¿Las largas tardes de verano no son peores que las largas tardes de invierno?

Seguramente una de las primeras cosas que dejé claro cuando empecé este blog hace ya más de cinco años es que odio profundamente el verano.

¡Treintaytantos años después sigo sin entender cómo pude nacer en verano con lo poco que me gusta!

Creo que el primer año de blog le debí dedicar más de cinco entradas al tema calor.

¡Además a Mayor le sienta igual de mal que a sus padres! Suda muchísimo, tiene bastante más sueño, está de peor humor, no tiene ganas de jugar y ahora que ya va sumando años muchos días nos dice claramente que prefiere no poner un pie en la calle.

La mayoría de la gente no lo entiende ¡en España se adora el verano!

Pero estoy segura de que los que sí entendéis lo mal que algunos podemos llegar a pasarlo en verano,  empatizáis conmigo completamente. Algunas personas sufrimos mucho con las altas temperaturas: tensión por los suelos, ánimo a la misma altura que la tensión, sudor constante, dolor de cabeza, insomnio y en mi caso siendo asmática dificultades para respirar cuando los niveles de ozono se disparan.

Aún así, debo reconocer que mi percepción del verano ha ido cambiando con el tiempo porque con dos niños pequeños el tener más horas de luz tiene sus ventajas, también es más cómodo salir a la calle con menos ropa y si te animas a llevarles a la piscina o tienes la suerte de poder escaparte unos días de vacaciones para los peques es genial.

En cualquier caso, no le veo muchas más posibilidades lúdicas al verano que al invierno.

Y cada vez tengo más dudas sobre si son más largas las eternas tardes de invierno en las que hace un tiempo horroroso fuera o los larguísimos días de verano en los que a las 9 de la mañana ya tenemos 30 grados en el exterior y a media mañana se puede hacer la comida a la plancha en los toboganes de los parques. Esos días interminables de verano en los que nadie se atreve a asomar la patita fuera de casa antes de las 22h y cuando lo haces vas con la lengua fuera.

Seguramente si tuviéramos la fortuna de tener una casa con jardín podríamos ver el verano con otros ojos.

¡Mejor aún si tuviéramos una piscina, aunque fuera una hinchable pequeñita donde sólo nos cupiera el culete! Pero encerrados en un piso pequeño al que le pega el sol todo el día y con aire acondicionado que es como no tenerlo porque no funciona bien, la cosa cambia bastante.

Es posible que lo tenga idealizado, pero cada vez tengo más claro que la vida en el campo es una vida mejor.

Me encantan las vacaciones de verano, de corazón. Me encanta la libertad de horarios que nos da que Mayor no tenga que ir al cole, la facilidad para improvisar planes.

Pero, desde mi vivencia, veranos tan calurosos como éste que estamos teniendo este año se me hacen igual de aburridos, igual de extenuantes y suponen incluso un mayor reto para mi capacidad de entretener a dos pequeños que esos inviernos en los que el frío, el viento y la lluvia no dan tregua.

Qué opináis ¿las largas tardes de verano no son peores que las largas tardes de invierno?

Foto | John Morgan en Flickr CC

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

22 comentarios sobre “¿Las largas tardes de verano no son peores que las largas tardes de invierno?

  • el 21/07/2015 a las 19:52
    Permalink

    Yo paso tanto frío casi todo el año que cuando llega el calorcito lo disfruto mucho! Pero sí, a veces es demasiado, entiendo que te resulte desagradable porque los excesos nunca son buenos. Lo ideal sería tener 25 grados todo el año! Ahora hasta coger en brazos a los niños es.. Pegajoso! 🙂
    Los horarios libres me encantan, aunque es un rollo que las vacaciones escolares no coincidan con las de los padres. Mi mayor tiene casi 4 meses de vacaciones de verano!

