Una pregunta interesante

Hace unos días me escribió una persona que tenía problemas para comentar en el blog y que quería preguntarme qué aconsejaría yo a una hija mía que con 16 años me dijera que iba a irse a vivir con su pareja para formar una familia y tener hijos, abandonando los estudios.
Creo que aquí hay varios temas que están relacionados pero que no deben confundirse.
Planteado el problema de sopetón, lo primero que se me pasa por la cabeza es la edad. Sí, me llama más la atención la edad que el dejar los estudios y explico por qué. 
Con 16 años se es mayor para muchas cosas, pero es difícil haber tenido las vivencias y la madurez necesaria como para tener perspectiva y poder acertar con una decisión tan importante como la de formar una familia. Eso, claro, considerando que cuando formas una familia lo haces para toda la vida. Porque si tomas la decisión pensando “si sale bien, bien, y si sale mal, pues vuelvo con mis padres”, entonces ahí no hay nada que decir, ahí eliminas el riesgo.
Por otro lado, con 16 años es fácil enamorarse cada tres meses de una persona distinta. Incluso de varias. Personalmente creo que el enamoramiento y la pasión son importantes, pero también lo es la amistad, la admiración, compartir los principios e ideales de vida… El enamoramiento y la pasión, aunque se puedan conservar durante muchos años, tienden a dejar paso a otros sentimientos. Si no hay una base sólida basada en algo más que en las ganas de echarle un casquete al churri, eso se va a pique en 2-3 años seguro. La rutina del día a día, aunque a mi me parezca maravillosa, tiene su incidencia en la pareja.
Dudo mucho que con 16 años se puedan sentar las bases de una relación sólida. Y eso me preocuparía porque nunca quisiera que un hijo mío sufriera, por mucho que piense que de los errores sólo se aprende si te dejan cometerlos y que cuanto más grande es el golpe, mayor es la lección.
¿Me preocuparía que dejara los estudios elementales sin terminar o que decidiera no estudiar una carrera o un módulo?. Me preocuparía, pero relativamente. A pesar de que yo he estudiado mucho, soy una gran excéptica de la educación superior. Creo que en las carreras universitarias no forman en absoluto para la vida laboral y no hay más que ver cómo están las lista del paro para darse cuenta de que una carrera no garantiza un empleo. Por otro lado, estudiar carrera y master, como hice yo, te deja fuera del mercado laboral en la mayoría de los casos durante unos 5-6 años, algo que no les ocurre a los que no estudian (de ahí que los universitarios se vayan de casa y tengan familia cada vez más tarde).
Sin duda, creo que tener talento para algo no depende de los estudios. Hay muchas actividades profesionales que se pueden hacer en esta vida sin necesidad de tener unos estudios que te avalen, otra cosa es que tengamos titulitis en este país, pero son dos cosas distintas. En cualquier caso, nunca es tarde para ponerse a estudiar, mis padres se sacaron la carrera cuando yo ya había nacido. Y siendo joven se pueden hacer muchísimas cosas.
¿Me preocuparía que decidiera no trabajar y dedicarse a su familia?. Pues la verdad es que no. Una gran cantidad de españoles no se han puesto a trabajar nunca antes de los 25 años (eso siendo generosa) así que que no fuera a trabajar con 16 tampoco me parece nada del otro mundo. Como he dicho antes, siendo joven y teniendo tiempo por delante se pueden hacer un millón de cosas.
Sinceramente, creo que lo que más me preocuparía es lanzarse a ser madre sin tener el bagaje personal suficiente. De todos los temas implicados en esta situación, el que más me preocupa es el hecho de que tener un hijo es una gran responsabilidad que no se diluye con el tiempo. Pienso que la decisión de traer un niño a este mundo debe ser algo meditado, consciente, por el bien de todos, y creo que tendría serias dudas.
También es cierto que yo tengo una visión de la familia y la maternidad muy positiva. Para mi tener un hijo es un motivo de alegría en prácticamente todas las circunstancias. Yo no sería de esas personas que echarían a su hija de casa por venir con un embarazo no deseado, tampoco es que me fuera a alegrar, pero creo que un niño siempre es un regalo de Dios y una oportunidad para hacer algo bueno en esta vida.
En cualquier caso, creo que mi conclusión final sería: depende. Me gustaría llegar a esa edad conociendo a mis hijos y, si así fuera, supongo que sabría si están preparados o no para tomar una decisión tan importante. Sea como sea, también creo que todos tenemos derecho a arriesgar y a cometer errores. Intentaría dar mi opinión de la forma más empática posible, ofreciendo mi apoyo y brindando mi ayuda para todo lo que fuera necesario. Desde luego, para mi no sería un drama, hay cosas que me preocuparían bastante más.

Mamá (contra) corriente

Este mi blog personal. Hace ya nueve años que empecé a escribir sobre la increíble experiencia que la maternidad había supuesto en mi vida ¡y desde entonces aquí sigo! Soy autora del e-book "Cómo lograr un embarazo conociendo tu fertilidad", en el que reúno los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para entender tu ciclo menstrual, interpretar tus signos de fertilidad y utilizarlos para maximizar tus posibilidades de quedarte embarazada. Además de este blog que lees, soy co-editora de Comer con Gusto y autora de otros tres blogs: Pekeleke, mi web de literatura infantil, Miss Cosméticos, mi blog de belleza y Mochilas-Portabebés.es, sobre mochilas ergonómicas.

