Hoot Owl Hoot! es el primer juego de mesa cooperativo al que hemos jugado en casa.

Un juego para niños desde 4 años, muy divertido, con partidas cortas y muy dinámicas, en el que el objetivo de todos los jugadores es conseguir llevar a los búhos bebé a su nido antes de que salga el sol.

 

Por qué un juego de mesa cooperativo

Los juegos de mesa son un excelente recurso en cualquier casa con niños, pero a nosotros nos parecen especialmente útiles en una vivienda pequeña como la nuestra, porque nos permite jugar todos juntos sin problemas de espacio y sin molestar a los vecinos. Algo que puede parecer una tontería pero que se agradece enormemente en los largos días de invierno en los que es imposible salir a la calle… o en las tórridas tardes de verano.

Ahora bien, lo que no solucionan los juegos de mesa “normales” son las peleas de los niños.

Mal perder, mal ganar, competitividad absurda y enfados por causas realmente peregrinas… el Peque está pasando un mal momento en este aspecto y Mayor sufre un gran efecto contagio. Así que a menudo lo que empieza siendo una buena tarde de juegos acaba como el Rosario de la Aurora

Por eso, cuando este verano pensé en comprar un nuevo juego de mesa, tenía claro que no quería más juegos competitivos. Quería que fuera un juego de mesa cooperativo, es decir, un juego en el que todos los jugadores deben buscar el bien común y o todos ganan o todos pierden.

 

Hoot Owl Hoot: nuestro primer juego de mesa cooperativo

Ya me conocéis. Para hacer una elección le doy vueltas y vueltas… Tardé semanas en decidirme por Hoot Owl Hoot!

Hoot Owl Hoot! - Caja

Los motivos por los que me decanté por éste y no por otro fueron:

  • Es un juego sin dado. Cada vez le tengo más manía a los juegos con dado porque el dado pasa más tiempo en el suelo que en la mesa. Así que genial que Hoot Owl Hoot! no lo lleve.
  • La temática de los búhos. Quería algo que al Peque le entrara mucho por los ojos. Ambos son muy muy visuales y buscaba que la estética fuera muy bonita y atrayente. Este juego es realmente precioso tanto el tablero como las fichas.
  • Un juego en el que no haya que leer. Como Mayor sabe leer pero el Peque no, me parecía muy importante que el juego no tuviera nada de lectura para evitar que Mayor tuviera cierta ventaja sobre su hermano pequeño. En Hoot Owl Hoot! no hay nada que leer así que cualquiera que haya entendido la dinámica puede participar.
  • Partidas rápidas pero con cierta dificultad. En esto fue en lo que di más vueltas porque realmente no lo sabes seguro hasta que no tienes el juego. Me alegra haber acertado porque sí, son partidas de unos 10-15 minutos máximo, muy dinámicas, divertidas, pero tienen su dificultad. No es un juego súper difícil, de hecho casi siempre ganamos nosotros al sol, pero tampoco es un juego facilísimo. Me parecía importante porque la diferencia de edad entre los niños es considerable en este momento evolutivo y si el juego resultaba demasiado fácil o demasiado difícil para uno de los dos, el interés iba a decaer muchísimo.

El juego está en inglés pero, como os digo, las instrucciones son realmente sencillas y durante la partida no hay que leer nada. Que yo sepa, no está traducido al español.

 

Objetivo del juego

Hoot Owl Hoot! es un juego cooperativo en el que los jugadores tienen que conseguir llevar a todos los búhos a su nido antes de que salga el sol.

 

Niveles de dificultad de Hoot Owl Hoot!

Según cómo configuremos el juego, tendremos tres niveles de dificultad:

  • Nivel principante, colocando tres búhos en las casillas de inicio 1, 2 y 3.
  • Nivel medio, jugando con cuatro búhos, en las casillas de inicio 1, 2, 3 y 4.
  • Nivel desafio, jugando con seis búhos, colocándolos en las casillas de inicio 1 a 6.

 

Reglas básicas de Hoot Owl Hoot!

Podéis consultar las instrucciones (en inglés) en la web de Peaceable Kingdom.

Al empezar la partida colocamos el sol en su posición de inicio. Aún es de noche.

Se barajan las cartas y se reparten tres a cada jugador, que las colocará boca-arriba.

Las demás cartas se dejan en un montoncito, boca-abajo.

