¿Es más difícil lactar cuando tienes un pecho pequeño?

Si tienes poco pecho es muy probable que en tu primer embarazo te hayas hecho esta pregunta: ¿es más difícil lactar cuando tienes un pecho pequeño?

Mi madre decía que me crecería cuando me hiciera mayor. Y luego que me crecería cuando fuera madre. Pero no, yo debí ser la excepción a esa regla que tantas madres nos han ido contando. No me creció de mayor y no me creció al tener a mi primer hijo.

Durante el embarazo tuve la esperanza de que creciera pero nada, no hubo forma. Creció un poco, en las primeras semanas, de manera que pronto me sentí incómoda con mis sujetadores normales pero poco más de una talla, nada del otro mundo.

 

Primer hijo: un desastre

Así que llegué al momento clave, ese momento en el que hay que poner al bebé al pecho por primera vez, con unas tetillas que eran poco más que la muestra. Yo, que había empollado sobre lactancia materna muchísimo, me dije a mi misma, a modo de mantra, que para dar el pecho no hacía falta tener cantidad, que el tamaño no importaba en absoluto.

Tenía claro que para tener leche no hace falta tener un gran pecho porque funciona más como un grifo que como un almacén. De hecho, yo tuve leche y eso aún a pesar de lo mal que mamaba el niño.

Cuando tuve que poner a Mayor al pecho, yo estaba con un dolor post cesárea que me subía por las paredes. Ninguna postura me venía bien. Probablemente la mejor postura para mi hubiera sido tumbada en la cama pero aquí el tamaño fue un gran problema. Yo, si me tumbo, directamente no tengo nada, tabla de planchar. Y con una tabla de planchar no hay nada que el niño se pueda meter a la boca.

Para que el bebito pudiera tener chicha que agarrar yo tenía que estar completamente incorporada y, además, aplastar la tetilla para hacer más bulto. En aquellos días creo que me aplastaron las tetillas todos los que pasaban por el hospital, con la buena intención de conseguir un mejor agarre, pero no hubo manera. Lógicamente, si el bebé no se coge bien, el dolor y las grietas son insoportables y van a más, además de no permitir que el bebé se alimente como debe. Un desastre.

 

Conclusiones tras una lactancia fallida

Con el tiempo pude comprobar hasta qué punto la falta de apoyo es importante para una lactancia.

Sí, cuando llegué a la lactancia de mi primer hijo iba bastante informada pero carecía de referentes.

Creemos que dar el pecho es algo instintivo y que si además nos hemos informado, nos va a ir todo genial. Pero lo cierto es que dar de mamar no es tan fácil como parece cuando no has visto a nadie hacerlo en tu entorno y cuando a la primera duda que te surge no tienes a nadie a quien preguntar.

Entonces empiezas a tener problemas y las informaciones y consejos que te llegan son a cada cual peor. Desastre total.

Algo que he observado con el paso de los años es que la formación de los profesionales que están en torno a las madres recién paridas ha mejorado. Aún queda camino por recorrer, pero todas las cosas erróneas que a mi me dijeron en 2009 no se repitieron en 2012 y menos aún en 2018. Sí, algunas cosas me dijeron que no estaban bien, pero en general el personal estaba muchísimo más formado en lactancia materna y sobre todo valoraban mucho más su importancia. Lo mismo en cuanto a los protocolos que se aplican durante el nacimiento y las primeras horas. Parece una tontería pero todo esto son cosas que influyen y mucho en el éxito de una lactancia.

En mi caso, si todos los problemas iniciales hubieran sido supervisados por alguien que supiera, la cosa se hubiera reconducido, seguro. Simplemente corrigiendo la postura yo hubiera dejado de tener dolor y cuando no tienes dolor y el bebé mama de forma eficaz… ¡tachan! se obra la magia. Por desgracia nunca llegué a ese punto. Fueron dos meses de tremendo sufrimiento que puse punto final el día en que no pude más.

Entonces, ¿influyó tener el pecho pequeño en aquel fracaso? Creo que su influencia fue muy escasa. Es innegable que con un pecho más grande y moldeable es mucho más sencillo enchufar al bebé, pero tener poco pecho no es un obstáculo si sabemos lo que estamos haciendo, como se demostró con mis siguientes bebés.

 

Segundo bebé: una lactancia prolongada

Cuando nació mi segundo hijo estaba muy preocupada porque yo quería tener una lactancia satisfactoria y temía que me pasara otra vez lo mismo.

La diferencia fundamental fue que en esta ocasión sí tuve ayuda. No puedo negar que el Peque puso bastante de su parte, más que su hermano, que estaba muy adormilado e inapetente los primeros días, pero lo que realmente marcó el punto de inflexión fue que cuando tuve problemas y las grietas empezaron a sangrar tuve la suerte de contar con mamás expertas que me ayudaran a corregir la postura.

Sí, volví a repetir problemas de agarre y de dolor, pero pude solucionarlos.

Algo tan sencillo como asegurarse de que el agarre del bebé sea bueno es determinante a la hora de que todo vaya bien.

Tres años y medio de lactancia después, el Peque se destetó de forma natural poniendo punto y final a uno de los periodos más alucinantes de toda mi vida.

 

Tercer bebé: el comienzo más sencillo 

A pesar de que la lactancia con el Mediano fue exitosa, cuando nació la niña yo aún guardaba un amargo recuerdo de lo sucedido con su hermano mayor. Parece mentira cómo pueden llegar a marcar esas cosas. Tenía miedo de no saber afrontar las dificultades ¡a pesar de toda mi experiencia anterior!

Afortunadamente mis miedos no se hicieron realidad. Sí, por tercera vez en mi vida volví a tener dolor y grietas, pero yo sola fui capaz de ir corrigiendo los problemas y enseguida me dejó de doler y se curaron las grietas. A partir de ahí, todo sobre ruedas.

 

Entonces, ¿el pecho pequeño dificulta dar de mamar?