43 comentarios sobre “Una pregunta interesante

  • el 01/04/2011 a las 10:12
    Permalink

    A mí lo que me preocuparía en ese caso sería que con 16 años una piensa que ha vivido mucho pero cuando pasan los años se da cuenta que no sabía casi nada de la vida. Yo he dado muuuchos tumbos en la vida, he aprendido mucho, bueno y malo y aunque todavia me queda mucho por aprender he sido madre siendo consciente y deseandolo, cosa que es importante. Eso es lo que intentaré transmitirle a mi hija, que ser madre es algo maravilloso pero que también exige una serie de cosas que hay que ser consciente de ellas. Yo tampoco echaría de casa a mi hija por llegar con un embarazo no deseado, le echaría una mano y apoyaría sus decisiones y le aconsejaría, intentando siempre respetarla.

    La abuela de mi marido siempre decia "un niño siempre es bueno recibirlo, lo malo es despedirlo"

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 10:37
    Permalink

    Partiendo de la base de que mi marido y padre de mis hijas es mi novio de los 16 años, que me venía a buscar al colegio, que se chupó mi carrera y mis comienzos profesionales,qué esperó, esperamos, todo lo necesario para poder casanos y formar una vida en común, que ahora disfrutamos, yo a mi hija de 16 años le diría sin duda alguna que PACIENCIA, que todo llega, que de dejar los estudios CERO PATATERO ( que dijo aquel). Eso no quiere decir que la obligara a estudiar una carrera o algo que ella no quisiera hacer, pero si que se formara en lo que ella prefiriese, para tener una mínima cultura, una mínima formación que el permitiese, en su caso, trabajar y poder tener una vida independiente. Y mientras tanto, dar tiempo al tiempo, para madurar ( no solo ella sino tambien la pareja), evolucionar y decidir. Y conocer a la pareja, en todos sus aspectos, con todas su virtudes y defectos ( y los de su madre ), en fin, muchas cosas que con 16 años, es imposible saber, por mucho que creas que te vas a comer el mundo.
    Y lo haría aunque me tocara discutir con mi hija una y otra vez, aunque me odiara, pero dejarla salir de casa con una mano delante y otra detras, hala, al mundo, NI HABLAR.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 10:45
    Permalink

    Yo lo tengo claríiiisimo: con 16 años no se pueden tomar decisiones tan radicales. Cada edad tiene su afán, y los 16 años hoy en día no son edad ni para convivir con una pareja ni para tener hijos.
    Entre estar encerrada en casa y prohibirle tener novios e irse a vivir con él y tener hijos, hay toda una escala de posibilidades.
    Creo que con 16 años se pueden razonar las cosas, se pueden tener conversaciones de adultos y hacerle ver a un hijo que no es el momento de tomar decisiones tan radicales, sin ser por eso la madrastra de Blancanieves.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 11:34
    Permalink

    Puff yo creo que con 16 años es muy joven para tomar un decisión de ese tipo, porque con esa edad todos tenemos un mundo idealizado que luego dista mucho de la realidad, nos creemos que las cosas son fáciles cuando en realidad no lo son, creo que si se quiere ir a vivir con su novio puede intentarlo y ver cómo llevan la convivencia, pero de ahí a traer un niño al mundo ya, hay un trecho bastante largo, un niño no es una cosa que puedas decir si sale mal me vuelvo con mis padres y yo no quiero saber nada.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 11:58
    Permalink

    Yo no tendría ninguna duda: con 16 años no se está preparado para nada, y mucho menos para abandonar los estudios y tener una familia. Para empezar se me plantea un tema fundamental y es ¿de qué van a vivir? Porque no sabemos en este hipotético caso, qué edad tiene el consorte, porque vamos, si tiene la misma edad que ella, apañados vamos!

    No estaría para nada a favor de que dejara los estudios (y no hablo exclusivamente de estudios universitarios) y es que como dices, en este país hay mucha titulitis, y eso se traduce en que para entrar en el mercado laboral, solicitan esos títulos, y al menos, trataría de hacerle ver que las reglas del juego son las que son. También es cierto que si tuviera un talento especial para algo, no la animaría a estudiar, pero si no es así (como ocurre con el 90% de las personas), tendría muy clara mi postura: a estudiar o a trabajar antes de que quisiera formar una familia, que en esta vida hay tiempo para todo!

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 12:07
    Permalink

    16? ni loca. No se como lo haria, pero ni loca. Nada, ni dejar de estudiar ni formar una familia. Respecto a los estudios que elija lo que quiera, como apuntas, no debe ser una carrera,pero si una formación para no tener que pasarse la vida de reponedora en un super con un sueldo miserable y un contrato basura. Porque eso es lo que está pasando con la generación NINI. Que futuro tienen? no tienen dinero para viajar, para salir, para darse un capricho… que la vida son dos dias!
    Respecto a la familia, yo me casé con 19(poca broma) y me divorcié con 30. No quise hijos, puesto que no estaba segura de quererlo tanto como cuando me casé, y como bien apuntas, un hijo es para siempre. Ahora, vuelta a casar y con tres hijos, os aseguro que no volveria a hacerlo. Cuando me divorcié viví lo no vivido casada tan joven, hay que hacerlo para valorar lo que después supone crear una familia,sin que sientas que te ahoga todo. Esta es mi opinión.
    Saludos.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 12:08
    Permalink

    no volveria a casarme con 19, eh? que me expliqué fatal. Con mi actual marido volveria a casarme 30 veces….

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 12:10
    Permalink

    Uff, qué difícil cuestión. A mi lo que más me preocupa es que sea tan joven para tener hijos. Lo digo porque creo que a esa edad y dado los tiempos que corren es muy difícil que esa chica haya madurado. De todas formas quien mejor sabe eso es su madre o quien mejor quizá pueda responder a esa pregunta.

    Lo estudios también me preocupan, dado que cuestan mucho menos cuanto menor y menos responsabilidades tiene uno.