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:46
      Permalink

      Te cambio la casa! 🙂

      Respuesta
  • el 21/07/2015 a las 20:56
    Permalink

    Pues sí, otra que ODIA estos calores. Y que me parece lo más lógico preferir ponernos capas en invierno e ir a cualquier lado, que morir asfixiado si pones un pie fuera de casa. Por muy guays que sean lis días largos, no digo que no.
    El otro día tuve que coger el coche por la tarde, con los niños. Estaba a 47 C. No digo más. El infierno.
    La parte huena es que si sobrevivimos a este verano, sobreviviremos a cualquiera porque yo no recuerdo cosa igual en mis treintaitantos, qué asfixio, por dios.
    Estoy HARTA de estar enclaustrada con los niños en casa y que el plan más guay sea ir a un centro comercial, pfffff.
    A mí que me den otoño, invierno o lo que sea, que nos abrigamos y vamos al parque, el campo, la montaña o donde sea.
    Diréis que el verano es tiempo de playa, muy bien, a quien le guste. Yo sólo de pensar en la arena, la sal y la sensación térmica de 42 C gracias a la humedad pegajosa…
    Vamos que no, que no me gusta el veranet ni el caloret!!!

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:46
      Permalink

      Jajaja Abajo el caloret!

      Respuesta
  • el 21/07/2015 a las 22:04
    Permalink

    Como buena brasileña que soy, a mi me encanta el verano y si hay algo que nunca me acostumbraré de vivir en europa son los inviernos. Sufro mucho con el frio, tengo asma, gripe, depresión, todo! 🙂 El verano espero con mucha ansiedad y es cuando me siento más en casa. Pero es que este año está demasiado. Mi tensión se cae y no tengo ganas de nada… Tengo de esforzarme para salir con el niño o jugar con él. No paso bien en la piscina porque no sé nadar y este año nos toca quedar en casa, no vamos viajar. Los dias más largos me encantan, me fascinan, porque en el hemisferio sur nunca se hace noche a las 22:30, ni siquiera en verano, y es algo que me deja maravillada. No tener de llevar abrigo e ir a trabajar y ya es de dia se agradece pero sí, este año está demasiado, demasiado.

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:46
      Permalink

      Este verano está siendo increíble Alessandra, no hay quien lo aguante!

      Respuesta
  • el 22/07/2015 a las 15:15
    Permalink

    Hace años, o mejor, hasta hace unos pocos años, a mí también me encantaba el verano, prefería pasar calor que pasar frío. No sé si será que me he hecho mayor, o el tener que hacerme cargo de alguien más (mi peque), pero ahora los pocos días de calor que tenemos por aquí (vivo por el norte) la verdad es que lo paso mal, entre los sudores, el dolor de cabeza, el humor que se me pone (a mí y al padre de la criatura…)… Y ahora ya bueno, pero en la etapa bebés, el cogerles y empezar a chorrear el brazo, todos pegajosos… En fin, que te comprendo muy bien aunque por suerte aquí es difícil que estemos más de unos pocos días con calor, pues si no entra la galerna por la tarde a la noche refresca casi seguro.

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:45
      Permalink

      Horrible!!! Yo lo llevo mal mal.

      Respuesta
  • el 22/07/2015 a las 15:43
    Permalink

    Hola! Aunque nunca había comentado te leo con frecuencia, pero viendo la entrada de hoy no he podido resistirme. Me he sentido muy identificada con lo que comentas, hace ya unos años que vivo en Suiza y es un horror, en invierno te congelas y en verano te abrasas. Ahora mismo estamos en 39 grados y no refresca ni de noche, la sola idea de preparar y salir con 3 niños a la calle me agota. A esto se une que desde que me quedé embarazada por primera vez llevo 6 veranos en los que o tengo una barriga enorme o un bebé que llevar pegado a mi, con estos calores! En fin, que todo esto hace que esté deseando volver a los -10 grados de diciembre, que al menos se pueden combatir con la ropa adecuada. Un saludo!

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:45
      Permalink

      No me imaginaba que hacía ese calor en Suiza, María, fíjate que me la imaginaba siempre cubierta de nieve. Yo el calor lo llevo fatal y estoy de acuerdo de que en invierno con la ropa adecuada da gusto. Un abrazo desde Madrid!