Os estaréis preguntando: entonces, ¿qué pasa con el pecho pequeño? ¿dificulta dar de mamar?

Sinceramente: sí. Dificulta dar el pecho pero no es un obstáculo en absoluto. Digamos que es un pequeño obstáculo que hay que saber manejar.

Es un rollo porque no todas las posturas te valen, sobre todo cuando el bebé es muy pequeñito y tienes que colocarle tu y además colocarle muy bien porque tiene la boquita muy pequeña y la abre poco. Sería mucho más sencillo si tuvieras un pecho generoso que pudieras mover y que te permitiera no estar tan pegada al bebé.

Como decía al principio, dar el pecho al recién nacido tumbados de lado yo no lo he conseguido nunca porque simplemente no hay pecho que arrimar. Hasta más o menos los dos meses de mis hijos no he sido capaz.

Es muy cansado al principio porque para darle el pecho de noche te tienes que incorporar, ponerte cojines y luego poner al bebé. Pero vamos, que todo se supera, que los niños crecen rápido, y que luego llega un momento en que son capaces de mamar en cualquier postura y tu también le tienes cogido el tranquillo y coges más maña.

En definitiva: bien sentada y teniendo claro cómo hay que colocar al bebé, que tengas poquita mama al final es algo anecdótico.

 

El tamaño del pecho no influye en el éxito de la lactancia

Aunque se que es difícil, es necesario no desesperar y tener las ideas claras.

Tener los senos pequeños no influye en que tengas más o menos leche. Si ofreces al bebé el pecho a demanda, seguro que vas a tener toda la que tu bebé necesite ¡y más!

Te aconsejo el libro Somos la leche, de Alba Padró. Y también su curso online en Escuela Bitácoras. Vas a aprender mucho con ellos y, sobre todo, te vas a sentir más segura.

 

¿Por qué no se ven madres lactantes con poco pecho?

Siempre me he preguntado por qué no es frecuente ver madres lactantes con poco pecho.

Lo cierto es que de 2009 en que nació mi Mayor a hoy las cosas han ido cambiando y cada vez se ven más mujeres dando el pecho. Pero ciertamente lo habitual es ver mujeres con mucha delantera.

No tengo muy claro a que se debe… Pero sospecho, a ver qué os parece, que se debe a que en cuanto una mamá con poco pecho tiene problemas de lactancia la gente se le abalanza sobre ella diciendo que no tiene leche, que fíjate que no te ha crecido el pecho, tienes que darle biberones porque es imposible que tu tengas leche para que se sacie, etc etc. Si estos comentarios ya son frecuentes, estoy convencida de que en madres con esta particularidad, más aún.

 

Venga, ahora contadme vosotras. Si, como a mi, la naturaleza tampoco fue generosa con vosotras, ¿creéis que es más difícil lactar cuando tienes un pecho pequeño?

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

64 comentarios sobre “¿Es más difícil lactar cuando tienes un pecho pequeño?

  • el 17/05/2011 a las 23:25
    Permalink

    La verdad es que yo no me había fijado nunca en ese detalle pero vamos es que yo tengo los pechos grandes. No puede sacarte de dudas.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 23:32
    Permalink

    Curiosa teoría!, je, je. Yo no tengo los pechos muy grandes pero me aumentaron dos tallas en el embarazo y así sigo. Es cierto que esos primeros días de lactancia, encontrar una posición cómoda con la cesárea, es difícil.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 23:39
    Permalink

    Tengo una compañera en el grupo de lactancia que no tiene apenas pecho, vaya, plancha plancha, y no ha tenido ningún problema. La verdad es que se ha tratado de encontrar su posición, ya sea tumbada, sentada o de pie. Ella suele darle a la niña muy a menudo, su lactancia es la definición perfecta del “a demanda”, y ha conseguido darle haciendo cualquier cosa, en cualquier posición, caminando, agachada… No sé, supongo que es un impedimento en ocasiones, como para mí es un impedimento tener el pezón demasiado grande para la boca de mi bebé, es algo de la idiosincrasia de cada lactancia en particular.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 23:40
    Permalink

    Joer, que se ha publicado sin querer. Me faltaba la despedida!! Un abrazo.

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 23:53
    Permalink

    Yo, si te sirve, tengo dos tetas como dos carretas, y con la mayor fue un problema. Con la pequeña no, como sabes, pero yo fíjate, he leído lo contrario. Que al final el tenerlas grandes no es más que grasa, las glándulas son las mismas y más bien dificultan que ayudan. En realidad, supongo que en el punto medio está la virtud, digo yo…

    Respuesta
  • el 17/05/2011 a las 23:53
    Permalink

    Yo no tengo pechos grandes. mas bien pequeños, no chata chata, pero pequeños, me crecieron un poquito con el embarazo, pero no gran cosa, igual que vos, lo que si desp. del parto era tremendo, yo chocha les decia a todos que ojala me quedaran si. jajaj! pero no, al poco tiempo vuelta a la normalidad…:( sin embargo siempre di el pecho a demanda y en todas las posiciones (incluso acostada lo sigo dando,desp. de 10 meses. En el post parto inmediato me costo mucho aprender la tecnica, pero fue porque como vos, no encontraba posicion que no me hiciera doler hasta el alma,desp. de la cesarea! por eso no creo que influya el tamaño de los pechos.conozco tetonas tetonas que ni una gota de leche tuvieron!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 0:16
    Permalink

    Jajajaja! Lo siento pero me he reído un montón con tu post!! Yo tbn soy tabla de planchar y aunque con el embarazo y la lactancia me creció algo el pecho tampoco fue una cosa exagerada. Sin embargo yo no sentí que el tamaño fuera un problema… Mi peque se agarró bien y yo me apañé tbn bien. Lo que para mí fue más problema fueron las posturas pues tampoco sabía cómo ponerme con la herida de la cesárea y tumbada el pobre mío no encontraba la chicha. Pero pasados esos primeros días de dolores ya sí pude cogerle normal y agarró sin problemas.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 0:29
    Permalink