    Intentaría hablar con ella y que si quiere irse a vivir con su novio, que prueben la vida en común, pero que siga estudiando y que ya más adelante y si todo funciona bien intenten formar una familia.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 12:47
    Permalink

    Con 16 años no se está preparada para tomar esas decisiones. Aparte de que estoy segura de que no lo aceptaría, me sentiría fatal pensando qué he hecho para que mi hija con 16 años quiera irse. No sé a priori me da la sensación de que si una chica con esa edad viene con esas algún problema tiene que haber en casa, aunque como todo habría que verse en la situación.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 13:36
    Permalink

    Hola esta pregunta no va por el tema este,es por el grupo que habeis creado,mira que me e registrado como m@rt@ con el blog de marta y su familia pero es que ahora la verdad no se que hacer,ni como poner mis entradas ni apuntarme a los grupos que me interezan la verdad que soy muy muy torpe 🙁

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 13:48
    Permalink

    Yo tengo 19, como bien sabes, y me parece una barbaridad casarse con 16, qué quieres que te diga.

    Respecto al tema de abandono de estudios de forma prematura pienso que hay salidas que no van por ahí. Me encantaría hacer mis últimas prácticas en sudamérica y hacer un máster en educación especial pero no me lo puedo permitir económicamente, necesitaría entrar YA en el mercado laboral y dos años vista ya me parecen bastante sacrificio…

    Resumiendo, que con 16 es menor y se queda en casa.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 14:59
    Permalink

    Releyendo mi comentario veo que no tiene demasiada coherencia… lo que quiero decir con el tema de los estudios que no hay únicamente dos opciones: bachillerato+carrera+máster o estudios elementales, sino que nos podemos quedar a medio camino, como es (será) mi caso.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 15:03
    Permalink

    Hola, soy quien le planteó la pregunta a Mamá (contra)corriente a cuenta del post de los falsos mitos de las marujas. Yo soy profesora y he vivido ese caso, con una alumna de 16 años, sin terminar la ESO, alguna que otra niña ha dicho de la forma más natural del mundo "Ah, pero si yo ya no voy a seguir estudiando, yo ya tengo novio…" Por supuesto que todas pensamos más o menos lo mismo respecto a esta actitud, pero se lo planteé (o lo planteo ahora) en el sentido de si reivindicar el papel de la mujer como madre (¿y esposa?), dedicada en exclusiva a sus hijos y a su hogar, no sería un "mal ejemplo" para las jóvenes generaciones que en algunas ocasiones están deseando tomar el camino más corto. Ya no hablaba ni siquiera de un posible embarazo a esa edad (y que conste que he tenido una alumna embarazada a los 13).

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 15:14
    Permalink

    Con 16 años no se ha acabado ni un segundo grado de FP y si uno deja los estudios no es tan fácil regresar a ellos si estamos con la obligación de tener que metemos a trabajar para pagar los gastos básicos de una vida independiente. Y si encima viene un hijo, apaga y vámonos.
    Me parece una barbaridad se mire por donde se mire.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 15:20
    Permalink

    Pues, en ese caso, creo que hay que reivindicar el papel de la mujer como persona, ni madre, ni profesional, ni historias… antes que todo, persona individual y que las personas necesitan un tiempo para saber quien son, que acostumbra a ser la adolescencia, para saber que es lo que quieren hacer con su vida, que cosas les interesan, cuales no…por eso es crucial, a mi entender, que con 16 años viva su vida y aprenda cosas, muchas cosas de la vida y de la cultura y del mundo. Después, cuando ya le haya quedado claro que es una persona con capacidad de decision, cuando ya sepa que es lo que le gusta y lo que no, que tipo de personas le van bien para compartir la vida y cuales no, entonces que haga lo que quiera. Que sea mamá, que sea piloto de avión o albañil, o que sea un mama piloto, una mama albañil, lo que quiera. Esa es mi opinión! Besos a todas!

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 16:04
    Permalink

    anna, estoy totalmente de acuerdo contigo

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 16:11
    Permalink

    Ya me lo dijeron en un curso la generación de los chicos/as 16 años piensan como nuestros abuelos en el momento que se tiene pareja ya pasan de querer estudiar más.

    Y lo peor es que en tiempos de nuestros abuelos con 16 eras mayor y encontrabas trabajo pero ahora con esa edad se es un crio y las leyes cada dia está cambiando tanto que hay empresarios que pasan de tener a gente menor de edad en su empresa. O si los tienen creo que los sueldos no dan para el alquiler de una casa.

    Yo la verdad es que me daria miedo y lástima en que mi niña cuando tenga esa edad me viniera con esa historia.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 16:29
    Permalink

    Con 16 años no se esta preparado para tomar tales decisiones. Como decis, a los 16 años las hormonas estan a mil por hora.

    Creo y apuesto por el verdadero amor a esa edad? si. Pero todo a su tiempo como ya lo han dicho. Hay que vivir un poco mas, compartir con tu pareja, conocerse un poco mas, antes que empezar a tener hijos a tan corta edad.

    Trataria de mantener la calma ante tal situacion, y me sentaria hablar con ella sin duda, sin mentiras, mostrandole las cosas como son.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 16:40
    Permalink

    A mi me preocuparía más la edad que los estudios la verdad…

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 17:36
    Permalink

    Me resulta difícil contestar después de ver todos los comentarios. Mi respuesta era: Una vez vi una peli de esas de Antena3 al mediodía los sábados y trataba de esto, una chica joven embarazada y hablaba con su madre sobre qué hacer. Me ahorraré contar toda la peli, pero para mi la conclusión final fue la siguiente: Como madre de la chica, creo que le ofrecería mi apoyo incondicional: Si quiere abortar, ahí estaré yo para cogerle la mano. Si decide seguir adelante, ahí estaré yo para ayudarla. Preferiría que siguiera estudiando, pero le dejaría ver las cosas bien claras: No puede ser tener el niño, luego que cargue yo con él y ella todo el día de marcha. Tendría que apechugar bastante con el niño, sé que es duro pero espero dejárselo claro "antes" de que me vengan con el problema.

