Cuando me contactaron de Mía y me ofrecieron la posibilidad de que eligiera una experiencia que tuviera ganas de realizar, relacionada con el blog, no lo dudé: quería un encuentro bloguero. 
No ha sido fácil, ya veis que desde que anuncié que algo estaba tramando han pasado casi tres meses, pero por fin llegó la fecha, ¡qué emoción!.
Para mi ha sido como estar en casa. No he sentido nada de corte ni de nervios más allá de preguntar ¿y tu quién eres?. ¡Qué risas nos hemos echado!. De verdad que ha sido estupendo estar allí como si nos conociéramos de toda la vida… porque lo cierto es que nos conocemos más de lo que nos conocen muchas personas de nuestro entorno. ¡Me he sentido libre!.
Los de la revista se han traído a la reunión a Super Nanny y ha sido, cuando menos, interesante. Creo que la mayoría de los que pululamos por este blog y otros afines aunque apliquemos las recetas que mejor nos van, nos identificamos plenamente con lo que se denomina crianza respetuosa y partiendo de ahí muchas cosas de las que hoy ha comentado no encajaban nada con los allí presentes. Aún así, como digo, ha sido muy interesante y enriquecedor conocerla en persona.
La gente de Baby Deli ha estado fantástica como siempre. Una vez más tengo que decir que no sólo han cumplido mis expectativas sino que las han superado. El local muy bien puesto, la comida fantástica, súper atentos con todo el mundo… Un 10.
He sentido un montón todas las ausencias, especialmente las de las madrileñas que por motivos de salud propios o de sus peques no han podido acudir, ¡qué pena!. 
Lo cierto es que me he quedado con ganas de más, de charlar más rato y más relajadamente. Así que, si os parece, iré pensando en organizar otra reunión, dentro de unos meses, y esta vez sin intermediarios. ¿Os apuntais?.
Un GRACIAS enorme a todo el mundo. Para mi ha sido una mañana inolvidable.