más con tus padres y que es eso o tirarte por un puente a la M30. Hay algo aquí que no está funcionando nada bien.

    Respuesta
  • el 09/07/2010 a las 23:32
    Permalink

    Sí sí, lo de los sueldos en España es para ponerse a llorar directamente… Y las viviendas el timo de la estampita. A mí es que se me abren las carnes cuando veo lo que pide la gente por sus pisos (en comparación con lo que se cobra normalmente). y por el papel higiénico.. Y por los tampones (joer, que tienen el impuesto de lujo!!!)…

    Respuesta
  • el 13/12/2010 a las 21:54
    Permalink

    Yo -en México- estoy planteandome directamente el no tener hijos (a pesar de que lo deseo con todo el corazón) pero la vida se ha puesto taaan difícil… U_U

    Respuesta
  • el 13/12/2010 a las 21:55
    Permalink

    Hola Sany! Es verdad que las cosas se han puesto muy complicadas. Espero, de corazón, que si deseas tener hijos algún día puedas hacerlo. Un beso.

    Respuesta
  • el 17/03/2015 a las 17:22
    Permalink

    Yo acabo de tener mi segundo hijo hace 12 días y ya estoy pensando en que no quiero incorporarme en menos de 4 meses xq yo soy autónoma y no tenemos derecho a los días de lactancia ni nada… Me muero de pena al pensar tener que separarme de ella tan pronto… Pero la mierda del dinero…
    Con 1 sueldo mileurista y 2 hijos…
    Tenían que aumentar a por lo menos a 6 meses el permiso de maternidad.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com