    Saludos!

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 17:46
    Permalink

    María, estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Pilar, tu planteamiento me gusta pero me acuerdo de mi misma y pienso que conmigo hubieras pinchado en hueso. ¿Qué haces si no atiende a razones? Porque con 16 años ya no puedes hacer nada si no logras convencerla. No sé, yo me pongo en esa situación y pienso que lo único que hubiera sucedido si mis padres se hubieran puesto farrucos es que hubiéramos puesto punto y final a la relación… que es justo lo contrario de lo que yo quisiera conseguir.

    Tiempos, me gusta lo que dices, pero me planteo la duda que le he dicho a Pilar. No sé hasta qué punto una persona que ya ha tomado una decisión puede admitir según qué conversaciones… Mi objetivo en ese caso sería salvar la relación porque si en ese momento pierdes a tu hijo, entonces sí que te has caído con todo el equipo.

    Mis chicos y yo, estoy de acuerdo contigo.

    Gem, la chica me planteaba que tenía un novio mayor que ella, con un buen trabajo. Es cierto que en España hay mucha titulitis pero, bueno, eso se combate con otras cosas. Creo que nunca es tarde para estudiar, si es necesario, y que siempre se puede emprender. Lo que pasa es que en España no tenemos esa visión tan "arriesgada", en otros países es normal que los chicos de 18 años se vayan de casa de sus padres y se busquen la vida, aquí nos parece algo impensable. Y desde luego que hay tiempo para todo en la vida.

    Kira Permanyer, gracias por contar tu experiencia, es más o menos lo que yo pensaba. De todas formas, yo no compararía este caso hipotético con la generación NINI. Porque los NINIS no quieren hacer nada con sus vidas y entiendo que esta chica sí que quiere hacer algo: formar una familia propia.

    Kira de nuevo jajaja te entendimos! jaja

    Suu, estoy de acuerdo contigo sobre todo en lo que comentas de que es más fácil sacarse unos estudios cuando se es joven y se tienen menos responsabilidad. Pero, claro, yo en mi casa he tenido el ejemplo de mis padres que se sacaron sendas carreras con treinta y tantos y cuando yo ya estaba en este mundo. Soy de la opinión de que casi todo es posible (aunque sea con mucho esfuerzo!!).

    Lamamadeunabruja, interesante lo que planteas. Pues no lo sé, quizá si que haya un problema. Pero quizá no. Yo intento recordarme a mi con esa edad y, fíjate, ya empezaba a sentir la llamada de la maternidad. No sé qué se me hubiera pasado por la cabeza si en ese momento me hubiera enamorado de un chico mayor que tuviera una situación laboral resuelta. Pienso que no tiene por qué estar relacionado, quizá incluso podría darle un voto de confianza y pensar "vaya, qué chica tan madura, qué claras tiene las cosas". Al fin y al cabo, que una chica de 16 años quiera formar una familia es algo bastante contra corriente, no?, cuando parece que es una edad más propia de botellones, fiestas y demás… No lo sé.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 17:47
    Permalink

    M@rt@a, por qué no nos mandas un correo electrónico a admin@madresblogueras.com y nos cuentas qué problemas tienes?.

    Alba Arroyo, yo a día de hoy pienso que retrasar la entrada en el mundo laboral es un error. En dos días te plantas en 30 años y con 30 años en muchas empresas eres un viejo (yo veo ofertas con cierta frecuencia de "máximo 27 años"). Está el patio muy complicado. Casarse me parece inapropiado porque creo que está condenado al fracaso, nada más. De todas formas, tu eres una valiente, que con tu edad estás fuera de casa de tus padres y eres una chica muy centrada, eso es muy meritorio!.

    Alba de nuevo, sí, sí, totalmente de acuerdo contigo. De hecho, a mi la opción carrera y master me parece una pésima opción, siento tener que decirlo así, pero yo no se lo recomendaría a ningún hijo mío con el corazón en la mano.

    Mamá de Anabel, me alegra que ahora sí puedas comentar, espero tener ocasión de leerte más veces por aquí. Bueno, he intentado explicar que hay varias cuestiones implicadas en este tema y que, básicamente, no es lo mismo tener 16 años que 25 (obvio). Es decir, que la edad en esta cuestión es básica, es un motivo de peso.

    Tengo que decirte que no sé si he interpretado bien tu expresión: "no sería un "mal ejemplo" para las jóvenes generaciones que en algunas ocasiones están deseando tomar el camino más corto". En primer lugar, decidir entregarte en cuerpo y alma a tu familia y optar por no trabajar en una sociedad donde no se valora la profesión de madre, me parece que no es el camino más corto, sino uno de los más duros. Me parece mucho más corto el camino de seguir estudiando como si nada, viviendo a la sopa boba de tus padres hasta los 30 sin esfuerzo ninguno. En segundo lugar, decir que yo (o cualquier mamá que se dedica a sus hijos y a su marido en exclusiva) damos un mal ejemplo a nuestros hijos, de vida fácil, me parece… pufff, me parece una burrada. Mi madre ha trabajado toda su vida (se va a jubilar ahora con 55 años), estudió una carrera cuando yo ya era una niña y, sinceramente, no me parece nada que deba valorarse más que lo que estoy haciendo yo ahora. ¡Ni siquiera a ella se lo parece!. De hecho, yo me he sentido muy sola en muchas ocasiones, no he sido una prioridad. Me gustaría que mis hijos valoraran la importancia qué le he dado a su vida, a su educación, a su bienestar y lo mucho que me he desvivido por ellos en unos tiempos donde, insisto, no se valoran esas cosas para nada. Está mal que yo lo diga, pero a mi me parece un muy buen ejemplo, valorar a la familia por encima de otras cosas siempre debería serlo.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 17:48
    Permalink