    Yo ahora no tengo mucho pecho, pero al nacer la peque tenía unos melonazos que no podía nicerrar los brazos :O Ahora cuando digo que sigo dando el pecho siempre me preguntan como lo haces, si no tienes??? Puede ser que dificulte el agarre el tamaño del pecho, pero yo conozco gente plana con lactancias prolongadas. Un abrazo!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 1:48
    Permalink

    jajajjaa, yo nose realmente q decirte, las mias son normales-grandes y cuando di a luz se pusieron muy grandes (q a mi ya no me gustaban jajaja). Tengo q reconocer q me has hecho reir con tu post, y si me pongo a pensar tampoco he visto mujeres “planas” dando de mamar, pero no creo q esto sea impedimento para una buena lactancia, capaz si hace un poco mas dificil al principio, pero una vez lo tengas claro, pan comido

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 2:02
    Permalink

    No creo que sea problema, conozco una chica que es re plana, planísima y dio de lactar hasta los dos años. Tenía tanta leche que se la sacaba, la almacenaba y con eso preparaba después las papillas. Imagínate que cuando dejó de dar de lactar tenía tanta leche acumulada que la donó a un hospital. El tema del agarre, de repente sea algo dificultoso al principio, pero después es cuestión de acomodarse, me imagino…

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 2:55
    Permalink

    La verdad es que, en esto, el tamaño no importa. Sí importa la cantidad de glándula mamaria que haya dentro del pecho, que es aproximadamente igual en todas, lo que cambia es la cantidad de grasa.Desde luego, veo más impedimento una cesárea que te dificulta encontrar una buena postura que el tener poca chicha. Como te dicen más arriba, cada lactancia tiene “lo suyo” en los comienzos, hasta que la exclusiva pareja bebé-mamá se acopla… Pezón plano, poco pezón, mucha areola, un pecho enorme, frenillo…Respecto a las fotos, pues como siempre, cogen las de “tamaño perfecto”, tampoco se ven con tetas muy grandes.Y respecto a no ver mamis planas dando teta, yo tengo la teoría de que, cuanto más pequeña la teta, más fácil sacársela de modo discreto (la cabeza del bebé tapa más)… entre eso y que no es fácil en general ver mamás lactando “por ahí”Para la próxima, además de tener a mano la agenda de asesoras de lactancia que ya conoces (y antes no), no dejes que nadie te aplaste la teta. Cuando te den al roro, te lo pones piel con piel (tú desnuda de cintura para arriba y el bebete solo con pañal), un poco incorporada, entre tus tetas, una sábana que os tape, y dejarle que llegue y se agarre a la que mejor le venga. Verás como no tiene problema. Eso sí, tiene que haber sido parto sin analgesias ni anestesias ni separación posparto… “Agarre espontáneo al pecho2, por si quieres buscarlo en yotube y emocionarte un rato :DUn abrazote!

    Respuesta
    • el 12/08/2015 a las 15:30
      Permalink

      Antes de quedar en embarazo era talla 32a de brasier y ahora ya tuve a mi bb Subí a 36 B, me baja muy poca leche para mi bb he estado tomando muchas bebidas para poder tener más producción de leche. Y q va nada solo volumen a mi personalmente no me gustan mis senos quisiera tener unas 4 tallas menos ya q solo mido 1.58 esto me hace ver mucho más bajita.

      Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 6:33
    Permalink

    hola! yo soy de tetas pequeñitas también, no me crecieron en el embarazo ni un poquito pero con la lactancia si me crecieron un poco. yo le di de mamar a mi hijo hasta los 3 años y vaya que mis tetas eran (son) chiquitas pero cumplidoras jajajaja de hecho cuando mi bebé pasaba 4 horas o más sin mamar se me hinchaba el pecho de tal forma que me dolia horriblemente, tenía que ponerlo mamar si o si jejeje… creo que el tamaño no tiene nada que ver, mientras más mamen los bebés más leche se produce por la estimulación. así que a ponerlo a mamar!!!! saludos!!!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 7:32
    Permalink

    Yo tengo poco pecho, y en mis dos embarazos, no me crecieron nada de nada. A mi primer hijo le di el pecho ocho meses, y a la segunda, 18 meses. Con la segunda, además me sacaba leche y la congelaba, he tenido reservas congeladas de leche hasta hace muy poco. Los dos eran tragoncetes, así que a mi no me ha supuesto ningún problema el tener poco pecho.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 7:54
    Permalink

    Ya ves, tú deseando tener las tetas más grandes, y yo deseando justo lo contrario. De hecho, cruzo los dedos para que no me crezcan cuando me que de embarazada, porque sino me harán falta una carretilla para poder llevarlas….Un abrazo.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 8:13
    Permalink

    Yo no te sirvo de ayuda, tengo mucho pecho

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 8:50
    Permalink

    TENGO EL PECHO PEQUENO, AHORA UNA TALLA 90 Y ESO QUE ESTOY AMAMANTANDO A MI BABY. ESO SI, ME HA QUEDADO UN ESCOTE PRECIOSO :)SI SE PUEDE DAR EL PECHO CON UN TAMANO PEQUENO, NO INFLUYE

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 9:36
    Permalink

    Yo tambien soy de pecho pequeno, y ningun problema. Ni me crecio en el embarazo ni ahora tengo mas que antes (17 meses de lactancia), no creo que sea un problema una vez que el bebe ha aprendido a agarrarse, el agarre como en cualquier pecho, hay bebes que lo hacen a la primera y otros a los que hay que corregirles la postura, independiente de que el pecho sea grande o chico.Suerte con el proximo!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 9:40
    Permalink

    No lo sé, nunca me lo había planteado, pero a lo mejor tienes razón, debe ser complicado, me fijaré de ahora en adelante en las tipo tabla de planchar como dices.Mami Poppins