El primer jugador es el primero en iniciar el juego y luego va tocando a cada uno en dirección a las agujas del reloj (o como acordéis, vamos).

Aquí podéis ve el inicio de una partida del nivel más difícil, con seis búhos en el tablero.

Hoot Owl Hoot! - Inicio de la partida

Cada turno tiene tres pasos:

  • Mover a un búho.
  • Dejar la carta utilizada en un montón a parte.
  • Coger una nueva carta.

Si el jugador tiene un sol, necesariamente tiene que jugar esa carta. Deberá avanzar el sol una casilla, dejar esa carta y robar otra. Fin del turno.

Como véis en la imagen, al tener un sol hemos debido jugar esa carta y mover la ficha del sol una casilla hacia la derecha.

Hoot Owl Hoot! - Jugar la carta del sol

Si el jugador no tiene ningún sol, jugará moviendo uno de los búhos a una casilla vacía que tenga el color de la carta que va a jugar. Por ejemplo, si tiene una carta amarilla, moverá el búho que quiera a la siguiente casilla amarilla que esté libre.

Se permite volar encima de otros búhos. En ocasiones avanzaremos una gran parte del tablero, ¡ahí está parte de la estrategia!

Cuando pasemos encima de un buho volando podemos decir “hoot!” o lo que nos de la gana, imitando el ulular de los búhos. Como saludo a aquellos a los que sobrevolamos.

La idea es jugar bien los colores pensando en equipo, viendo las cartas que tenemos todos, para mover a los búhos lo más rápido posible, sin dejarse ninguno atrás.

En este vídeo explican muy bien cómo jugar Hoot Owl Hoot!:

Cómo se gana o cómo se pierde en Hoot Owl Hoot!

Si todos los búhos llegan al nido antes de que salga el sol, ganan los jugadores.

Hoot Owl Hoot! - Derrota

Por el contrario, si el sol llega a su última casilla y se hace de día sin que todos los búhos hayan llegado al nido, todos pierden.

En la imagen que os muestro, hemos perdido porque el sol ha llegado al final de su recorrido. Se ha hecho de día y aun nos quedaba un búho por meter al nido.

 

Entonces, ¿los niños no se pelean jugando a Hoot Owl Hoot!?

Se pelean mucho menos.

El Peque es capaz de inventarse cualquier excusa para enfadarse, por ejemplo si le tocan muchos soles seguidos… O incluso alguna vez nos boicotea eligiendo jugadas que claramente no son las mejores.

Mayor, por su parte, a veces se pone un poco insistente diciéndole a los demás las jugadas que tenemos que hacer. Que a nosotros no nos importa pero a su hermano pequeño le sienta fatal.

En fin, las peleas se han reducido muchísimo pero quien quiere enfadarse, se enfada.

 

Conclusiones sobre Hoot Owl Hoot!

En casa ha tenido mucho éxito el juego y hasta nos lo hemos llevado a casa de los abuelos para jugar varias veces.

Me gusta la dinámica, estéticamente es muy bonito y tanto el tablero como las fichas están muy bien diseñadas. Se nota que es un juego perfectamente ideado para niños.

Las partidas son rápidas, de modo que se pueden jugar varias y los niños no se cansan. Máximo 10-15 minutos por partida.

Pueden jugar hasta 4 jugadores.

Según las instrucciones, está pensado para niños a partir de 4 años. Me parece una buena calificación de edad. Mayor tiene casi 8 años y lo pasa bien. Ciertamente no es un juego complicado y él entiende muy bien la estrategia, incluso pensando en las siguientes jugadas de los demás jugadores, pero aún así resulta divertido. De hecho, es un juego muy divertido para jugar en familia; debo decir que nosotros los adultos nos lo pasamos muy muy bien y nos reímos mucho. Estoy muy contenta de haberlo elegido como primer juego de mesa cooperativo. Sin duda, apostaré por otros juegos similares. De hecho, si le echáis un vistazo a la web de Peaceable Kingdom veréis que tiene otros juegos chulísimos. ¡A mi me apetecen todos!

 

Dónde comprar Hoot Owl Hoot!

Nosotros compramos Hoot Owl Hoot! en Amazon:

Hoot Owl Hoot! - Nuestro primer juego de mesa cooperativo

EUR 18,16

Comprar Hoot Owl Hoot! en Amazon