    Euphorbia, bueno, yo creo que ahora tenemos una visión muy cuadriculada de lo que debe hacerse. Hace una sola generación la gente no estudiaba y no se acababa el mundo. Bien es cierto que la sociedad ha cambiado mucho, el mercado laboral también, pero fíjate, algo me dice que poco a poco van a ir cambiando algunas cosas. No hay más que ver la cantidad de gente con estudios en la cola del paro, ¡qué complicado!. Quizá es que yo sea muy positiva, o quizá es por la experiencia que yo he tenido con mis padres, porque de verdad creo que en esta vida con esfuerzo y sacrificio se pueden conseguir muchísimas cosas.

    Anna, me ha gustado mucho tu comentario, estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Mamá de Anabel, sí, a mi me ha gustado mucho el comentario de Anna también.

    Nieves, pues no estoy de acuerdo para nada en lo que te dijeron en ese curso, que no sé quién te lo dijo, pero no deja de ser una opinión personal. Yo creo que en la tele nos están dando una imagen que no se corresponde completamente con la realidad. Yo tenía 16 años hace 12, no me parece que haya pasado tanto tiempo, y desde luego había de todo pero cuando yo por aquella época comentaba las ganas que ya tenía de formar una familia y tener hijos ya me miraban como una marciana, no creo que eso haya cambiado mucho a día de hoy en una sociedad que valora como muy positiva la independencia a toda costa, el sexo sin compromiso, la promiscuidad… Y, sí, a mi tampoco me gustaría que un hijo mío me planteara algo así pero se me ocurren cosas bastante peores. De verdad, creo que querer formar una familia no es un crimen.

    Mamá Blue!, estoy de acuerdo.

    Cartafol, pues es lo que pienso yo, que me preocupa más la edad y todo lo trae consigo que el hecho en sí de los estudios.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 17:50
    Permalink

    Misteriosa, nos hemos cruzado!, eso es exáctamente lo que trataríamos de hacer nosotros. Dialogar, intentar que nos escuchara un poco y, si no es posible, apoyarla en todo lo que hiciera. Hay una cosa que he dicho muchas veces y que creo que voy a repetir hasta la saciedad en la adolescencia: todo, absolutamente todo lo que hacemos, tiene consecuencias. Así que le diría "piénsalo, porque lo que hagas ahora va a marcar tu vida, y lo que ahora te parezca genial, puede parecerte un error garrafal dentro de 10 años".

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 21:29
    Permalink

    Joder que susto si mi hija viene con eso, por lo menos al principio, por supuesto que todo el mundo tiene derecho a arriesgar y a equivocarse pero las cosas adecuadas a cada edad.

    No se puede o no se debe formar una familia con una madre de 16, no dudo en el cariño de las madres ni su dedicación…. pero las cosas hay que vivirlas a su debido tiempo.

    Sólo espero darle herramientas suficientes para que esa situación no se produzca y si pasa pues ayudar, apoyar estar allí y pillarme un disgusto bien grande.

    Mami Poppins

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 21:55
    Permalink

    La verdad que esta mujer no debe estar pasando sus mejores momentos. Pero detras de una historia de este calibre, siempre hay mucho más. Habría que ver que situación familiar viven, que tipo de relación tiene con su hija, por qué una niña de 16 años decide que es mejor irse de su casa asumiendo responsabilidades que a esas edad asustan, en vez de quedarse en casa con mami chupando del bote. Así de claro lo digo.

    Yo no digo que sea un drama quedarse embarazada con esa edad, por desgracia hay muchas cosas infinitamente malas que te pueden suceder, tener un hijo no es una de ellas. Si ocurre por accidente pues a apechugar con lo sucedido. Pero elegirlo sí me parece precipitado. Primero porque no hay prisa, la adolescencia te hace ver la vida como si se fuera a acabar mañana y todo se vive a mil por hora. Y segundo porque tiene tantas cosas que aprender y experimentar y que serán beneficiosas para ese futuro hijo , que no hay por qué correr.

    Complicado sin duda, pero como digo, en casos tan extremos pronunciarse es riesgoso sin conocer toda la historia.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 23:00
    Permalink

    Siento si me he expresado mal, Mamá (contra) corriente, he puesto lo de "mal ejemplo" entrecomillado, pues ser madre de forma consciente y criar a tus hijos de la mejor manera posible nunca puede ser un mal ejemplo. Pero sí que veo un camino más fácil el ser mamá y ama de casa sólo (ya sé, ¿sólo?) que ser mamá (intentando también hacerlo lo mejor posible), llevar tu casa y trabajar fuera a la vez, ya sea por necesidad, vocación o convicción.
    Si el fin de las chicas más jóvenes es ser madres y esposas, igual no ven necesidad de esforzarse en los estudios y en cambio su principal preocupación será encontrar un marido que las mantenga, cosa que tiene también su miga y debate a parte, ¿no?

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 23:15
    Permalink

    Mamá de Anabel, no había leído todos los comentarios, pero ya me he puesto al día, y me he enterado bien por donde van los tiros.

    Mira, a mi, mi madre no me dijo ni que me quedara en casa ni que estudiara. Yo quise estudiar, yo ansiaba aprender. Ellos me educaron de tal manera que no necesité preguntar, yo quise estudiar. Mi madre ha sido toda su vida ama de casa, no me dijo que una cosa era buena u otra mala. Yo estudié, me superé, soy una persona formada y libre, que ha elegido, durante los primeros años de la vida de su hijo, hacerme cargo, no de la casa (eso nos viene a muchas en el lote), sino de la educación y crianza de mi hijo. Creo que son cosas distintas. Cuando mi hijo sea algo más mayor, pretendo volver al mundo laboral, eso sí, pocas horas, pues la prioridad es mi familia. Si hacer esto es inculcar a las niñas jóvenes que lo mejor es ser madre y esposa….. pues yo creo que no es la imagen que dejamos ver en ciertos blogs.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 23:20
    Permalink

    Elena, estoy completamente de acuerdo contigo.