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 9:47
    Permalink

    Y decías que no había chicas como tú!! si casi todos los comentarios anteriores dicen tener poco!! jeje, chica nunca llueve a gusto de todos…
    Aunque yo siempre he tenido mucho pecho en alguna ocasión había pensado lo que comentas, y aunque creo que imposible no puede ser (de hecho hay "grupos étnicos" y me estoy acordando de las indonesias que salen en Perdidos en la ciudad, cuyas mujeres apenas tienen pecho y estoy segura de que sus hijos se alimentan así) pero cuando estoy tumbada en la cama con la bruja al pecho sí que creo que si tuviera poquito por lo menos en esa postura sería muy muy difícil.
    Creo que en este caso como en muchos en los que hay problemas la dificultad viene de que no tenemos ningún referente, yo ya he dicho en más ocasiones que no había visto dar el pecho de cerca nunca. Aún así cuando repitas como ya sabes más de todo lo tendrás un poquito más fácil 😉

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 10:06
    Permalink

    yo en neonatos veia en el lactario a "mujeres de color" ,de color negro , con unas pedazos tetas sacarse leche y habia una "de color amarillo", usease una china, plana que se sacaba muchisimo mas que yo (de color blancurrio y una 95)
    luego me entere que las de color (ose las negras, que sino nos liamos) tomaban medicacion para dar mas leche.. asi que en cuanto a cantidad no tiene nada que ver
    En mi caso el gran tamaño fue un impedimento, pro el gran tamaño demis pezones, que unido a la boquita de pitimin de mi pequeño al darle el alta con dos kilos y medio, hacia que al pobre no le cupiese el pezon en mi boca.. pero con teson y al aumentarle la boquita ya no hay problema (bueno ahora el problema son sus piños ..)

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 10:21
    Permalink

    Pues no se me había ocurrido. Yo no tengo mucho pecho, pero sí es cierto que con el embarazo y la lactancia me aumento casi dos tallas, así que no sé…

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 10:40
    Permalink

    Es cierto lo que ya te han comentado, afirmando que la mayor diferencia entre el tamaño de unos pechos y el de otros se debe, esencialmente, a la grasa acumulada en el pecho. La cantidad de tejido glandular (el que fabrica la leche) no varía significativamente porque unos pechos sean más grandes o más pequeños.

    Lo que sí es cierto es que existen casos de escaso desarrollo del tejido mamario que pueden interferir con la lactancia… Son esos casos en los que se cumple el mito de "no tengo leche", pero lo cierto es que son raros y muy escasos.

    En tu caso, los cambios que comentas durante el embarazo (el aumento de una talla de sujetador) son muestra de que hay tejido mamario y que durante la gestación sufrió los cambios habituales para preparar la lactancia… Además, tu misma has confirmado que el problema no es que no hubiera leche, porque leche había.

    Desde mi experiencia viendo muchas madres y muchas tetas (y te puedo asegurar que las he visto grandes, pequeñas y de todos los tamaños intermedios) creo que más que el tamaño es importante la "plasticidad" o "moldeabilidad" del pecho… O sea, que está bien tener unos pechos firmes y bonitos, pero a la hora de amamantar, unos pechos más blanditos se amoldan mejor a la anatomía facial y bucal del bebé y pueden contribuir a palir los efectos de algunas particularidades anatómicas que, en otros casos, podrían interferir en gran manera con la lactancia.

    Creo que otro problema, en tu caso, es que a la hora de las posturas no salimos de A, B y C, cuando hay todo un mundo de posturas para amamantar y no a todo el mundo le sirve la tradicional postura de bebé acunado con/sin cojín de lactancia.

    Así, que, resumiendo, yo creo que lo más importante es tener la información/formación adecuada, haber visto a muchas madres dado el pecho y tener apoyo adecuado.

    Un consejo final: si algo no funciona (postura al pecho, por ejemplo) hay que cambiarlo, no empeñarnos en seguir y seguir con ello (a costa de dolor en muchos casos) hasta que terminamos mandándolo todo a la porra… Y cuanto antes nos demos cuenta de que no funciona y empecemos a probar cosas nuevas, mejor que mejor.

    Me ha gustado mucho tu entrada. 😀

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 10:48
    Permalink

    Tu ya sabes el pech que yo tengo, pequeñito, una 85, escurridito, escurridito Y como también sabes dí el pecho a mi hijo a demanda durante 15 meses. No tuve ningún problema y no se tienen problemas, por lo que sé, por tener el pecho pequeño. De hecho parece que en muchas ocasiones hay mayores problemas para lactar con pechos grandes.

    El tema de las posturas tras una cesárea, efectivamente es complicado, ero hay más posturas aparte de tumbada que pueden ayudar a una mamá tras una cesárea.

    PD: me ha gustado tu post, aquí postradita en la cama, el portátil me entretiene más que la tele 🙂

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 11:22
    Permalink

    Arual, yo como tengo cierto complejo, me fijo mucho en las tetas jajaja

    @Mousikh, es difícil, sí, pero no sé, creo que cuando tienes tan poquito, encontrar la manera lo es aún más.

    Carol, está claro que cuando se tiene experiencia y la cosa funciona, se puede hacer en cualquier sitio y casi sin prestarle atención. Yo tenía que hacer malabares y aún así era un desastre.

    Walewska, seguramente el término medio sea la virtud, sí jaja

    Bren, pues yo sólo lo conseguí totalmente sentada y mal, qué desastre!

    Silvia, para mi está claro que la ayuda del niño es importante. Mi hijo no ponía nada de su parte, más bien lo contrario, se peleaba con la teta y se ponía muy nervioso. Supongo que si por su parte hubiera habido más colaboración hubiéramos terminado por encontrar una forma.

    Ira, bien, bien, eso es señal de que se puede!

    Mamá Blue!, yo no he visto ninguna mujer dar de mamar que tuviera un pecho ni siquiera normalito, sólo he visto tetas enormes jajaja

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 11:22
    Permalink

    Oli, en cuanto a cantidad de leche no tengo dudas, no creo que influya. Mi duda es sobre el agarre, a mi me pareció complicadísimo!.