      Respuesta
      • el 31/07/2015 a las 22:41
        Permalink

        Antes de venir aquí yo imaginaba lo mismo que tú, pero vaya sorpresa me llevé el primer verano! Ahora estoy deseando las vaciones en mi Galicia natal, y eso que cuando vivía allí pensaba: qué suerte los del sur, allí si que tienen verano…qué inocente, jejeje.

        Respuesta
        • el 04/08/2015 a las 12:40
          Permalink

          Jajajaja María, Galicia debe ser un paraíso!

          Respuesta
  • el 23/07/2015 a las 0:18
    Permalink

    ¡Horrible! Los días se me hacen eternos. Aprovecho las horas bajas para salir y volvemos igualmente pegajosos. Sin jardín, ni terraza, ni piscina hinchable. Hasta la perra se la pasa tirada ante el ventilador. Hay quien aprovecha la solanera para deshidratar hortalizas en la ventana. Hasta que les pillen por hacer snacks bajo el sol sin pagar impuestos.

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:44
      Permalink

      Jajaja toda la razón!

      Respuesta
  • el 23/07/2015 a las 9:22
    Permalink

    Aii, sí que es infrnal este calor y encima este año estoy embarazada de casi 8 meses… y con u retoño de 2 años… vamos que o me aguanto ni yo!!ánimo en estos calores!!

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:44
      Permalink

      Te comprendo Lucia, ánimo!

      Respuesta
  • el 23/07/2015 a las 22:39
    Permalink

    Pues a mí me pasa como a ti, nací en verano y, a parte de poder disfrutar más de mis hijos sin mirar apenas el reloj, no le veo muchos pros.
    ¿De qué sirve que haya más horas de luz si no podemos salir de casa y aprovecharlas? Como tú dices, igual que en invierno pero sudando las 24 horas del día. Yo, desde luego, prefiero el invierno. Aunque mi estación favorita es el otoño… Ay, ya queda menos 😉
    ¡Besotes!

    Respuesta
  • el 23/07/2015 a las 23:11
    Permalink

    No estás sola!!! Segun te estaba leyendo el post, me sentía totalmente identificada contigo… Yo tambien odio el verano, por todas y cada una de las razones que comentabas, si, y cada verano alucino más y más, pues a parte de sentirme un bicho de otro planeta por no gustarme el verano, ya ni saco el tema con nadie porque me siento incomprendida…… Será que mi temperatura corporal es más elevada, o yo que sé, el caso es que se me hace eterno, y cada año más, que horrorrrrr! Y sí, mi energía desde primera hora del día es mínima, asique compaginarlo con un txikitin de 4 años rebosante de todo, es una odisea…… Tantas horas de luz llenas de calorazo, y noches demasiado cortas, donde dormir tambien es un milagro, entre ruidos veraniegos, mosquitos, y más calor que no termina………. a lo dicho, no soporto el verano. Un saludo y ánimo, ya queda menos para que termine….. 😉

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:43
      Permalink

      Un mes y finiquitado! jaja

      Respuesta
  • el 24/07/2015 a las 23:01
    Permalink

    Te tengo en el facebook pero no había visitado nunca tu blog, vaya tu por donde, me ha encantado como escribes. Pues te voy a decir una cosa, te entiendo perfectamente, a mi tampoco me gusta nada el verano, lo odio, la calor, los mosquitos, el insomnio, la tensión, que a las 6 de la mañana ya sea de día y me entre sol por la ventana… es horrible. Yo también sueño con una casa en el campo con piscina, siempre lo digo, si tuviera un chale me encantaría el verano, pero en un piso se hace horrible. Y si las tardes de verano creo yo que son más pesadas, ¿por qué de que sirve que sea de día hasta las 10 de la noche si hasta las 8 de la tarde no puedes salir, porque si sales antes acabas derretida en el portal de tu casa? En invierno al menos, aunque haga frio, te tapas bien, y te vas a las 5 y hasta las 7 puedes estar en el parque, pero ahora como no vayas a la playa o a la piscina….

    Respuesta
    • el 30/07/2015 a las 16:42
      Permalink

      Estoy totalmente de acuerdo. Nosotros en invierno pasamos muchas horas jugando en el parque pero ahora es imposible.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com