    Belén, el caso es hipotético aunque supongo que nos puede pasar a cualquiera. Desde luego que es complicado, me parece el típico tema del que no se puede hablar sin estar metidos en el asunto.

    Mamá de Anabel, en lo de que es el camino más fácil no nos vamos a poner de acuerdo, pero vamos, no pasa nada. En cuanto a las chicas adolescentes, te confieso que es que me pillas muy de sorpresa. Como he dicho más arriba, no hace tanto que yo tenía 16, 18 años, y cuando yo comentaba en mi entorno que me encantaría formar una familia y tener hijos joven todo el mundo se llevaba las manos a la cabeza. Todas las chicas que yo conocía querían comerse el mundo, tener unos trabajos fantásticos, viajar, hacer muchas cosas, enrollarse con muchos chicos… Nunca me encontré con ninguna que quisiera ser ama de casa. De hecho, yo tampoco sabía si terminaría siéndolo o no, en aquella época estaba convencida de que ejercería de abogada y podría hacer malabarismos para compaginarlo todo…

    En cualquier caso, no sé si he llegado a explicarme bien acerca de cómo enfoco yo el tema. Yo quiero que mis hijos tengan lo que yo llamo "vida interior", igual que la tengo yo. He enfocado mi vida familiar y la crianza de mi hijo de esta forma, pero me siento una persona plena, muy rica interiormente. Hoy soy mamá a tiempo completo, pero he sido abogada de alto nivel, he sido consultora y mañana podría ser emprendedora perfectamente y montar mi propia empresa. Creo que las personas debemos crecer por dentro, tener aspiraciones, sueños, metas… y eso se puede conseguir estudiando o quizá no. He conocido a mucha gente que ha salido de la carrera siendo auténticos vividores (los de la asociación de alumnos de mi facultad tenían la misma edad que yo ahora y llevaban siglos en la carrera, no quería terminarla!!!) y sin tener metas algunas ni de currar ni de formar familia ni de aceptar responsabildidades ninguna. De hecho, mucha gente de mi edad sigue de fiesta en fiesta y viviendo con sus padres y muchos tienen estupendos estudios. Creo que no se deben confundir las cosas.

    Me gustaría pensar que mis hijos el día de mañana tendrán gusto por la lectura, por la cultura, por aprender cosas que les gusten, por hacer algo con sus vidas… y eso admite muchos caminos. Yo ahora no trabajo fuera de casa, vale, pero mira, tengo este blog, he formado un grupo de madres, acabo de abrir una comunidad de madres y padres online, ayudo todo lo que puedo a la gente que me escribe por mail… Si alguien quiere pensar que eso es no hacer nada, que estoy vacía por dentro y que he optado por un camino fácil, pues oye, qué le vamos a hacer!!, yo no me siento así, para nada.

    Belén, estoy totalmente de acuerdo contigo, ya lo sabes. Creo que son cosas distintas.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 23:26
    Permalink

    Ya sé que hace una generación no se acababa el mundo porque no se estudiara, pero curiosamente, las que no lo hacían eran mayoritariamente las mujeres, a las que se educaba para ser esposas y madres. Creo que hoy en día tenemos la suerte de poder dar otras opciones a nuestras hijas y que ellas elijan cuando estén en condiciones de hacerlo. No es necesario tener una carrera pero sí al menos un oficio porque si la cola del paro está llena de gente con estudios, todavía lo está más de gente sin estudios, que además no tiene ni la posibilidad de reciclarse.

    Lo que comenta mama de Anabel de que dáis mal ejemplo no me parece tanta burrada como dices porque vosotras habéis sido madres a una edad más avanzada, habéis tenido la posibilidad de elegir entre vuestras carreras exitosas o vuestros trabajos precarios y habéis preferido dejarlo todo para dedicaros a la familia, nada que decir, pero una persona que todavía no está madura ni preparada para formar una família no debería tomaros como ejemplo: "para qué esforzarme en unos estudios si luego lo puedo dejar todo para ser madre y esposa, mejor ya lo dejo ahora, no tengo que acabar los estudios y ni siquiera me tengo que molestar en buscar trabajo porque ya lo tiene mi noviete"… luego se pegarán el gran batacazo pero de entrada sí que es un camino más fácil para una adolescente.

    Respuesta
  • el 01/04/2011 a las 23:34
    Permalink

    Euphorbia, estoy de acuerdo en tu primer párrafo. Creo que algún titulillo hay que tener, aunque sea para tener al empresario de turno contento, aunque luego no sepas hacer la O con un canuto. En cuanto a dar mal ejemplo, de verdad, me parece atroz. De hecho, me parece ya el colmo. Mira que me han dicho cosas jajaja pero decirme que doy mal ejemplo, de verdad que me parece increíble!. Una persona con 16 años no puede saber qué va a ser de su vida, por ese motivo lo que debe hacer es trabajar por su futuro como hemos hecho todos. Si yo hubiera abandonado todo y me hubiera puesto a procrear con 16, todavía entendería algo de esto que comentais, pero como ha sido así, la verdad, no logro entenderlo.