    Elena, la verdad es que es una lástima no haber tenido en aquel entonces a quien recurrir porque estoy segura de que con asesoramiento lo hubiéramos conseguido. En cuanto al agarre espontáneo, he visto vídeos, es alucinante cómo es la naturaleza. Ahora, que yo más que entre teta y teta, sería en la autopista central, que yo sin sujetador, nada de nada!. Me encantaría poder hacer algo así si algún día tengo algún otro niño pero soy consciente de que es relativamente probable que de nuevo tenga otra cesárea. De todas formas, para la próxima, como tu dices, llevo la agenda bien completa, pienso dar el coñazo lo que haga falta! jajaja

    Rigel, como he dicho más arriba, en cuanto a producción de leche no tengo dudas. Fíjate que yo, a pesar de lo fatal que mamaba el niño, tuve buena subida de leche. La pena es que no encontramos la manera que de succionara y se fue todo al garete. En fin!.

    Laura, entonces, ¿te fue fácil el agarre? ¿Cómo hacías para que hubiera más que coger?.

    Susana, jo, es que es muy triste no tener tetas jajaja, yo a veces lo pienso y digo, qué pena, me moriré sin saber qué es tener un escote que no sea una autopista! jajaja

    Suu, qué suerte maja.

    Diana, hombre, una talla 90 es un pecho normal pero no pequeño! jajaja ya la quisiera yo para mi!. Besos.

    Carlota, suerte me va a hacer falta, empezando por quedarme embarazada, que no se yo…

    Elena, fíjate y me lo cuentas! jajaja

    Lamamadeunabruja, buenoooo, habría que ver, porque la gente suele decir que tiene poco pecho y luego tiene una cosa normalita. Yo, cuando digo que tengo entre poco y nada, es porque no tengo apenas más que la muestra! jajaja En la cama ya te digo que a mi me parece impensable, bocarriba tengo cero y de lado pienso que insuficiente, nunca lo conseguí…

    Brujilla, pues… fíjate que estoy pensando que yo el pezón y la areola las tengo enormes, de hecho son prácticamente la mitad de mis pobres tetillas… Y el niño habría muy poco la boca… Qué se yo, a toro pasado es difícil saber!.

    Mamareciente, aisss….

    Eloísa, yo siempre he sido de pechos muy firmes, fibrosos. Ahora las tengo bastante más blandas y tengo una más grande que otra, curiosamente, la que primero dejó de tener leche fue la que más grande se me ha quedado. A mi lo que me faltó fue alguien que viniera a verme y tuviera experiencia, porque la literatura que yo había leído estaba muy bien pero ponerla en práctica me pareció imposible. Me alegra que te haya gustado jaja

    Mamá de la Peque, para mi queda claro que cualquier dificultad adicional añade complicaciones a algo que, aunque sea lo más natural del mundo, suele resultar algo difícil. La cosa es que estoy convencida de que si nos ayudara alguien con idea se resolverían muchos problemas, la cuestión es que no te echan un cable en los primeros días, que es cuando más falta hace.

    Belén, sí, ya tuvimos esta conversación, me apetecía compartirla porque estoy segura de que por ahí habrá más chicas como yo que han tenido la misma pregunta y me interesa conocer las opiniones y experiencias de la gente. Recupérate pronto que se te echa de menos!.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 11:47
    Permalink

    Estooo, ya me conociste embarazada, pero yo en estado normal uso una 90; e increiblemente ahora no he aumentaado mucho de talla (salvo cuando me toca que estan enooormes!).

    Pero yo creo que SI influye, es una opinión muy personal pero… vengo a confirmarte que no conzco a nadie que tenga muy poco pecho y de el pecho… será ¿porque cuando te pones a dar el pecho crece? No lo sé. Pero es asi.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 11:51
    Permalink

    Poco te puedo ayudar con este tema, je je. Nunca me había planteado que el tamaño fuera importante para la lactancia. Mi hermana, que aún da de mamar a mi sobri con casi 20 meses, tiene poco pecho y no ha sido inconveniente. Supongo que no es determinante.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 12:28
    Permalink

    Lo he comentado muchas veces, usaba talla 90, cuando tuve a la princesa mayor, tenía unas supertetas!jajaja…pero la cosa fué bajando y cuando a la tercera le toco mamar, te juro que no eran como las que dices tu de las fotos…depende de cada mujer, y yo he dado el pecho sin problema, que el perfume viene en bote pequeño, recuerda! 😉

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 12:34
    Permalink

    Excepto los primeros dias post-cesarea (por lo de la posicion) te puedo entender aunque yo no pasé dolor en absoluto… pero si tenía que ponerme de lado, por lo demás todas las mamíferas dan de mamar y no tienen "tetas" Yo he visto a mi gata dando de mamar a 4 a la vez y ella tan pancha, la verdad es que me enseñó mucho, ella ya sabía que la lactancia es a demanda, etc, etc

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 12:34
    Permalink

    Es curioso lo que comentas, yo tengo mucho pecho y cuando me subió la leche, pa´que contarte y siempre he pensado que si no fui capaz de tener una lactancia existosa fue por el tamaño de mis perolas. La teoría me la sabía al dedillo, pero la práctica me costaba mucho. ¿Cómo iba a saber yo si mi chiquipiturra tenía el labio inferior volteado si con tanto volumen era imposible verla?…me ponía histérica!!!!……
    cómo verás nunca llueve a gusto de todos, en mi caso siempre he pensado que fue un problema!!!!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 13:10
    Permalink

    Quiero pensar que todo los pecho sirven para mamar igual. Es como decir que unas piernas cortas no valen para andar o una manos pequeñas no sirven para agarrar. Se hará con más o menos problemas, pero se hará.

    Yo no sé mucho sobre LM pero he oído de todo: que si los pechos pequeños no dan leche, que si los grandes sólo son grasa y no sirven, que si pezones tal, que si aureolas cual… Quiero pensar que son un montón de bulos inventados por gente mala para evitar la lactancia materna y que no son reales. Yo siempre he tenido el pecho muy grande (95C) y ahora, con el embarazo, se me han puesto unas tetoncias que me da miedo de asfixiar al chiquillo el día que le tenga que poner todo eso en la boca. Pero sé que con constancia y perseverancia, todo se puede conseguir.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 13:30
    Permalink

    Yo tenía una 85b cuando me quedé embarazada, y creció hasta una 90b, así que ya ves, más bien pequeñas.
    Y en el hospital me las agarraron, estiraron, espachurraron… me hicieron sentir "cacho carne" total… pero en unos días la niña empezó a agarrarse bien, a abrir la boca bien, y luego fue todo como la seda.
    Puedes entrar en mi blog para ver una foto de mamá dando de mamar con tetas pequeñas, je, je.
    http://etologiafamiliar.blogspot.com/2011/04/echamos-de-menos-la-teta.html
    por cierto, le dí de mamar hasta los 15 meses, sin ningún problema

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 13:32
    Permalink

    ¡ah, me olvidaba! También se me quedó una bastante más grande que la otra, aunque ahora han vuelto las dos a la talla 85a, incluso menos que antes…

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 14:57
    Permalink

    Pues fíjate que esto es algo en lo que he estado pensando últimamente… yo he sido siempre de poco pecho y cuando nació mi primer hijo me salieron unos melones estupendos :)… Curiosamente con los 2 últimos se han mantenido los pimientajos colgantes y ha sido con estos con los que la lactancia no ha funcionado (por diversos motivos, pero al final del todo era hambre pura y dura…), así que a lo mejor sí que tiene que ver.

    Mi biocuñada, por ejemplo, que suele ser planita, ha estado mientras daba el pecho con unas tetas que eran la envidia de toda la familia… Incluso ahora al final, que el niño ya tiene un añito y le da sólo 2 veces al día. :S

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 15:40
    Permalink

    Me hizo gracia el post. A mi me pasó algo parecido pero con el pezón, que los tenía enanos, uno invertido y el otro casi plano, así que a la niña como que se le escurría, no conseguía engancharlo.
    En el hospital también intentaron ayudarme cuanta enfermera que pasaba por allí, pero nada… Me dijeron que intentara con pezoneras, pero me dolía un huevo, y a ella tampoco le hacía mucha gracia. Vamos, que después de mucho sufrir, y muchos llantos, tuve que dejarlo… Y yo también había leído de todo durante el embarazo y estaba convencida de que no tendría problema…
    La verdad es que eché de menos alguien especializado en lactancia materna en el hospital para que me echara una mano.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 15:45
    Permalink

    Yo tampoco he tenido ese problema, pero creo que, aunque pueda ser algo más dificil encontrar la postura, tampoco lo hace imposible. De todos modos, ya te digo que no me he visto en el caso.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 15:49
    Permalink

    Yo es que… bueno ya me conoces, no hace falta que te diga nada, pero sí conozco a gente con muy poco pecho que ha estado dando pecho bastante tiempo.

    Aunque si es cierto que tampoco he visto fotos en las que un niño esté mamando de un pecho muy pequeño, pero bueno tampoco he visto que el niño de los botes de leche materna lleve gafas, yo que sé…será marketing ;D

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 16:01
    Permalink

    Pues la verdad… no es que yo sea Pamela Anderson, más bien lo contrario… pero si puede darles de mamar a mis niños aunque a mí si me creció bastante mientras estuve lactando…

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 16:21
    Permalink

    Cansadita me tenían a mí durante el embarazo con algunos comentarios desafortunados de que como tengo el pecho pequeño (casi inexistente) lo mismo no podía amamantar a mi pequeña. Pues según salimos de la sala de partos y nos llevaron a la habitación de observación las enfermeras me dijeron que me acercara a la niña al pecho y dejara que fuera ella la que lo encontrara. No tardó ni cinco minutos en engancharse y tardó una hora en soltarse!! A día de hoy, 5 meses después, sigue alimentándose solamente de mi leche, y por indicación del pediatra al pesar 8 kilazos aún no hemos comenzado a darle cereal.

    En cuanto a la postura, cuando estoy muy cansada le doy el pecho tumbada de lado, con la pequeña tumbada a mi lado y se engancha perfectamente a lo poco que sobresale.

    Así que para nosotras no ha sido dificil.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 18:42
    Permalink

    Yo también tengo muy poco pecho, por no decir ninguno, vamos que a mi una talla 80 me queda grande. En el embarzao un pelín más pero nada parecido a lo que yo me imaginaba, que ya me veía luciendo canalillo… mi gozo en un pozo. Sin embargo sí que pude dar el pecho, aunque la postura era casi de contorsionista y muchas veces parecía que tenía un bebé tatuado en el pecho, casi le costaba respirar mientras comía.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 19:31
    Permalink

    Ay guapisima…me has hecho mucha gracia con lo de la tabla de planchar y con lo de que todo el que pasaba por ahi te apretaba la tetilla…jajaja.
    Pues mi caso es el contrario que el tuyo guapa,yo no quiero tanto peeeechooo….yo ya tenía, vamos, que andaba bien surtida, pero al quedarme embarazada eso aumentó muuucho, pero ahí no quedó la cosa…cuando tuve a Maria la cosa estaba como para estallar!!!
    te puedes hacer una idea,no?y yo lo que me he llegado a quejar de eso…madre mia!

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 20:23
    Permalink

    Yo lo unico que digo que de no tener nada y de pronto en el embarazo y sobretodo en la lactancia tener ESCOTE yo estaba encantada. Los niños para amamantarles,sin problemas.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 20:33
    Permalink

    Yo con pecho normal (90 y luego 95)y un fracaso total la lactancia. Por cierto, tu gatito es hermoso!! (del post anterior, sorry). Un besote.