    Mis hijos tendrán como ejemplo a una madre que estudió mucho, con muy buenas notas, que sabe de muchos temas, que se interesa por todo lo que no conoce y que, pudiendo seguir el camino que sigue la mayoría y ganar un buen dinero, decidió arriesgarse a decepcionar a todo el mundo, a luchar por su propia identidad, y a poner otros intereses por delante de los económicos. Ese es el ejemplo que van a tener y no el de una tía vaga (precursora de la generación NINI, al parecer) que optó porque un maromo la mantuviera a cambio de fregotear los azulejos del baño. Creo que hay una gran distancia entre ambas cosas.

    A veces pensamos que los adolescentes son idiotas y yo creo que no lo son, para nada. Pensar que los adolescentes no quieren pegar ni chapa y que no quieren hacer nada con sus vidas me parece súper atrevido, desde luego que yo he conocido y conozco a muchos muy centraditos que para nada ven las cosas así.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 0:08
    Permalink

    No se trata de un titulillo, se trata de un OFICIO.

    Y perdona pero no entiendo que personalices tanto, tu segundo párrafo no sé a qué viene. Yo sólo digo que vuestra opción de ser "madres a tiempo completo" es una opción que puede tomar alguien que ha madurado y ha podido elegir entre su carrera o su maternidad. Si a una adolescente se le presenta esa oportunidad de dejarlo todo por un noviete y un bebé puede tomaros como ejemplo cuando no me parecéis un ejemplo válido para ella.

    De adolescentes hay de muchos tipos, los que tienen la cabeza amueblada y los que no, los que tienen padres que se preocupan por ellos y los que no, los de barrio bueno y los de suburbio. Hay estadísticas de fracaso escolar, de embarazos no deseados, de abortos, etc, etc, si todos los que tú conoces son centraditos, pues has tenido suerte.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 0:28
    Permalink

    Euphorbia, eso del oficio lo he pensado yo un montón de veces, pero para casi todos los que hemos estudiado una carrera. No sé, para mi un oficio es saber hacer algo, pero algo en concreto, ¿no?. Me encantaría saber hacer pan o cortar el pelo. Mi marido muchas veces dice que él realmente no sabe hacer nada y a mi me pasa igual. Hemos estudiado cosas que en caso de cataclismo no valen para nada!! Pero eso es otro debate, no me quiero ir por las ramas. En cualquier estoy de acuerdo contigo, te lo he dicho arriba, hay que asegurarse que vas a hacer algo con tu vida, sea lo que sea, y si tienes la suerte de que es algo que te gusta, mejor que mejor.

    Personalizo, hombre, a ver cómo no! jaja. Realmente me ha sorprendido lo que me habéis comentando, nunca lo hubiera enfocado así. Evidentemente, un adolescente no debería nunca compararse conmigo pero tampoco con ningún otro adulto. Mi padre decía mucho esa horrorosa frase de "cuándo seas padres comerás huevos" y en cierto modo es así. Podría compararse conmigo alguien de mi edad que hubiera tenido una experiencia más o menos similar, pero no una adolescente. Yo no he llegado hasta aquí fácilmente, me lo he currado como todo el mundo (salvo el que le haya tocado la lotería, supongo!). En cualquier caso, aunque como dices a una adolescente se le presentara la oportunidad, no me parece que nuestro ejemplo sea pernicioso, para nada. Más bien al contrario!.

    Adolescentes, efectivamente, los hay de todas las clases. Igual que adultos, que no los vamos a echar de comer a parte. Pero estoy totalmente en contra de esa visión de la juventud que se tiene de que todos son unos jetas que no quieren hacer nada con sus vidas, no creo para nada que sea así.

    ¿Has pensado que sería un buen ejemplo para el caso que me exponía Mamá de Anabel?. Que ya me quedo con la duda.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 0:35
    Permalink

    Como fui criada con muchos principios bíblicos, mi papá me decía.. hijita, "la tontedad está atada al corazón del muchacho".. y pues como adolescente de 16.. no lo escuché… y como me arrepiento.. quisiera borrar de mi mente todos los golpes que viví, por creerme autosufiente entre mis 16 y mis 19.. Para la hija de quien te hizo la pregunta.. Después de un matrimonio a los 17 años, y un divorcio que duró más que el matrimonio.. Solo puedo decir que la biblia tenía razón.. La tontedad no dejó ver las cosas claras.. junto con el orgullo, la rebeldía, y el sentimiento de autosuficiencia que una tiene a esa edad. Y como dijo María, formar una familia, y especialmente tener hijos, es una responsabilidad ENORME…! Es un gran reto incluso para quienes pensabamos tener la edad,la madurez, y la experiencia suficiente, para entrar en la travesía de la maternidad..!! Querida.. sé que es díficil, pero trata de aprender de los errores de los demás.. simplificarías tu vida MUCHISISIMO…

    Cariños y buen finde a todas.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 0:40
    Permalink

    Quiteñabonita, muchas gracias por compartir tu experiencia, estoy muy de acuerdo contigo. Yo tuve una adolescencia muy rebelde, hice lo que me vino en gana… y no hice más porque no se me ocurrió!. Por eso, como dije en los primeros comentarios, yo priorizaría mantener una buena relación con ese hijo/a porque como se empeñe no va a haber nada que puedas hacer para impedírselo.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 1:02
    Permalink