    Respuesta
  • el 18/05/2011 a las 22:20
    Permalink

    Leia, no lo tengo claro, lo cierto es que conozco a muy poca gente que ha dado el pecho pero, de momento, en mi estadística no entran mujeres como una tabla.

    Mama mimosa, bueno es saberlo, así que tiene un niño de la edad del mío, qué coincidencia!.

    Cartafol, jajaja, puede ser, puede ser!

    Esther, no me había planteado la comparación con una gata, la verdad. Las expertas sabrán más que yo, pero algo me dice que la naturaleza de estos animalitos les hace estar más avispados que el bebé humano, no?. Me alegra que te fuera bien y, sobre todo, me alegra que no tuvieras dolores con la cesárea, para mi fue el peor dolor de toda mi vida.

    Jeza Bel, fíjate, si es que el mundo está mal repartido, lo ideal sería una cosa intermedia para todas, no?.

    Anuda, bueno, yo tengo las manos y los pies muy pequeños y te diré que en el cole, en educación física, cuando jugábamos a cosas como baloncesto o balonmano era un problema, se me caía la pelota constántemente jajaja Yo creo que teniendo idea, todo o casi todo se puede conseguir.

    Teresavet, yo he perdido pecho, antes tenía un pelín más. Me alegra que os fuera bien, gracias por el testimonio esperanzador.

    Mamá en Alemania, como le he dicho a Leia, yo tampoco es que conozca a muchísima gente como para poder hacer una estadística muy completa, pero la gente que he visto es como lo cuento.

    Estela, es que del dicho al hecho hay un trecho. Yo creo que es mejor leer menos y, en cambio, llevar ayuda ya preparada, alguien que te pueda ayudar, porque como tengas que confiar en los hospitales, apañada vas.

    Ana, seguro que todo es maña y práctica, pero la lactancia fracasa en cuestión de días como no encuentres la fórmula.

    La teta reina, jajajaja, será marketing, sí, puede ser, pero ya te digo que en la vida real tampoco veo…

    Andrea, me alegro, de que fuera bien y de que te crecieran jaja

    Yahorapapas, muchas gracias por contar tu experiencia, la verdad es que me anima ver gente que le haya ido bien con poco pecho.

    Nuria, puff, a mi los sujetadores directamente me quedan grandes, ya me he acostumbrado a comprármelos y que se me abran… Yo tampoco he sabido nunca lo que era un canalillo, qué penita! jaja

    Paris, si es lo que yo digo, que vaya reparto más malo.

    Mamás Todoterreno, qué bien!.

    Adry, puff…

    Respuesta
  • el 19/05/2011 a las 2:55
    Permalink

    Se que es complicado hablar de LM, pero si te sirve de algo, yo tengo el pecho tan enorme desde que empeze a engordar que cada teta es mas grande que la cabeza de mi niña. Es un horror, no estoy nada contenta, asi que mas vale no quejarse de nada porque cada cosa tiene sus inconvenientes, yo siempre tengo miedo de que mi peque no pueda respirar, poco a poco se me va pasando. Pero al principio lo pasas fatal. Hay que aceptar lo que tenemos, no todo puede ser perfecto.

    Respuesta
  • el 19/05/2011 a las 7:36
    Permalink

    No tuve ningún problema para que se agarrasen, eso sí, no me podía poner tumbada en la cama porque me quedaba plana y era imposible, la única postura que me funcionaba era la "clásica", yo sentada y el bebé acunado en mis brazos.
    No sé si tendrá que ver que las mías ni siquiera han sido "fibrosas y firmes", son pequeñas y encima blanduchas :(, y los peques se agarraban bien.

    Respuesta
  • el 19/05/2011 a las 13:46
    Permalink

    Ja, Ja Ja, perdona que me ria pero me ha hecho gracia la forma de contarlo 🙂 Yo era muy planita también (una 80) y muy flacucha… después cogí algo de peso y las tetas apareciero (una 90), encantada estaba y con el embarazo volvieron a crecer.. (95-100) menos mal que ahora que estoy perdiendo el peso que gané están volviendo a su ser (95-90). En mi caso si se cumplió lo que decía tu madre.

    Y respecto a tu duda, no creo que tenga que ver el tamaño, me ha gustado mucho la respuesta de Elena.. deja que el peque encuentre la forma (aunque con cesárea dicen que es más complicado y que tarda más en subir la leche)

    Un saludo

    Respuesta
  • el 22/05/2011 a las 21:33
    Permalink

    Raquel, eso está claro, nunca me había planteado lo que tu cuentas.

    Laura, me alegro que te fuera bien, es un consuelo!

    MLuz, le diré a mi madre que sus pronósticos sí se cumplieron con alguien jajaja

    Respuesta
  • el 10/08/2012 a las 12:47
    Permalink

    …¿y qué postura recomiendan para dar de mamar tras una cesárea?

    Respuesta
    • el 11/08/2012 a las 23:02
      Permalink

      Se suele recomendar la postura del balón de rugby, porque así no tocas las zona. Yo he usado mucho esa postura pero no por la cesárea en sí sino porque era la única con la que logré combatir lo muchísimo que me dolía el pezón y las grietas que tuve. Es un poco rollo porque tienes que andar poniendo cojines y sentándote donde le quepan las piernas al nene pero para evitar problemas de postura al mamar es de las mejores. De todas formas, al final la lactancia es ir probando y encontrar la forma de que ambos estén cómodos!!!

      Respuesta
  • el 06/01/2013 a las 4:31
    Permalink

    por fin encuentro otra mama tabla de planchar 😉
    En mi primer embarazo no encontraba la postura (tumbada imposible, como tu dices no habia chicha) y encima me salieron una grietas tremendas. No me crecio apenas el pecho y ahora tengo incluso menos y lo noto como mas vacio.
    Mi pregunta es: con tu segundo bebe como has conseguido que se enganche bien? que postura? truco?
    tengo miedo de que me vuelvan a salir las grietas (que dolor arggg) y pierda otra vez la oportunidad de dar de mamar por no soportar el dolor.
    Besos

    Respuesta
    • el 06/01/2013 a las 21:52
      Permalink

      Hola!