    Yo con 16 años era una chiquilla muy madura, ya tenía claro que quería ser madre, salía con chicos mayores y estaba convencida que tenía la madurez para poder tener ya un bebé. Ahora tengo 33 años y sé que estaba a años luz de tenerla ! De mí habrías dicho “vaya, que chica tan madura, que claras tienes las cosas”. Cuando realmente no era consciente de la responsabilidad que supone criar a un bebé, simplemente la inmadurez e ingenuidad de la juventud (y como te decía, yo era mucho más responsable que la media) me hacían pensar que yo podía con eso.
    Crees que es contra corriente querer un bebé en vez de querer ir de botellón? No tanto. Veo a muchas adolescentes enamoraditas perdidas y sin protegerse porque “sería tan bonito”, ven los bebés muy ricos, la maternidad muy romántica y no tienen consciencia de lo que representa (pero ellas te afirman, convencidísimas, que sí la tienen). Ayer mismo, veía un reportaje de una chica de 16 años con una bebita de 2 (sin buscarla). Decía que muchas de sus amigas le envidiaban su situación y querían hacer lo mismo que ella. Ella, que maduró a marchas forzadas, decía que se bajaran de la burra y que si pudiera dar marcha atrás, le haría más caso a su madre. Como ves, coincide con lo que veo yo entre las adolescentes que conozco.
    Crees que una chica de 16 años puede tener la madurez necesaria para ser madre (podrías dar un voto de confianza). Yo no lo creo. Por muy madura que seas, eres una adolescente, y para tener un niño, hay que ser una mujer, no una niña. Me parece mucho más madura la que dice que va a esperar a crecer, a formarse como persona, a adquirir experiencia vital antes de buscar un bebé, porque piensa que todavía no está preparada, que la que te dice “claro que estoy preparada” estando todavía en plena edad del pavo.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 1:07
    Permalink

    Patricia, gracias por tu comentario, me ha encantado. Estoy muy de acuerdo contigo, que con 16 años incluso los chavales que son más maduros no están preparados para muchas responsabilidades de la vida, simplemente por edad. Al hablar de ese reportaje me has recordado a una entrada que escribí hace muchísimo tiempo, creo que al principio del blog, sobre madres que habían tenido niños en la adolescencia y con el tiempo habían descubierto hasta qué punto se habían equivocado en sus expectativas. Desde luego, estoy contigo en que la chica que, aún deseando todas esas cosas, decide esperar, es una chica que merece quitarse el sombrero. Pero yo quizá sí daría un voto de confianza a alguien que quisiera intentarlo, no lo sé, es una hipótesis, habría que ver todas las circunstancias, pero de primeras no descarto que una persona joven pueda ser responsable y, sobre todo, que pueda estar preparada para madurar conforme la vida y las responsabilidades se lo vayan exigiendo. Gracias de nuevo!.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 10:02
    Permalink

    Yo creo que en la vida hay tiempo para todo y que si uno corre mucho… se cansa antes.
    Es bueno saborear todas las etapas sin quemarlas.
    A pesar de que yo con 16 años era una chica formal y si me hubiese quedado embarazada (imposible) hubiese arreado con ello, no me parece que hubiera sido bueno. Como tampoco me parece que sea dejar los estudios. Y no solo por el titulo; para mi tener un cierto nivel cultural es también una forma de realizarse como persona y, aunque no garantice un buen trabajo, si que te abre mas posibilidades

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 13:12
    Permalink

    Por favor, que nadie piense que yo creo que ninguna de las mamás (o no mamás) o papás que leen estos blogs (o que no los leen) pero también viven y disfrutan de la maternidad/paternidad de forma consciente y responsable, son un mal ejemplo para nadie en absoluto. Considero que todos los que navegamos por aquí estamos comprometidos con nuestros hijos e hijas y queremos hacerlo lo mejor posible y por mi parte, ampliando mi visión con todas estas nuevas opiniones, que prometo que me están ayudando mucho. JAMÁS SERÉIS NINGUNA UN MAL EJEMPLO. Perdón por las mayúsculas, pero quiero que quede claro, ¿eh?.
    Un abrazo para todas vosotras, mis compañeras virtuales, en esta gran aventura que es criar y educar a nuestros hijos.
    Ana (Mamá de Anabel)

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 18:17
    Permalink

    Estoy contigo en que lo más preocupante en esa edad es que no está psicológicamente preparada para afrontar la maternidad. Los 16 años son una edad para disfrutar de otros aspectos de la vida, para ir, poco a poco, formandose como persona.

    Yo tampoco lo vivenciaría como un drama, pro me daría penilla que no pudiera disfrutar plenamente de la maternidad por que aun no fuera su momento.

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 23:11
    Permalink

    Imagino que dependerá de que 16 años se tengan. En general me preocuparía muchisímo que mi hija viniese con este planteamiento, pero visto lo visto si que hay cosas peores. Lo de ser madre me escandalizaría, dios mio, si yo con 14 jugaba a las muñecas, de verdad, pienso que cada cosa a su tiempo y 16 años no son para criar, educar y sacar adelante un hijo!

    Respuesta
  • el 02/04/2011 a las 23:12
    Permalink

    Por cierto mi enhorabuena por tu blog!

    Respuesta
  • el 03/04/2011 a las 9:18
    Permalink

    Laky, no sé, yo he conocido a muchas personas con estudios básicos que tenían un nivel cultural muy superior a otros que han estudiado una carrera. Creo que todo es una cuestión de interés y personalmente tengo muy poca confianza en las carreras universitarias. Pero sí, si abre algunas posibilidades más… al menos en teoría.

    Mamá de Anabel, gracias por la aclaración, aunque te confieso que no he terminado de entender tu planteamiento.

    Ana, ahí es a donde quería yo ir a parar. Totalmente de acuerdo.

    Elena, estoy contigo. Muchas gracias por tu comentario.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El RGPD me obliga a informarte de que al dejar un comentario en este post tus datos de carácter personal serán tratados conforme a la legislación vigente:

Responsable: Mamá (contra) corriente - Eva Gracia

Fin del tratamiento: Gestionar los comentarios y evitar el spam

Legitimación: Tu consentimiento (debes marcar la casilla que confirma que has leído y aceptas la política de privacidad)

Comunicación de los datos: No se comunicarán a terceros salvo obligación legal

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: hola @ mamacontracorriente.com