      Pues mira, con el segundo, aunque se enganchó enseguida al pecho, al poco empezó a hacerme daño y me salieron unas grietas sangrantes que dolían… bueno, ya sabes como duelen. Además de la ingurgitación bestial que no podía ni bajar los brazos. Si no hubiera tenido ayuda de una asesora no sé si habría podido superarlo, sin embargo fue tan fácil como cambiar de postura. Me ayudó a colocármelo en la postura del balón de rugby. Es cierto que no es la postura más cómoda del mundo, sobre todo porque de noche me obligaba a sentarme cada vez y colocarme los cojines, pero en nada de tiempo se me curaron las grietas y en cuanto le creció un poquito la boca dejó de hacerme daño, vamos, que con 10 días de vida ya nos iba como la seda.

      Mamar en la cama no es lo que mejor se nos da pero lo hacemos cada noche. Es cierto que con este segundo niño el pecho me creció más durante el embarazo y más aún con la lactancia, sigo teniendo poco, pero ya no tengo tan poco. Aún así, dándole de lado el niño tienen tendencia a mamar demasiado de la puntita en lugar de tomar bien toda la areola, pero no me duele, quizá alguna vez un poquitín molesto, pero soportable totalmente.

      Yo te recomiendo muchísimo que tengas una asesora a mano para que si surgen los problemas tengas a quien consultar las veces que haga falta.

      Besos.

      Respuesta
    • el 10/01/2013 a las 9:48
      Permalink

      muchas gracias por tu contestacion , me anima mucho saber que cambiando la postura podre dar con la mia !!! Vivo en un pueblecito donde decir asesora de lactancia suena a chino, pero espero apañarmelas con internet jejeje.
      Espero que me vaya mejor esta vez, ya te contare;)

      Respuesta
      • el 16/01/2013 a las 16:32
        Permalink

        Si necesitas cualquier cosa dímelo, no es lo mismo por correo que en persona pero seguro que algo podemos hacer, ¿vale?. Besos.

        Respuesta
  • el 15/05/2013 a las 23:27
    Permalink

    pff yo igualito que tu mi bebe con mes y medio pobree! es todo un reto para los dos ahora mismo me voi a poer a buscar videos o algo que me ayuda a tener mejor tecnica :c

    Respuesta
  • el 09/06/2014 a las 0:52
    Permalink

    Hola, no sabes lo identificada que me siento contigo, y lo que te agradezco este post! Yo soy tabla de planchar como tú, y siempre he vivido con la esperanza de que me creciera el pecho, primero con la adolescencia, luego con el embarazo y ahora con la lactancia (mi hija tiene 4 meses), pero no, apenas un poquito 🙁
    Desde luego pienso como tú, qué mal reparto hace la naturaleza… Lo peor es que a veces tengo la sencación de no tener leche y el tamaño me reafirma esa sensación, y a eso sumado que mi niña va justita de peso con lo que tengo que oir comentarios del tipo… “tendrías que ayudarla con un biderón…” grrrrrrr!!! (claro, me ven tan poquito pecho…)
    En fin, consuela saber que no soy la única, y por lo que acabo de leer en un comentario tuyo más arriba me queda una última esperanza de un segundo embarazo.. a ver si ahí hay más suerte, porque de verdad que yo sí creo que el tamaño importa, y mucho! para encontrar la posición, para agarrarse…
    Saludos y gracias por el post 😉

    Respuesta
    • el 10/06/2014 a las 19:33
      Permalink

      Gracias a ti guapa, ¡la esperanza es lo último que se pierde! jaja

      Respuesta
  • el 01/07/2014 a las 6:08
    Permalink

    al fin!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1 alguien con qien me identifico mi espalda y delantera no tienen diferencia alguna y si es bastant complicado dar d mamar asi y mas con los dolores d la cesárea mi beba se canso tanto d la situacion q prefirio la mamila =( hasta la fecha no encontre posicion alguna q ayudara es tanta mi frustracion q ya no qiero bebes a pesar q todos me aconsejan no qedarme sola con la beba pero como???? ni porq me jale el pellejo de la espalda logro tener un busto decente para darle al bb

    Respuesta
  • el 16/01/2015 a las 23:31
    Permalink

    Consuela saber q no soy la única con este supuesto problema.. Digo supuesto porque todavía me faltan unas semanas para tener a mi bebe conmigo, pero no dejo de plantearme si realmente conseguiré una lactancia exitosa con esta tabla de planchar que tengo por delantera. No he notado ningún cambio en mis pechos durante el embarazo, toda la vida escuchando a mi madre decir: “a mi no m crecieron hasta que me quedé embarazada!” pues conmigo no ha funcionado ????. Además me da vergüenza sacarlas en público y q la gente se cuestione como puedo dar de comer con tan poca chicha a una personita. Agradezco mucho haber encontrado este post, creí q era la única en mi especie ????

    Respuesta
    • el 19/01/2015 a las 17:15
      Permalink

      No eres la única. Y créeme que se puede! Ánimo!

      Respuesta
  • el 01/07/2016 a las 19:29
    Permalink

    Identificadisima, y desesperada : (

    Respuesta
  • el 06/09/2018 a las 16:07
    Permalink

    Aqui una tabla de surf como se cachindeaban mis compañeros de cole. Pero cuando volvi a la habitacion del hospital despues de parir y vino la enfermera a enseñarme coml se hacia lo primero que solto fue “hombre por fin unos pezones coml dios manda” yo flipando porque siempre pensen que mis pezones de niña pequeña serian un impedimento para la lactancia pero se ve que no eran ideales.
    Lo de porqur no se ven madres lactantes dr pechos minis supongo que es porque al ser talla mini todo queda mas disimulado y no es tan notorio que estas ahi con la teta fuera y en temas publicitarios porque unas buenas tetas siempre venden mas…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com